Heidegger y su filosofía


Heidegger y su filosofía

Heidegger y su filosofía

Martin Heidegger nació en 1889 en Messkirch (Baden) y murió en 1976 en Friburgo.


Contenido

Biografía

Descendiente de una familia modesta y católica,y muy vinculada a la iglesia del pueblo natal. Estudió en la Universidad de Friburgo con Rickert, de la escuela neokantiana, y después con Husserl,de quien fue devoto discípulo y amigo hasta casi el final de la vida del maestro, en que desavenencias no muy claras en su verdadera naturaleza -tal vez el momento político y la condición de judío de Husserl- lo distanciaron.Luego de doctorarse en 1914 en esa Universidad, fue nombrado en ella como docente privado en 1916.

En 1923 accedió al cargo de profesor titular en Marburgo y en 1928, luego de haber publicado un año antes "Ser y tiempo"(publicación acelerada y parcial por la presión de los organismos académicos que echaban de menos una obra importante del profesor), y luego de la jubilación de Husserl -que nunca valoró como expresión de su fenomenología la obra capital de su alumno y colaborador-, fue designado para sucederlo en Friburgo, con el aval de su tratado de 1927, que provocó extremado interés desde el principio, aun cuando sus dificultades de lenguaje profundamente técnico y casi dialectal,para los mismos alemanes, no la hacían de fácil comprensión.

El rectorado

En 1933 se lo eligió como rector de la Universidad, dando comienzo a una breve y muy controvertida etapa de su vida, en la cual pareció adherir, luego del famoso discurso inaugural en su nuevo cargo, al nacionalsocialismo.

Por problemas con imposiciones del partido en la destitución de profesores no afectos al régimen nazi, dimitió del rectorado a los pocos meses, prosiguiendo en la enseñanza, pero llevando desde entonces una vida retirada. Fue suspendido como profesor en 1945, al finalizar la guerra y al ser ocupada Alemania Occidental por los aliados. Luego de la revisión de la medida, las potencias ocupantes le permitieron reingresar en 1952, pero desde entonces la actividad universitaria fue intermitente.

Obras

Como escritor fue muy prolífico, teniendo en cuenta que como típico profesor alemán redactaba sus clases como conferencias, que luego terminaban en libro. Todavía en este inicio del nuevo siglo XXI no se han terminado de recopilar sus trabajos completos, que en la edición total de sus obras, ya exceden con amplitud los cincuenta tomos en su lengua original.

En español se conocen: "El ser y el tiempo", México, 1962. "Kant y el problema de la metafísica", México,1954. "¿Qué es metafísica?", en varias versiones. "La esencia del fundamento",México, 1944. "Carta sobre el humanismo", en varias versiones. "Introducción a la metafísica",Buenos Aires, 1960. "¿Qué significa pensar?", Buenos Aires, 1958. "¿Qué es eso, la filosofía?", varias versiones. "Sobre la cuestión del ser", Madrid, 1958. "La pregunta por la cosa", Buenos Aires,1964. Y otras obras más cuya enumeración tornaría muy extensa esta lista.(Ver al final.Obras.Anexo:Bibliografía heideggeriana)

Introducción

La filosofía de Heidegger comenzó siendo considerada como una"filosofía de la existencia", en una interpretación apresurada que tomó como base los análisis fenomenológicos minuciosos del existir humano en su primer gran tratado. Pero justamente aquí se dice, desde el principio, que la preocupación del autor es el problema del ser, del sentido del ser. Por este motivo no puede hablarse en Heidegger de una etapa del ser, porque el ser representa en Heidegger, de principio a fin, su cuestión central, si no única. Pero esta preocupación ontológica requiere, según Heidegger, una previa "ontología fundamental", que es, justamente, el análisis del único ente que se pregunta por el ser, la existencia humana. Los primeros críticos, se lanzaron a englobar su pensamiento como existencialista, cosa que su obra posterior no avalaría, ni las muy expresas y reiteradas declaraciones del filósofo.

La mencionada "existencia" (Dasein) es la esencia del hombre, cuyo ser es "existir"; el ser en cuanto tal no es una cosa, ni un objeto, ni siquiera un Dasein, sino que se muestra esquivamente en el horizonte de sentido donde todo objeto, cosa y hasta el Dasein mismo emerge, detrayéndose el ser a la presencia en cuanto el sujeto racional del pensamiento intenta tematizarlo, es decir, convertirlo en cosa, objeto o ente.

