Eunuco


Eunuco

Eunuco

Un eunuco en una ilustración europea del siglo XVIII.

Un eunuco es un hombre castrado.

La privación de los genitales externos masculinos (emasculación o eviración) podía efectuarse de manera parcial o total. La manera parcial era la castración propiamente dicha, es decir la extirpación (por corte) o la inutilización (por golpes) de los testículos. Otra manera parcial era la extirpación por corte del pene. La manera total era cuando se mutilaba radicalmente, cortando pene y testículos.

Contenido

Aspectos bio-psico-socio-culturales

Históricamente, el convertido en eunuco, cambia así a una nueva condición de género social, quiere decir que la cultura en la que está inmerso el individuo -una vez producida la mutilación física de sus genitales externos- le asigna un trato diferenciado.

A pesar que una consecuencia es una "feminización" que de lo hormonal afecta la distribución lipídica corporal, biológicamente el macho humano castrado no se convierte en hembra en el sentido que no se produce cambio genético. En cambio, socioculturalmente, el eunuco no es ya hombre ni tampoco es mujer, se le considera así de un nuevo género. Y con ello usualmente se les encargan funciones especiales, en otras palabras, eran usados para la sodomía.

En la especie humana -como en todos los primates y mamíferos en general- la hembra (o mujer) tiene principalmente sus genitales ocultos y protegidos hacia el interior, mientras que en la disposición anatómica del macho (o varón) sus genitales principalmente están expuestos y desprotegidos hacia el exterior. Por ello en la historia de la humanidad -aunque en un porcentaje ínfimo- son numerosos los hombres que han perdido accidentalmente sus genitales. Posibilidad física real que si se concreta es muy probablemente la experiencia más traumática en la vida del hombre. El gran miedo a esta posibilidad ha sido motivo de importantes estudios, en especial psicoanalíticos desde Sigmund Freud.

Para Freud, el descubrimiento femenino y masculino del sexo opuesto, produce en las mujeres un sentimiento inicial de pérdida o carencia, y en los hombres un temor u horror a la pérdida. Es lo que Freud denomina Complejo de castración.

Enfermedades, accidentes o agresiones, para cualquier macho mamífero (como el hombre) mantienen la peligrosa posibilidad de una castración (que los convertiría en eunucos). Entre las enfermedades que constituyen una grave amenaza, se encuentran el cáncer a los testículos, el cáncer al pene, y algunas enfermedades venéreas entre otras.

Aspectos históricos

Eunuco en un harén, pintura de Jean-Léon Gérôme, siglo XIX

En la historia humana -aunque en otro porcentaje ínfimo- no dejan de ser numerosos los hombres que han perdido sus genitales en actos violentos como en la guerra por ejemplo.

En la Grecia antigua eran muy temidas las Amazonas, un pueblo de feroces guerreras con una sociedad matriarcal, que según algunas versiones de la leyenda mataban o mutilaban hombres cuando no los necesitaban para la reproducción.

Son famosas las costumbres institucionalizadas de convertir hombres en eunucos que en etapas de su historia se practicaban en los imperios babilonio, chino, bizantino, árabe y turco. En estos casos, los hombres socioeconómicamente acomodados del país, encomendaban a los eunucos especialmente el cuidado de las mujeres del harén. Algunos eunucos llegaron a ser importantes funcionarios y alcanzar una considerable influencia política, los más hábiles incluso se las ingeniaban para decidir - ilegalmente - políticas de Estado que afectaban las relaciones internacionales con los países vecinos. En estos países hubo eunucos que alcanzaron en lo social mucha fama, en lo económico muchas riquezas, y en lo político mucho poder (especialmente ejercido a través de intrigas), pero no popularidad por parte de las masas.

Durante la invasión a Persia, Alejandro Magno conoció a un eunuco que lo cautivó por su belleza, Bagoas.

En tiempos de guerras santas y cruzadas, en tiempos de grandes emperadores modernos en España y Turquía, tiempos de piratas cristianos y moros, eran frecuentes los casos en que las poblaciones derrotadas en combate eran diezmadas por los vencedores: violando y robándose a las mujeres, y castrando y esclavizando a los hombres.

Los eunucos en China

En China, los eunucos eran empleados en el Palacio Imperial (el lugar más importante del pueblo).

