Psicólogo


Psicólogo

Psicólogo

Un psicólogo es aquel profesional especializado en un área determinada de la Psicología ("psico", del griego ψυχή, alma o actividad mental, y -logía, -λογία, tratado, estudio, ciencia), ciencia que estudia los procesos mentales en sus tres dimensiones: cognitiva (pensamiento), afectiva (emociones) y comportamental (conducta).

Contenido

Áreas de especialización psicológica

La psicología es una ciencia compleja, con muchas maneras diferentes de observar e interpretar la mente y la conducta humana y de aplicar los conocimientos obtenidos. A medida que se ha ido desarrollando como disciplina científica y profesional, se ha producido también una creciente especialización, tanto en interés por la investigación como en términos de formación.

Tras finalizar su formación universitaria fundamental, el psicólogo debe especializarse en una o varias de estas áreas concretas de la psicología —aquellas que mejor se adapten a sus intereses y capacidades— para poder desarrollar eficazmente una actividad profesional productiva. Algunas de las ocupaciones profesionales del psicólogo con más tradición y población son las siguientes:

Psicólogo experimental

La psicología experimental es, históricamente, la especialidad más antigua dentro de la psicología desde su nacimiento como ciencia a finales del siglo XIX. La labor primordial del psicólogo experimental comprende el desarrollo de habilidad y metodología para la investigación científica y la ampliación del conocimiento existente sobre los fenómenos psicológicos. Para ello, realizan investigaciones sobre todos los procesos psicológicos, desde los más básicos —como el aprendizaje, la memoria, la sensación, la percepción, la cognición, la motivación y la emoción— a los más complejos. En la actualidad, la mayor parte de estas investigaciones se realizan en las Universidades, aunque también se desarrollan en laboratorios privados.

El psicopatólogo, especializado en el campo de la psicopatología (tradicionalmente también conocida como "psicología anormal" o "psicología de la anormalidad"), se interesa por el estudio de las irregularidades psíquicas y las conductas anormales, interpretando dichas anormalidades como desviaciones cuantitativas de la conducta normal, abarcando así desde las frecuentes divergencias de menor impotancia a las grandes desviaciones de la normalidad, que, aunque más excepcionales, suponen un problema de enorme importancia social.

La tarea primordial del psicopatólogo consiste en proporcionar cuenta y razón descriptiva sistemática de todas las irregularidades de la conducta, cualquiera que pueda ser su grado de severidad, en clasificarlas y en tratar de explicar cómo aparecieron. Su tarea está, por tanto, más bien orientada hacia la teoría, centrada en la ampliación del conocimiento existente sobre las diversas afecciones mentales.

El psicopatólogo puede optar por dos clases posibles de interpretación de dichas anormalidades:

  • Concepción estructural: Puesto que toda conducta tiene como sustrato un complejo mecanismo fisiológico, en el cual los sistemas nervioso y glandular desempeñan un importante papel, la interpretación neurofisiológica supone que las fallas de operación normal deben poder atribuirse directamente al desarreglo orgánico de estos sistemas. Así, la lesión o enfermedad nerviosa, el subfuncionamiento o sobrefuncionamiento de los mecanismos glandulares, o una combinación de ambos, deben ser la causa fundamental de las desviaciones de la conducta.
  • Concepción funcional: hace hincapié en el papel desempeñado por el condicionamiento y el aprendizaje en la génesis de la personalidad y la conducta. Las desviaciones respecto de la conducta normal pueden ser resultado de un reforzamiento, ya sea accidental o intencional, de las respuestas socialmente desadaptativas.

A pesar de estas diferencias interpretacionales, no se debe pensar en el estudio de la anormalidad psicológica como una visión dicotómica de la naturaleza del desequilibrio mental, sino más bien como un continuo que observa estas desviaciones de la normalidad en distintos niveles, siendo esperable que todas las anormalidades estudiadas queden sujetas a descripciones opcionales no conflictivas, algunas de las cuales harán hincapié en la psicogénesis y otras en la neurogénesis.

Psicólogo Clínico

Cuando se le pide que describa a un psicólogo, mucha gente piensa en un terapeuta que ve a pacientes —o clientes— en su consultorio, una clínica o un hospital. Esta idea popular es en parte correcta. Se estima que casi la mitad de los psicólogos se especializan en el área de la psicología clínica, ya sea como vocación primaria o como formación adicional.