Así, la interrogación sobre el "sentido" del ser se ha de iniciar con la "ontología fundamental" del hombre, no en un sentido psicofísico, claro está. Tal existir del hombre no debe ser confundido con conciencia o vida humana, a la manera de las filosofías de la vida. Por lo pronto y desde el inicio este ente que interroga por su ser y por el ser es un "estar en el mundo", o "ser-en-el-mundo"(in-der-Welt-sein). Esta es una situación originaria en que el mundo no es una totalidad que contiene a otro ente -el existente-; más bien es, juntamente con el ente que "existe" una estructura inescindible anterior a la escisión sujeto/objeto de las filosofías teoreticistas de la conciencia.

Etapas en la filosofía de Heidegger

En el análisis pueden diferenciarse cuatro etapas:

Etapa católica o inicial(1912-1919). La etapa inicial se caracteriza por su vinculación con la iglesia católica, sus intereses teológicos y algunos artículos harto reaccionarios publicados en revistas locales. Concluye en 1919, cuando hace suyo el proyecto husserliano de filosofía como ciencia estricta en las lecciones de Friburgo sobre "La idea de la filosofía y el problema de la concepción del mundo".

Etapa científica o clásica(1919-1929).La segunda etapa conduce a la realización del mencionado proyecto, con la ontología fundamental, "Ser y tiempo" (1927), "Kant y el problema de la metafísica" y la conferencia "¿Qué es metafísica?" (1929). El tema del ser-para-la-muerte, que ocupa el centro de la obra capital y le lleva a plantearse la pregunta por el ser desde la perspectiva de la nada. Es la etapa clásica del pensamiento de Heidegger y se puede decir que concluye en el año 1930, cuando el filósofo de la Selva Negra, que ya es una celebridad mundial, se da cuenta que no puede concluir el proyecto de "Ser y tiempo" en términos de filosofía como ciencia estricta. De alguna manera reaparece el Heidegger de la etapa inicial, pero transformado en un militante históricamente comprometido que intenta convertir su teoría ontológica en praxis política nacionalista alemana.

Etapa nacional-revolucionaria (1930-1945). La tercera etapa está marcada, en efecto, por los acontecimientos políticos y lleva a Heidegger a comprometerse públicamente con el nacionalsocialismo en 1934, cuando acepta el rectorado de la Universidad de Friburgo e intenta dotar al movimiento de una ideología consistente, tarea en la que fracasa debido a la mediocridad intelectual de los cuadros de mando y funcionarios nazis. No se puede negar que el famoso "Discurso de rectorado" y otros documentos de época son una plasmación trágico-heroica del concepto ontológico de ser-para-la-muerte de su etapa anterior, pero tales ideas no casan con el pedestre positivismo biológico de la raza que se ha elevado con Hitler a doctrina oficial. A partir de éste su choque con el régimen, cuyos ideólogos le consideran un nihilista y hasta le atacan en dossieres y publicaciones, comienza Heidegger una reflexión crítica interna sobre el fenómeno fascista que se reflejará especialmente en sus lecciones sobre "Nietzsche" y en toda su producción de los años 40. Heidegger nunca negará la existencia de elementos positivos en el nacionalsocialismo, pero al mismo tiempo hablará de su "grandeza interna" como algo que no ha llegado a cuajar debido a la torpeza filosófica de los dirigentes políticos (ver entrevista del "Spiegel").