Al principio eran suficientes para cubrir la tradicional cuota de eunucos aquellos delincuentes o criminales que eran condenados a la pérdida de "sus partes", pero con el tiempo, al aumentar el tamaño del Estado chino y en consecuencia su burocracia imperial y sus diversificadas funciones, ya no se daban abasto.

Fue entonces que hubo de buscar y aceptar nuevos candidatos de diferente procedencia. Pese a ser servidores en distintos cargos, fueron aumentando su importancia y adquiriendo algunas ventajas (como holgura económica). Es así como en las aldeas muy pobres a veces algunos pocos se realizaban la automutilación con la esperanza de alcanzar una mejor posición social y económica. No eran extraños los casos en que el padre, la madre, los hermanos y las hermanas, acompañaban a un integrante de la familia a una cita con el barbero-cirujano. Éste, con técnicas rudimentarias basadas en la sabiduría de aquel entonces, procedía a la operación.

Según investigaciones y estudios realizados por europeos en los siglos XIX y XX, el barbero primero envolvía desde su base al pene y los testículos conjuntamente en una venda común que ajustaba fuertemente, lo que producía dolor y proporcionaba la forma de una especie de embutido. A continuación iba retorciendo hacia un lado el paquete así formado, tomaba un cuchillo curvo y lo alzaba a distancia, calculando para un corte fuerte y veloz. Llegados a este punto el barbero preguntaba una vez más si estaban seguros de una decisión que sería irreversible, si el futuro eunuco era mayor de edad, él debía responder por sí mismo, y si era menor entonces la respuesta correspondía a la familia allí presente. Si la respuesta final era afirmativa, entonces con un solo movimiento cercenaba los genitales. Luego junto con el inmenso dolor se producía una abundante hemorragia. El barbero aplicaba baños de sales y aceites para detenerla y luego aplicaba una pequeña cuña de metal, generalmente estaño, en el orificio uretral. Entonces venía lo más difícil, el nuevo eunuco debía estar andando despacio sin mayor descanso, y no consumir nada de líquidos por unos días.

Al cabo del tiempo, se le retiraba el tabique de metal antes colocado en el orificio uretral, si conseguía orinar, entonces la operación había sido un éxito y ya podía empezar a gestionar un empleo para servir en la Corte del Emperador. En caso contrario, una atroz agonía esperaba al nuevo eunuco antes de su lenta muerte.

Los despojos genitales a veces eran reclamados por quien fuera su propietario, y entonces el barbero se los entregaba. Pero con frecuencia dichos despojos no eran reclamados y en ese caso el barbero los guardaba anotando cuidadosamente la fecha y a quien pertenecían. Esta conducta se debía a que si el eunuco era aceptado en el Palacio Imperial, y una vez allí conseguía hacer carrera, descubriría que para cada ascenso (y con ello más dinero) la tradición obligaba como requisito enseñar en un rito los restos de lo que fueron sus genitales. Entonces el eunuco volvía presuroso a intentar recuperar lo que en mala hora dejó abandonado, para lo cual el barbero lo esperaba dispuesto a entregarle lo suyo, previo cobro de una importante cantidad adicional de dinero. Los eunucos alcanzaron su máximo apogeo en la edad media, especialmente durante la dinastía Ming.

Los eunucos en otros pueblos

En muchos otros pueblos también existía la costumbre de convertir hombres en eunucos. Aún hoy existen en la India (conocidos como hijras), y hasta hace poco los había en Rusia (incluso sobrevivieron hasta mediados del régimen soviético); también los hubo en el barroco europeo utilizados para el canto y llamados castrati (en italiano, literalmente, "castrados"). En Yibuti, cuando un hombre quería solicitarle a una mujer que contrajeran enlace matrimonial, para ser aceptado debía demostrar primero su valor llevándole como obsequio y entregándole como regalo, envuelto, los genitales de otro hombre a quien previamente debía haber mutilado. Sin dicho, obsequio no era aceptado, y las costumbres sociales incluían la burla por parte de la mujer pretendida con frases que ponían en duda la masculinidad del pretendiente por no ser capaz de cumplir valientemente con la tradición. Entre las formas de procurase tan macabro botín estaban, por ejemplo, la guerra colectiva o el asalto individual a extranjeros o ancianos. Desde hace varias décadas, la prédica de los misioneros religiosos poco a poco hizo desaparecer esta costumbre; sin embargo, las más ancianas aún conservan orgullosas como valioso recuerdo su tradicional regalo pre-nupcial.

