Deforestación


Deforestación

Deforestación

Imágen satelital de la cuenca del Grijalva antes de llegar a Villahermosa, Tabasco. Notese la deforestación en todo el valle.

La deforestación es un proceso provocado generalmente por la acción humana, en la que se destruye la superficie forestal.[1] [2] Está directamente causada por la acción del hombre sobre la naturaleza, principalmente debido a las talas realizadas por la industria maderera, así como para la obtención de suelo para la agricultura.

Contenido

Historia

La deforestación es un proceso antiguo, el cual se ha acrecentado en los últimos tres siglos, con un promedio de seis millones de hectáreas anuales. Esto se produjo principalmente en el Hemisferio Norte en los siglos XVIII y XIX, aunque en el siglo XX comenzó a realizarse en el Hemisferio Sur, principalmente en las selvas tropicales de la región, Amazonas.[1] [2]

Antigüedad

Hace unos ocho mil años, los seres humanos empezaron a talar bosques en cantidades pequeñas pero significativas, aunque para ello solo dispusieran de hachas de sílex.[3]

A medida que la agricultura se iba extendiendo el humano limpiaba el suelo de árboles y arbustos para permitir que la luz del sol llegara hasta el suelo. El desbroce se hacía por el método de lacerar y quemar. Al cabo de uno año o dos, durante la estación seca se quemaban los residuos caídos y los árboles muertos y se sembraba en el suelo enriquecido con las cenizas.

En los seis mil años que van hasta el comienzo de la era histórica, hace dos mil años, el hombre fue mejorando sus herramientas para trabajar la tierra y disponía de hachas y arados de la Edad del Bronce y luego de la Edad del Hierro, así como de bueyes y caballos domesticados que tiraran de los arados. Estos avances hicieron que la agricultura fuera ganando tierras al bosque que fue talado allí donde ésta se desarrolló.

Periodo histórico

Hace dos mil años, en China, India, el sur y el oeste de Europa y el Magreb mediterráneo, así como en las tierras bajas de Centroamérica, la cuenca amazónica y las tierras altas de Perú se empleaban prácticas agrícolas sofisticadas (cultivos diversificados, plantaciones múltiples y cría de ganado). Todas esas regiones son naturalmente boscosas, y la agricultura a gran escala exigió talar esos árboles.[3]

En el año 1089, Guillermo el Conquistador ordenó realizar el estudio Domesday, un estudio de sus nuevos dominios (Inglaterra). Este estudio demostró que se había deforestado el 85% de los campos, así como el 90% de la tierra cultivable (de altitud inferior a los mil metros).[3] Siete siglos antes de la era industrial, Gran Bretaña estaba totalmente deforestada y muchos de los «bosques» que quedaban estaban protegidos en calidad de reservas de caza para la realeza y la nobleza.

El primer censo fiable de China data de la dinastía Han,hace cerca de dos mil años y por entonces el país tenía 57 millones de habitantes, con una densidad que triplicaba la de Inglaterra en el momento del estudio Domeday lo que implicaba que tanto China como India e Indonesia, zonas densamente pobladas estaban deforestadas ya hace dos mil años[3]

Siglos XV y XVI

Las islas del Caribe, como también partes de México y Centroamérica, contaban con una gran riqueza forestal, la cual estaba compuesta de maderas como caoba, palo santo y palo maría, entre otras. Con la llegada de los españoles a América comenzó la explotación de estos bosques, para la construcción y la extracción de elementos químicos tintóreos, como también su utilización como combustibles. Ante un peligroso incremento del consumo, la monarquía española promulgó leyes para regular el aprovechamiento de los bosques y no comprometer al ambiente.[4]

Ante el poderío británico en los mares, los reyes Felipe V, Fernando VI y Carlos III incentivaron la creación de astilleros en algunas ciudades americanas, como La Habana, Campeche, Guayaquil, El Realejo, Nicoya, Panamá, El Callao y Coatzacoalcos, con el objetivo de recuperar el poderío naval que se había perdido. Ante esta situación, se produjo una gran demanda de madera para la construcción de estos barcos.[4]

Actualidad

En el presente, la deforestación ocurre , principalmente en América Latina, Africa Occidental y algunas regiones de Asia.

Una tercera parte del total de la tierra esta cubierta por bosques, lo que representa cerca de 4 000 millones de hectáreas. Hay 10 países que concentran dos tercios de este patrimonio forestal: Australia, Brasil, Canadá, China, la República Democrática del Congo, India, Indonesia, Perú, la Federación Rusa y los EE.UU.[5] Estos han sido explotados desde hace años para la obtención de madera, frutos, sustancias producidas por diferentes especies o para asentamientos de población humana.

