La era Lorenzo 2º parte (1978-1979)


La era Lorenzo 2º parte (1978-1979)

Esta etapa narra el final de la era Lorenzo en Boca

Contenido

Copa Libertadores 1978

Cómo el último campeón, Boca no debió disputar la primera ronda del torneo, ingresando recién en la rueda semifinal. En el grupo que le tocó en suerte participar debió enfrentar a River Plate, que había sido ganador de su grupo enfrentando a Independiente y los conjuntos ecuatorianos. El equipo millonario debió exigirse para superar el primer obstáculo, ante Independiente, ya que la precariedad futbolística de los ecuatorianos fue rápidamente superada. El segundo rival sería Atlético Mineiro de Belho Horizonte, que había eliminado a Palmeiras y los equipos bolivianos, siendo catalogado como uno de los conjuntos de mayores posibilidades para adjudicarse el certamen. En otras palabras, uno de los más serios rivales que debía enfrentar el conjunto de la ribera en esta edición. Sin dudas era ésta la zona más fuerte, ya que el Deportivo Cali era amplio favorito a adjudicarse el otro grupo ante el Palestino de Chile y Libertad de Paraguay. Teniendo en cuenta el desenvolvimiento que había tenido el conjunto en el torneo Metropolitano hasta entonces se podría decir que la posibilidad que le asistía a Boca estaba nuevamente sostenida por su sólida composición colectiva, aunque seguía adoleciendo de graves problemas para llegar al gol, afección que arrastraba desde los primeros momentos en que Lorenzo se hizo cargo del plantel aunque se aseguraba que ese déficit sería solventado con la incorporación de un hombre de las características de Carlos Salinas, o con dos hombres con cualidades para ocupar esa plaza que eran Carlos Alvarez, que no había desentonado hasta entonces, pero tampoco había conformado al cuerpo técnico; José Luis Saldaño, rudimentario delantero que ponía sin embargo su cuota de espectacularidad con su velocidad y potencia, o en última circunstancia la posibilidad de Armando Mario Husillos, delantero hecho de las divisiones menores; buen cabeceador, aunque con dificultades técnicas para desenvolverse en los espacios reducidos. No eran muchas las variantes, pero los hombres que estaban en condiciones de cubrir ese puesto eran dignos de confianza.

No cabe otra definición del primer encuentro que jugó Boca en esta edición de la Copa. Pocas son las ocasiones en las que se presenta un partido donde la clara superioridad de un equipo no se cristalizaban la red por una espectacular actuación de un arquero, que lució como en la plenitud de sus mejores momentos. Sólo la gran performance que cumplió Ubaldo Matildo Fillol es el argumento único que justifica que River Plate se llevara de la Bombonera el punto que vino a buscar desde el primer minuto del encuentro. Por el contrario Boca, asistido por su condición de local, la presión de su público y un mejor funcionamiento colectivo, buscó en todo momento de hacerse de la victoria. Pero fue todo inútil. Esa noche Fillol tornó a la impotencia la apetencia ofensiva que había mostrado Boca. Todos los cambios posibles fueron surcados por la ofensiva boquense. Invariablemente se encontró con Fillol inspirado. Ya en la segunda parte, cuando Boca jugaba todo su potencial en busca de los dos puntos, se produjeron dos hechos que perjudicaron notoriamente el accionar de Boca y calmaron notablemente su fervor ofensivo. Primero Roberto Perfumo golpeó en forma artera a Mario Zanabria lesionándolo. En segundo lugar, el "Chino" Benítez fue expulsado por cometer una violenta infracción en contra de Daniel Passarella. Con la salida de estos dos hombres, Boca perdió sus principales generadores de fútbol y cayó en la intrascendencia, dejándose llevar por su fervor y temperamento, antes que avanzando con claridad y coherencia como lo había hecho en la primera parte del match.

En el negociado de puntos que propone la Copa, perder un punto como local es resignar parte de la chance que podía tener el equipo para llegar a las finales del torneo. Eso fue lo que pasó con Boca en el primer partido de esta serie, donde a pesar de ser claramente superior a su rival, quedó con un punto nada más, lo que significaba haber perdido terreno en una dure zona como la que le había tocado participar. Ante esta circunstancia era lógico pensar que el cuadro de la ribera partiría hacia Brasil donde debía medirse con el Atlético Mineiro, con el propósito de retornar con los dos puntos, sin demasiadas alternativas para optar. Claro que, teniendo en cuenta el estilo boquense, justificadamente llamado ideal para la Copa, hacía que el libreto que asumía como visitante era de corte defensivo, lo que en cierta medida le hacía perder profundidad en ofensiva. Ante ese panorama, con la imposibilidad de contar con Benítez, Lorenzo planteó en campo ajeno un esquema que no se lo emparentaba en su línea de juego. Un abierto 4-3-3. Y dio frutos, porque si bien Boca llegó al triunfo merced a la concreción estupenda de dos tiros libres magníficamente ejecutados por miguel Angel Bordón, quien jugó uno de sus mejores encuentros que había disputado en los últimos tiempos, teniendo varia oportunidades de ampliar el score, las que se perdieron por poco. Superado por el funcionamiento colectivo boquense, el Mineiro apeló a un juego brusco tratando de equiparar la mejor disposición del equipo argentino que luego de ponerse en ventaja por 2 a 1, marcador final, se plantó en su zona media para explorar la velocidad de sus delanteros. Con esta victoria la chance boquense permanecía intacta, ya que había recuperado el punto perdido como local, ganando en cancha ajena. Pero por sobre todas las cosas, mostrando una concentración impecable en su estilo de juego, lo que lo convertía en un equipo que ya no sólo conocía al máximo sus virtudes y defectos, sino que los manejaba de acuerdo a las circunstancias. Eso fue reconocido por todos como madurez.

