Francmasonería en México


Francmasonería en México

Francmasonería en México

La escuadra y el compás es el más conocido emblema masónico
Mandil masónico del grado 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de mediados del siglo XIX. Museo Recinto a Juárez de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Ciudad de México


Contenido

Historia

La masonería llega al México colonial en la segunda mitad del siglo XVIII de la mano de emigrantes franceses asentados en la capital, quienes serán acusados y condenados por la Inquisición local. De igual modo, aún sin sustento documental, es muy probable que existiesen logias itinerantes en el seno del ejército realista español destacado en la Nueva España. A su vez, es muy posible que en el movimiento criollo primero autonomista y posteriormente independentista, existieran masones, vinculados a la Orden a través de las ideas ilustradas de finales del siglo XVIII. Sin embargo, historiadores masones y no masones de la talla de León Zeldis Mendel y José Antonio Ferrer Benimeli, han apuntado reiteradamente que la masonería latinoamericana ha construido su propia mitología, alejándose de la cientificidad que tal empresa requiere.[1] La confusión entre Sociedades patrióticas latinoamericanas y logias masónicas es tentadora, ya que a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, la estructura operativa de ambas es muy parecida, tal como lo apunta la historiadora Virginia Guedea.[2]

José María Mateos, prominente político liberal, es quien afirma en el año de 1884, la pertenencia a la masonería de ilustres autonomistas e independentistas como Miguel Hidalgo, José María Morelos y Pavón e Ignacio Allende. Según Mateos, quienes pronto echarían a andar el movimiento que desembocaría en la independencia de México, fueron iniciados en la calle de Las Ratas Nº4 (hoy Bolívar Nº73), en la logia que allí funcionaba, "Arquitectura moral". Lo cierto es que nunca se ha podido probar documentalmente siquiera la existencia de dicha logia. De igual modo, no está probado que importantes líderes independentistas como el mencionado Miguel Hidalgo y José María Morelos fuesen masones. Por el contrario, sin ser definitivas, las débiles pruebas documentales existentes apuntan a que posiblemente el primer gobernante del México independiente, el emperador Agustín de Iturbide, así como el fraile dominico fray Servando Teresa de Mier sí fuesen masones. En los juicios que la Inquisición emprendió contra los autonomistas e independentistas, el cargo de pertenencia a la masonería era común, ya que garantizaba la imposibilidad de probar la inocencia del acusado, dado el carácter clandestino de la Orden. Así, los archivos de la Inquisición no hacen si no aumentar la incertidumbre sobre el tema.

A partir de la independencia en el año de 1821, buena parte de los gobernantes de México, hasta 1982, presumiblemente pertenecieron a la masonería. Apenas se produjo la independencia política, las pocas logias existentes salieron a la luz, multiplicándose rápidamente. Con la llegada oficial del agente y ministro plenipotenciario estadounidense Joel R. Poinsett, la naciente masonería mexicana se divide en dos corrientes políticas nunca definidas del todo. Poinsett promueve la creación de logias del Rito York, proclives a los intereses estadounidenses. Frente a la materialización de la doctrina intervencionista del Destino manifiesto estadounidense, se oponen los masones más conservadores, reunidos en la incipiente Logia Escocesa del entonces joven Rito Escocés Antiguo y Aceptado, encabezada por el médico barcelonés del último virrey, Manuel Codorniu Ferreras, a través de su periódico "El Sol". Así, alrededor de las logias yorkinas se reunirán los masones cercanos al liberalismo estadounidense, al tiempo que quienes posteriormente serán nombrados "conservadores", permanecerán cercanos a las logias escocesas herederas del liberalismo español. Al poco tiempo, los masones que no veían con total simpatía ninguna de las alternativas existentes, optaron por una tercera vía consistente en la fundación, en el año de 1825, de un rito de corte nacionalista que fue el Rito Nacional Mexicano, cuyos integrantes pretendían la creación de un modelo político y de gobierno propio de México.

Cabe advertir que esta definición político-ritualística ha sido muy poco estudiada. Las últimas investigaciones apuntan a una etiqueta político masónica ambigua, dado que la existencia formal de partidos políticos, así como la propia consolidación de las instituciones masónicas, no se materializarían en México si no hasta avanzado el siglo XIX.

Al llegar al país el emperador Maximiliano I de México en 1864, una comisión del Grado 33°, y miembros del Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado se entrevistaron con él, a fin de ofrecerle el título de Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo y Gran Maestro de la Orden. El monarca acogió benévolamente la comisión pero declinó los cargos, no obstante consintió en que se le proclamara Gran Patrono o Protector de la Orden, títulos que de ninguna manera implicaban pertenencia a la masonería. En cambio, nombró a dos caballeros de su corte, poseedores de toda su confianza, para que le representaran en los Altos Cuerpos. Estos caballeros fueron iniciados y elevados al Grado 33° con extrema rapidez por el Supremo Consejo.

Durante la ocupación militar francesa que sostuvo a Maximiliano I en el trono, arribaron a México diversas logias militares francesas dependientes del Gran Oriente de Francia, mismas que se disolvieron al tornar las tropas a su patria. Es muy probable que estas logias itinerantes trabajasen en el Rito Francés, pero dada su condición de tropas invasoras finalmente derrotadas, no dejaron huella ritualística alguna. En el museo masónico del Gran Oriente de Francia se conserva el estandarte de una de estas logias. El Emperador Maximiliano, junto con los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía fueron juzgados por el delito de Traición a la Patria y condenados a morir fusilados, sentencia que se cumplió el 19 de junio de 1867 sin que mediara orden en contra del presidente Benito Juárez, a pesar de las múltiples peticiones de clemencia emitidas por diversas personalidades políticas, intelectuales y artísticas, tanto de Europa como de América.