Etapa tardía (1946-1976). Comienza con la desnazificación, que le afecta personalmente. Se refleja en la "Carta sobre el humanismo" (1946) que, en cierto sentido, culmina su crítica interna del nazismo iniciada ya en las Beiträge ("Contribuciones a la filosofía") de 1936. Heidegger se desentiende de la política, del proyecto científico de "Ser y tiempo" y de todo lo que considera herencia del subjetivismo moderno para centrarse en la cuestión del Ser en cuanto pregunta de las preguntas pero, hete aquí el meollo del asunto, no objetivable. En esta etapa se eleva también la poesía a lugar privilegiado donde la pregunta que interroga por el Ser alcanza su culminación más allá del discurso filosófico conceptual en tanto que éste, según Heidegger, ha llegado ya al límite de sus posibilidades. Nunca condenará Auschwitz y equiparará los crímenes nazis a los de las potencias vencedoras. Todos los errores y horrores del siglo se explican en primer lugar como extravío del hombre en su incapacidad para establecer una relación auténtica con la técnica planetaria. Sergún Alain Renaut en su ensayo "Heidegger et les modernes" (1988), las tesis de Heidegger se están convirtiendo en Francia -aunque resulte algo paradójico- en el epicentro del pensamiento de izquierdas.

El segundo Heidegger

En cuanto a la organización de las etapas del pensamiento de Heidegger cabe decir que hay una distancia bien marcada entre el autor de "Ser y tiempo" y el posterior o del último Heidegger. Esta diferencia aparece en los distintos modos en que el pensador plantea el problema del ser.

Algunos críticos postulan que Heidegger ha terminado en un irracionalismo natural-panteísta. Con una especie de naturaleza divinizada. Otros mencionan un "arcaísmo" en su insistencia de la validación del pensamiento de los presocráticos, y en la idea de que los atisbos esenciales de este período, sobre el ser, fueron "desviados". Otros, por último, insisten que en las últimas etapas Heidegger se apartó por completo del tema de la "existencia" que caracterizara sus inicios, para ingresar a un tono profético(valga la reiteración) y apocalíptico, en los orígenes ausente por entero.

Así ingresó a la insistencia en el Ser y en el lenguaje, no como algo "indiferente", sino como "la morada del Ser" (Ver "Carta sobre el humanismo"), a la insistencia sobre un cierto misticismo del Ser, como enteramente ajeno, y sin embargo revelable.

De esta manera se habría seguido un itinerario análogo al de muchos representantes del idealismo romántico alemán, en el que la filosofía se convierte en una cierta forma de mitología, la del Ser, para alcanzar la cual -previamente- se haría necesaria la destrucción de las sucesivas capas de pensamientos que lo han ocultado.

Aspectos fundamentales del primer período heideggeriano

A pesar de las distancias señaladas entre la primera y las otras fases, el filósofo siempre insistió en la continuidad de su pensamiento y en la validación y coherencia integrada de cada uno de sus momentos.

Queda dicho que su obra capital, "Ser y tiempo", entiende que en la búsqueda del sentido del ser se hace previa la "ontología fundamental". Para llevarla a cabo se echará mano del método fenomenológico de su maestro Husserl, pero no de las ideas de la filosofía sistemática de éste. La existencia o "dasein" está en el mundo con las cosas, pero no en tanto que cosas, sino en cuanto "situaciones". Las cosas son "útiles" para sus preocupaciones, y sólo secundariamente se constituyen en cosas susceptibles de ser contempladas en tanto tales,o "ante los ojos". Heidegger denomina al plexo de estas preocupaciones como "cuidado"(Sorge). Pero la existencia con sus preocupaciones no existe siempre del mismo modo. Es susceptible de guardar dos formas que Heidegger denomina -según las traducciones de nuestro idioma- impropia o inauténtica y propia o auténtica.

El autor enfatiza, insistentemente, en que tal escisión es enteramente ajena a valoraciones o jerarquizaciones morales. Son dos momentos ontológicos del "dasein", igualmente justificados. Lo que en la inautenticidad aparece como velado, en la autenticidad se descubre. Lo que en esta modalidad se muestra como legítimo cuidado y angustia, en la forma inauténtica se degrada a meras habladurías, a curiosidad banal o a "miedo". En la existencia auténtica la preocupación o "cuidado"(Sorge) se revelan como el propio ser del existir. En la autenticidad, la existencia se angustia por hallarse perdida en el mundo, en el cual se reconoce como ente cargado de finitud. Precisamente en esta pérdida se produce su autodescubrimiento y su desvelación. En el fondo de su ser se halla la angustia que anida en la existencia, que es algo radicalmente distinto a una cosa o sustancia cartesiana(v.Descartes). La existencia no es nada estático, sino un continuo "llegar a ser" o "poder ser". Está en el mundo pero trascendiéndose o saliendo de sí. Está siempre como fuera de sí. La existencia auténtica al comprenderse se descubre siempre como "cuidado" y como angustia, la que posibilita una desvelación completa. Haciendo posible la revelación de la nada, que no es negación del ente, sino posibilitación del mismo. La existencia se descubre como flotando sobre la nada. Este enfrentamiento con la nada conducirá a la formulación de la pregunta: "¿Por qué existe el ente y no más bien la nada?" (Esto se halla explicitado en su obra "¿Qué es metafísica?")

