Barbastro


Barbastro

Barbastro

Barbastro
Escudo de Barbastro
Escudo
Barbastro mapa.png
País Flag of Spain.svg España
• Com. Autónoma Flag of Aragon.svg Aragón
• Provincia Flag of Huesca (province).svg Huesca
• Comarca Somontano de Barbastro
• Partido judicial Barbastro
Ubicación 42°2′N 0°7′E / 42.033, 0.11742°2′N 0°7′E / 42.033, 0.117
• Altitud 341 msnm
• Distancia 50 km a Huesca
Superficie 107,60 km²
Núcleos de
población
Barbastro (cap.), Burceat, Cregenzán y Urbanización El Ariño
Población 16.486 hab. (INE 2008)
• Densidad 153,22 hab./km²
Gentilicio Barbastrense
Barbastrino, na
Código postal 22300
Alcalde (2007) Antonio José Cosculluela Bergua (PSOE)
Sitio web www.barbastro.org

Barbastro (en aragonés Balbastro)[1] es una localidad en la provincia de Huesca (España), capital de la comarca del Somontano de Barbastro. La ciudad (originalmente es posible que se llamara Bergidum o Bergiduna) se encuentra en la unión de los ríos Cinca y Vero.

Contenido

Geografía

Entre las primeras estribaciones de los Pirineos y las llanuras de los Monegros se extiende la comarca del Somontano, cuya capital es Barbastro. A estas vías se une una buena red de carreteras comarcales y locales, como el eje que siguen el cauce del río Vero para penetrar en el Parque Cultural del Río Vero al que da nombre y al Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

Barbastro posee una altitud de 341 metros sobre el nivel del mar. Está enclavada en una zona prepirenaica y su clima es mediterráneo continental con una temperatura media de 13,8°C y une mediante las numerosas acequias que derivan del río Vero, que atraviesa la población y se encuentra canalizado en la zona urbana a lo largo de más de un kilómetro.

Como principales cultivos destacan el olivo, el almendro, los cereales y la vid, que produce un vino bajo la Denominación de Origen Somontano.

Es una de las ciudades con más empresas industriales de la comarca.

Historia

En la época romana formaba parte de la Hispania Citerior, más tarde llamada Hispania Tarraconensis.

La ciudad fue tomada por los árabes bajo el liderazgo de Muza (711), quienes le dieron el nombre Barbaschter, que deriva del nombre de Barbastrum, de acuerdo a la opinión comúnmente aceptada. Los sarracenos la mantuvieron en su poder hasta el año 1063 en que fue tomada por Sancho Ramírez. Ramiro I de Aragón ya había intentado repetidas veces apoderarse de Barbastro y Graus, lugares estratégicos que formaban una cuña entre sus territorios. Barbastro era la capital del distrito nororiental de la Taifa de Zaragoza y esta localidad acogía un importante mercado.

En 1063 Ramiro I sitió Graus, pero Al-Muqtadir en persona, al frente de un ejército que incluía un contingente de tropas castellanas al mando de Sancho II de Castilla, hermano de Alfonso VI de Castilla, que contaba entre sus huestes con un joven castellano llamado Rodrigo Díaz de Vivar, consiguió rechazar a los aragoneses, que perdieron en esta batalla a su rey Ramiro I. Poco duraría el éxito, pues el sucesor en el trono de Aragón, Sancho Ramírez, con la ayuda de tropas de condados francos ultrapirenaicos, tomó Barbastro en 1064 en lo que se considera la primera llamada a la cruzada conocida. A ese hecho histórico se refiere el cantar de gesta francés del ciclo carolingio Le siège de Barbastre del que se conserva un ejemplar manuscrito de principios del siglo XIII en la Biblioteca Nacional de París.

En 1065 Al-Muqtadir reaccionó solicitando la ayuda de todo Al-Ándalus, y llamando a la yihad volvió a recuperar Barbastro. Este triunfo le permitió tomar a Al-Muqtadir el sobrenombre honorífico de "Billah" ("el poderoso gracias a Alá"), y Barbastro siguió en manos de la Taifa de Zaragoza hasta que Armengol IV, conde de Urgel, la volviera a conquistar, ya bajo el reinado de Al-Musta'in II. Tras una tercera conquista árabe fue recuperada definitivamente en 1101 por el rey Pedro I de Aragón que, con el permiso del Papa, la convirtió en sede episcopal, trasladando la sede desde Roda de Isábena. El primer obispo, Poncio, fue a Roma para obtener el permiso del Papa para hacer el traslado.