La pertenencia a la masonería de Maximiliano I nunca ha sido probada, aunque a partir de la hipótesis de su pertenencia a la Orden se desarrolla la curiosa leyenda de Justo Armas. Por el contrario, a pesar del talente profundamente liberal de los gobiernos de Maximiliano, tanto como virrey en el reino Lombardo-Véneto, o como emperador en México, los miembros de la familia Habsburgo en la línea sucesoria de la corona austriaca no podían ser masones de ninguna manera. Esto era así ya que la utilización del distintivo de "emperador" de la corona austriaca requería la expresa aprobación del Papa romano. Maximiliano sólo renunció a la línea sucesoria austriaca en el momento de aceptar la corona de México. Este hecho de capital importancia política, no niega que los emperadores austriacos de reconocida tradición liberal, no fuesen protectores discretos de la masonería, sin ser ellos mismos masones. Otro dato importante contradice su pertenencia a la Orden; cuando estuvo preso en la ciudad de Querétaro pendiente del juicio sumario, fue visitado por el general republicano de origen alemán, Carlos von Gagern, quien en repetidas ocasiones se identificó como masón según los usos y costumbres de la Orden. Von Gagern afirma que a pesar de ello, en ningún momento Maximiliano le dio indicios de pertenecer a la masonería.[3]


  • La Gran Dieta Simbólica

El único momento en que la masonería mexicana estuvo bajo una sola institución, fue entre 1890 y 1901, cuando el presidente de la República, Porfirio Díaz, logra unificar las distintas obediencias, en muchos casos por la fuerza. En 1878, el Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de México había desconocido a la Gran Logia Valle de México, ya que su flamante Gran Maestro era el poeta y político liberal Ignacio Manuel Altamirano, con quien Díaz tenía serias diferencias. Altamirano formó entonces el Supremo Gran Oriente de los Estados Unidos Mexicanos, separando los tres primeros grados simbólicos de los 30 grados siguientes. Obligado por la regularidad dictada por la Gran Logia Unida de Inglaterra, para 1883 el Supremo Consejo de México había reconocido ya entre sus propias filas la separación de los grados simbólicos de los filosóficos, creando la Gran Logia del Distrito Federal para los grados simbólicos, y encabezada por el propio Porfirio Díaz. De cualquier manera, con ello se preparaba el terreno para una futura fusión. Tras regresar Altamirano de la misión diplomática en Madrid en 1889, Díaz ve la necesidad de unificar y reconciliar el pensamiento liberal. Por indicaciones de Porfirio Díaz, se acuerda la fusión de los dos cuerpos más autorizados e importantes de la República Mexicana. Así, en 1890, es convocado por primera vez el que será el organismo que administre tanto los grados simbólicos como los superiores o filosóficos de todos los ritos, la Gran Dieta Simbólica, siendo proclamados Gran Maestro y Gran Secretario respectivamente, el mismo Porfirio Díaz y Emilio G. Cantón. De este modo, el jefe de Estado lograba por primera y única vez la unificación absoluta de la masonería mexicana bajo su mando. Dada la variedad rituálistica y política de la masonería mexicana de aquellos años, en los hechos, la administración única para toda la masonería mexicana sólo puede mantenerse por medio de la coacción del Estado. De este modo, para 1901 la Gran Dieta Simbólica se autodisuelve.[4]


Muchas logias, cuerpos y obediencias se crearon a lo largo del siglo XIX. De igual modo se introdujeron diversos ritos en la República Mexicana, como el del Temple, el de San Juan y el Reformado. No todos han sobrevivido hasta el día de hoy. Actualmente es abrumadoramente mayoritario el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, pero son también numerosos el Rito York y el Rito Nacional Mexicano. A principios del siglo XXI han encontrado cobijo otros ritos más comunes en otras latitudes.

Los principales ritos

  • El Rito Nacional Mexicano

Recién estrenada la independencia de México, la división entre los denominados yorkinos y escoceses, se trasladó a la política. Los enfrentamientos se hicieron cada vez más duros, llegando a sucederse varios levantamientos militares. En ese contexto, se constituye el Rito Nacional Mexicano bajo el Supremo Gran Oriente del Rito Nacional Mexicano el 22 de agosto del año de 1825, con la finalidad expresa de unificar a los masones mexicanos y evitar al mismo tiempo la intervención extranjera en la Orden y en la política mexicana; el 26 de marzo de 1826 se funda la Gran Logia Nacional Mexicana "La Luz" con la conformación de sus primeras cinco logias simbólicas. Sin embargo, los enfrentamientos no cesan, por lo que el presidente Nicolás Bravo, masón escocés, prohibe por un breve periodo las sociedad secretas, prohibición destinada a las logias yorkinas y del Rito Nacional Mexicano, todas ellas más liberales; pero debido a un rápido movimiento del Gran Maestro del Rito Yorkino Lorenzo de Zavala, las Logias Yorkinas "abaten columnas" (se disuelven) y denuncian a las escocesas, obligando de esta manera al gobierno a disolverlas; el Rito Nacional Mexicano escapa a esta persecución y sigue trabajando en secreto.

Sello del Rito Nacional Mexicano

Para 1865 el Rito Nacional Mexicano ha dejado de trabajar "A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo", y lo hace ya "Al triunfo de la verdad y el progreso del género humano". De igual modo, consta ya de los actuales nueve grados, incluyendo los tres primeros grados simbólicos.

Un miembro destacado de este rito fue Benito Juárez García, político liberal que llegaría a ser presidente de México por el largo periodo que va desde 1858 hasta su muerte en 1872. No está claro el origen de su iniciación; Martínez Zaldúa sostiene que fue iniciado en el Rito de York en la logia "Espejo de las Virtudes" entre 1833 y 1834, en la ciudad de Oaxaca. Por el contrario, Tenorio D'Alburquerque afirma que fue iniciado el 15 de enero de 1847 en la logia del Rito Nacional Mexicano "Independencia" Nº2, en la ciudad de México, días antes de partir a la ciudad de Oaxaca donde tomaría posesión de la gubernatura del Estado del mismo nombre. Lo cierto es que alcanzaría el más alto grado en el Rito Nacional Mexicano.[5]


El Rito Escocés Antiguo y Aceptado en sus tres primeros grados simbólicos, es introducido en el periodo colonial quizás por emigrantes franceses, por miembros de la corte virreinal y el ejército realista, o bien ambas cosas al mismo tiempo. De cualquier modo, no está claro si los emigrantes franceses trabajaban mayoritariamente en el Rito Francés, aunque su pertenencia a la corte virreinal apunta a que posiblemente lo hicieran en el antecedente directo de lo que es hoy el Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Lo que sí consta en los archivos de la Inquisición es que fueron detenidos en la fiesta de san Juan Bautista en 1791, y posteriormente condenados.