La existencia no es una totalidad cerrada o acabada, pues alcanza su cumplimiento en la muerte. Ésta es el cumplimiento del ser de la existencia.

El cuidado o ser de la existencia tiene su ser en la temporalidad. Esto no significa "encontrarse en el tiempo"; en su autenticidad es el fundamento de la historicidad de la existencia. Lo que no significa en modo alguno "encontrarse en la historia"(En sentido historiográfico). Cada existente del tipo del Dasein tiene "su historia". Toda estructura presente de la existencia se halla como "habiendo sido". La existencia como "ser que ya ha sido" prioriza el extático futuro. Arranca desde el porvenir, englobando el pasado y el presente en tres éxtasis unitarios de la temporalidad.

Resumen

A manera de resumen clarificador de lo dicho, vamos a citar ahora caracterizaciones de la existencia humana que Vicente Fatone, en su obra "Introducción al existencialismo" da en general para todas las corrientes englobadas dentro de este dilatado movimiento iniciado con Kierkegaard.(Y que en Heidegger son válidas para los momentos del análisis de la ontología fundamental)

1. Existir es ser un ser posible. La piedra no existe, simplemente es. Está cerrada sobre sí misma y sin fisuras, como el ser parmenídeo. Sartre, extremando las cosas, expresará que Dios, por ser perfecto y no tener entonces posibilidades, no "existe". La existencia no se cierra nunca para alcanzar una totalidad en la que pueda descansar y decirse "esto soy". "El hombre elige su posibilidad,sí: pero esa elección no es sino el mismo acto de creerla."

2. Existir es ser un ser de lejanías. Devolviendo a la palabra existir su sentido etimológico, la existencia es un ser que está siempre yendo hacia afuera o trascendiéndose. No se queda instalada en sí misma. Está en movimiento hacia otra cosa. Existir es estar fuera del propio centro. Es salirse de él. Nietzsche decía de sí, en este sentido, que era un ex-céntrico. La existencia en cuanto existe es un ser que está fuera de sí, lejos de sí.

3. Existir es ser un ser que se elige a sí mismo. El hombre es el único existente, porque siempre está eligiéndose entre sus posibilidades. Todos los demás entes son, como cerrados y completos en sí mismos.La existencia es una elección constante. El hombre, que existe, es un ser que de continuo se crea a sí mismo.

4. Existir es ser un ser que se cuida de su ser. La piedra y los demás entes no tienen "cuidado" de su ser. Son y su ser "ni les va ni le viene". Pero el hombre existe y por ello no puede sino sentirse amenazado. Siempre desamparado y en permanente riesgo. La existencia, a diferencia de la piedra y de Dios se ve obligada a cuidar de su ser.Ese cuidado forzoso no le da sosiego. Cita Fatone a Goethe. "...la Cura le dice a Fausto: 'A aquel de quien yo me apodere una vez, de nada le valdrá el mundo entero...No alcanzará la posesión de ningún tesoro'."

5. Existir es ser un ser incompleto. La existencia siempre será carente y abierta a sus posibilidades. Sólo la muerte la clausura y la finaliza. Pero como ya sabían estoicos y epicúreos, cuando la muerte sea, ya el hombre -el existente- no será. El hombre, el existente, no puede lograr la "perfección" de la piedra. Tampoco la de Dios. No hay para el hombre un límite, un "ya no más". El hombre por siempre es posibilidad, carencia, deficiencia. No puede ser un todo acabado ni en la muerte, ya que en la muerte ya no existe. La muerte es "sin posibilidad".