Continuando con la disputa de la serie, River Plate derrotó en pálida actuación al Atlético Mineiro en el primer encuentro que el cuadro brasileño jugó en suelo argentino, comprobándose que ninguno de estos equipos tenía por el momento el nivel que había logrado Boca Juniors. Esa compenetración en el estilo de juego fue la que le sirvió a Boca, superar sin algunos contratiempos el encuentro revancha ante el Mineiro. En ventaja desde los primeros minutos gracias a una clásica maniobra de pizarrón que practicaba el cuadro boquense, retrasó sus líneas en busca de explotar el contragolpe. Contrariamente a lo que había sucedido hasta entonces no mostró coherencia en sus movimientos, lo que permitió el acercamiento de los brasileños hasta la meta de Gatti, creando muchas situaciones de gol que pusieron a tiro de empate a los visitantes, lo que finalmente logró en el cierre del primer tiempo, luego de una falla del "Loco" que intentó hacer una de sus clásicas maniobras insólitas. Disconforme con el rendimiento que hasta entonces había tenido el conjunto, Juan Carlos Lorenzo dispuso un cambio táctico, haciendo pasar a Mario Zanabria de punta de lanza, convirtiéndolo en actor principal de la levantada de Boca Juniors. Primero Mastrángelo, tras impecable pase del habilidoso Zanabria y precisa definición y más tarde Carlos Horacio Salinas, con un remate combado desde un ángulo cerrado al primer palo del arquero, sellaron un triunfo que lo colocaba en inmejorable posición para lograr el pase a las finales.

Imprevista fue la victoria conseguida por el Atlético Mineiro a manos de River Plate, que en los papeles era favorito para alzarse con el triunfo o cuando menos llevarse un punto de las tierras cariocas. Pero buscando revancha ante su propio público que los había visto perder de mala forma ante Boca Juniors, lograron un triunfo que colocó a los xeneizes a un paso de las finales. El encuentro final se llevó a cabo en el estadio "Monumental" y allí Boca ratificó la superioridad sobre su eterno rival en los enfrentamientos de Copa, derrotándolo claramente por 2 a 0. Fortalecido por la ventaja que en puntos tenía sobre su rival, Boca planteó un esquema defensivo, esperando al rival y buscando aprovechar el contragolpe. Sin demasiadas ocasiones para concretar en la primera parte, en la segunda le impuso al desarrollo del encuentro el ritmo que le convenía y definió el match a su favor. Mastrángelo, luego de una lucida maniobra de jorge Benítez y Carlos Salinas, definiendo sobre la misma presencia de Fillol. Fue justicia, ya que a lo largo de esta serie había sido sin dudas el mejor de los participantes, superándolos con claridad. En el encuentro final superó al equipo que era considerado el principal enemigo, haciendo prevalecer su sólida estructura y mejor funcionamiento, ante un equipo que sintió el peso anímico que significó llegar a esta instancia con remotas chances.

El segundo finalista fue el Deportivo Cali de Colombia, que ganó con cierta comodidad su grupo, aún por mayor diferencia a la que había logrado Boca en su zona. con este enfrentamiento se daba la posibilidad de dirimir la paridad que había tenido el choque en los dos partidos anteriores que jugaron en la edición anterior y que finalizaron con el marcador igualado. No se temía futbolísticamente al Cali, porque se había superado a equipos que poseían mayor enjundia técnica. Quizá el principal enemigo estuviera en el banco de suplentes. Su nombre, Carlos Salvador Bilardo. En los partidos anteriores Bilardo había predispuesto a la gente colombiana a la hostilidad hacia los jugadores xeneizes, no sólo dentro sino también fuera de la cancha. Si bien se confiaba en la forma en que responderían los jugadores, cargados de partidos en la Copa, todos se preguntaban si el DT argentino que dirigía a los colombianos, no apelaría a sus tan mentadas artimañas extrafutbolísticas. La primera final jugada en Cali, Colombia, tuvo un desarrollo normal y todas las especulaciones que se crearon alrededor de las artimañas quedaron ridículas a inútiles pensamientos. Boca dominó el partido esperando en las cercanías de su área, desarrollando un juego de contención que anuló todos los intentos del cuadro caleño, llevándose un empate que lo favorecía notoriamente ya que la revancha, es obvio, se jugaría en el estadio de Boca, lo que significaba una gran posibilidad a su favor.

El partido decisivo fue un monótono dominio del cuadro ribereño que lentamente se fue plasmando en la red del impotente Zape, quien debió soportar a lo largo de todo el encuentro una intensa presión, la que no pudo resistir. Boca, embarcado en una tenaz y persistente ofensiva, alcanzó un 4 a 0 terminante, en una Bombonera absolutamente repleta por donde se la quiera ver, que reflejó la neta superioridad que ejerció sobre su rival, y marcando la diferencia que había entre uno y otro equipo. Hugo Osmar Perotti, una de las grandes figuras de esa noche en dos oportunidades; Mastrángelo con una impecable maniobra en el momento de la definición, y Carlos Horacio Salinas en una guapeada sellaron el marcador que pudo tranquilamente ser superior. El equipo rindió en la manera acostumbrada y cumplió aquí su mejor performance. La Bombonera vivió su gran fiesta, quizá la más importante que hubiera vivido en todos los tiempos. Boca repetía el título que había conquistado al año anterior. Boca era bicampeón continental y Lorenzo lograba más pergaminos a su etapa como entrenador xeneize.