Cuando se declara la independencia el 21 de septiembre de 1821, salen a la luz prominentes masones peninsulares, como el propio virrey Juan O'Donojú y su médico Manuel Codorniu Ferreras. Ambos comparten las ideas liberales del levantamiento militar sevillano de 1820, liderado por Rafael Riego. De este modo, Codorniu será uno de los promotores de la aplicación al naciente Estado mexicano, de los principios de la Constitución de Cádiz de 1812, sugiriendo infructuosamente la separación de la educación de la Iglesia.

El Supremo Consejo del Grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de los Estados Unidos Mexicanos[1], el órgano que administra los grados superiores del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (del 4º al 33º), se crea en el año de 1859, con patente del Supremo Consejo para los Estados Unidos de Norteamérica, con sede en Charleston. Su primer Gran Comendador fue el ilustre político liberal poblano Ignacio Comonfort, quien para entonces acababa de dejar la presidencia de la República.

Dado que el Supremo Consejo del rito apoyó mayoritariamente al gobierno republicano de Benito Juárez frente a la intervención militar francesa (1862-1867) y la monarquía de Maximiliano I (1864-1867), el 20 de diciembre de 1865, Manuel R. de Cunha Reis, en la capital ocupada por tropas francesas, constituye por su cuenta un Supremo Consejo. Mediante decreto, declara a este Supremo Consejo autoridad única y soberana para toda la nación, sujetando a toda obediencia a su jurisdicción. Entre otras medidas, declara al Rito Nacional Mexicano ilegítimo e irregular, anulando así la calidad masónica de buena parte de los masones republicanos.[6]


En 1825, por conducto Joel R. Poinsett, se entregaron las primeras Cartas Patentes del Rito York por la Gran Logia de Filadelfia. Sin embargo, otros autores consideran muy posible que las logias del Rito York trabajasen ya desde antes del inicio del movimiento independentista de México, logias constituídas principalmente por comerciantes estadounidenses y británicos.

A comienzos del siglo XX, la Gran Logia Valle de México -también llamada entonces "Grand Lodge Valle de México", y existente desde la segunda mitad del siglo XIX-, incluía un gran número de logias en las que se trabajaba en lengua inglesa en el denominado Rito Americano, una de las versiones estadounidenses del Rito York.

El 4 de marzo de 1910, en la Gran Asamblea anual de la Gran Logia, la mayoría de las logia hispanohablantes que trabajaban en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, se retiraron de la Asamblea. Estos disidentes se reagruparon y siguieron actuando bajo el nuevo nombre de Gran Logia Valle de México (en español), el germen de la obediencia que hoy lleva ese nombre. Al año siguiente, las 27 logias que permanecieron al interior de la Gran Logia Valle de México original (16 de habla inglesa, 10 hispanohablantes y una de lengua alemana), cambiaron su nombre a "M.W. York Grand Lodge of Mexico, F.& A.M.", o más comunmente York Grand Lodge of Mexico. Debido a la preminencia del idioma inglés, poco a poco la York Grand Lodge of Mexico fue disminuyendo el número de sus afiliados, siendo trágicamente afectada tras la nacionalización de la industria petrolera de 1939, ya que la mayoría de sus miembros trabajaban para las empresas extractoras británicas y estadounidenses.

De cualquier manera, desde 1911, a pesar de ser una obediencia cuyo idioma oficial es el inglés, de trabajar exclusivamente en el Rito de York y contar en la actualidad oficialmente sólo con trece logias en toda la República, es la única que ha conservado la regularidad administrativa frente a la Gran Logia Unida de Inglaterra de manera ininterrumpida. Por ello, la York Grand Lodge of Mexico, no reconoce en el país a obediencia masónica alguna. Si bien la mayoría de las grandes logias de Estado han alcanzado la regularidad a través de su reconocimiento por la Conferencia de Grandes Maestros Masones de Norte América, la York Grand Lodge sigue siendo la única en toda la República reconocida por la Gran Logia Unida de Inglaterra.

Ya en el siglo XXI, en el año 2006, se lleva a cabo la 144° Gran Comunicación Anual, con presencia de representantes de las grandes logias de Arizona, California, Texas y Oklahoma. Por diferencias interpretativas en la jurisprudencia masónica interna de la York Grand Lodge of Mexico, tres semanas después, tres logias regulares abandonan la jurisdicción de la York Grand Lodge of Mexico. A partir de entonces, la York Grand Lodge of Mexico declara espuria a esta nueva obediencia nacida de su seno, y miembros expulsados a sus fundadores. Por el contrario, para la nueva obediencia la salida procede conforme a la Constitución de la propia York Grand Lodge.

El 24 de junio del mismo año, estas tres logias se reúnen en asamblea, tomando como principios esenciales el respeto a los Antiguos Límites (Landmarks establecidos de manera definitiva en 1929), a la Constitución de la York Grand Lodge of Mexico y a los principios universales de regularidad emitidos por la Gran Logia Unida de Inglaterra. Se constituye así la Muy Respetable Gran Logia del Rito York en México de Antiguos, Libres y Aceptados Masones, con jurisdicción en todos los Estados Unidos Mexicanos, teniendo como idioma oficial el español. Para la naciente obediencia, no existe conflicto alguno con la primera, ya que ambas trabajan en idiomas distintos.

