Semana


Semana
Para otros usos, ver Semana (desambiguación).

La semana es un período de tiempo de siete días consecutivos. Sus siete días son:

  1. lunes
  2. martes
  3. miércoles
  4. jueves
  5. viernes
  6. sábado
  7. domingo

La convención internacional que indica el orden de los días de la semana es la norma ISO 8601 (de 1998 y 2004).[1]

Contenido

Historia de la semana

Hipótesis del origen de la semana de siete días

En las primeras épocas de la humanidad, cuando los seres humanos descubrieron el ciclo solar de los años (la regularidad de la aparición del verano y el invierno), se dieron cuenta de que se podía medir la edad de una persona por la cantidad de fiestas del paso (más tarde llamadas pascua) del invierno a la primavera (el derretimiento del hielo) que había vivido. Cuando se conoció más el ciclo anual, se pudo dividir en 4 estaciones trimestrales (más o menos convencionales, ya que las estaciones nunca duraban la misma cantidad de tiempo ni eran exactamente iguales).

En algún momento —antes o después del descubrimiento anterior— se descubrió la utilización del ciclo de las fases lunares: el mes de 28 días, que es el tiempo que la Luna emplea en girar alrededor de nuestro planeta. La Luna pasa por cuatro momentos fáciles de discriminar:

  • luna llena (completamente iluminada).
  • luna menguante (iluminada solo en su mitad).
  • luna nueva (oscurecida).
  • luna creciente (iluminada en su otra mitad).

Cada fase de la luna dura una semana de siete días.

Hipótesis del origen de los nombres de los días de la semana

El origen de estos nombres está en la observación del cielo por los antiguos astrónomos. Durante el año, la inmensa mayoría de los astros visibles no cambiaban de posición unos con respecto a otros. Sin embargo, aquellos astrónomos observaron a simple vista siete cuerpos celestes que sí variaban de posición. Los dos más evidentes: el Sol y la Luna, y los cinco planetas —que los pueblos antiguos consideraban estrellas móviles— que pueden verse a simple vista: Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno.

Esos nombres se usaron en la India desde antes de la era común: el domingo (suria vara o ‘día de Suria’, el dios del Sol) aparece en el Pañcha-tantra (siglo III a. C.).

El número 7

Los distintos autores tienen opiniones encontradas con respecto a la historia de la cantidad de días de la semana. Frecuentemente presentan sus especulaciones como si fueran datos incuestionables.

Existen registros escritos, en Babilonia (siglo X a. C.),[cita requerida] Persia,[cita requerida] India (siglo V a. C.)[2] y Roma (siglo II a. C.) [cita requerida] y algunos otros sitios que demuestran que esta idea del número 7 no se originaron en Israel. Los judíos deben haber recibido el concepto de semana (y los nombres de los dioses relacionados con cada día de la semana) de la astronomía mesopotámica mientras estuvieron exiliados en Babilonia.

En la Biblia

Las primeras páginas de la Biblia cuentan que el dios Yahvé creó el mundo en seis días y descansó el séptimo (llamado en hebreo shábat).

Los días de la semana en Europa

En Europa los días se nombraron tal y como se nombraban en Roma ya que allí existía una tradición desde la época precristiana, además empezaron a surgir calendarios anuales solares y lunisolares como el calendario griego y romano, así el calendario romano (de Numa Pompilio), el calendario juliano y hasta el actual calendario gregoriano. Los días de la semana fueron nombrados en esta parte del mundo sobre la base de los planetas que representaban dioses griegos y o sus correpondientes romanos, en otras partes de Europa también sus días eran dedicados a ciertos dioses —por ejemplo, los dioses anglosajones correpondientes a los planetas—.

Actualmente, en la mayoría de los países de Europa e Hispanoamérica, la semana comienza el día lunes (primer día), y finaliza el domingo.

Nombre de los días de la semana

Los hebreos simplemente numeraban los días de la semana (1.º, 2.º, 3.º, etc.) contando desde el domingo, excepto el séptimo día que se llamaba shábat.

En árabe también se numeran los días excepto el séptimo (asSabt). El sexto día ahora se llama al-Jum'ah, el ‘día de la reunión (jum’), cuando los musulmanes oran en la mezquita (jâmi’).

En griego moderno, los días también se numeran, e igualmente el séptimo es el sávato. El primer día de la semana (domingo, de Dóminus, ‘Señor’ en latín) es el kyriakí, el ‘día del Señor (kýrios)’. El sexto día (viernes) se llama en griego paraskeví (la ‘preparación’). Éste en realidad es un término hebreo, ya que se hace una preparación para el shábbat.