Muchos concilios provinciales y diocesanos se han realizado en la ciudad desde entonces: las Cortes Generales se han reunido allí ocasionalmente y durante una de las sesiones en 1134 el rey Ramiro II de Aragón, el Monje, abdicó.

En el año 1137 se produjo en la ciudad uno de los acontecimientos históricos más relevantes: en el barrio del Entremuro, se firmaron los esponsales entre el conde de Barcelona, Ramón Berenguer IV y Petronila, hija de Ramiro II el Monje. Este hecho dio lugar al nacimiento de la Corona de Aragón.

De su importancia en la época nos hablan las frecuentes visitas se Alfonso II, puesto que desde su reconquista se ganó el rango de ciudad infanzona con voto en Cortes, acogió las celebradas por Pedro II, en 1196.

Dos siglos más tarde, y a la muerte de Juan I, Barbastro sufrió el acoso del Conde de Foix. En este sitio de 1395, se escuchó el primer cañonazo de toda la península.

Nuevamente, en 1626, las Cortes Generales de Aragón, bajo el reinado de Felipe IV se trasladaron a la ciudad. Con este monarca, Barbastro fue retaguardia en la guerra de Cataluña, reiterando un protagonismo en la vida militar que se repetiría en la guerra de la Independencia, en el primer choque entre liberales y carlistas o en la Guerra Civil española. El escritor británico George Orwell, que estuvo restableciéndose en Barbastro de una herida de guerra, hace referencia en varias páginas de su libro "Homenaje a Cataluña", a la vida y al paisaje urbano de esta ciudad.

Del siglo XIX, con realizaciones importantes y caracterizado por un impulso urbano y comercial progresista, se pasa a un regresivo comienzo del siglo XX. Sólo a finales de los años 60, con las obras de la presa de El Grado y el Canal, un nuevo ritmo reactiva la economía. Con este impulso, el afán de industrialización de la década siguiente, con la creación de un Polígono Industrial, retoma el testigo de la agricultura y el comercio. También la construcción en los años setenta del cercano santuario de Torreciudad, ha contribuido a la notoriedad de esta ciudad.

Comercio

La actividad comercial en Barbastro ha sido siempre unos de los pilares económicos de la ciudad:

Las tiendas son muchas y en todas se encuentran objetos de uso del país y de lujo para las clases acomodadas que no tienen necesidad de acudir a otros puntos para llenar sus deseos de gusto y elegancia
Ignacio de Asso en su Historia de la economía Aragonesa, siglo XVIII

Durante la Guerra de los Pirineos, concretamente entre diciembre de 1794 y enero de 1795, en que el comercio no era floreciente, a la vez que las intensas relaciones comerciales con Francia estaban cortadas. A pesar de todo, los comerciantes de Barbastro mantenían su actividad comercial con la venta de géneros, no solo españoles sino ultramarinos, que llegaban de Inglaterra o de las colonias a los puertos catalanes o levantinos.

Las calles mas comerciales de Barbastro eran Mayor, Monzón, Mercado y Rioancho, destacando las dos últimas que con sus porches y enlosados facilitaban al público sus compras. Basándonos en los derechos reales que debían pagar los comerciantes por los géneros ultramarinos éstos se pueden clasificar en tres grandes grupos:

  • Alimenticios: Cacao, chocolate, azúcar, especias como la pimienta, el clavo, la canela Casia o la de Manila y el abadejo, que se almacenaba en un local habilitado en el Santo Hospital de San Julián y Santa Lucía.
  • Quincalla: Hebillas, cruces, corazones, medallas, agujas de coser o del pelo, alfileres, clavos para carro, cascabeles, cuerdas de monocordio, persianas, dedales de hierro y de latón o hilo de hierro, entre otras cosas.
  • Textiles:
- Tejidos de lana como los barraganes
- Telas impermeables, el anascoto
- Las sargas de Guadalajara
- El tripe, similar al terciopelo
- El cristal, tejido muy fino con algo de lustre
- Las sempiternas, tejido muy tupido
- La rasilla
- Las serafinas, similar a la bayeta con flores o dibujos
- Las estameñas
- El lila, telas de colores
- El burato, para alivio del luto en verano
De los géneros de algodón destacan:
- La indiana, que estaba estampada por una cara
- Los ruanes
- Las sargas
- El fustán, que tenía pelo por una cara
- La muselina de Flandes
- El true, lienzo fino
- El coton
- El terliz que era una tela fuerte.
Por lo que respecta a los tejidos finos:
- La escarlatina de seda, brocada en oro
- La estofa de seda
- La griseta que era un tejido de seda con flores
- El broquat o brocado de seda con dibujos de colores.
Había otra serie de tejidos variados:
- Los chamelotes que era un tejido impermeable de piel de camello
- Las platillas o lienzo barato
- El peñasco, tela muy duradera
- Los zaffres que eran de color azul
- El bocadillo, lienzo delgado muy barato
- Los chalones, mantos negros
- El clarín que era una tela fina de hilo para vueltas
- El cambray
- La holandesa
- monfortes, escadarzo, felipichi y otros.

Sitios de interés

Vista de Barbastro con la catedral
  • Catedral de Barbastro: Santa Maria de la Asunción: Dedicada a la Asunción, constituye el monumento más emblemático de la ciudad. Levantándose sobre la mezquita aljama, su construcción se inició en 1517, para concluirse dieciséis años después bajo dirección del arquitecto Juan de Segura. Se trata de un templo de inspiración gótica y desarrollo renacentista, con tres naves de igual altura, sin cúpula ni crucero. Las bóvedas de crucería se sostienen en seis columnas de unos quince metros de altura. El retablo mayor posee un espectacular basamento de alabastro, obra iniciada por Damián Forment y concluída a su muerte por su discípulo Juan de Liceyre.
  • Palacio Episcopal: A pocos metros, el Palacio Episcopal sigue la línea aragonesa de otros edificios de la ciudad. Su construcción data del siglo XVI, con una ampliación posterior en el siglo XVII. Su fachada se divide en tres franjas, con galería de arcos, remate con un gran alero y dos balcones mirador.
  • Palacio de los Argensola: Situado en la misma calle se trata de una casa solariega de los siglos XVI y XVII, y que destaca por su galería de arcos coronada por un gran alero volado de madera ricamente labrada. En el palacio original nacieron los célebres poetas Lupercio Leonardo de Argensola y Bartolomé Leonardo de Argensola, y el General Ricardos y Carrillo de Albornoz.
  • Palacio de Congresos: Situado en la Avenida de la Estación, el Palacio de Congresos es una nueva construcción con sala de exposiciones, teatro y que es posible que dentro de poco se habilite un cine. En el exterior del palacio de congresos, hay una pequeña plaza con algunos pequeños jardines. El Palacio de Congresos esta junto al rio y en ese mismo lugar se hizo, a la vez que este, una pasarela que comunica los dos lados del rio, el barrio Saint Gaudens y el Palacio.

Museos

  • Pozo de hielo de la Barbacana: Obra arquitectónica del siglo XVII construída con el fin de almacenar y conserver nieve y hielo para abastecer a la ciudad y la comarca en los meses de verano.
  • Museo diocesano: Dentro de la Catedral podemos visitar el Museo diocesano que reúne obras que proceden en su mayor parte de pueblos abandonados.
  • Museo de los mártires Claretianos: Museo religioso levantado en honor de 51 misioneros claretianos , mártires de la Guerra Civil española durante el mes de agosto de 1936.
  • Museo del vino: En la primera planta del antiguo hospital de San Julián en Barbastro, se encuentra ubicado el Museo del vino de estadenominación de origen, bajo el título genérico de "El Espacio del Vino del Somontano". Es un museo modernista, articulado en dos áreas, donde se explica de forma amena y científica el proceso de vinificación de la uva.

Servicios

La localidad cuenta con su propio centro de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) desde 1983.

Feria y fiestas

Historia

A la ciudad de Barbastro, a lo largo de su historia, se le han concedido varias ferias; por el estudio de un documento del año 1732 depositado en el Archivo Municipal de Barbastro sabemos que la ciudad celebraba la feria de San Marcos Evangelista, que había sido concedida por Privilegio del rey Alonso de Aragón y que duraba siete días antes de la festividad del santo y siete después.