En 2007, la Gran Logia del Rito York en México de Antiguos, Libres y Aceptados Masones, tras ser reconocida por la Gran Logia Regular de Inglaterra, cambia su nombre por el de Gran Logia Regular York de México. Al año siguiente, bajo patente de esa misma obediencia inglesa, se constituye el Alto Consejo Masónico Regular de México.

Grandes Logias en México

  • ` La Gran Logia Nacional Mexicana "La Luz"

El 26 de marzo de 1826, el Gran Maestro Guillermo Gardett declaró y proclamó a la Gran Logia Nacional Mexicana con el distintivo de "La Luz" por haberse constituido ya sus primeras cinco logias simbólicas: Num.1 "Meridiano Anahuasense"; Num.2 "Igualdad"; Num.3 "Terror de los tiranos"; Num.4 "Despreocupación Indiana" y Num.5 "Luz Mexicana". En 1862 los distintivos variaron a: Num.1 "Reforma"; Num.2 "Independencia"; Num.3 "Libertad"; Num.4 "El Orden" y Num.5 "Constancia".

De la Gran Logia Nacional Mexicana "La Luz" parte toda la regularidad de la masonería que se practica en México ya que debido a la desaparición de las Logias Escocesas y Yorkinas arriba señalada, únicamente el Rito Nacional Mexicano continuó trabajando y después del triunfo de La República sobre el II Imperio (el de Maximiliano de Absburgo) a partir de 1867, fue "La Luz" quien expidiò las Cartas Patentes que daban regularidad a las logias que empezaron a trabajar en otros ritos.

"La Luz" sigue trabajando hasta hoy en su cede central de la Ciudad de México D. F. y mantiene bajo su jurisdicción, por ministerio de Ley, además de las Logias del Rito Nacional Mexicano que se encuentran en dicha ciudad, a las logias simbólicas del Rito Ncional Mexicano que trabajan en algún estado de la República Mexicana en el que no exista una Gran Logia, ademas, expidio cartas patentes a logias que se encuentran trabajando en otros paises.

Actualmente, existen pseudo Grandes Logias Nacional Mexicana La Luz (sin comillas) que buscan desprestigiar a original "La Luz", adjudicandose los meritos que esta institución se ha ganado a lo largo de la historia de los Estados Unidos Mexicanos.


  • La Gran Logia Unida Mexicana y de Libres y Antiguos Masones de Veracruz [2]

De las grandes logias estatales que hoy sobreviven, sin duda la más antigua es la que corresponde al Estado de Veracruz. Las primeras logias de que se tiene conocimiento, con patente de la Gran Logia de Nueva Orleans en el año de 1815, son las logias "Les amis réunis" y "Obreros del silencio", con sede en el puerto de Veracruz.

El embrión de la actual Gran Logia fue el Supremo Consejo del Grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para los Estados Unidos Mexicanos, formado en Nueva Orleans provisoriamente en 1858. El 10 de mayo del año siguiente, la sede de dicho Supremo Consejo, con jurisdicción para toda la República, se traslada al puerto de Veracruz. La Gran Logia fue establecida formalmente el 24 de Diciembre de 1885 por la fusión de la Gran Logia de Estado de Veracruz Llave (establecida desde 1869) y la Gran Logia Simbólica Independiente Mexicana (constituída desde 1883). Su primer Gran Maestro y el Primer Gran Secretario fueron José Manuel Muñoz y Félix S. Loperena respectivamente.

La Gran Logia Unida sostiene desde hace años la escuela laica con un programa oficial denominado "La Esperanza", así como una academia comercial donde gratuitamente se prepara a jóvenes de ambos sexos que por su promedio escolar reciban tal merecimiento. La Gran Logia Unida ocupa la que fuera la sede de la Tercera Orden Franciscana Seglar en el estado de Veracruz.


  • La Muy Respetable Gran Logia Valle de México

La Muy Respetable Gran Logia Valle de México es actualmente la gran logia de Estado más numerosa de la República mexicana, y trabaja mayoritariamente en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado,

Sello de la Muy Respetable Gran Logia Valle de México

aunque en su seno existen un par de logias que trabajan en el Rito de York. Hoy en día su jurisdicción incuestionable es la capital del país, el Distrito Federal. Aunque posee constitucionalmente logias en otros Estados de la República, su jurisdicción allí es al menos cuestionada por las grandes logias estatales afectadas. La Muy Respetable Gran Logia Valle de México, fue creada en 1865, al separarse los tres primeros grados simbólicos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de los restantes 30 grados superiores. Su patente la obtiene del Gran Oriente de Colombia, potencia masónica que a su vez había recibido su autoridad del Gran Oriente de Francia. La Muy Respetable Gran Logia Valle de México acogerá entonces tanto masones del Rito Escocés como del Rito Nacional Mexicano. Las diferencias políticas entre el presidente de la República Porfirio Díaz e Ignacio M. Altamirano, por entonces Gran Maestro de la Muy Respetable Gran Logia Valle de México, pronto se trasladarán a la masonería mexicana. Tras el desconocimiento del Rito Nacional Mexicano en 1875 por el Convento internacional del Rito Escocés Antiguo y Aceptado que tuvo lugar en la ciudad suiza de Lausana, en 1877 se lleva a cabo la expulsión del Supremo Consejo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado de Ignacio M. Altamirano.

Ignacio M. Altamirano

La Muy Respetable Gran Logia Valle de México acudió al Supremo Consejo del Rito Nacional Mexicano, quien le otorgó la dispensa para poder seguir sus trabajos. Para entonces, 11 de Enero de 1878, la Gran Logia contaba ya con 21 talleres adheridos.

Un año después, 11 de Enero de 1879, reunidos los delegados de 39 logias simbólicas adheridas a la Muy Respetable Gran Logia Valle de México, declaraban debida y legalmente establecido el nuevo Supremo Consejo del Gran Oriente de México, dirigido por Altamirano. Durante los diez años siguientes, se crearon bajo sus auspicios 18 Grandes Logias de Estado (grandes logias regionales) y 193 talleres de grados simbólicos, obteniendo el reconocimiento de muchas potencias masónicas.