En portugués, todos los días de la semana se numeran:

  1. domingo (‘domingo’), que alguna vez debe haberse llamado primera feira (‘primera feria’).
  2. segunda feira (‘segunda feria’, lunes),
  3. terça feira (‘tercera feria’, martes),
  4. quarta feira (‘cuarta feria’, miércoles),
  5. quinta feira (‘quinta feria’, jueves),
  6. sexta feira (‘sexta feria’, viernes),
  7. sábado.

Mientras que los lenguajes mediterráneos orientales reflejan variaciones de la numeración de los días de la semana, los lenguajes de Europa Occidental (excepto el portugués) reflejan nombres basados en los nombres de los planetas perceptibles a simple vista.

Estos siete cuerpos celestes dieron sus nombres a los días de la semana: lunes (Luna), martes (Marte), miércoles (Mercurio), jueves (Júpiter) y viernes (Venus). En español, sábado procede de la fiesta hebrea Shábbath y domingo de la palabra latina domínicus o sea ‘del dóminus’, ‘del Señor’, derivado a su vez de dominator ‘ el dominador’ (el dios Yahvé). No obstante, en algunos idiomas (como el inglés, por ejemplo) se mantienen los nombres originales de estos dos días: Saturday (‘día de Saturno’) y Sunday (‘día del Sol’), o han renominado al dios grecorromano con el nombre de su dios germánico más o menos correspondiente. Así el dios germánico de la guerra Tiu o Tyr es el nombre correcto (Tuesday) que substituye al marcial grecorromano Marte; Odín, el principal dios germánico (Woden > Wednesday) al secundario dios Mercurio; Thor, importante dios guerrero (Thursday) al importantísimo Júpiter; la diosa del amor Freyja o Frigga (Friday) a Venus. Los nombres latinos son meras transliteraciones de los nombres griegos, los cuales a su vez eran transliteraciones de los nombres babilónicos, los cuales remontan a los sumerios.[cita requerida] Los egipcios en cambio tenían nombres diferentes. Sin embargo hubo algún tipo de interpretación. por ejemplo Nergal era el dios de la guerra pero también de la pestilencia y especialmente del infierno. De esta manera se superponía con el griego Hades. Mientras Cronos era padre de Zeus, Ninurta era hijo de Enlil.[cita requerida]

Español Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado
albanés e diel ('del sol') e hënë ('de la luna') e martë e mërkurë e enjte e premte e shtunë ('de Saturno').
alemán Sonntag Montag Dienstag Mittwoch Donnerstag Freitag Samstag
asturiano, leonés domingu llunes martes miércoles xueves vienres sábadu
catalán-valenciano diumenge dilluns dimarts dimecres dijous divendres dissabte
estonio Esmaspäev
(‘primera día’)
Teisipäev
(‘segunda día’)
Kolmapäev
(‘tercera día’)
Neljapäev
(‘cuarta día’)
Reede
(‘Freyja’)
Laupäev
(‘sin explicación’)
Pühapäev
(‘día santa’).
euskera igande
(de igo ande, ‘primer día de la lunación’)
astelehen
(de aste lehen, ‘primer día semana/luna’)
Astearte
(de aste arte, ‘dia del medio de semana/luna’)
asteazken
(de aste azken, ‘último día de semana/luna’)
ostegun
(también Ortz, Urtz u Ostri, dios mitológico vasco del trueno y la tormenta) (de Ost Egun, ‘día de Ortzi’)
Ostiral Larunbat
(de Lauren bat, ‘cuarto de lunación’).
francés dimanche (de díes domínica,
‘día del Señor’)
lundi mardi mercredi jeudi vendredi samedi (de sabbat).
gallego domingo luns martes mércores xoves venres sábado
griego Κυριακή Δευτέρα Τρίτη Τετάρτη Πέμπτη Παρασκευή Σάββατο
húngaro vasárnap
(‘día del mercado’)
hétfö
kedd
(del hung. kettö=2)
szerda
(del eslavo ‘mitad’)
csütörtök
(del eslavo ‘cuarto día’)
péntek
(del eslavo ‘quinto día’)
szombat
inglés sunday
(de sun day, ‘día del Sol’)
monday
(de moon day, ‘día de la Luna’)
tuesday (Thius-tagf.) wednesday (Wotans-tagf.) thursday (Donars-tag o Thors-tagf.) friday (Frigga-tag o Freya-tagf.) saturday
(de Saturn day, ‘día de Saturno’).
italiano domenica lunedì martedì mercoledì giovedì venerdì sábato
japonés 日曜日nichiyôbi
(día del sol)
月曜日getsuyôbi
(día de la luna)
火曜日kayôbi
(día de marte 火星)
水曜日suiyôbi
(día de mercurio 水星)
木曜日mokuyôbi
(día de júpiter 木星)
金曜日kinyôbi
(día de venus 金星)
土曜日doyôbi
(día de saturno 土星).
latín dies solis
(‘día del Sol’ o Domínica)
dies lúnae
(‘día de la Luna’)
dies martis
(‘día de Marte’)
dies mercurii
(‘día de Mercurio’)
dies iovis
(día de Júpiter)
dies veneris
(día de Venus)
dies saturni
(día de Saturno o sábbata).
neerlandés zondag maandag dinsdag woensdag donderdag vrijdag zaterdag
polaco Niedziela
(‘no trabajar’)
Poniedziałek
(‘después del domingo’)
Wtorek
(‘segundo después del domingo’)
Środa
(‘mitad de la semana’)
Czwartek
(‘cuarto’)
Piątek
(‘quinto’)
Sobota
(‘sábat’).
portugués domingo segunda-feira terça-feira quarta-feira quinta-feira sexta-feira sábado
rumano duminică luni marţi miercuri joi vineri sâmbătă
turco pazar
(igual al persa basar)
pazartesi
(= pazar ertesi, ‘el día después de pazar’)
sali
(probabl. de la palabra árabe para martes)
çarşamba
(= persa para cuarto día de la semana)
perşembe
(= persa para quinto día de la semana)
cuma
(= árabe ‘día de la reunión en la mezquita’)
cumartesi
(= cuma ertesi, el ‘día después de shuma’).