Los psicólogos clínicos se interesan fundamentalmente en el diagnóstico, causa y tratamiento de los trastornos psicológicos, que fluctúan de leves a muy graves. Es decir, el psicólogo clínico hace de la personalidad y la conducta mal ajustadas su campo de estudio y, mediante el uso de procedimientos terapéuticos —principalmente las diversas modalidades de psicoterapia—, trata de reeducar al individuo, cambiar su medio, o ambas cosas, de manera que se restablezca su equilibrio psíquico. En esto se diferencia de la especialidad afín de la psicopatología, en su orientación más práctica. Además, la mayor parte de los psicólogos clínicos están formados para llevar a cabo investigaciones, retroalimentando, de esta manera, las teorías psicopatológicas sobre las que se apoyan.

Los psicólogos clínicos son empleados en hospitales para enfermedades mentales, instituciones para los deficientes mentales, clínicas de salud mental, prisiones y en la práctica privada. Algunos incluso son contratados por la Sanidad Pública, pasando necesariamente para ello por una oposición denominada PIR (Psicólogo Interno Residente) y que ofrece un número bastante reducido de plazas. Por ejemplo, en 2009, en España, se convocaron 126 plazas a nivel nacional.

En la práctica, su trabajo resulta equiparable al de un psiquiatra, ya que éstos también se dedican al tratamiento de individuos perturbados, solo que, al estar licenciados en medicina, están habilitados para practicar, además de la psicoterapia, la farmacoterápia.

Asesor Psicológico

Estos psicólogos orientadores efectúan —e interpretan— pruebas psicológicas, entrevistan y observan a aquellos que vienen a pedirles ayuda y les dan consejos prácticos para resolver el problema que les trajo inicialmente. Trabajan primordialmente con los problemas de adaptación que pueda sufrir la persona "normal". Debido a la naturaleza de esta orientación profesional, la población que acude mayoritariamente al orientador psicológico son jóvenes que sufren problemas de adaptación educativa, vocacional o social , debido a lo cual en todo colegio y universidad existe un servicio de atención y orientación psicológica a disposición del estudiante.

A diferencia de los psicólogos clínicos y los psicopatólogos, estos psicólogos se interesan principalmente por los problemas "normales" de ajuste que la mayoría de nosotros enfrenta en algún momento de su vida, como el estrés ocasionado por el trabajo, las disputas conyugales, los problemas de desarraigo, etc. Normalmente, tanto los psicólogos clínicos como los consejeros reparten su tiempo entre atender a pacientes e investigar sobre las causas de los trastornos y desajustes psicológicos y la efectividad de diferentes tipos de psicoterapia y consejería.


Entre las principales salidas profesionales de un psicólogo, podemos encontrar:

  • la clínica (consulta privada u hospital: necesariamente pasando por una oposición denominada PIR (Psicólogo Interno Residente) y que ofrece un número reducido de plazas; en 2009 126 plazas a nivel nacional;
  • la laboral (empresa, generalmente en Recursos Humanos) y
  • la pedagógica (colegios y centros infantiles);
  • no obstante también existe la posibilidad de dedicarse al ámbito de la investigación en Universidades o laboratorios privados.
  • Recientemente, aproximadamente unos 25 años, se desarrolló una nueva rama de la Psicología: la Psicología Jurídica. Dicha vertiente incorpora a todos aquellos profesionales que se dedican a conjugar el Derecho con la Psicología. Comprende el comportamiento legal de las personas. Dentro de la Psicología Jurídica encontramos:
    • Psicología aplicada a los Tribunales.
    • Psicología Penitenciaria; vertiente que necesita una oposición nacional y que cuenta con un examen, el cual conlleva a su vez 4 exámenes (test, oral, idioma, práctico).
    • Psicología de la Delincuencia.
    • Psicología Judicial (testimonio, jurado).
    • Psicología Policial y de las Fuerzas Armadas.
    • Victimología.
    • Mediación.
  • También podemos encontrar la Psicología del Deporte, la Psicología de la Percepción (muy usada en Seguridad Vial) y la Psicología de la Atención (utilizada por controladores aéreos, por citar un ejemplo).