En las selvas del Amazonas, por ejemplo, el gobierno brasileño ha alentado un crecimiento rápido en las ultimas décadas.[cita requerida] Se construyo una súper-carretera en las regiones con mayor densidad de bosques, en el corazón del país, y promovió asentamientos humanos y urbanizaciones en ellas.[cita requerida]

En los países más desarrollados se producen otras agresiones, como la lluvia ácida, que comprometen la supervivencia de los bosques, situación que se pretende controlar mediante la exigencia de requisitos de calidad para los combustibles, como la limitación del contenido de azufre.

En los países menos desarrollados las masas boscosas se reducen año tras año, mientras que en los países industrializados se están recuperando debido a las presiones sociales, reconvirtiéndose los bosques en atractivos turísticos y lugares de esparcimiento.

Mientras que la tala de árboles de la pluviselva tropical ha atraído más atención, los bosques secos tropicales se están perdiendo en una tasa sustancialmente mayor, sobre todo como resultado de las técnicas utilizadas de tala y quema para ser reemplazadas por cultivos. La pérdida de biodiversidad se correlaciona generalmente con la tala de árboles.

Referencias

  1. a b (2006) «Bloque 5. Geografía Económica», Santillana-La Nación (ed.). La Enciclopedia del Estudiante (vol. 8. Geografía General) (en español), p. 155. ISBN 950-46-1597-X.
  2. a b MONTENEGRO, Celina; GASPARRI, Ignacio; MANGHI, Eduardo; STRADA, Mabel; BONO, Julieta; PARMUCHI, María Gabriela (Diciembre de 2004). «1- Situación mundial», Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (ed.). Informe sobre deforestación en Argentina (PDF), Dirección de Bosques (en español), p. 3. Consultado el 18 de septiembre de 2009.
  3. a b c d Wiliam F. Ruddiman Los tres jinetes del cambio climático Edit: Turner Noema, pag. 135 ISBN 978-84-7506-852-7
  4. a b JORDÁN REYES, Miguel; GARCÍA, Ángel; MARTÍN, Rodrigo (2006). «La deforestación de la isla de Cuba durante la dominación española (1492-1898)» (en español). Consultado el 18 de septiembre de 2009.
  5. (FRA 2005) Informe de la FAO [1] pag. 12

Bibliografía

  • Wiliam F. Ruddiman Los tres jinetes del cambio climático Edit: Turner Noema, ISBN 978-84-7506-852-7
  • La Enciclopedia del Estudiante volumen 8, Edit:Santillana, ISBN 950-46-1597-X
  • MONTENEGRO, Celina; GASPARRI, Ignacio; MANGHI, Eduardo; STRADA, Mabel; BONO, Julieta; PARMUCHI, María Gabriela, Informe sobre deforestación en Argentina; Edición de Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable PDF.
Obtenido de "Deforestaci%C3%B3n"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • deforestación — o desforestación sustantivo femenino 1. Degradación o pérdida de la masa forestal de un terreno: la desforestación de la Amazonia, la deforestación de la ribera mediterránea …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • deforestación — → deforestar …   Diccionario panhispánico de dudas

  • deforestación — o desforestación sustantivo femenino desertización, despoblamiento, desertificación …   Diccionario de sinónimos y antónimos

  • deforestación — (Quizá del fr. déforestation, y este del ingl. deforestation). f. Acción y efecto de deforestar …   Diccionario de la lengua española

  • Deforestación — ► sustantivo femenino ECOLOGÍA Acción y resultado de despojar un terreno de las plantas forestales: ■ la deforestación masiva de grandes extensiones amazónicas. * * * deforestación (del ingl. «deforestation», quizá a través del fr.) f. Acción y… …   Enciclopedia Universal

  • deforestación — (f) (Intermedio) proceso provocado generalmente por la acción humana, en el que se destruye la superficie forestal Ejemplos: La deforestación se debe en gran parte a las talas realizadas para la obtención de suelo para la agricultura. La… …   Español Extremo Basic and Intermediate

  • deforestación — {{#}}{{LM D11694}}{{〓}} {{SynD11962}} {{[}}deforestación{{]}} ‹de·fo·res·ta·ción› {{《}}▍ s.f.{{》}} Eliminación o desaparición de plantas forestales: • La deforestación del monte favorece la erosión del terreno.{{○}} {{★}}{{\}}ORTOGRAFÍA:{{/}} Se… …   Diccionario de uso del español actual con sinónimos y antónimos

  • deforestación — Proceso del deterioro ambiental que consiste en la destrucción y eliminación de vegetación en un área geográfica cualquiera. Reduce la biodiversidad, contribuye al cambio climático, a liberar el carbono de reserva a la atmósfera frecuentemente… …   Diccionario ecologico

  • desforestación — deforestación o desforestación sustantivo femenino 1. Degradación o pérdida de la masa forestal de un terreno: la desforestación de la Amazonia, la deforestación de la ribera mediterránea. desforestación sustantivo femenino 1. Deforestación …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • Destrucción de hábitat — Saltar a navegación, búsqueda Rinoceronte blanco, especie amenazada por la caza y la destrucción de hábitat en África …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.