f. substitución de dioses

Orden de los días de la semana

En su ensayo El tiempo (Nueva York, 1966, pág. 24), Samuel A. Goudsmit prueba que los egipcios dividían cada uno de los 12 meses de 30 días (de su año de 360 días) en tres semanas de 10 días. Lo mismo hacían los griegos de esa época. No se sabe en qué momento cambiaron ese calendario por la adoración de los planetas, pero debe haber sido antes del siglo IV a. C., ya que Heródoto, en La historia (2.82), escribió: «Estos son algunos de los hallazgos de los egipcios. Descubrieron que [...] cada día le pertenece a un dios».

Stephen Herbert Langdon, en La mitología de todas las razas, en el capítulo «Semítica» (Nueva York, 1964, pág. 154) prueba que los seguidores del culto de Sin (en Harrán), a quienes los escritores árabes y sirios conocían como arranianos o sabeanos les habían puesto los nombres de los planetas a sus días. Como los hebreos y otros pueblos, consideraban que el día dedicado a Saturno era el séptimo día, así que comenzaban la semana con un día dedicado al Sol. Para el resto de los días utilizaban el mismo orden que los egipcios.

Steven L. Renshaw, en El sistema solar y los nombres de los días, demuestra que esos mismos astros del sistema solar, y en la misma secuencia, se usaron para nombrar los días en la antigua India, Tíbet y Birmania. También sucede lo mismo con Japón, pero esa costumbre se ha podido rastrear solo hasta hace mil años.

Los soldados romanos estacionados en Egipto se acostumbraron a la semana pagana de siete días y la comenzaron a introducir en su país, reemplazando la semana oficial de ocho días. Octaviano (César Augusto) y los siguientes gobernantes romanos toleraron esta práctica, que se oficializó con el emperador Constantino I el Grande en 321 de nuestra era.

La teoría más conocida acerca del origen del orden de los planetas es la siguiente:

Si se disponen los planetas de acuerdo al conocimiento erróneo —desde una astronomía geocéntrica— que los antiguos tenían de sus respectivas distancias a la Tierra —en realidad de cuánto tiempo tardaban en dar un ciclo completo en relación al fondo de estrellas—, el orden (de lejano a cercano, o de más lento a más rápido) sería:

  • Saturno (Saturn),
  • Júpiter (Jupiter),
  • Marte (Mars),
  • Sol (Sun),
  • Venus (Venus),
  • Mercurio (Mercury), y
  • Luna (Moon).

Algunos pueblos mediterráneos pensaban que cada hora del día era regida por el Sol, la Luna o uno de los cinco planetas conocidos en aquel entonces (los cuales se creían que eran dioses, y que giraban eternamente alrededor de la Tierra). La secuencia en que ellos creían que se gobernaban correspondía al orden inverso de la distancia que ellos creían que esos astros distaban de la Tierra.