Otra era la feria de San Bartolomé que comenzaba quince días antes de la celebración del santo y continuaba quince días después; esta feria fue concedida por un Privilegio Real de Pedro IV de Aragón, dado en Zaragoza el 24 de junio de 1361, ratificado por el Justicia Mayor del Reino de Aragón el 30 de agosto de 1555 y posteriormente, el 23 de enero de 1672.

El 3 de noviembre de 1371, en la Villa de Caspe, el rey Pedro IV otorgó un Privilegio a la ciudad de Barbastro para celebrar una feria que durase quince días y que comenzaba el día de Nuestra Señora de Agosto.

También concedió el rey Carlos II, en las Cortes Generales de Zaragoza de 1678, un Privilegio para celebrar feria-mercado el día 1º y 15 de cada mes, sin que se extendiese a otros. La feria de Santo Tomás Apóstol se venía celebrando desde tiempo inmemorial.

Pero la que más nos interesa es la de Nuestra Señora de la Candelaria, concedida por un Privilegio de la “Serenísima Señora Doña Germana de Fox”, esposa del rey Fernando el Católico, en las Cortes celebradas en la Villa de Monzón el 22 de septiembre de 1512. La feria comenzaba doce días antes de la festividad de Ntra. Sra. y continuaba por espacio de otros doce días, vendiéndose en ella hierro labrado y quincalla, ampliándose posteriormente a otros géneros.

La feria de la Candelera se ubicaba en el cuartón de “dentromuro”, en la plaza del Entremuro o de la Candelera y calles adyacentes. Cobró tal auge que en un momento determinado las autoridades municipales decidieron cambiar su localización, buscando un sitio más amplio, por lo que en el año 1813 se publicó un bando para que la feria se celebrase “debajo del Coso y Rioancho y los cerdos se pusiesen en la Plaza Rastro”, mandándose iluminar las ventanas de las casas para el paso de la retreta que se celebraba el último día.

Pero no solo fue especial la Feria de la Candelera del año 1813 por su nueva ubicación sino porque además coincidió con el acto oficial de la jura de la Constitución política de la Monarquía Española que había sido proclamada en Cádiz el 19 de marzo de 1812, pero al estar Barbastro ocupado por los franceses, el juramento no pudo efectuarse hasta 1813. La vigencia de esta constitución fue breve, ya que a finales de mayo del año siguiente y por orden expresa del rey Fernando VII se quemó el único cuadernillo que de ella había en la ciudad, en un acto público celebrado en la Plaza del Mercado, tal como describe el Libro Gestis de la Ciudad:

Aquí no se había hecho sino publicar la constitución en la forma y modo que queda dicho, ni había mas monumento que el exemplar de la misma depositado en las casas Consistoriales de las que fue extraído y conducido al Mercado donde fue entregado â las llamas por el Corredor de la Ciudad, y se reduxo â cenizas entre las execraciones del Pueblo que al mismo tiempo aclamaba â su Soberano”.
Libro Gestis de la Ciudad

La feria de la Candelera ha sido la única que ha conservado su carácter mercantil, ya que la feria de septiembre, que eran fundamentalmente de ganado, se ha convertido en las fiestas patronales, perdiendo totalmente su carácter comercial.

Gigantes y cabezudos de Barbastro

La noticia más antigua recogida sobre gigantes en Barbastro data del año 1757 en que se celebro la festividad de San Ramón con tres días de fiesta y el día del santo hubo un acto religioso en la Catedral al que acudió en pleno el Ayuntamiento con clarines, timbales; los oficios con sus banderas y los gigantes.

La siguiente noticia es del 11 de noviembre de 1759, en que se celebró la proclamación de Carlos III. Sería precisamente este rey el quien por una Real Cédula de 1780 prohibió el que participasen en las procesiones gigantes, gigantillos, tarascas o danzantes «por mor de la decencia».

Los cabezudos son nombrados por primera vez en la coronación de Carlos IV, con tal motivo se decretaron como festivos los días 13, 14 y 15 de septiembre de 1789. Para estos tres días de fiesta se contrataron a los músicos de Tamarite y a los de la Catedral, incluso se acuñó moneda de plata con las armas de la ciudad en el anverso y las del reino en el reverso, que se arrojaron en los tres desfiles que se celebraron en los que participaron tres carros triunfales.