A finales de la década del 90 del siglo pasado y principios de este, la Muy Respetable Gran Logia Valle de México sufrió la pérdida de regularidad y el desconocimiento de obediencias nacionales e internacionales, a pesar de ser la obediencia mexicana más numerosa. Debido a la acusación de invasión territorial de otras Grande Logias de la República, la Muy Respetable Gran Logia Valle de México abandonó la Confederación de Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos, lo que le valió ser desconocida por las obediencias regulares más importantes del mundo, como Estados Unidos y Francia (Gran Logia Nacional Francesa) entre otras. Previamente, como consecuencia de disputas territoriales sobre el Distrito Federal (la capital del país) con la Most Worshipful York Grand Lodge of Mexico, F. & A.M, la Gran Logia Unida de Inglaterra había retirado su reconocimiento de regularidad a la Muy Respetable Gran Logia Valle de México, en favor de la obediencia del Rito de York.


  • La Gran Logia de Estado, Soberana e Independiente "El Potosí"

San Luis Potosí, Estado de tradición política liberal, será el lugar donde antre 1869 y 1900 se creen alrededor de veinte logias de Rito Escocés Antiguo y Aceptado. El antecedente directo documentado es la logia "Fe y esperanza" de 1863. Con este antecedente, el 8 de Agosto de 1891, se creó la Gran Logia de Estado, Soberana e Independiente "El Potosí".[7] Siendo su primer Gran Maestro, Carlos Díez Gutiérrez, entonces gobernador del Estado.

Para el Siglo XIX había en el Estado de San Luis Potosí logias escocesas, yorkinas y del Rito Nacional Mexicano. Las logias escocesas superaron en número a las de otros ritos, con lo que pronto se formó una logia capitular supeditada al Supremo Consejo de México, la llamada logia "Hidalgo", con sede en Río Verde.


  • Gran Logia Valle de Saqqara en el Estado de México

Radicada en el Estado de México desde el año 2000, la Gran Logia Valle de saqqara, es el primer organismo masónico que aglutina tres ritos, el Rito Escocés, el Rito de York y el Rito Egipcio, con más de 26 logias regulares y con más de 320 miembros, este cuerpo masónico se ha convertido en una moderna alternativa para el desarrollo de la masonería en el centro del país, pues en ella se aglutinan logias masculinas, femeninas y mixtas.


  • Gran Logia del Estado de Aguascalientes "Edmundo Games Orozco"

En la primera mitad del siglo XIX aparecen datos sobre actividad amasónica en el Estado, pero se carecen de datos que permitan afirmar la existencia de masonería regular. Entre los masones prominentes destacan de entonces: Francisco Primo de Verdad y Ramos, José María Bocanegra, Valentín Gómez Farías, Jesús Terán Peredo, José María Arteaga y José María Chávez Alonso.

La masonería inicia trabajos regulares en el Estado a mediados del siglo XIX, muy probablemente auspiciada por José María Chávez Alonso, gobernador del Estado. Los primeros documentos que se tienen, datan del año de 1892 en el que trabajaba la Gran Logia Independiente de Estado "Regeneración" Nº 12, constituida bajo los auspicios de la Gran Dieta Simbólica, que a su vez contaba con varias logias, entre las que se encontraban "Francisco Primo Verdad", "Benito Juárez" y "José María Chávez". Para 1894, el alto cuerpo lo encabezaban Alejandro Vázquez del Mercado, gobernador del Estado y Gran Maestro de la Gran Logia, Jesús Díaz de León como Primer Gran Vigilante y Víctor Villalpando como Segundo Gran Vigilante.

En el periodo revolucionario (1910-1920), la inestabilidad propia de esa época propició que las logias existentes en el Estado, "Francisco Primo de Verdad" Nº 13, "Benito Juárez" Nº 11 y "Aguascalientes" Nº 55, se tornen inactivas. En 1913 nace la logia "Reconstrucción" Nº 17, que en 1919 deja de trabajar. En 1923 se crea la logia "Benito Juárez" Nº 23, que debe entrar en receso por el cierre de la Fundición Central Mexicana que dejó sin trabajo a muchos de sus miembros. No es si no hasta el 28 de marzo de 1928 cuando resurge con carta patente de la Gran Logia Valle de México con el nombre de "Benito Juárez No, 25. En 1943 se crean con hermanos de esta logia, las logias "Tolerancia", "Perseverancia" y "Guardianes del Delta".

Para el año de 1998, en Aguascalientes existían diez logias; nueve con carta patente y una bajo dispensa, todas ellas con Carta patente de la Gran Logia Valle de Mexico. En el mes de junio de ese año, la logia "Benito Juarez" No. 25, renuncia a la carta patente de la Gran Logia Valle de México y convoca entonces a las logias del Estado para reclamar la jurisdicción sobre el territorio del Estado de Aguascalientes, todo ello conforme al derecho masónico vigente. Acudieron las Logias "Benito Juárez", "Tolerancia", "Josué B. Westrup", "Cruz Ansata" e "Hiram Abif", determinando que la Gran Logia del Estado llevaría el nombre de "Edmundo Games Orozco". A estas cinco Logias se unió posteriormente la logia "Adolfo López Mateos". La Gran Carta Patente fue otorgada el 5 de septiembre de 1998 por la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz. Su primer Gran Maestro fue Sergio J. Morales Plesent.

El 5 de diciembre de 1998, la Gran Logia del Estado de Aguascalientes "Edmundo Games Orozco", fue aceptada como miembro activo de la Confederación de Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos.


  • Gran Logia del Estado de México

En el Estado de México, independientemente de las disputas administrativas y territoriales, la obediencia regular es la Gran Logia del mismo nombre, que fue fundada el año de 1997 con patente de la Gran Logia Unida Mexicana de Veracruz. Esta Gran Logia aglutina actualmente a más de 200 miembros, distribuidos en toda la entidad mexiquense. La Gran Logia del Estado de México es miembro activo de la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica, así como de la Confederación de Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos.