Eunucos famosos en la historia

Eunucos de ficción

  • El protagonista principal en la película El Imperio de los sentidos (un clásico del cine de los años 70), termina como un casi voluntario eunuco póstumo (aunque el autor afirma que el filme se basa en hechos reales acontecidos en el Japón de los años 30).
  • El protagonista principal de la película Hard Candy se va convirtiendo de potencial victimario en segura víctima, siendo torturado hasta el extremo.
  • Personaje principal de la novela El misterio del eunuco, escrita por Jose Luis Velasco.
  • Lord Varys la araña, en la saga de fantasía Canción de hielo y fuego, escrita por George R. R. Martin.
  • Bob, personaje secundario de la película El club de la lucha, que sufrió cáncer de testículo.
  • Taita, esclavo posteriormente convertido en mago de la saga egipcia de Wilbur Smith.

Enlaces externos

Wikcionario

Obtenido de "Eunuco"

Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos:

Mira otros diccionarios:

  • eunuco — m. sex. Hombre castrado y privado de órganos genitales externos. Se trata de sujetos de elevada estatura con ausencia de desarrollo de caracteres sexuales secundarios, con morfología y psiquismo infantiles. Medical Dictionary. 2011. eunuco …   Diccionario médico

  • eunuco — s.m. [dal lat. eunuchus, gr. eynoûkhos, comp. di eynḗ letto e ékhō avere, tenere , propr. custode del letto ] (pl. chi ). 1. [uomo privo delle facoltà virili] ▶◀ castrato, evirato. 2. (stor.) [in Oriente, servo evirato preposto alla custodia… …   Enciclopedia Italiana

  • eunuco — s. m. 1. Guardião (castrado) de um harém. 2.  [História] Ministro, valido (em certos países asiáticos). 3.  [Figurado] Homem impotente para o coito. • adj. 4.  [Botânica] Diz se da flor que não tem parte alguma sexual. 5.  [Figurado] Estéril;… …   Dicionário da Língua Portuguesa

  • eunuco — sustantivo masculino 1. Uso/registro: restringido. Hombre castrado, especialmente los que guardaban a las mujeres en los harenes de Oriente. 2. Uso/registro: elevado. Pragmática: insulto. Hombre cuyo comportamiento no coincide con la imagen… …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • eunuco — (Del lat. eunūchus, y este del gr. εὐνοῦχος). 1. m. Hombre castrado. 2. Hombre poco viril, afeminado. 3. Hombre castrado que se destinaba en los serrallos a la custodia de las mujeres. 4. En la historia antigua y oriental, ministro o empleado… …   Diccionario de la lengua española

  • Eunuco — (Del lat. eunuchus < gr. eunoukhos < eune, cama + eko, tener, guardar.) ► sustantivo masculino 1 HISTORIA Hombre castrado que custodiaba las mujeres en los harenes. 2 coloquial Hombre pusilánime, de poco carácter. * * * eunuco (del lat.… …   Enciclopedia Universal

  • eunuco — {{#}}{{LM E16780}}{{〓}} {{SynE17217}} {{[}}eunuco{{]}} ‹eu·nu·co› {{《}}▍ s.m.{{》}} Hombre al que le han extirpado los órganos genitales: • Los harenes eran vigilados por eunucos.{{○}} {{★}}{{\}}ETIMOLOGÍA:{{/}} Del latín eunuchus, este del griego …   Diccionario de uso del español actual con sinónimos y antónimos

  • eunuco — eu·nù·co s.m., agg. 1a. s.m. TS med. uomo che non ha i genitali o li ha atrofizzati per difetto congenito o in seguito a evirazione; anche agg. 1b. s.m. CO fig., chi non ha energia o volontà, smidollato Sinonimi: debole, imbelle, smidollato.… …   Dizionario italiano

  • eunuco — {{hw}}{{eunuco}}{{/hw}}s. m.  (pl. chi ) 1 (med.) Uomo privo delle facoltà virili, per difetto organico o per evirazione. 2 Guardiano evirato degli harem. 3 (fig.) Persona incapace, inetta …   Enciclopedia di italiano

  • eunuco — pl.m. eunuchi …   Dizionario dei sinonimi e contrari


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.