Copa intercontinental 1977

Luego de haber conquistado todos los certámenes y copas que disputó le resta a Boca Juniors agregar a sus vitrinas la Copa Intercontinental que la juegan los campeones de Libertadores y Europa. A lo largo de la historia en varias ocasiones se frustró la posibilidad de que ambos campeones se enfrentan, generalmente por inconvenientes presentados por los equipos del viejo continente. En muchos casos se reemplazó al soberano europeo por el subcampeón y en otras las disputa del trofeo se suspendió. los dirigentes de Boca Juniors, afirmados en su política de darle gran importancia a los enfrentamientos internacionales, hicieron todas las gestiones para medirse con Liverpool, de Inglaterra, ganador de la última edición de la Copa de Europa, pero sus pares británicos no accedieron por problemas de calendario, ya que la fecha que ofrecía boca se superponía con la disputa del campeonato inglés, al que los equipos ingleses le deben fidelidad casi eterna. Al fracasar las gestiones, las negociaciones se encaminaron hacia Alemania para conseguir la presentación del Borussia Moenchengladbach, el otro conjunto que había disputado la final del torneo europeo. Se convino la fecha(1º de agosto de 1978) y todos los accesorios y de esta forma quedaba abierta la posibilidad para Boca de convertirse en campeón del mundo, acepción que se le da a esta Copa desde hace mucho tiempo, ya que se miden por ella equipos sudamericanos y europeos, considerados con justicia los proveedores del mejor fútbol mundial.

Boca Juniors, de local, no fue menos que el cuadro alemán. Pero tampoco fue más, e incluso quedó cierto margen a favor de los visitantes que durante largos pasajes del encuentro dominaron el accionar boquense merced a la mecánica que le impuso a su juego, anulando las vías boquenses para llegar a la valla teutona. Sin embargo, la mecánica boquense rindió frutos a poco de iniciado el encuentro. El pelotazo de Zanabria, la diagonal de Mastrángelo, hicieron alarde y el delantero quedó mano a mano con el golero, lo eludió y con toque corto definió de manera impecable. Luego el trabajo en los entrenamientos de los alemanes rindió frutos en dos jugadas en las cuales la defensa de Boca perdió las marcas y Santos, que esa noche tuvo una prueba de fuego, se equivocó. en ventaja los alemanes, retrasaron sus líneas tratando de explotar el contragolpe, obligando a Boca a jugar en forma incómoda a lo que estaba acostumbrados en ataque. En la segunda parte, Lorenzo dispone del ingreso de Jorge Daniel Ribolzi y le encomienda convertirse en el eje ofensivo del equipo. Y esta variante rinde pronto frutos. La dinámica que le da el volante le brinda una clara superación en los primeros minutos del segundo tiempo. Así llega el empate. Pared entre Ribolzi y Pavón, llegada del "Ruso" e impecable definición ante el arquero que es sorprendido por la maniobra. Boca empata el partido, pero no genera más oportunidades para adueñarse de la victoria. Tampoco la crea Borussia y la primera final concluye con puesta entre ambos equipos. Quedó la sensación que los alemanes fueron más. Pero fue una impresión visual más que concreta. Ahora había que esperar la revancha.

La segunda final se fijó para el 1 de agosto a jugarse en Karlshure. Hacia allí fue Boca, con pocas esperanzas, menos para Lorenzo, aunque quien a pesar de la expectativas negativas podía quitarle confianza a este Boca del "Toto" que tantos triunfos había logrado. Pero había algunas contras que pesaban y que no se podían disimular. Lesionados Mouzo, Sa y Benítez, no podrían ser de la partida. El hecho de jugar como visitante influía en ese pensamiento, teniendo como referencia la actuación que les cupo a los teutones en la Bombonera. Quedan a favor la presencia de Darío Luis Felman que había vuelto de España por problemas con la gente de Valencia, club en el que jugó la temporada anterior. Y el aporte de Felman era por demás valioso teniendo en cuenta que Perotti no podía ser de la partida. También que los alemanes entraban en una etapa de preparación para el campeonato de ese año. Era una patriada difícil.

Cuando en los momentos previos al partido, Juan Carlos Lorenzo dijo: "Boca va a jugar al ataque", un tramando signo de desconfianza se cernió sobre sus palabras. Era casi común que Lorenzo justificara la actuación de su equipo de esta manera, pero que a nadie le quepa dudas que esta vez no mintió. El 4-3-3 que planteó en ese partido no sólo se debió a una necesidad ante lo diezmado que tenía su plantel, sino también a un sentimiento que tuvieron los jugadores que a toda costa querían ganar. Boca fue a ganar y ganó. Sin deslumbrar, es cierto, pero jugando con la suficiente ambición como para dominar claramente a los alemanes que lucharon por todos los medios para quebrar el ensamble que mostró Boca en este partido. con movimientos tácticos casi perfectos anuló la mecánica. Primero Felman en gran maniobra personal. Después Mastrángelo mostrando su capacidad para definir y oportunismo y más tarde Salinas en gran maniobra, eludiendo a tres adversarios en carrera y descolocando al arquero con exquisito toque, sellaron un 3 a 0 que sobre el final de la primera etapa, era lapidario. Soportando los embates impotentes del Borussia que no quebró en ningún momento la defensa que le opuso. En las contadas veces que sorprendió superando la ley del offside, Gatti hizo de las suyas alejando todo el peligro. Boca se convirtió entonces en soberano del fútbol de Sudamérica y Europa. El rey de Copas. Con todos los elementos necesarios para conquistar el triunfo y llegar a semejante conquista.

De esta forma narraron los autores de los goles que le dieron la Copa Intercontinental. Fue una magnífica cortada de Marito Zanabria. Eludí al arquero porque me atoró bien. Pero tenía tiempo. (Ernesto Enrique Mastrángelo) El desborde de Pavón y la pelota me quedó justa. Le di fuerte de derecha buscando el otro lado. El arquero se quedó parado. (Jorge Daniel Ribolzi) ¡Que pelota me puso Zanabria!, me dejó solo y me fui y cuando salió le pegué fuerte por arriba. Con este gol nos tranquilizamos. (Darío Luis Felman) La jugada la hizo Felman. Cuando mandó el centro la paré y esperé que el arquero se moviera. Después fue fácil, toqué y listo. (Ernesto Enrique Mastrángelo) No me paraba nadie. Gambeteé a dos y cuando me salía el arquero le di con todo. Creo que fue lindo gol. (Carlos Horacio Salinas)