  • Gran Logia del Estado de Durango

La Gran Logia "Guadalupe Victoria" del Estado de Durango es una federación de logias masonicas del Estado de Durango creada en 1923 después de que la Gran Logia del Estado de Coahuila sediera el territorio; antes de esta fecha, las logias de Durango trabajaban con la Grand Logia de Coahuila. Sus 11 talleres trabajan exclusivamente con el Rito Escoses Antiguo y Aceptado. Esta Gran Logia se ubica en Durango, la capital del Estado del mismo nombre. Es miembro fundador de la Confederación de Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos.

Masonería femenina en México

Historia de la masonería femenina en México

El Rito de Adopción es un rito masónico inventado exprofeso por varones para las mujeres, y vinculado siempre a logias masculinas. La masonería de adopción en México sólo ha existido en los Estados del sur del país, con rituales completos, propios de su organización, pero diferentes a la masonería de adopción que se promovió en Europa y Norte América. Sus cuerpos son denominados “Centros Paramasónicos Femeninos” y como tales están circunscritos al régimen de las logias masculinas que los patrocinan. La masonería de adopción nunca ha sido promovida en el centro y el norte de México, por lo que las mujeres que se han integrado a la masonería lo han hecho directamente en las logias femeninas y mixtas, ya sea en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, en el Rito Nacional Mexicano o en el de Menphis y Mizraím.

A finales del siglo XIX, bajo el amparo de la Gran Dieta Simbólica de México, fueron fundadas dos logias femeninas llamadas “María Alarcón de Mateos” Nº 27 (fundada antes de 1890) y “Josefa C. de Cantón” (fundada en 1891), que sesionaban en el Distrito Federal y en Laredo, Tamaulipas. Estas logias femeninas se disolvieron en el año de 1897. Ambas trabajaban en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Si bien eran autónomas en su régimen interno, estaban sometidas al gobierno de la Gran Dieta Simbólica, en especial a su promotor, Ermilo G. Cantón, quien bajo presiones de las logias masculinas de entonces, se vio obligado a disolver las logias femeninas.

Posteriormente, durante los años de 1930 a 1935, bajo el auspicio de la Gran Logia Independiente Mexicana -que años más tarde se fusionaría con la Gran Logia Valle de México-, fueron fundadas las siguientes logias: “Emancipación Dogmática” Nº1, “Alma Libre” Nº2 e “Izquierdas” Nº 3. Estas tres logias fundaron el 12 de octubre del año 1935, la Gran Logia Emancipación Dogmática Femenina, con sede en el Distrito Federal. Esta gran logia desapareció a principios de la década de 1960. Esta masonería femenina no era de adopción y trabajaba en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y mantuvo su autonomía jurisdiccional de la masonería masculina.


Masonería femenina contemporánea en México

Actualmente, existen tres grandes obediencias que admiten el trabajo de mujeres en los trabajos masónicos, una del Rito de Memphis y Mizraím, el Rito Nacional Mexicano y otra que trabaja en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

La Gran Logia Unida del Valle de Saqqara trabaja en el Rito de Memphis y Mizraím. Este rito admite hombres y mujeres en igualdad de condiciones, por lo que no es propiamente masonería femenina, sino mixta. De igual modo, por la misma razón, encontramos hermanas masonas en el Rito Nacional Mexicano. La logia "La Fayette" Nº10 es también mixta y trabaja en el Rito Francés, pero depende de una obediencia europea. Bajo los mismos principios, pero desde el laicismo liberal, trabaja en el Rito Francés Moderno la logia mixta "Género Humano".

Por su parte, la Orden Real de Heredom de Kilwinninng[3] -siguiendo las antiguas costumbres de la masonería operativa-, admite a mujeres en pie de igualdad, ya que parte del principio tradicional de que ellas han pertenecido a la organización y que no fue sino hasta la subversión de 1717 cuando se les excluyó.

La Gran Logia Unida Femenina Alma Mexicana[4] es la obediencia femenina que sobrevive más antigua del país y la más numerosa. Fue fundada en 1957 bajo el Rito Nacional Mexicano y el Rito Escocés Antiguo y Aceptado. A partir de 1965 trabaja exclusivamente en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y está vinculada estrechamente al Supremo Consejo Femenino de México del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, institución que regula los grados superiores, del 4º al 33º. Actualmente tiene jurisdiccionadas 37 logias, con un total de alrededor de 500 hermanas.

Otra obediencia exclusivamente femenina es la Gran logia Humana, la cual fue constituida en 2007. Actualmente cuenta con 10 logias en la República mexicana. Además de esta, existen en el país tres modestas obediencias, a saber, la Gran Logia Femenina Teoyocihuatl, la Gran Logia Femenina Alma de Anahuac y la Gran Logia Femenina "Mujeres Insurgentes".

Organizaciones juveniles paramasónicas

Artículo principal: A.J.E.F.
  • A.J.E.F.

A.J.E.F. Son las iniciales de "Asociación de Jóvenes Esperanza de la Fraternidad". El Ajefismo es la institución paramasónica mixta juvenil del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en América Latina. Nacido en Cuba en 1936, actualmente está ampliamente difundido en la República mexicana. Gracias al intercambio deportivo que existía entonces entre México y Cuba, fue posible que el Ajefismo llegara a al país. La enorme influencia del más famoso pelotero cubano de su tiempo, Martín Dihígo, sobre los jóvenes, contribuyó a la formación de la primera logia AJEF en la República Mexicana, establecida en el puerto de Veracruz, en el año de 1939, denominándose logia AJEF "Benito Juárez", y que todavía existe. Martín Dihígo promovió la formación de logias AJEF en los Estados de Campeche, Chiapas y Tabasco.

