Servando Teresa de Mier


Servando Teresa de Mier
Fray Servando Teresa de Mier, óleo del siglo XIX en el Museo Nacional de las Intervenciones.

Servando Teresa de Mier (o según su nombre completo, José Servando Teresa de Mier y Noriega y Guerra) (Monterrey, Nuevo León, 18 de octubre de 1763- Ciudad de México, 3 de diciembre de 1827). Fue un fraile, sacerdote dominico, y escritor de numerosos tratados sobre filosofía política en el contexto de la independencia de México.

Contenido

Formación - Su famoso sermón

A la edad de 16 años, Teresa de Mier ingresó a la Orden de Predicadores (Dominicos) en la ciudad de México. Estudió filosofía en el Colegio Pontificio de Regina Porta Coeli, de la misma Orden, donde se ordenó sacerdote. Cuando tenía la edad de 27 años, obtuvo su doctorado.

El 12 de diciembre de 1794, durante los festejos del aniversario número 263 de la manifestación mariana de la virgen de Guadalupe, en presencia del virrey Miguel de la Grúa Talamanca, del arzobispo Alonso Nuñez de Haro y Peralta y varios miembros de la Real Audiencia de Nueva España, Teresa de Mier pronunció un sermón en el cual señalaba como cristianos a los mexicas, dijo en el sermón que el apóstol Santo Tomás viajó a América y predicó el evangelio a los mexicas. Además de ello señaló que la virgen de Guadalupe era ya venerada por los mexicas, pero bajo el nombre de Tonantzin, a la cual los aztecas consideraban como la madre de cristo y a la vez como madre de los aztecas; Mier señaló que ella no hizo su aparición en la tilma de Juan Diego, sino sobre la capa de Santo Tomás, la cual era conservada por los indígenas como una reliquía. Con dicho sermón pretendía demostrar que el culto guadalupano era prehispánico, al igual que el cristianismo, y por lo tanto no había motivos por los cuales agradecer a España, puesto que el imperio azteca era ya cristiano antes de 1519. Sus ideas no recibieron críticas negativas en principio; pero una semana después de haber pronunciado el sermón, el arzobispo Nuñez de Haro (quién en palabras de Mier "sentía aversión por todo lo criollo") le acusó de herejía y blasfemia ante el Santo Oficio, por lo cual se le excomulgó, redujo a prisión, se le despojó de sus libros y fue enviado al exilio en España.

Exilio

En castigo por haber pronunciado el sermón guadalupano, el arzobispo Alonso Núñez de Haro condenó a Teresa de Mier a diez años de exilio en el convento dominico de Las Caldas, actual Cantabria, España. Además, se le prohibió a perpetuidad el ejercicio de la enseñanza, la enunciación de sermones o la realización de confesiones. Igualmente, fue despojado de su grado de doctor.

En 1796 obtuvo un permiso para presentar su caso ante el Consejo de Indias. Sin embargo, a su regreso fue encarcelado de nueva cuenta. Esta vez fue confinado en el convento de San Francisco, en Burgos. De ahí, en 1801 se escapó y se refugió en Bayona, Francia. De Bayona pasó a Burdeos y de Burdeos a París. En esa ciudad fungió como intérprete del potentado peruano José Sarea, conde de Gijón.

Junto con Simón Rodríguez, antiguo profesor de Simón Bolívar, Teresa de Mier abrió una academia en París para la enseñanza de la lengua española. Tradujo Atala de François-René de Chateaubriand. Mier también escribió una disertación contra Constantin-François de Chasseboeuf, conde de Volney. En París conoció a Lucas Alamán, en aquél entonces estudiante, y futuro político del partido conservador mexicano. También conoció a Alejandro de Humboldt, al duque de Montmorency y al mismo Chateaubriand. En 1802 dejó la orden dominica y se convirtió en un cura secular en Roma.

Cuando volvió a Madrid, fue puesto preso por tercera ocasión. La causa fue una sátira en apoyo a la causa independentista mexicana. Fue enviado a un reformatorio en Sevilla, de donde escapó en 1804. Nuevamente fue arrestado y puesto en prisión, donde purgó una pena de tres años. Entonces, el Papa lo nombró su prelado particular, porque había convertido a dos rabinos al catolicismo.

En plena guerra entre Francia y España, Teresa de Mier, que se encontraba en Lisboa, volvió a la península como militar del cuerpo de Voluntarios de Valencia. Se presentó a numerosas batallas, entre otras a la batalla de Alcañiz, el 23 de mayo de 1809, en la que compuso unas famosas estrofas en honor a Fernando VII. Fue hecho prisionero en Belchite por los franceses, pero pudo escapar nuevamente. Se presentó ante el general Blake, quien lo recomendó a la Junta de Sevilla por sus servicios. La Regencia de Cádiz le proporcionó una pensión de tres mil pesos anuales. Se incorporó a la Sociedad de Caballeros Racionales, con sedes en Cádiz, Londres y Baltimore. Asistió a algunas sesiones de las Cortes de Cádiz y posteriormente se trasladó a Londres, donde colaboró con José María Blanco White en El Español, un periódico que apoyaba los movimientos independentistas en los dominios españoles en América.

