Andrés Ducatenzeiler


Andrés Ducatenzeiler

Andrés Ducatenzeiler

Andrés Ducatenzeiler, ex-dirigente del fútbol argentino, fue secretario deportivo y presidente del Club Atlético Independiente. Presidió el club desde 2002 hasta 2005, en ése último año presentó la renuncia aunque ya no tomaba decisiones políticas en el club.

Contenido

Elecciones

Andrés Ducatenzeiler fue elegido como presidente de Independiente el 24 de noviembre del 2002, ganó con claridad las elecciones con un 76,09% de los votos, una ventaja histórica en el club de Avellaneda. El momento deportivo del equipo era el mejor de los últimos tiempos ya que estaba a punto de coronarse campeón del fútbol argentino. Fue fundamental para que ganara Ducatenzeiler el apoyo grande que recibió por parte del empresario Daniel Grinbank quién había aportado jugadores al club ante los problemas financieros que éste tenía y gracias a esos aportes pudo ser campeón en 2002. La gente que votó a su favor seguramente pensó en que Independiente seguiría teniendo grandes jugadores que les cedería el empresario. En ese momento el club Rojo tenía una deuda importante de 26 millones de pesos y una de las primeras palabras de su nuevo presidente fue de que Independiente iba a estar a la altura de River Plate y Boca Juniors (los equipos más importantes del país). A la semana siguiente el cuadro de Avellaneda festejaba el título.

Gestión presidencial 2003/2004

Las cosas comenzaron a mermar ya al año siguiente, cuando Independiente con el mismo equipo que festejara el Apertura 2002, realizó un flojo Clausura 2003 en el cuál los jugadores que trajo Grinbank bajaron mucho su rendimiento y esto hizo que no hubiese ofertas para llevarse a estos deportistas, por lo que tuvo que informarle a Ducatenzeiler que no aportaría dinero para traer jugadores para la temporada 2003/2004. Ante esto, Independiente vendió a su mejor jugador, el zaguero central Gabriel Milito al Real Zaragoza español a cambio de unos 2.500.000 dólares. Con ese dinero Independiente trajo a 15 jugadores a préstamo. Cabe destacar que antes también se cambió de entrenador, asumió Oscar Ruggeri a mediados del Clausura 2003 ante la negativa de quien lo sacase campeón, referencia a Américo Gallego quién se demoró en pensar en la renovación de su contrato con el equipo de Avellaneda. Se desarmó por completo el plantel campeón del 2002 y se armó todo un equipo nuevo a cargo de Ruggeri, el equipo resultó un rotundo fracaso al poco tiempo, dejó de luchar el Apertura 2003 ya en la octava jornada y fue eliminado por goleada en la Copa Sudamericana al caer ante el River Plate por 4 a 1 y 4 a 0. Inmediatamente Ruggeri presentó su renuncia tras los resultados negativos y además por la pésima relación que tenía con la hinchada de Independiente que lo insultaba y mucho ante la mínima adversidad que se presentara en un partido. Se contrató de entrenador para terminar lo que restaba del Apertura a Osvaldo Sosa quien sacó apenas 9 puntos en 11 juegos. Al finalizar el certamen Sosa fue destituido y éste criticó con dureza al presidente y a la institución diciendo que ya no era un equipo grande de la Argentina, además el club le debía dinero.

En 2004, el equipo volvía a disputar la Copa Libertadores de América, se contrató al histórico entrenador José Omar Pastoriza por pedido de la Comisión Directiva ya que Ducatenzeiler prefería a César Luis Menotti. Lo cierto es que no se sumaron jugadores importantes y el equipo se quedó rápidamente eliminado de la competición y lejos también del campeonato Clausura 2004. El 9 de mayo de ese año, Independiente recibe una durísima derrota como local por 4 a 1 ante un Boca Juniors que jugó con jugadores suplentes. El presidente ese día tras el partido, habló con dureza hacia el líder de la AFA, Julio Grondona y admitía que los clubes que no "pactaban" con Grondona terminaban quebrados. Ducatenzeiler rápidamente perdió el apoyo del resto de la Comisión Directiva de Independiente quienes tras ser preguntados sobre sus dichos, decían que no estaban de acuerdo con lo que decía y que eran declaraciones que Ducatenzeiler hacía en solitario. La deuda de Independiente seguía aumentando considerablemente y llegó a peligrar la participación de el equipo en el torneo Apertura 2004 por falta de pagos.