La actividad profesional del psicólogo lleva consigo necesariamente implicaciones éticas, estando sometida, por tanto, a exigencias y obligaciones profesionales de carácter deontológico. Estas consideraciones morales son normalemente acordadas y divulgadas por los Colegios Profesionales de Psicólogos. En el preámbulo de la Declaración sobre las Normas Éticas de la Profesión Psicológica, adoptadas por la American Psychological Association (APA), se señala que:


"El psicólogo cree en la dignidad y en la valía del ser humano individualmente considerado. Queda comprometido a aumentar la comprensión que el hombre tiene de si mismo y de los demás. Mientras prosigue esta empresa, procura el bienestar psicológico de cualquier persona que puede buscar sus servicios o de cualquier sujeto, humano o animal, que pueda ser objeto de su estudio. No emplea su posición ni sus relaciones profesionales para finalidades que no vayan de acuerdo con estos valores, ni debe permitir que ello suceda cuando sus propios servicios son empleados por otros. Si bien demanda para si mismo la libertad de investigación y de comunicación, acepta también la responsabilidad que confiere esta libertad: de competencia, cuando la reclama; de objetividad, en el informe de sus hallazgos, y de consideración para los mejores intereses de sus colegas y sus colegas y su sociedad."


Algunas de las exigencias éticas más destacadas por los Colegios Profesionales de Psicólogos de España son las siguientes:

  • La intervención del psicólogo, ya sea por petición de asesoramiento de una persona o por parte de una sociedad, implica una confianza plena, y exige como contrapartida el secreto profesional.
  • La intervención del psicólogo nunca ha de pretender obtener información o conocimiento para conseguir beneficios sobre los sujetos a los que presta sus servicios.
  • El código ético del psicólogo exige siempre, como objetivo último, el servicio a la persona, la búsqueda de su salud mental y de su equilibrio psíquico.
  • El psicólogo nunca puede imponer sus objetivos, sino ayudar a descubrirlos al sujeto cliente de su intervención, puesto que todo sujero es un ser libre.
  • El psicólogo no puede imponer pautas o normas de conducta a los sujetos sobre los que interviene, porque todo sujeto, además de ser libre, es responsable de sus actos.
  • El psicólogo no debe ayudar a los sujetos de su intervención a eludir sus responsabilidades, sino ayudarles a ser conscientes de ellas.
  • En situaciones de conflicto en su ejercicio profesional, como, por ejemplo, atender a los intereses de una empresa para la que trabaja al tiempo que debe preocuparse por los intereses de personas contratadas por dicha empresa y de las que también se encarga, debe atender principalmente al beneficio psicológico de las personas.
  • El psicólogo debe ser consciente de sus propios límites y carencias, tanto de sus limitaciones como persona como de los límites y lagunas de su formación, teniendo obligación moral de estar al día y perfeccionar sus conocimientos. Nunca debe prometer nada que no esté seguro que pueda cumplir y debe advertir sobre sus limitaciones siempre que la sociedad le pida más de lo que efectivamente pueda ofrecer.
  • El psicólogo no debe buscar entrar en conflicto con sus colegas, y en caso de producirse no ha de pretender hacerlo público y notorio, sino acudir al papel conciliador del Colegio Profesional.
  • El psicólogo ha de evitar rebajar o banalizar su profesión con sus actuaciones o con la imagen que de ella ofrece al público, máxime cuando se le solicite en medios públicos para interpretar acontecimientos y comportamientos o para ilustrar determinadas terapias psicológicas. Jamás debe ofrecer una imagen ligera de la profesión psicológica que la confunda con prácticas parapsicológicas de clarividencia, espiritistas y sensacionalistas sin base psicológica científica, actividades que, si lugar a duda, no son respaldadas por los Colegios Profesionales de Psicólogos.