Según Michael Macrone, en su libro ¡Por Júpiter! (1992), en esa época los egipcios pensaban que el planeta más distante era Saturno. Por lo tanto creían que la primera hora era regida por Saturno, la segunda hora por Júpiter, y así por el estilo. También creían que después de que pasaban las primeras siete horas (regidas por los siete astros conocidos) la cuenta se repetía.

Según la Enciclopedia católica, en su artículo «Domingo», los antiguos egipcios creían que el planeta que regía la primera hora también regía el período completo de 24 horas, y daba su nombre a ese día.

Elias Joseph Bickerman, en su Cronología del mundo antiguo (Universidad Cornell, 1968) afirma que Celso había escrito que esta misma doctrina formaba parte de la cosmogonía persa.

Hace 600 años, Chaucer describió estas mismas creencias (que él creía de origen griego) en su Tratado acerca del astrolabio (en el capítulo «Special declaracioun of the houres of planetes» (‘declaración especial acerca de las horas de los planetas’). El texto de Chaucer es traducción de un manuscrito griego mucho más antiguo.

Según Vetio Valente, quien vivió en el siglo II d. C. y es la autoridad más conocida sobre astrología en el mundo antiguo, la primera hora del día comenzaba al atardecer, lo cual era tradicional entre griegos y babilonios. Dice también que las mitades diurnas y nocturnas del día eran presididas por los astros que corresponden a la primera hora de cada mitad. Esto se confirma por un grafiti pompeyano que nombra el 6 de febrero del 60 un domingo, cuando actualmente se diría que fue miércoles. Al parecer, la cuenta de los días de la semana nombrados tras la primera hora diurna constituía una semana alterna a la ordinaria, como se desprende de las cartas pascuales del obispo Atanasio, y en una tabla de fechas pascuales para los años 311-369 que sobrevive en una copia etíope.

Es muy probable que los antiguos sumerios utilizaran este sistema para generar el orden de los días de la semana; lo que no se sabe es por qué lo hicieron, o sea cuál era el mito que sostenía este ordenamiento.

Hora: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 Luminaria → nombre
Día 1 Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Saturno → Sábado
Día 2 Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Sol → Domingo
Día 3 Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Luna → Lunes
Día 4 Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Marte → Martes
Día 5 Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Mercurio → Miércoles
Día 6 Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Júpiter → Jueves
Día 7 Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Saturn Jupiter Mars Sun Venus Mercury Moon Venus → Viernes


Continuidad del ciclo de siete días

Se tiene constancia, en Occidente, del paso de la semana romana de ocho a siete días a comienzos del siglo III a. C., aunque no estuvo reflejado en ningún decreto ni orden gubernativa.

La revolución francesa organizó una «semana» de diez días, abolida por Napoleón. La revolución rusa cambió a una «semana» de cinco días, cuatro laborables y uno de descanso, que perduró hasta antes de 1940 (Daniel J. Boorstin, El tiempo).

Los importantes cambios y reformas de calendario casi nunca interrumpieron ese ciclo.

Es probable que el ciclo judío semanal provenga de Babilonia, o al menos desde los días de Moisés (1400 a. C., aproximadamente). Algunos autores proponen que los antiguos judíos usaban un calendario que ocasionalmente introducía un shabbath extra, pero esa hipótesis es difícil de probar.

Comienzo de la semana

El estándar ISO 8601 identifica al lunes como 1. En casi todos los países del mundo la semana empieza en lunes, mientras que en Portugal, Brasil y en algunos países anglosajones (como EE. UU. y Reino Unido), la semana empieza en el domingo.[cita requerida] De todas formas se identifica al sábado y al domingo como «fin de semana».

La Biblia judía establecía al domingo como el día siguiente al sabbath de descanso, o sea, como el primer día de la semana. En los países tradicionalmente cristianos se practica el descanso laboral en domingo, en los musulmanes el viernes y los judíos (y por lo tanto Israel) el sábado.

La semana en los calendarios revolucionarios

En algunos calendarios revolucionarios la duración de la semana cambia, y cambia también el nombre de la misma, ya que etimológicamente el término «semana» proviene de «siete» (septem en latín).

  • En el calendario republicano francés, el año se divide en 36 decadés (períodos de 10 días) y 5 o 6 días suplementarios. Incluso hoy en día, la palabra decade significa un período de 10 días, mientras que para referirse a una década de 10 años hay que emplear la palabra decennie (‘decenio’).
  • En el calendario revolucionario soviético, se sustituyó la semana de siete días por una de cinco con el fin de suprimir las connotaciones religiosas del «domingo» como ‘día del Señor’. Sin embargo esta iniciativa —que se introdujo gradualmente en 1929— solo duró dos años (hasta el 1 de septiembre de 1931). En los nueve años restantes en que se utilizó este calendario revolucionario se utilizó una semana de seis días con un día fijo de descanso, que caía el día 6, 12, 18 y 24 de cada mes. Se usaba el 1 de marzo en vez del 30 de febrero, y el último día de los meses con 31 días se consideraba un día laborable extra fuera del ciclo normal de seis días. El 26 de junio de 1940 se restauró la semana de siete días.