El 1978 en el ámbito local

Metropolitano 78

La primera jornada del metropolitano, no dejó un saldo positivo para el conjunto de la ribera. Boca no pudo superar el vallado defensivo que le tendió Vélez Sársfield, urgido por el técnico Carlos Cavagnaro, debiendo resignar un punto en su propio estadio. Pero más allá del resultado, mostró un alarmante déficit en el aspecto defensivo, que acentuó notablemente la presencia del goleador Ernesto Mastrángelo, reemplazado por el tucumano Carlos Horacio Salinas, quien esa tarde hizo su debut oficial. Aún menos gratificante fue la segunda presentación ya que fue derrotado 1 a 0 por Argentinos Juniors, quien sacó temprana ventaja y esperó en las cercanías de su área el fervor boquense tratando de llegar a la victoria. Así como fue notorio el déficit ofensivo en el primer partido, dicha circunstancia se repitió ante el conjunto de La Paternal. Más auspiciado fue el tercer encuentro que jugó Boca por el Metropolitano, ya que en su estadio derrotó por la mínima diferencia a Colón de Santa Fe, en buen partido, y demostrando una clara superación en ataque, lo que al fin le valió la primera victoria del certamen. El tanto fue conseguido por Carlos Horacio Salinas. Como visitante derrota a Estudiantes por 1 a 0 con gol de Armando Mario Husillos, mediante un perfecto golpe de cabeza. En este encuentro Boca se presentó por primera vez en el torneo con su equipo titular. Nuevamente con una formación donde los titulares estuvieron ausentes, pierde ampliamente ante Banfield por 3 a 0, en una actuación que dejó mucho que desear y que generó una gran duda sobre el valor de este conjunto y sus reales posibilidades en un campeonato tan largo y exigente. Como visitante empata con San Lorenzo de Almagro en tres tantos por equipo, con goles de Saldaño, Benítez y Miguel Angel Bordón, como siempre de tiro libre, un gran especialista en la materia, "le pegaba como los Dioses". Como local empata con Independiente en un tanto, gol conseguido por Husillos, centrodelantero que poseía mucha facilidad para el juego aéreo. Como local derrota a Quilmes por 2 a 1 con goles de Mastrángelo que era por cierto una de las variantes ofensivas, quizá la única, de garantida efectividad.. Con Huracán pierde 3 a 1, siendo su goleador Abel Aníbal Alves. Derrota a Rosario central por 2 a 1 con goles de Carlos Alvarez, centrodelantero de buen juego y certero en la definición, y el muy habilidoso Mario Nicasio Zanabria. Esta vez como local derrota a All Boys por 3 a 0 con goles de Saldaño, Bordón y Mastrángelo. Como visitante derrota a Platense en partido adelantado por 3 a 2 con tantos logrados por Mastrángelo, Zanabria y Benítez. En duro partido venció a Gimnasia y Esgrima La Plata por 2 a 1 con goles obtenidos por Bordón de tiro penal y Mastrángelo, gol éste que fue largamente discutido por los jugadores platenses, cuadro al que se le expulsaron tres hombres cuando ya el encuentro estaba definido. El obligado receso que impuso la disputa del Campeonato Mundial en nuestro país fue aprovechado por el plantel boquense para realizar una especia de pretemporada en las sierras, para no perder el ritmo que había tenido hasta entonces y que lo ubicaba como uno de los punteros del torneo, posición que, sin embargo, no era para confiar arduamente en el futuro, ya que el plantel tendría que jugar la Copa y eso hacía presumir una disminución en su poderío. Reanuda la marcha en el campeonato derrotando como visitante a Racing Club por 2 a 1 con goles de Mastrángelo y Husillos, debiendo soportar la ausencia de un hombre durante gran parte del match, ya que Miguel Angel Bordón fue expulsado en la primera etapa. En su estadio derrota a River Plate por 1 a 0 con gol logrado por Husilllos, que ratificando sus dotes de cabeceador, logró el tanto con un impecable frentazo. en Santa Fe derrota a Unión por 1 a 0, gol logrado por Carlos Squeo. En cancha de Atlanta iguala con el cuadro bohemio en un tanto por bando, siendo el gol boquense logrado por Salinas. En la Bombonera derrota a Estudiantes de Buenos Aires por 4 a 0 con goles de Victorio Nicolás Cocco en dos oportunidades, José Luis Saldaño y March en contra. En la última jornada de la primera rueda empata con Newell's Old Boys de Rosario en un tanto que es conseguido por Salguero.