A comienzos del siglo XIX y en plena ocupación francesa de Barbastro, con motivo de la toma de Tortosa en 1811, el Corregidor Pedro Guerrier celebró el acontecimiento con tres días de fiesta (8, 9 y 10 de enero). Por la ciudad desfiló una comitiva con un carro triunfal, pirámides y la comparsa de gigantes y cabezudos.

Por supuesto, de estas comparsas iniciales no han quedado datos de su aspecto ni de su composición y la primera imagen de la que tenemos constancia es de la comparsa fotografiada por Manuel Gallifa, en una fecha indeterminada entre finales del siglo XIX y principios del XX, en donde se ve a la comparsa en las proximidades de la Estación del Ferrocarril y que está compuesta por una serie de cabezudos vestidos con frac, un par de cabezudos grandes (una Forana y un boticario), varios gigantillos y dos gigantes que representan al rey ya una dama tocada con mantilla y con abanico en la mano.

Era costumbre que la ciudad alquilase dos cabezudos que representaban a dos baturros que venían en tren a pasar las fiestas a la ciudad, por lo que la comparsa de Barbastro acudía a la estación de ferrocarril a recibirlos y todos juntos regresaban al centro. De esta comparsa sólo se han conservado los gigantes que podemos contemplar hoy en día como el rey y la reina.

En el año 1954, se realiza la compra de dos nuevos gigantes, los Reyes Católicos. La presentación de estos nuevos gigantes se efectuó en las fiestas de septiembre de ese mismo año, fiestas que tuvieron una especial relevancia ya que visitó la ciudad el tren del Centenario, reconstrucción, del que hizo el primer trayecto a Mataró y que fue recibido el día 5 de septiembre, entre otros, por la comparsa de gigantes y cabezudos, acompañada de la banda del Frente de Juventudes. Esta comparsa quedó inmortalizada junto a la puerta de la Catedral en una foto en la que se ve en primer término una colección de 21 cabezudos entre los que se puede apreciar la representación característica de los continentes con el Chino, el Indio o los negros, varios personajes de cuentos, «el Gordo y el Flaco», payasos o personajes de cómic como Popeye, y el famoso, limpiabotas «el Chato», cabezudo que acabó sus días bajo una gotera en el almacén de San Julián en donde estaban almacenados.

A parte de los cabezudos tradicionales salen "Los Ferranqueros" propiedad de la peña Ferranca. Hay cinco damas ferranqueras, las segundas más importantes tras las damas de los barrios.

Fiestas locales

  • Fiestas de septiembre: Fiestas mayores en Honor a la Natividad de Nuestra Señora, del 4 al 8 de septiembre. Se realizan pasacalles, Coso Blanco, Corrida de Toros, Conciertos...
  • Fiestas de San Ramón: 21 de junio. Fiesta menor y popular en torno al fuego. Se realizan hogueras la víspera en todos los barrios.
  • Semana Santa: Declarada de Interés Turístico en (Aragón). Se compone de 8 cofradias: Descendimiento, La columna, Nazarenos, Dolorosa, Sepulcro, San José, Merced, Agonía. La Semana Santa empieza con el pregón un sábado por la tarde, en la plaza del Mercado, dónde se realiza la gran exaltación.
  • Fiesta del Crespillo: Según la tradición, el 25 de marzo, fiesta de la Encarnación, se elaboraba este postre en las casas para propiciar el preñado de las oliveras. Los crespillos son un postre típico del Somontano de Barbastro que se prepara a partir de una hoja de borraja rebozada en una masa compuesta fundamentalmente por huevo, harina y azúcar.
Esta tradición ha sido potenciada en los últimos años, convirtiéndose en fiesta gastronómica, llevándola a la calle en medio de un gran ambiente popular, amenizada con música, que favorece la degustación gratuita de este delicioso postre.
  • Romería al Santuario de Nuestra Señora del Pueyo: Romería popular al santuario que se realiza el primer lunes de Pascua. Misa y aperitivo para los asistentes.
  • Festival Vino del Somontano: Desde 1999 y durante la primera semana de agosto (de jueves a domingo), se celebra el 'Festival Vino del Somontano que cuenta con actuaciones de artistas de renombre nacional e internacional, así como una Muestra Gastronómica en la que la degustación de tapas elaboradas por los distintos establecimientos restauradores y hosteleros de la localidad se fusiona con los sublimes caldos de la Denominación de Origen Somontano.
  • Feria de la Candelera 2 de febrero. Desde 1512 se celebra la feria de la Candelera con numerosos puestos. Actualmente ocupan el paseo del Coso y las calle General Ricardos y Corona de Aragón. Además se regalan candelas y caretas.