Equivalencias de otras unidades de tiempo en semanas

  • 7 días es una semana
  • Un mes son 4 semanas y 1/3
  • Un año son 52 semanas
  • Un siglo son 5.218 semanas
  • Un milenio son 52.177 semanas

Notas

  1. Según un artículo de la norma ISO, el primer día de la semana es el lunes (día 1) y el último el domingo (día 7). La semana empieza siempre, por tanto, en lunes.
  2. Según el Sanskrit-English Dictionary del sanscritólogo británico Monier Monier-Williams (1819-1899), no hay ninguna mención en los Vedás (siglo X a. C.). Las primeras menciones a la semana y a los días de la semana aparecen en el Majábharata, las Leyes de Manu y el Ramaiana (todos textos escritos posiblemente entre el siglo II a. C. y el III d. C.).

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos:

Mira otros diccionarios:

  • semana — (Del lat. septimāna). 1. f. Serie de siete días naturales consecutivos, del lunes al domingo. 2. Período de siete días consecutivos. 3. Salario ganado en una semana. 4. Período septenario de tiempo, sea de meses, años o siglos. Las semanas de… …   Diccionario de la lengua española

  • semana — sustantivo femenino 1. Área: religión Espacio de tiempo que dura siete días consecutivos, empezando por el lunes y terminando el domingo: semana corrida, semana grande o mayor. Semana Santa. Última semana de la Cuaresma, desde el domingo de Ramos …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • semana — s. f. 1. Série de sete dias consecutivos a partir do domingo. 2. Série de sete dias consecutivos. 3. dia de semana: dia não santificado. 5. semana solteira: a que não tem dia santo.   ‣ Etimologia: latim tardio septimana, ae …   Dicionário da Língua Portuguesa

  • Semăna — (Semanus sylva, a. Geogr.), Waldgebirge in Germanien, im Süden des Harzes, nach Einigen jetzt der Kyffhäuser, die Haynlaite u. die Wälder der Finne bis in die Gegend der Saale bei Naumburg; nach Anderen der Thüringer Wald …   Pierer's Universal-Lexikon

  • Semana — (Del lat. septimana.) ► sustantivo femenino 1 Serie de siete días naturales consecutivos, empezando por el domingo y acabando por el sábado: ■ me pasaré toda la semana fuera . 2 Serie de siete días consecutivos: ■ me voy el miércoles y vuelvo en… …   Enciclopedia Universal

  • semăna — SEMĂNÁ2, sémăn, vb. I. intranz. 1. A avea trăsături, calităţi, defecte comune cu altcineva sau cu altceva; a se asemui, a se asemăna. ♢ expr. A semăna cu cineva (sau cuiva) bucăţică ruptă (sau tăiată) ori a semăna ca două picături (de apă) = a… …   Dicționar Român

  • semana — s f 1 Conjunto de siete días consecutivos, medido ya sea de domingo a sábado, o de lunes a domingo 2 Cualquier conjunto de esos siete días: El miércoles hará una semana que vi a mi abuelo 3 Fin de semana Tiempo que abarca el sábado y domingo, en… …   Español en México

  • semana — {{#}}{{LM S35298}}{{〓}} {{SynS36184}} {{[}}semana{{]}} ‹se·ma·na› {{《}}▍ s.f.{{》}} {{<}}1{{>}} Período de tiempo de siete días consecutivos: • Una semana empieza en lunes y acaba en domingo.{{○}} {{<}}2{{>}} {{\}}LOCUCIONES:{{/}} ► {{{}}entre… …   Diccionario de uso del español actual con sinónimos y antónimos

  • Semana — Cette page d’homonymie répertorie les différents sujets et articles partageant un même nom. Semana est le terme espagnol désignant la semaine Semana peut également désigner : Semana, un magazine argentin Semana, un magazine hebdomadaire… …   Wikipédia en Français

  • semana — (f) (Básico) conjunto de siete días que incluye lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo Ejemplos: En algunos países el domingo es el primer día de la semana. Hace una semana comenzaron las clases en el colegio. Colocaciones:… …   Español Extremo Basic and Intermediate


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.