6. Existir es ser un ser en el mundo. Hombre y piedra están en el mundo, pero la piedra está en el mundo sin que para ella exista un mundo. Por el hecho de que hay "existencia" hay un mundo. El mundo no es una totalidad abigarrada de entes, es correlato del existir. No hay por un lado una realidad que sea el hombre y por el otro una realidad que sea el mundo. No hay un hombre que venga de pronto a ponerse en relación con el mundo. Por el simple hecho de ser hombre -Dasein- es ya ser en el mundo, un ser "abierto" al mundo.

7. Existir es ser un ser temporal. Pasado, presente y futuro son las proyecciones de la existencia o su temporalización. Según Heidegger, los tres éxtasis del existir. A diferencia del existente, las cosas tienen consigo una solidaridad total, una solidificación e identificación absoluta. No se ex-tienden en pasado, presente y futuro.

El pasado ya lo fui. No lo soy. Y me es imposible no haberlo sido. El pasado es irremediable pues carece de posibilidades. El futuro es lo que no soy, aunque puedo serlo. Es al futuro a lo que estoy abierto. En él o hacia él me proyecto, desde el presente, situación ésta en que hago surgir un mundo: el esquema de mis posibilidades.

8. Existir es ser un ser "con otros". La existencia está abierta a las cosas, pero está también abierta a los otros.(En Heidegger se denomina mitsein). El hombre está abierto a las cosas, pero está abierto también a los otros hombres. Es eso y lo es por su propia constitución. Por el simple hecho de existir el hombre es apertura a las cosas y a los otros. Por el simple hecho de existir ya es diálogo.

9. Existir es ser un ser para la muerte. En el pensamiento de Heidegger la muerte es la posibilidad fundamental de la existencia.Nos proyectamos hacia la muerte. Cada uno de los mañanas a que nos proyectamos son como ejemplos menudos del mañana único y final al que nos proyectamos. Un mañana que nunca podrá ser un "hoy". Jamás podré decir "me he muerto".

10. Existir es ser un ser finito. La existencia es limitada. La muerte es su gran límite..."Desde que nacemos ya estamos maduros para morir". Esta finitud de la existencia entre un no haber sido y un no haber de ser es el fundamento de la finitud de todas nuestras posibilidades singulares.

11. Existir es ser un ser histórico. Sólo el hombre tiene su propia historia. Y la tiene porque le es intrínseca la temporalización. Heidegger miró siempre con desvalorización a la historiografía, porque por ser una ciencia o saber científico, siempre se mantuvo alejada de la naturaleza de la "temporalidad" humana, de la"historia" de cada existencia, como fundamento de la otra historia.

12. Existir es ser un ser que se sostiene en la nada. El hombre es el ser que dice no, nunca, porque a la existencia la nada se le aparece. La nada fundamenta la posibilidad de la negación. En el hastío profundo o en la angustia más honda, la película que recubre a los entes se diluye. Todo el plexo de significaciones y de inteligibilidad desaparece. El ente queda desnudo de ser. Y esa desaparición conduce al existente a la patentización de la nada y la pregunta que desde ese trasfondo surge es: ¿cuál es el fundamento de que haya algo y no, más bien, nada?

Conclusión

Heidegger continúa siendo, con matices diferenciales según continentes y países, uno de los filósofos más importantes de los últimos tiempos de la edad contemporánea,o, concretamente, del siglo XX.

El enfoque polémico sobre su figura sobre todo se asienta en la cuestión política. Por su adhesión manifiesta al nazismo, luego no desmentida. Críticos hay que entienden que esa cuestión política es extrínseca a su obra, en tanto que otros estiman que las cosas no ocurren de este modo.

Junto al gigantesco Kant del siglo XVIII y a Nietzsche, Heidegger ha llegado a ser considerado entre los filósofos alemanes de mayor celebridad mundial. Es de hacer notar que su prestigio se da en mayor medida en el extranjero, que en su propio país. Es de observar que la primera traducción de "Ser y tiempo", surgió en Japón.

Ya fue señalado que en sus inicios se consagraba al análisis de las experiencias humanas como la muerte, el hastío, la angustia, como temples reveladores, según su ontología fundamental. Su filosofía de la madurez ya se va a abocar casi con exclusividad a la problemática del "olvido del ser".

Al preguntarse sobre el sitio dónde acontece la verdad Heidegger se remontará a los griegos, en un gesto audaz que pasa por encima de todos los tiempos que siguieron a la Grecia clásica.