Vuelto el equipo titular de la conquista de la Copa Intercontinental en Alemania ante Borussia, cayó estrepitosamente ante Vélez Sársfield por 4 a 0, marcador desusado para el compacto ensamble defensivo que caracterizaba el conjunto xeneize. Tampoco consigue superar a Argentinos Juniors en su estadio, finalizando el partido sin que el marcador fuera abierto. Iguala con Colón de Santa Fe en dos tantos por bando, siendo los goles boquenses logrados por Mario Zanabria y Salinas. Derrota a Banfield por 3 a 1 con dos goles de Hugo Osmar Perotti y otro de Carlos Alvarez. Empata con Independiente sin que el marcador fuera abierto, presentando una formación amateur, ya que los titulares estaban compenetrados en la Copa Libertadores de América. Como local derrota a Huracán por 1 a 0, gol conseguido por Carlos Rodríguez en accidentado partido, ya que fueron expulsados dos jugadores de cada equipo. Haciendo las veces de local pierde con San Lorenzo de Almagro en cancha de Atlanta siendo el único tanto boquense logrado por Jorge José Benítez. Dos tempraneros goles de Ernesto Mastrángelo parecieron asegurarle a Boca dos puntos ante Gimnasia y Esgrima La Plata, pero el conjunto local en meritoria reacción se alzó con la victoria por 3 a 2. Iguala con Quilmes sin que el marcador fuera abierto, siendo este choque sumamente importante, ya que ambos equipos estaban pugnando por afirmarse en los primeros puestos, con ventaja de dos puntos a favor del cuadro de la ribera. Empata con Platense en un tanto, siendo el gol xeneize conseguido por Rubén José Suñé sobre el final del encuentro. Como visitante derrota a Rosario Central por 1 a 0, gol convertido por Abel Aníbal Alves también sobre el final del encuentro. Iguala con All Boys en estadio de Racing Club, presentado el cuadro de Floresta una tremenda ambición defensiva que finalmente cristalizó. al no ser vencido. En cancha de San Lorenzo, haciendo las veces de local, derrota a Racing Club por 3 a 2 con goles de Zanabria, Husillos y Bordón, los tres mediante goles de cabeza. Como local, en partido adelantado para la televisión, derrota en dramático encuentro a Chacarita Juniors por 4 a 3, con goles de José Luis Alvarez, Mouzo de tiro libre penal y Abel Alves en dos oportunidades. Como visitante, en cancha de Ferro Carril Oeste derrota a Atlanta por 3 a 2 con goles de Husillos, Alvarez y Salinas. Pierde ante River por 1 a 0, dos días antes que jugaran ambos conjuntos en el mismo estadio el partido donde los xeneizes consiguieron el pase a las semifinales de la Copa Libertadores de América, presentando en el torneo local una formación de emergencia. En su cancha no pudo vencer a Unión de Santa Fe, quien era otro de los serios aspirantes al título. En las dos últimas fechas juega ante Estudiantes de Buenos Aires y Newell's Old Boys, estando el primer puesto igualado entre Boca y Quilmes. Teniendo en cuenta esta circunstancia, no cabía otra alternativa que el triunfo en las dos jornadas. Frente a Estudiantes de Buenos Aires, en cancha de Chacarita Juniors no sólo enfrentaba su necesidad de ganar, sino también la de un equipo que no tenía otra elección que la victoria ya que estaba seriamente amenazado por el descenso. El encuentro arduamente disputado finalizó sin que el marcador fuera abierto y con ello prácticamente Boca perdía toda su chance de llegar al título, ya que Quilmes logró una victoria. En la última jornada derrota a Newell's Old Boys por 1 a 0 con gol de Roberto Mouzo de penal. Este triunfo no sirvió de nada ya que el cuadro quilmeño consiguió el triunfo que necesitaba ante Rosario Central, coronándose se esta manera por primera vez campeón del profesionalismo argentino.

Todos los jugadores coincidieron que el título se perdió en la anteúltima fecha ante Estudiantes de Buenos Aires, equipo que necesitado imperiosamente de puntos luchó a brazo partido para lograrlo. Incluso tuvo una inmejorable oportunidad de ponerse en ventaja al ser favorecido por un tiro penal, que fue contenido por Carlos Rodríguez. Boca Juniors hasta entonces no había podido quebrar el tejido defensivo planteado por el cuadro aurinegro, que sobre el final del match se abroqueló en sus últimas líneas tratando de resistir el marcador, cosa que finalmente logró. En el último minuto, Boca tuvo una inmejorable posibilidad de ganar el encuentro, algo que era ya característica en este conjunto, que consiguió muchos triunfos en este campeonato sobre el final del partido. Un centro desde la derecha fue cabeceado por Husillos en forma impecable. El balón dio en el travesaño en forma providencial. Mastrángelo tomó el rebote y remató nuevamente salvando en esta ocasión el arquero Anhielo. Nuevamente en poder de Mastrángelo el balón, éste remató hacia la meta y allí el golero se apoderó del balón sellando el cero.

Nacional 78

El primer rival del Nacional fue Huracán y en ese encuentro Boca Juniors presentó dos novedades. Las más importante fue la reaparición de Osvaldo Rubén Potente en la línea ofensiva y la otra el debut de Oscar Alfredo López en la valla, uno de los puestos por Juan Carlos Lorenzo aseguraba tener problemas para cubrirlos. Sin lugar bien y soportando la desventaja de jugar con un hombre menos durante la mayor parte del partido por la expulsión de Salinas, la que ocasionaría una larga suspensión, iguala en un tanto siendo éste conseguido por precisa ejecución de un tiro penal de Roberto Mouzo. Este primer punto era favorable teniendo en cuenta lo complicado que fue el desarrollo del partido. Como visitante y presentando una formación de emergencia logra una importante victoria ante Patronato de Paraná, a quien vence por 2 a 0 con goles de Alonso y Husillos. Si bien la formación entrerriana no mostró grandes atributos técnicos, opuso a sus limitaciones empuje y voluntad, comprometiendo durante largos pasajes del encuentro a un equipo que hizo de su fortaleza defensiva su virtud para alzarse con los dos puntos. Como local y en final dramático derrota a Platense por 1 a 0, con tanto conseguido por Jorge José "Chino" Benítez, que luego los auriazules bregan durante todo el match, acumulando merecimientos para lograrla mucho antes, la que logró cuando expiraba el tiempo reglamentario. Como visitante pierde ante Atlético Tucumán por la mínima diferencia, jugando un discreto partido con posibilidades para igualar, pero la muy buena actuación del arquero Ruiz evitó que la ambición del conjunto porteño se cristalizara. Como local y cumpliendo un buen desempeño derrota por 1 a 0 a Chacarita Juniors, en partido trabado, siendo el único tanto conseguido por Abel Aníbal Alves sobre el final del partido. En este encuentro fue expulsado el defensor Musladini. Como visitante pierde ante Gimnasia y Esgrima de Mendoza por 1 a 0, jugando con elementos juveniles, ya que la mayor parte de los profesionales estaban incluidos en la disputa de la Libertadores. Los jóvenes elementos no pudieron complicar el mayor ensamble colectivo del cuadro mendocino, que logró una justificada e inobjetable victoria. En la última fecha de la primera rueda enfrenta a Unión de Santa Fe, uno de los equipos que mejor rendimiento había tenido en la zona y que se perfilaba junto con Huracán y los xeneizes como los equipos que definirían la suerte de las plazas reservadas para los finalistas. Para este encuentro de tan valiosa importancia, Boca presentó un equipo de emergencia y que no cumplió de acuerdo a las circunstancias. El equipo santafesino logró una amplia y contundente victoria por 4 a 0, que pudo ser mayor en el score de no mediar la espectacular actuación de Osvaldo Santos, que suplió con sus condiciones la falta de sincronización que mostraron los defensores. De todas formas el fervor boquense puso en aprieto al conjunto rojiblanco y a poco estuvo de lograr el empate antes de que los visitantes se distanciaran en el marcador. De esta manera se perdió buena parte de la chance que tenía el cuadro para llegar a las finales.