Es hasta la década de los cuarenta cuando cobra importancia el Ajefismo en México, la Confederación de Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos aprueba la existencia de Talleres Juveniles, comisionándose a la Gran Logia "Valle de México" para hacer las adaptaciones necesarias a la Constitución y Liturgias, inspirados en las teorías pedagógicas de la época, dando así un carácter científico a la institución. A partir de entonces, las grandes logias de la República promueven en sus Estados la creación de este semillero de hombres y mujeres que habrán de renovar los cuadros masónicos. Hoy en día, buena parte de quienes se inician masones en la República mexicana provienen de las canteras del Ajefismo.


  • Orden De Molay
Artículo principal: Orden DeMolay

La Orden De Molay nace en los Estados Unidos en 1919. Es la organización paramasónica juvenil masculina del Rito de York. Sus miembros van desde los 13 años a los 21, dirigidos por un maestro masón. Funciona en más de 35 países. En México, tanto la York Grand Lodge of Mexico como la Gran Logia Regular del Rito York en México poseen Capítulos.


  • Orden de las Hijas de Job y Orden del Arcoiris

Las dos organizaciones paramasónicas juveniles femeninas, originadas en el Rito de York, son la Orden de las Hijas de Job y la Orden del Arcoiris. Tienen características similares a la Orden de Molay. De igual modo que la Orden de Molay en México, ambas órdenes femeninas están ligadas tanto a la York Grand Lodge of Mexico, como a la Gran Logia Regular del Rito York en México.

La Masonería en el México contemporáneo

El Supremo Consejo del Grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para los Estados Unidos Mexicanos, acoge en su seno antiguos cuerpos bilingües, como es el caso de "City of Mexico" Nº 1, logia que trabaja desde 1912 y que ha acogido en sus filas a personajes como Miguel Alemán Valdés. Como capítulo hermano, el tres de diciembre de 1921, se funda el homónimo "City of Mexico" Nº 1, pero del Rito York, obediente al Gran Capítulo de Masones del Real Arco de México.

Al terminar la Guerra civil española en 1939, se instala en México el Grande Oriente Español en el exilio. Del mismo modo, el Supremo Consejo del Grado 33 para España igualmente en el exilio, lo hará formalmente a partir de 1943. Diego Martínez Barrio, quien fuera Gran Maestro del Grande Oriente Español entre 1929 y 1930, será entre otros presidente de la República española en el exilio. José Giral Pereira, iniciado muy joven, será presidente del Consejo de ministros, tanto en España como en el exilio en México. De este Gran Oriente hoy integrado en la Gran Logia de España, sobrevive en México la logia "Luz hispánica".

En 1969, dentro de la Muy Respetable Gran Logia Valle de México[5], inicia funciones la logia francomexicana "Devenir" Nº 96[6], que utilizará hasta el día de hoy rituales de la Gran Logia de Francia.

Dentro de la tradicional acogida mexicana a los exiliados de distintos países, en 1975 se crea en el seno de esta misma obediencia, la Muy Respetable Gran Logia Valle de México, la logia "Salvador Allende", constituida en sus inicios exclusivamente por exiliados chilenos. La mayoría de sus miembros provenían de la logia "Hiram" Nº 65 de la Gran Logia de Chile, la misma a la que pertenenció hasta su muerte el propio Salvador Allende en Santiago de Chile.

Además de los tres ritos más numerosos -Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Rito de York y Rito Nacional Mexicano-, hoy conviven en el país varios ritos importantes, por orden cronológico en cuanto a su instalación en México:


1. Rito de Memphis y Mizraím. El Rito de Memphis y Mizraím, inicia funciones en el centro de México bajo el auspicio de la Gran Logia Italiana del Rito de Memphis y Mizraím. Bajo la conducción del Supremo Consejo del Antiguo y Primitivo Rito de Memphis-Misraim, cuyo Soberano Gran Comendador es Miguel Melo Pagola, actualmente trabajan la Sublime Logia Capitular de Perfección "Saqqara" Nº 29, el Soberano Capítulo Rosa Cruz "Luxor" Nº 36 y el Consejo de Caballeros Kadosh "Gizeh" Nº 66, con más de 500 miembros desde el primer hasta el 33 grado, todos ellos con reconocimiento de otros cuerpos masónico mexicans e internacionales.

2. Rito Francés Moderno. El 24 de Junio de 1999 se fundó la logia mixta Género Humano, con miembros de la Logia femenina "Teoyocihuatl 21" No.1 de la Gran Logia Femenina Teoyocihuatl, así como de la logia masculina "Voltaire" No.14 de la Gran Logia Valle de México, y "Domingo Chanona" No.5 de la Gran Logia de Chiapas, y del Rito Hermético Atlante Tolteca. Su vocación es laica, liberal, y reconoce como masones a los hermanos de todas las obediencias del país. El 24 de abril de 2000, la logia Género Humano se afilia al Gran Oriente Latinoamericano (GOLA), obediencia mixta, laica y liberal que practica el Rito Francés Moderno. A partir de octubre de 2008, abandona dicha obediencia. Esta logia alterna sus trabajos entre el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y el Rito Francés Moderno.

3. Rito Egipcio de la Crata Repoa Sólo con actividad para maestros masones, el Antiguo Rito Egipcio de la Crata Repoa, es un rito "operativo" que se instala en la ciudad de México a partir del año 2001, brindando espacio y patentes a más de 50 logias en toda la República Mexicana.

4. Gran Rito Escocés Primitivo. La Orden Real de Heredom de Kilwinning (1140 d. C.) practica lo que en el siglo XVIII se denominaba Early Grand Scottish Rite o Gran Rito Escocés Primitivo. Este sistema de siete grados, no debe ser confundido con el Rito de Perfección (incorrectamente llamado "de Heredom") u otros similares con existencia en E.U.A. La Orden Real de Heredom de Kilwinning en México es la primera masonería en el país totalmente cristiana. Se instala en enero de 2005, no obstante y posterior a la acción inconsulta, se continúa la herencia Tradicional al interior del Capítulo Soberano para México y el Caribe de la Logia Madre Metropolitana, "San Juan Evangelista" Nº 1,[7] directamente vinculada a la Orden Real de Heredom de Kilwinning de la Argentina [8]. Su documento fundador, Vetera Instituta et Fundamenta Ordinis,[9] es extenso en cuanto a sus propósitos y principios, en donde se resalta, entre otros, la importancia de sus cuatro pilares: hermetismo, pitagorismo, salomónica y templarismo (esto último implica, evidentemente, su esoterismo cristiano).