Heidegger, por su filosofía y su modo de vida fue siempre un enemigo de los tiempos tecnológicos. Como hombre se mantuvo adherido cordialmente a su terruño en la Selva Negra. Rehusando todo ofrecimiento de Berlín. Es anecdótico señalar su vínculo con los nobles,rústicos y sencillos campesinos de su comarca, con los que dialogaba, y a los que no pocas veces escuchaba y consultaba, como si fuesen portadores de una verdad que el tiempo ganado por el presente, no podía guardar consigo.

Fue un severo amonestador del mundo contemporáneo por su entrega a la técnica. En su pensar, "la ciencia no piensa", y mucho menos la técnica. Para Heidegger el mundo contemporáneo, en sus postrimerías, ha sido ganado y tal vez por mucho tiempo, por la actitud calculadora. En tal cosmovisión la naturaleza se convierte en una gigantesca gasolinera, en fuente de energía para la industria moderna. Según sus palabras severas:"Estos poderes han crecido tanto que desde hace tiempo superan la voluntad y la capacidad de decisión del hombre".

Por este tipo de enfoque, algunos críticos no estrictamente filosóficos lo han tenido como pensador ecologista.

Obras

  • Anexo: Bibliografía heideggeriana

Véase también

Enlaces externos

Obtenido de "Heidegger y su filosof%C3%ADa"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Filosofía del lenguaje — Saltar a navegación, búsqueda La filosofía del lenguaje es una rama de la filosofía que estudia el lenguaje. Es decir, es la filosofía en cuanto estudia fenómenos tales como el significado, la verdad, el uso del lenguaje (también llamado… …   Wikipedia Español

  • Filosofía del espacio y el tiempo — Saltar a navegación, búsqueda La filosofía del espacio y el tiempo es la rama de la filosofía que trata de los aspectos referidos a la ontología, la epistemología y la naturaleza del espacio y el tiempo, lo que se conoce también como cosmología.… …   Wikipedia Español

  • Filosofía de la tecnología — Saltar a navegación, búsqueda La filosofía de la tecnología es una rama de la filosofía dedicada a estudiar la naturaleza de la tecnología y sus efectos sociales. Contenido 1 Historia 1.1 Siglo XX 1.2 Siglo XXI …   Wikipedia Español

  • Filosofía de la historia — Saltar a navegación, búsqueda Fotografía coloreada de la Universidad de Berlín en 1900. Fue la primera universidad en acoger la disciplina de filosofía de la historia. Esta fue introducida por Hegel a principios del s. XIX. La filosofía de la… …   Wikipedia Español

  • Filosofía para principiantes — Saltar a navegación, búsqueda Filosofía para principiantes es un libro escrito e ilustrado por Eduardo del Río dividido en 2 tomos; el primero se editó en 1985 y fue publicado por Editorial Posada y el segundo (unido al primero en uno sólo)… …   Wikipedia Español

  • Filosofía cristiana — Saltar a navegación, búsqueda La filosofía cristiana ha planteado muchos problemas a lo largo de la historia del pensamiento. Modernamente ha sido objeto de diversas interpretaciones y hay unos que niegan rotundamente que tenga alguna validez y… …   Wikipedia Español

  • Filosofía en la Unión Soviética — Saltar a navegación, búsqueda El estudio y la investigación relativa a la filosofía en la Unión Soviética estaban oficialmente confinados al estudio de la doctrina o del pensamiento marxista leninista, la cual era presentada como la base de la… …   Wikipedia Español

  • Filosofía del siglo XX — Saltar a navegación, búsqueda Historia de la filosofía occidental Presocrática · Antigua …   Wikipedia Español

  • Filosofía contemporánea — Saltar a navegación, búsqueda Historia de la filosofía occidental Presocrática · Antigu …   Wikipedia Español

  • Heidegger Gesamtausgabe — Titelblatt des ersten Bandes der Heidegger Gesamtausgabe. Gesamtausgabe ist der Titel der gesammelten Werke des deutschen Philosophen Martin Heidegger. Sie erscheint im Verlag Vittorio Klostermann. Begonnen wurde sie noch zu Heideggers Lebzeiten …   Deutsch Wikipedia


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.