Prensa

  • En Barbastro se edita El Cruzado Aragonés desde 1903. Es un semanario editado por el Obispado de Barbastro-Monzón y que llega a los domicilios de los ciudadanos suscritos los viernes por la noche.

Personajes ilustres

  • Bartolomé y Lupercio Argensola, historiadores y escritores, nacieron ambos en Barbastro. Bartolomé es autor de Historia de las Molucas, Continuación de los Anales de Aragón y Regla de perfección; y Lupercio escribió Isabel, Jebe y Alejandro, y algunos poemas que publicó junto con otros de su hermano Bartolomé.
  • San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador de la Prelatura del Opus Dei, nació en Barbastro, el 9 de enero de 1902, y recibió el título de Hijo ilustre de la Ciudad de Barbastro, el 4 de abril de 1946.
  • Beatos Ceferino Giménez Malla y los Mártires Españoles de Barbastro, de la Guerra Civil Española en 1936. El primero de ellos murió en las tapias del cementerio de Barbastro, en la madrugada del 8 de agosto de 1936.
  • General Antonio Ricardos y Carrillo de Albornoz, militar español del siglo XVIII, nació en la misma casa que los Argensola.

Ciudades hermanadas

Véase también

Referencias

Enlaces externos

Obtenido de "Barbastro"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Barbastro — Les rives du Cinca …   Wikipédia en Français

  • Barbastro — (Latin Barbastrum or Civitas Barbastrensis , Arabic Barbastra ) is a Spanish city in the Somontano county of Huesca in Aragon. The city (also known originally as Barbastra or Bergiduna) is at the junction of the rivers Cinca and Vero. History… …   Wikipedia

  • BARBASTRO — BARBASTRO, city in northern Aragon, Spain. Ramón Berenguer IV, count of Barcelona, conferred an estate upon a Jew named Zecri of Barbastro in 1144 as a reward for his services. In 1179 the bishop of Huesca granted Benjamin Abenbitals and Joseph b …   Encyclopedia of Judaism

  • Barbastro — • Suffragan diocese of the Spanish province of Huesca Catholic Encyclopedia. Kevin Knight. 2006. Barbastro     Barbastro     † …   Catholic encyclopedia

  • Barbastro — (en latín Barbastrum o Civitas Barbastrensis) es una localidad en la provincia de Huesca (España), capital de la comarca del Somontano de Barbastro. La ciudad (originalmente es posible que se llamara Bergidum o Bergiduna) se encuentra en la unión …   Enciclopedia Universal

  • Barbastro — Barbastro, Stadt am Zusammenfluß des Vero u. Cinca in der spanischen Provinz Huesca (Aragonien), Bischofssitz, Gerbereien; 7000 Ew …   Pierer's Universal-Lexikon

  • Barbastro — Barbastro, Bezirkshauptstadt in der span. Provinz Huesca, rechts am Vero (Nebenfluß des Cinca) und an einem Zweig der Eisenbahn Barcelona Saragossa gelegen, mit alter Kathedrale, Tuch und Tonwarenfabrikation und (1900) 7033 Einw …   Meyers Großes Konversations-Lexikon

  • Barbastro — Barbastro, Stadt in der span. Prov. Huesca (Aragonien), am Vero, (1897) 7194 E …   Kleines Konversations-Lexikon

  • Barbastro — Barbastro, Stadt in Aragonien, Provinz Huesca, 6000 E., Bischofssitz, im Karlistenkriege oft genannt …   Herders Conversations-Lexikon

  • Barbastro — Gemeinde Barbastro Wappen Karte von Spanien …   Deutsch Wikipedia


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.