A pocas horas de haber conquistado la Copa Libertadores de América, el conjunto de emergencia suplió a los titulares que gozaban de las mieles del triunfo ante Huracán, quien como ya dijimos era uno de los serios aspirantes a clasificarse y ante quien Boca no podía otra cosa que vencer para mantener sus posibilidades. Nuevamente fracasó este conjunto y de manera rotunda ya que es derrotado por 4 a 1 y en ningún momento llega a comprometer la superioridad del equipo de Parque Patricios. El único tanto de Boca fue conquistado por Carlos Alvarez cuando ya el partido estaba 3 a 0 en favor de los visitantes. como local y recuperándose futbolísticamente y parte de sus titulares, derrota a Patronato de Entre Ríos por 2 a 1, con goles de Husillos y Salguero, con lo cual Boca dio vuelta el marcador que le fue adverso hasta el final de la primera etapa. si bien la actuación no dio para grandes elogios, Boca evidenció una clara superioridad sobre su rival y hasta pudo vencer con mayor holgura de no mediar la buena actuación de Amoroso. En cancha de Atlanta derrota a Platense por 2 a 1 con goles de Salguero y Perotti, jugando de manera discreta pero superando claramente a un rival que no tenía muchos fundamentos futbolísticos destacables. Como local y cumpliendo su mejor actuación en el torneo derrota con cierta comodidad a Atlético Tucumán por 4 a 2 con goles de Mouzo en dos oportunidades, ambas de tiro libre penal, Mastrángelo y Salguero. El trabajo ejecutado en la primera etapa no dejó dudas sobre la gran diferencia que había entre uno y otro conjunto. Como visitante derrota a Chacarita Juniors por 3 a 2 con goles de Salguero en dos oportunidades y Hugo Osmar Perotti. Como generalmente suele suceder en estos campeonatos cortos, cuando existe una notable paridad de fuerzas y no hay un equipo que se corta en la primera posición, un equipo que gane una serie de encuentros rápidamente se encarama en los primeros lugares sin mayores problemas. Esto fue lo que pasó con Boca Juniors, quien luego de perder los encuentros ante Unión y Huracán estaba prácticamente descartado de la lucha por los primeros lugares y sin embargo como los líderes también pedieron puntos, se encontraba ahora con inmejorables posibilidades para llegar a la clasificación. Sin embargo, cuando todo hacía pesar que la suerte de uno de los finalistas se decidiría en el choque que debían cumplir en Santa Fe entra Unión y los xeneizes una de las tantas sorpresas puede deparar el fútbol se hizo presente. Gimnasia y Esgrima de Mendoza era sin dudas inferior el prestigioso cuadro de la ribera. Todo hacía suponer que los dos puntos en juego quedarían para Boca. Pero no fue así. Apelando a un esquema defensivo y utilizando el contragolpe, el cuadro mendocino se colocó en ventaja apenas iniciado el segundo tiempo por medio de una desafortunada maniobra de Bordón que batió su propia valla. Tocado en su orgullo, el cuadro xeneize se lanzó a una pertinaz ofensiva, consiguiendo el tanto a través de otra desafortunada maniobra que propició otro gol en contra, conseguido por Badia. Insistiendo en su ofensiva, Boca tuvo en los pies de Alonso una inmejorable oportunidad de definir el encuentro, pero el recio zaguero ejecutó violentamente un tiro libre penal y luego de dar el balón en el travesaño, se perdió fuera de los límites del campo. A partir de entonces y con una deficiente dirección del árbitro, los infortunios continuaron para los boquenses. Primero, dos penales dudosos, uno de los cuales fue duramente protestado por Gatti lo que hizo que se ganara la expulsión. Ambos remates fueron convertidos y uno de ellos Bordón pasó como arquero improvisado al haber agotado boca la cuota de cambios. El resto del encuentro no estuvo a la altura de un espectáculo agradable como debe ser el fútbol. Dos contaataques de los mendocinos, sellaron el marcador y prolongaron la insólita racha que tiene Boca ante los conjuntos de aquella provincia a los que no ha podido vencer desde que se organizaron los torneos nacionales. En la última jornada, con un equipo donde brillaban por su ausencia los hombres titulares, pierde ante Unión por 3 a 1, gol conquistado por Carlos Salguero y cuyo resultado no tenía influencia sobre la suerte del cuadro de la ribera, que ya había sido eliminado de las instancias finales. Así se cerró una temporada que tuvo gran actividad y que pudo terminar mejor.