La AFA decide suspender por dos años al presidente el día 22 de junio de 2004, amparándose en el artículo 47 de su reglamento. Ducatenzeiler por fallo judicial rápidamente recupera la presidencia el día 8 de julio. Para más desgracias en la Institución fallece por problemas cardíacos el entrenador José Omar Pastoriza y se suicida el ex-árbitro Fabián Madorrán, quién era un arbitro que Ducatenzeiler criticó y mucho después del partido de su equipo ante River por la Copa Sudamericana 2003 al no cobrar un clarísimo penal para Independiente. Madorrán fue destituido como árbitro a los pocos días por la AFA por "mala actitud física", aunque ese no sería el verdadero motivo de su salida sino que fue despedido por solicitud del presidente Rojo. Ese encuentro ante River fue el último que dirigió él mencionado árbitro, esto fue un 17 de septiembre de 2003, el día 28 del mismo mes la AFA le rescindió el contrato. Madorrán se suicida en la ciudad de Córdoba el 31 de julio de 2004.

Estos hechos afectaron a Ducatenzeiler, quien es internado en un neuropsiquiátrico por un grave estado depresivo. A estas alturas la conducción del club la estaba llevando a cabo el empresario Julio Comparada que se hizo cargo de muchas deudas y de traer jugadores al primer equipo de Independiente. Después de ser rehabilitado en septiembre de 2004, Ducatenzeiler siguió criticando la conducción de Grondona en la AFA. Seguía siendo presidente de Independiente pero no tomaba decisiones, no presidía, era lo que algunos llamaron un "presidente sin cartera", o un "presidente que no presidía". El fútbol profesional estaba a cargo de Comparada y otros miembros de la Comisión Directiva.

Reelección y renuncia

En marzo de 2005 Ducatenzeiler dijo que iba a presentarse a la reelección que se tenía planeada a fines de ese año, pero finalmente el 15 de abril decidió renunciar como presidente y también como postulante a recuperar el trono de la Institución de Avellaneda ya que recordemos que desde julio de 2004 no tomaba decisiones en el club más allá de ser el presidente. En su carta de renuncia expresaba cosas como: "Desde el infausto día en que la arbitraria resolución del Comité Ejecutivo de la AFA resolvió suspenderme por dos años soy continuamente asediado por injuriosas manifestaciones reproducidas y difundidas por distintos medios", y apuntó a "... páginas centrales en suplementos deportivos de algunos de los diarios de mayor circulación en nuestro país". Su carta de renuncia se la entregó al Vicepresidente de Independiente.

Balance final

El balance de su gestión es de las peores que hubo en Independiente, sobre el final de la misma la deuda actual del club era de casi 50 millones de pesos, casi el doble de lo que ésta era cuando asumió. El club hizo una convocatoria de acreedores en agosto del mismo año pero ya a cargo de su nuevo presidente, Julio Comparada. No hubo logros deportivos, al contrario, flojas campañas que no superaron los 25 puntos y complicaron al equipo con el promedio del descenso. Se sumaron muchos jugadores en condición de cedidos y éstos rápidamente abandonaron el club. Existió un caso gravísimo con un jugador que había llegado de Olimpo de Bahía Blanca, referencia a Cristian Tavio a quién le falsificaron la firma para privarlo de que cobrase unos 57 mil pesos en concepto de primas. El dinero no lo cobró el jugador pero si alguien ligado al club y se desconoce, pero se sospecha y mucho del propio Presidente. Otros jugadores que se fueron al poco tiempo y al ser preguntados si desaban volver, ellos afirmaban que regresarían cuando "hubiera otros dirigentes". El 90% de los socios del club calificaron como "pésima" a la gestión de Ducatenzeiler.

En el mes de noviembre de 2006 rompió el silencio después de mucho tiempo en una larga nota que le hizo el diario Perfil donde habla de muchos "negocios sucios" de la AFA, de la televisión y también de los barrabravas y de que se arrepiente de haber sido dirigente.


Declaraciones Sobresalientes y Descripcion del Futbol Argentino

—¿Grondona conoce a los barras? —¿Ustedes creen que no? Los conoce a todos. Si robamos un quiosco, ¿no vamos en cana? ¡Y cómo no van a poder meter preso a un tipo que hace quilombo en la cancha! ¿Cuál es el nexo tan grande por el que no se puede? Que le pregunten a Alan (Schlenker, jefe de la barra de River), a quien vimos en la tele y parece un hombre de bien, cómo entraba a la cancha en el Mundial de Alemania. Ojalá lo contara. Señor Alan, ¿cómo entraba a los partidos de Argentina? Si contesta eso, está la respuesta a todos los problemas del fútbol argentino.

Grondona. “Todo remite a él. Pongo otro ejemplo: las cámaras de video, que nunca resolvieron el tema y fundieron a los clubes. En Independiente las compré yo en el ’99. Había presupuestos más baratos que el que contratamos, pero llamó Grondona a la comisión directiva y dijo: “Señores, cómprenselas a esta empresa, que es la que sugiero”. El tesorero le contestó que era más cara que las otras, pero Grondona respondió: “No importa, total no las van a pagar nunca”. Un millón de euros costó el sistema y hoy está en la convocatoria de acreedores.