Intervención del Colegio Profesional de Psicólogos

La autoridad que debe salvaguardar el cumplimiento de esta deontología profesional es el Colegio Profesional de Psicólogos. Esta instintución es la encargada de intervenir en caso de que un profesional viole el código ético al que esta atado la actividad psicológica profesional, además de tener ciertas obligaciones para con sus afiliados:

  • Los colegios profesionales de psicólogos deben estar atentos y tomar medidas en el caso de que algún psicólogo sufra desequilibrios personales que afecten a su ejercicio profesional.
  • Deben intervenir, siguiendo las directrices del código deontológico, cuando se produzcan conflictos y escándalos públicos a consecuencia de informes y diagnósticos que interfieran en los derechos e intereses de otras personas, o entren en conflicto con informes emitidos por otros profesionales de la psicología, adoptando los procesos administrativos que consideren adecuados.
  • Deben denunciar las prácticas de banalización y de ambigüedad profesional en el ejercicio de la psicología, así como recordar a sus afiliados la responsabilidad de ofrecer una imagen adecuada de su profesión.
  • Tienen la obligación de recordar a los profesionales de la psicología su responsabilidad de ofrecer ayuda eficaz, para lo cual es necesario mantener al día su formación y evitar el anquilosamiento en el ejercicio de la profesión psicológica, puesto que las técnicas profesionales no son inamovibles. Para ello, deben procurar que sus afiliados reciban una especie de formación continuada, ofreciendoles una actualización periódica de su formación teórica y práctica.

Véase también

  • Lista de psicólogos


Enlaces externos

Wikiquote

Commons

Obtenido de "Psic%C3%B3logo"

Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos:

Mira otros diccionarios:

  • psicólogo — psicólogo, ga sustantivo masculino,f. 1. Persona que se dedica por profesión a la psicología. 2. Persona que sabe conocer muy bien el carácter de las personas y sus reacciones: Ese comercial es un psicólogo estupendo, sabe perfectamente cuándo… …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • psicólogo — Persona especializada en el estudio de la estructura y función del cerebro y de los procesos mentales asociados en animales y seres humanos. Un psicólogo clínico es un licenciado en psicología con formación en psicología clínica que presta… …   Diccionario médico

  • psicólogo — s. m. Psicologista …   Dicionário da Língua Portuguesa

  • psicólogo — psicólogo, ga 1. m. 1. y f. Especialista en psicología. 2. Persona dotada de especial penetración para el conocimiento del carácter y la intimidad de las personas …   Diccionario de la lengua española

  • psicologo — psi·cò·lo·go s.m. 1. AD TS psic. studioso di psicologia; chi analizza scientificamente e professionalmente i vari aspetti e manifestazioni della psiche: psicologo di consultorio, psicologo d azienda, psicologo scolastico 2. CO estens., chi… …   Dizionario italiano

  • psicólogo — ► sustantivo SICOLOGÍA Sicólogo [en todas sus acepciones]. * * * psicólogo, a 1 n. Persona que se dedica a la psicología. 2 adj. y n. Se aplica a la persona *sagaz para conocer la psicología, reacciones afectivas, etc., de las personas. * * *… …   Enciclopedia Universal

  • psicólogo — s 1 Persona que se dedica a la psicología y al tratamiento de las perturbaciones mentales: un psicólogo clínico, ir al psicólogo 2 Persona que tiene la habilidad de reconocer intuitivamente el carácter y las reacciones de las personas …   Español en México

  • psicólogo — (m) (Intermedio) especialista que investiga e intenta comprender la mente y los comportamientos humanos Ejemplos: Los psicólogos industriales estudian el entorno laboral de los trabajadores. No sé cómo ayudarte, tal vez necesites hablar con un… …   Español Extremo Basic and Intermediate

  • psicólogo — {{#}}{{LM P32088}}{{〓}} {{[}}psicólogo{{]}}, {{[}}psicóloga{{]}} ‹psi·có·lo·go, ga› (también {{◎}}sicólogo, sicóloga{{ ̄}}) {{《}}▍ s.{{》}} {{<}}1{{>}} Persona que se dedica profesionalmente a la psicología. {{<}}2{{>}} Persona con especial… …   Diccionario de uso del español actual con sinónimos y antónimos

  • psicologo — {{hw}}{{psicologo}}{{/hw}}s. m.  (f. a ; pl. m. gi ) 1 Studioso di psicologia. 2 (est.) Chi conosce profondamente l anima umana …   Enciclopedia di italiano


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.