El fin de la era Lorenzo

Metropolitano 79

No había sido buena la actuación del cuadro xeneize en el Torneo de Verano que se disputa en Mar del Plata. Esos contratiempos sirvieron para que el conjunto no llegara en su plenitud en el inicio de la temporada, según las palabras de los protagonistas principales, como lo eran el profesor Castelli y Juan Carlos Lorenzo. En su encuentro, como visitante, derrota a San Lorenzo de Almagro por 1 a 0, tanto conseguido por Mastrángelo, sobre la expiración del match en dudosa posición. El encuentro fue monótono y la paridad que hubo durante los noventa minutos no alcanza para justificar los dos puntos logrados por los xeneizes. En la segunda jornada pierde ante Ferro Carril Oeste por 2 a 1, siendo el tanto boquense conquistado por Miguel Angel Bordón, cuando no, de tiro libre, un especialista en la materia. como local derrota a Colón de Santa Fe por 2 a 0 con goles de Palacio, que esta tarde debutó en la primera azul y oro y Bordón. No fue promisoria la actuación del cuadro de la ribera y mantuvo ese rendimiento que lo mostraba como un cuadro dubitativo en su producción. Como visitante pierde ante Independiente por 1 a 0, presentando esa tarde un conjunto de emergencia en el que se destacó el arquero Osvaldo Santos, quien de no cumplir una actuación espectacular hubiera caído en varias oportunidades. En la siguiente jornada derrota con comodidad a Chacarita Juniors por 3 a 0 con goles de Bordón, nuevamente de tiro libre, Capurro con golpe de cabeza y Robles de taco tras lucida maniobra de contragolpe. Como visitante perdió con Estudiantes de La Plata por 6 a 4 en un encuentro donde los errores defensivos evidenciados fueron excluyentes para la definición en favor de los "pincharratas". Los goles fueron anotados por Carlos Salgueo, Sergio Apolo Robles en dos oportunidades y Bordón con un impresionante disparo desde larga distancia. como local derrota a All Boys por 2 a 0, con tantos logrados por Potente y Perotti. Nuevamente el puntero Mastrángelo es arma definitoria en el partido que juega con Atlanta, a quien derrota por 3 a 2 siendo el primer tanto conseguido por Juan Ramón Rocha, en tanto los restantes por el infalible Mastrángelo. En la última fecha de la primera rueda enfrenta a Rosario Central, líder de esa zona, con quien empata en un tanto por bando, siendo Perotti el scorer boquense, luego de un fallido remate de tiro penal

Absorbidos por la Copa Libertadores de América, los titulares dejaron su lugar a un equipo de emergencia que jugaría gran parte de la chance que poseían para clasificarse para las finales. En la primera jornada de la segunda rueda derrota como local a san Lorenzo de Almagro por 3 a 2, con dos goles de Mastrángelo y otro de Osvaldo Potente. Siguiendo con este repunte derrota a Ferro Carril Oeste por 4 a 0 con dos de Mastrángelo, Salguero y Pernía de penal. como visitante empata con Colón de Santa fe sin que el marcador fuera abierto. Con un cuadro de emergencia empata con Independiente en cero tanto. Con Chacarita Juniors obtiene el mismo resultado. luego, jugando como visitante en cancha de Vélez Sársfield, pierde ante All Boys por la mínima diferencia, jugando un flojo encuentro y perdiendo aquí toda su chance a clasificar. Los dos últimos partidos los empata, el primero ante Atlanta sin que se abriera el marcador y el restante con Rosario Central en un gol por bando, siendo Scatolaro el autor de la conquista. boca cumplió aquí una pobre actuación y no repitió los desempeños de años anteriores.

Libertadores 79

Otra vez la Copa Libertadores de América representaba el desafío prioritario de Boca Juniors, que afincaba en ese trofeo sus esperanzas a superar la grave crisis que comenzaba a escapar a los esfuerzos de directivos y jugadores por mantenerla en la intimidad. Nuevamente en los logros internacionales depositaban su creencia a salir del mal momento que comenzaba a vivir el cuadro de la ribera. Por cierto que la empresa significaba la entrega total hacia el torneo sudamericano, sacrificando nuevamente los certámenes locales. Como campeón de la edición anterior inicia su participación en la serie semifinal enfrentando a Peñarol de Montevideo e Independiente, quienes se clasificaron al ganar sus respectivos grupos clasificatorios. El cuadro oriental mostraba una línea de juego renovada que los diferenciaba claramente de las anteriores formaciones que tantos éxitos logró en este tipo de competencias. Independiente conservaba por su parte su juego característico que también lo encumbró entre los mejores conjuntos sudamericanos. Tres equipos entonces, que tenían larga tradición futbolística en el marco de la copa Libertadores. El primer choque que debió afrontar Boca fue ante los de Avellaneda en el estadio de la doble visera y planteó el encuentro de manera defensiva esperando aprovechar el contragolpe. La paridad de fuerzas que mostró el desarrollo del partido fue quebrada por Rubén Galván, quien sobre el final del encuentro, con un soberbio derechazo, puso el 1 a 0 que premió excesivamente al cuadro rojo. Como local derrota a Peñarol de Montevideo por 1 a 0, con gol de Capurro. En este partido Boca Juniors denunció impotencia para encontrar el camino hacia la valla rival y si bien el cuadro aurinegro mostró atributos colectivos, no fue la medida ideal para mostrar en qué estado se encontraba el potencial xeneize. En la revancha, ante Independiente, no le cabía otra alternativa que la victoria, ya que de no lograrla habría perdido toda su chance a clasificar. En la que sería una de las mejores actuaciones desde que Juan Carlos Lorenzo se hizo cargo del plantel profesional, lo derrotó por 2 a 0 con goles de Mastrángelo y Perotti. Esta diferencia pudo tranquilamente ser más amplia teniendo en cuenta el claro dominio que ejercieron los boquenses sobre su rival, apabullándolo con un anticipo preciso en todos los sectores del campo de juego. de esta forma quedaba en inmejorable posición para ingresar a las finales, ya que en caso de superar a Peñarol habría obtenido dicho derecho. Pero este partido mostró a un Boca dubitativo que perdió un punto y cerca estuvo de perder su chance para pasar a las finales, cuando los atacantes aurinegros aprovecharon una serie de inconvenientes sobre la defensa xeneize. De esta manera igualaron en el primer puesto Independiente y Boca, debiendo ambos jugar un tercer partido para definir quien de los dos era el conjunto finalista. El duelo revestía carácter de revancha respecto de lo que muchos dieron en llamar una paliza histórica y que refería al partido anterior. Boca en este encuentro definitorio fue superior al cuadro rojo, aunque no en la forma amplia en que lo había hecho en la Bombonera. El dramatismo que se apropió de los espectadores en la parte final lo hace recordar como un encuentro inolvidable por las situaciones cambiantes que contó. Sobre el final, jugando con un hombre menos, Boca definió a través de un veloz contragolpe ejecutado por Mastrángelo. La final se jugaría contra Olimpia de Paraguay, siendo el estadio Defensores del Chaco el primer escenario de ese choque. En un partido donde el cuadro guaraní mostró mejor funcionamiento táctico, circunstancia que privó para justificar su victoria por 2 a 0. Boca en este encuentro dejó una tímida imagen, ya que en ningún momento pudo comprometer la victoria de Olimpia. En la revancha, jugaba en la Bombonera, el cuadro xeneize presentó una formación con cinco jugadores que naturalmente podían ocupar el sector central, antes que integrar un equipo que jugaba toda su suerte en el área rival. Las escaladas de bordón y Pernía fueron esa noche las variantes más positivas que mostró el conjunto. Boca tuvo confusas oportunidades de conseguir la victoria pero, finalmente, con el cero a cero perdió la Copa Libertadores.