— ¿Qué es lo que más le sorprendió de la AFA? — El poder absoluto que tenía Grondona para manejar todo, para determinar cualquier cuestión del fútbol, la que quieran, la que se puedan imaginar. En el fútbol argentino no hay ninguna decisión que se tome en ningún ámbito sin que se le consulte a él, porque es un tipo que vive las 24 horas para eso. Es lo único que le importa, de lo único que sabe.

Quién gana. “¿Que si se arreglan partidos? Hay 11 jugadores que quieren ganar, de un lado, y 11 que quieren ganar, del otro. Lo que uno puede hacer, como dirigente, es tomar prevenciones para que no lo perjudiquen ciertos factores externos al juego, que uno cree que te pueden perjudicar. Nada más. Una localía, por ejemplo. Yo sabía que contra Banfield en su cancha ganábamos uno de cada 10, y en la cancha de Vélez, nueve de cada 10. Y ahí está la habilidad del dirigente de sentarse donde hay que sentarse. O ir y decir: este árbitro no me dirige, señor. ¿Por qué? Porque este árbitro no dirige a River hace dos años. ¿Por qué un árbitro no dirige a un equipo y a otro sí? ¿Por qué Madorrán no dirigió dos años a River? ¿Por qué los árbitros de la Triple A (Asociación Argentina de Arbitros), que es el gremio que maneja Grondona, dirigen los últimos tres partidos de los equipos que van primeros?”

—¿ Cómo es el tema de las asociaciones de árbitros? —Por ejemplo, cuando Arsenal logró ascender a Primera fue dirigido en los últimos 10 partidos por 8 árbitros de la misma asociación, la Triple A (una de las dos asociaciones que hay en la Argentina; la otra, el SADRA). Por cuestiones democráticas, por lo general, se trata de que todos dirijan todo. ¿Qué más? Arsenal es el único club que ascendió y no descendió. Todos los demás descendieron. ¡Mirá qué suerte que tiene Arsenal! Así funciona: árbitro que dirige Arsenal y Arsenal gana, ese árbitro al partido siguiente dirige a un equipo grande. Para Grondona no hay nada más importante que Arsenal. Clarín, un día, dividió una página y comparó al Arsenal de Inglaterra con Arsenal de Sarandí. ¡Y el Barcelona, en vez de hacer convenios con River, hace convenios con Arsenal

— ¿Qué pasa con los campeones del fútbol argentino? —Siempre Boca. Salvo Racing por una cuestión gubernamental de (Carlos) Ruckauf, salvo Independiente porque no me pudieron torcer el brazo (por lo cual me echaron), salvo Newell’s, porque había un gran favor que Grondona le debía a al presidente Eduardo López, y salvo Vélez, para que Gámez no rompa tanto las pelotas. Después Boca. ¿Quién querés que salga campeón? ¿Una sociedad anónima (por Blanquiceleste)? ¿Independiente? Una vez cada ocho años, para que a Grondona no le rompan las pelotas sus vecinos.

La oscura cocina de la AFA — ¿Cómo fue su primer día en el Comité Ejecutivo de la AFA? —Primero, cuando entrás a la AFA y los ves a todos te da asco. En mi primer día, me sentaron al lado de Gámez. ¿Sabés cómo empezó la reunión Gámez? Diciéndoles a todos los presidentes que eran una manga de cagones y de alcahuetes de Grondona.

FUENTE: http://www.perfil.com/contenidos/2006/11/20/noticia_0032.html

Referencias

Obtenido de "Andr%C3%A9s Ducatenzeiler"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • CA Independiente — Infobox club sportif CA Independiente …   Wikipédia en Français

  • Club Atlético Independiente — Independiente Nombre completo Club Atlético Independiente Apodo(s) El Rojo, Los Diablos Rojos de Avellaneda, El Rey de Copas, El Orgullo Nacional. Fundación 1 de enero de 1905 (106 años) …   Wikipedia Español

  • Julio Comparada — Saltar a navegación, búsqueda Julio Comparada es un empresario y dirigente de fútbol argentino. Es el actual presidente (2005 2009) de Independiente, de la primera división argentina. Contenido 1 Biografía 1.1 Trayectoria como empresario …   Wikipedia Español

  • Canarias Radio — Saltar a navegación, búsqueda Canarias Radio La Autonómica es la emisora pública de las Islas Canarias (España). Forma parte del Ente Público Radio Televisión Canaria. La emisora cuenta con dos centros de producción, uno en Santa Cruz de Tenerife …   Wikipedia Español

  • Jorge López Ruiz — Jorge López Ruiz, tapa del álbum JLR por JLR (1964). Datos generales Origen …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.