5. Rito Francés. En julio del año 2008, con patente del Grande Oriente Ibérico, inaugura trabajos la logia mixta del Rito Francés, "La Fayette" Nº10 [10] alternando el idioma español y el francés. El Rito Francés halla sus orígenes en el ritual de los Moderns británicos, y se formaliza en 1785. Esta logia trabaja no "A la gloria del Gran Arquitecto del Universo", si no "Al progreso de la Humanidad". Además, en sus trabajos la Biblia cristiana ha sido sustituída por la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. A la fecha, es la única logia en México que trabaja con los rituales del Gran Oriente de Francia.

6. Rito Escocés Rectificado. La masonería tradicional del Rito Escocés Rectificado, añejo rito europeo, cristiano y trinitario de 1774, llega a México en diciembre de 2007 con una patente del Gran Priorato de Hispania para formar el triángulo "Santo Grial" Nº6 Sus rituales y su Código originales, derivados de la Estricta Observancia Templaria del barón von Hund no se han modificado desde su fundación, sea cualquiera el idioma, tiempo o lugar donde se trabaje. Esta masonería halla sus fuentes doctrinales en Martines de Pasqually, en el simbolismo templario, así como en la Biblia y los padres de la iglesia, alejándose así del neohermetismo y orientalismo tan común en la gran mayoría de los ritos masónicos contemporáneos. A diferencia de otros movimientos y masonerías neotemplarias, el Rito Escocés Rectificado no se reconoce heredero histórico del templarismo que muere en 1314, pero si hace suyo, especialmente en sus altos grados, el simbolismo caballeresco que de él se deriva.

7. Rito Templario. La francmasonería-templaria es un sistema de masonería cristiana, moral y filosófica que consta de 13 grados cuyos estudios son encaminados a tradiciones gremiales de albañilería y templarismo. Actualmente su Priorato se encuentra en Puebla

Masones ilustres mexicanos

  • Para ver una lista detallada de personalidades que pertenecen o pertenecieron a la Masonería Mexicana revisa en:
    Véase también: Categoría:Masones de México

Enlaces externos

Notas

  1. (1997) León Zeldis, Las canteras masónicas. , Madrid.

  2. (1992) Virginia Guedea, En busca de un gobierno alterno. Los "Guadalupes" de México. , México.
  3. (2008) Konrad Ratz, Tras las huellas de un desconocido. Nuevos datos y aspectos de Maximiliano de Habsburgo. , México.
  4. (2007) José Luis Trueba Lara, Masones en México. Historia del poder oculto. , México.
  5. (2003) Jesús Eloy Vázquez Leos, Imágenes de la Patria II. , México.
  6. (2004) Diccionario Enciclopédico de la Masonería. Editorial Valle de México. ISBN 968-6406-16-6.
  7. Vázquez Leos, Jesus Eloy (2001). Liberalismo y Masonería en San Luis Potosí.


Bibliografía sobre los masones en México

José Luis Trueba Lara. Masones en México. Historia del poder oculto. México, Grijalbo, 2007.

Obtenido de "Francmasoner%C3%ADa en M%C3%A9xico"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Francmasonería en Hispanoamérica — Saltar a navegación, búsqueda La masonería o francmasonería en Latinoamérica ha sido considerada como una gran precursora de las luchas independentistas y revolucionarias, hasta el punto de que grandes aportaciones a la división geográfica… …   Wikipedia Español

  • Francmasonería en España — Contenido 1 Obediencias masónicas históricas 2 El retorno de la democracia 3 Masonería Española Hoy 4 Bibliografía …   Wikipedia Español

  • Wikiproyecto:Francmasonería — Este wikiproyecto se encuentra inactivo Esto no significa que no puedas trabajar en los artículos de este tema por tu cuenta o que no haya otros haciendo lo mismo. También puedes animarte a buscar nuevos colaboradores, retirar esta plantilla y… …   Wikipedia Español

  • Cancún — Saltar a navegación, búsqueda Cancún Escudo …   Wikipedia Español

  • Teorías de la conspiración masónica — El ojo que todo lo vé, alegoría del poder oculto atribuido a la masonería. Las teorías de la conspiración masónica son teorías conspirativas que atribuyen a la francmasonería un papel protagonista. Contenido 1 …   Wikipedia Español

  • Soberano Gran Comendador — Dícese Soberano Gran Comendador a la persona que preside el Supremo Consejo de Grado 33 del rito masónico denominado Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Un Supremo Consejo de Grado 33 es la estructura que ejerce la jurisdicción sobre las cámaras de… …   Wikipedia Español

  • Illuminati — Saltar a navegación, búsqueda Illuminati es el nombre por el que se conoce mayormente la Orden de los Perfectibilistas o Iluminados de Baviera. La pirámide truncada con el ojo que todo lo ve y el lema Novus Ordo Seclorum, del Gran Sello de los… …   Wikipedia Español

  • Gran Logia Constitucional del Perú — Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas. Puedes añadirlas así o avisar …   Wikipedia Español

  • Antigua Orden Árabe de los Nobles del Relicario Místico — La Antigua Orden Arábiga de los Nobles del Santuario Místico, comúnmente conocida como Shriners y abreviada como A.A.O.N.M.S. (en inglés), fue establecida en 1870 como un cuerpo dependiente de la Francmasonería. La organización es mejor conocida… …   Wikipedia Español

  • Albert Pike — Albert Pike, Soberano Gran Comendador del rito escocés estadounidense, portando varias distinciones francmasónicas, Library of Congress, 1877. Albert Pike (29 de diciembre de 1809, Boston 2 de abril de 1891,Washington) fue un abogado… …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.