Nacional 79

En el Nacional esperaba Boca Juniors mejorar la imagen que lo había llevado a perder la Copa Libertadores y ser eliminado en el Metropolitano. El título era la meta, pero para ello tendría que reforzarse sobremanera, ya que muchos lesionados fue el saldo que quedó después de la primera mitad de la temporada. En la primera fecha del campeonato Nacional derrota como visitante a Rosario Central por 1 a 0 en el reducto de Arroyito, con gol de Carlos Damián Randazzo que inició en ese encuentro una seguidilla goleadora por demás interesante. Con dos goles del promisorio centrodelantero derrotó a Cipolletti por 2 a 1, en encuentro arduamente disputado y que dejó ver una clara superioridad del equipo porteño. Nuevamente Randazzo es el scorer absoluto la tarde que Boca empata con River Plate en un tanto por equipo. Como local derrota a Chaco For Ever por 3 a 1, con goles de Randazzo, Lorea y Curbeti en contra. En la siguiente fecha pierde el invicto ante Instituto de Córdoba por 1 a 0. Como visitante derrota a Estudiantes de La Plata por 2 a 1, con goles conquistados por Randazzo y Perotti. En la última jornada de la primera rueda empata con San Lorenzo en cero tanto, siendo el encuentro de pobres matices y sin que ninguno de los dos equipos tuviera grandes oportunidades para convertir.

En el comienzo de la segunda rueda era Boca firme candidato a ocupar una de las dos plazas como finalista, a pesar de no haber cumplido de manera destacable. Apenas superado el límite de lo discreto. En la primera jornada empata con Rosario Central en un tanto por bando, siendo Sergio Apolo Robles el autor del tanto xeneize. En el segundo encuentro es robles quien propicia igualdad ante Cipoletti, en un partido donde Boca cumple una actuación de escaso relieve y consigue el empate sobre el final del match. En la tercera fecha de las revanchas derrota a Instituto de Córdoba por 2 a 1 con dos goles de de Juan Ramón Rocha, que fue la gran figura de la cancha. En la jornada siguiente empata con River Plate en un gol, siendo el tanto conseguido por Armando Mario Husillos, en jugadas que provocó ardua polémica sobre su validez. Luego de esta encuentro empata con Chaco For Ever en cero tanto, sin que la presión ejercida durante la segunda parte prospera en el marcador. Frente a Estudiantes de La Plata pierde todas sus posibilidades para concretar su clasificación a las finales. Bordón, con un preciso remate, logró el único tanto xeneize, que en esta derrota perdió toda su chance. en la última fecha empata con San Lorenzo de Almagro en cero tanto, siendo lo más destacable de este match, que Gatti contuvo un tiro penal ejecutado por Coscia, alcanzado el record marcado por Amadeo Carrizo. Discreta fue la actuación de Boca en este torneo. Con este torneo termina la etapa de Lorenzo en boca, logrando un Metropolitano, un Nacional, dos copas libertadores y una copa intercontinental.


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Club Atlético San Lorenzo de Almagro — San Lorenzo de Almagro Nombre completo Club Atlético San Lorenzo de Amagro Apodo(s) El Ciclón, Los Cuervos, Los Matadores, Los gauchos de boedo, Los Carasucias, Los Santos, Los Camboyanos, Azulgranas Fundación 1 de abril de 1908 (103 a …   Wikipedia Español

  • Mario Zanabria — Mario Zanabria …   Wikipedia Español

  • Club Atlético Boca Juniors — Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección. En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto. Para otros clubes homónimos, véase Boca Juniors (desambiguación) …   Wikipedia Español

  • Club Ferro Carril Oeste — Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una publicación acreditada, como revistas especializadas, monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas. Puedes añadirlas así o avisar …   Wikipedia Español

  • Historia de Boca Juniors (fútbol) — Boca Juniors ha obtenido en su historia 48 títulos oficiales de fútbol, incluyendo tres veces la máxima competencia mundial de clubes …   Wikipedia Español

  • Telediario — Para otros usos de este término, véase Telediario (desambiguación). Telediario Género Informativo Presentado por Ana Blanco Pepa Bueno María Casado Marcos López Ana Roldán Susana Roza Jesús Álvarez Sergio Sauca Maria E …   Wikipedia Español

  • Club Alianza Lima — Alianza Lima Nombre completo Club Alianza Lima Apodo(s) Aliancistas …   Wikipedia Español

  • Liga Deportiva Universitaria de Quito — Liga de Quito Nombre completo Liga Deportiva Universitaria de Quito Apodo(s) Liga, Albos, Azucenas, Los Centrales, Los Meregues, La Bordadora, Rey de Copas Fundación 11 de enero de 1930 (81 años) …   Wikipedia Español

  • Historia contemporánea de España — La promulgación de la Constitución de 1812, obra de Salvador Viniegra (Museo de las Cortes de Cádiz). Historia contemporánea de España es la disciplina historiográfica y el periodo histórico de la historia de España que corresponde a la Edad… …   Wikipedia Español

  • Club Atlético Lanús — Lanús Nombre completo Club Atlético Lanús Apodo(s) Granates Fundación 3 de enero de 1915 (96 años) Estadio …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.