De vuelta a la Nueva España

En Londres conoció al revolucionario español Xavier Mina, y puestos de acuerdo se decidió a acompañarlo en una expedición a Nueva España para pelear por la independencia de ese virreinato. Partieron rumbo a América el 15 de mayo de 1816 y desembarcaron en Baltimore,para tomar contacto con los insurgentes hispanoamericanos allí afincados. Acompañó a Mina a Nueva York y Filadelfia y fracasado su intento de adelantarse para avisar al general Guadalupe Victoria de la llegada de la Expedición, se reencontró con Mina en Galveston. La Expedición que mandaba Mina, una vez acabadas las turbulencias invernales del Golfo de México, desembarcó en Soto la Marina el 21 de abril de 1817. Mientras Mina se internaba en busca de los insurgentes, Mier permaneció en un fuerte construido en el pueblo, cerca de la playa.Con la captura de los insurgentes en el fuerte de Soto la Marina el 13 de junio de 1817,[1] fue preso nuevamente, en esta ocasión por los realistas. Fue enviado a la Fortaleza de San Carlos de Perote, después a la cárcel de la Inquisición de la Ciudad de México,[2] donde escribió parte de sus Memorias y finalmente se trasladó a La Habana en 1820. Escapando por sexta ocasión, se refugió en Filadelfia, donde permaneció hasta la consumación de la independencia de México.

En febrero de 1822 volvió a México arribando al puerto de Veracruz, pero de nueva cuenta fue hecho prisionero y enviado al castillo de San Juan de Ulúa, bajo el control de los españoles. Posteriormente, fue diputado al primer congreso mexicano por el estado de Nuevo León. Siempre se opuso a la formación de un Imperio Mexicano con Agustín de Iturbide a la cabeza, hecho que le valió la prisión por enésima vez. Escapó por última vez el 1 de enero de 1823, en esta ocasión del convento de Santo Domingo.

Miembro del Congreso Constituyente

Teresa de Mier fue electo diputado al segundo Congreso Constituyente. El 13 de diciembre de 1823 pronunció su famoso "Discurso de las profecías". En este discurso, se manifestaba a favor de una república centralista o de una república federal moderada. Estaba en contra de los defensores del Acta Constitutiva de la Federación y de la Constitución Federal de 1824. El primer presidente de México, Guadalupe Victoria, lo invitó a vivir con él en Palacio Nacional.

Muerte y otras aventuras

Cerca de su muerte, Teresa de Mier convidó a sus amigos a una fiesta. Pronunció un discurso justificando su vida y opiniones, y pocos días después, murió. Fue enterrado con honores en la cripta del antiguo convento de Santo Domingo de la ciudad de México. En 1861 su cuerpo fue exhumado y luego momificado. Su momia y las de otras doce personas fueron exhibidas como víctimas de la inquisición. Algunas de las momias, incluida la de Teresa de Mier, fueron vendidas a un italiano. Se desconoce el paradero de los restos de Fray Servando Teresa de Mier, aunque se cree que están expuestos en una de las 365 capillas ubicadas en la zona de Cholula en Puebla.

Su nombre está escrito en letras de oro en el frontispicio de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en San Lázaro, Ciudad de México.

Escritos

Mier publicó muchos discursos, sermones y tratados sobre religión y política, entre ellos:

  • Cartas de un americano al español, 1811-13.
  • Historia de la revolución de Nueva España, 2 vols., Londres: 1813. 2a. ed., México: 1922.
  • Apología y relaciones de su vida bajo el título de Memorias, Madrid: 1917. 2a. ed., México: 1946.
  • Memorias. Un fraile mexicano desterrado en Europa, Madrid: 2006

Véase también

Referencias

  1. Muñoz, 2009; 115-116
  2. Zárate, 1880; 576-577

Bibliografía


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Servando Teresa de Mier — Fray Servando Teresa de Mier (in full, José Servando Teresa de Mier Noriega y Guerra) (October 18, 1765, Monterrey, Nuevo León, New Spain mdash;December 3, 1827, Mexico City) was a Roman Catholic priest and a famous preacher and politician in New …   Wikipedia

  • Mier y Noriega — Escudo …   Wikipedia Español

  • Mier — might refer to one of the following: Mier, Asturias, a small principality in northern Spain Ciudad Mier, a city and municipality in northern Mexico Mier Local Municipality, a municipality in South Africa s Northern Cape province Servando Teresa… …   Wikipedia

  • Fray Servando (estación) — Saltar a navegación, búsqueda FRAY SERVANDO Candelaria ◄ …   Wikipedia Español

  • José María Mier — Santos Gobernador de Nuevo León 24 de octubre de 1909 – 8 de junio de 1911 Predecesor …   Wikipedia Español

  • Metro Fray Servando — Fray Servando Northbound platform (near) Mexico City Metro Candelaria Line 4 …   Wikipedia

  • Padre Mier (metrorrey) — Saltar a navegación, búsqueda PADRE MIER …   Wikipedia Español

  • Padre Mier (Monterrey Metro) — Centre.This station serves the heart of the Monterrey shopping district, it is one block away of Morelos street, and Monterrey s Zona Rosa , its accessible for people with disabilities.This station is named after Padre Mier street, and its logo… …   Wikipedia

  • Independencia de México — Guerra de independencia de México Miguel Hidalgo y Costilla, también conocido como Padre de la Patria en México. Fecha …   Wikipedia Español

  • Historia de Monterrey — Cima del Cerro de la Silla. La historia de la ciudad de Monterrey y del Estado de Nuevo León están estrechamente ligadas. Cuando se fundó el Nuevo Reino de León, éste se limitaba a Monterrey, Monclova, Cerralvo y Saltillo y las familias… …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.