Fernando Sánchez de Tovar


Fernando Sánchez de Tovar

Fernando Sánchez de Tovar

Para otros usos de este término, véase Fernando Sánchez (desambiguación).
Fernando Sánchez de Tovar
Almirante Mayor
Años de servicio 13571384
Lealtad Escudo Corona de Castilla.png Corona de Castilla
Mandos Flotas expedicionarias atlánticas
Participó en Guerra de los Cien Años

3ª Guerra Fernandina

Crisis de 1383-85


Nacimiento Castilla
Fallecimiento 1384
Lisboa (Portugal)

Fernando (o Fernán) Sánchez de Tovar († Lisboa, 1384) fue un militar y marino castellano.

Contenido

Castilla

Fue capitán de galera en la contienda que Pedro I de Castilla mantuvo contra Aragón.

Durante la Primera Guerra Civil Castellana sustituyó a Diego Pérez Sarmiento como Adelantado Mayor, pero cuando se encontraba en Calahorra (1366) cambió de bando, entregando la plaza al aspirante al trono Enrique de Trastámara y poniéndose a su servicio. Su antiguo señor, Pedro I, vengó la afrenta haciendo asesinar a su hermano Juan Fernández de Tovar, también desafecto a él.

En la Batalla de Nájera (1367) Sánchez combatió junto a Don Enrique, quien después, ya como Rey Enrique II (1369-1379), le nombró Guarda Mayor y le concedió el señorío de Gelves (en El Aljarafe, Sevilla).

Guerra de los Cien Años

El Tratado de Toledo de 20 de noviembre de 1368, que Enrique de Trastámara había firmado con Carlos V de Francia, decía que Enrique estaba comprometido con Carlos a prestarle ayuda militar naval en su pugna con Inglaterra (Guerra de los Cien Años). El francés reanudó las hostilidades con los anglosajones en 1369 y solicitó entonces colaboración del castellano, que se hizo efectiva y dio sus frutos en victorias como la de La Rochela (1372). A esto se añadía que el duque de Lancaster tenía pretensiones al trono castellano desde 1371.

En 1374 Enrique II nombró a Sánchez de Tovar Almirante Mayor, reemplazando así al fallecido genovés Ambrosio Bocanegra. Precisamente como marino Tovar demostrará su mayor destreza en la carrera militar. Ese mismo año se le ordena dirigirse hacia Inglaterra al frente de 15 galeras. A éstas se sumarán cinco más de Portugal, que, según el Tratado de Santarem (1373) firmado con Castilla, estaba obligado a aportar media decena de este tipo de embarcaciones (armadas) en las confrontaciones anglo-castellanas de la Guerra de los Cien Años. A la escuadra ibérica se unieron más tarde unas pocas naves más al mando del almirante francés Jean de Vienne, y la flota combinada realizó varias acciones de castigo sistemáticas contra la costa inglesa. Una de ellas fue un arriesgado asalto, y posterior saqueo, de la Isla de Wight (1374). Esto, junto con la destrucción de navíos enemigos en el Canal de La Mancha, también ayudaba a proteger la ruta comercial entre Castilla y Flandes.

Principales ataques de Tovar y Vienne contra Inglaterra (13741380).

En junio de 1375, la Tregua de Brujas puso paz entre todos los contendientes, pero en la práctica se quebró por la temprana y reiterada intervención de corsarios, primero ingleses y después de sus rivales. En 1377, ya abiertas oficialmente las hostilidades, el rey Trastámara tomó la iniciativa enviando de nuevo a las costas británicas a Sánchez de Tovar, quien junto a Vienne formó una potente flota de hasta unas 50 galeras con 5.000 hombres a bordo preparados para desembarcar. Propósito que llevaron a cabo atacando e incendiando las poblaciones litorales de Rye, Rotingdean, Lewes, Folkestone, Portsmouth, Dartmouth y Plymouth. Un mes más tarde hicieron lo mismo con Southampton, Hastings, Poole y de nuevo Wight, que quedó completamente arrasada.

En 1379 Juan I sucedió en el trono de Castilla a su recién muerto padre Enrique, mientras continuaba la guerra. En agosto de ese año, Sánchez de Tovar conquista con ocho galeras el castillo de La Roche-Guyon, capturando al mismo tiempo cuatro naos inglesas que portaban un buen número de tropas para la campaña del continente. Un año después, en 1380, zarpa de Sevilla al mando de veinte galeras (diez de ellas pagadas por el rey de Francia), con orden de reunirse, una vez más, con su homólogo galo, cosa que hizo a principios de julio en La Rochelle. La campaña comenzó con un victorioso enfrentamiento de los aliados en Winchelsea contra las tropas del abad de Battle, a las que hicieron huir, tras lo cual se retiraron hacia el puerto de Harfleur. Después de aprovisionar convenientemente barcos y tripulaciones, los dos almirantes ejecutaron la operación más ambiciosa de sus carreras: Partiendo a finales de agosto de Harfleur, se dirigieron a la desembocadura del Támesis, remontando a continuación el río hasta llegar a las proximidades de Londres, concretamente a la villa de Gravesend, la cual incendiaron, al igual que otras pequeñas aldeas costeras cercanas. La Crónica de D. Juan I da cuenta del inusual hecho con estas palabras:

Ficieron gran guerra este año por la mar, e entraron por el río Artemisa [Támesis] fasta cerca de la cibdad de Londres, a do galeas de enemigos nunca entraron.[1]

Tercera Guerra Fernandina

Fernando I de Portugal sostuvo, a raíz de la muerte de Pedro I, tres conflictos con Castilla (por la posesión de cuyo trono alegaba tener derechos), conocidos como Guerras Fernandinas. En 1381, rompiendo el Tratado de Santarem (1373) que había hecho la paz en la segunda, decidió atacar de nuevo a Castilla, iniciando así la tercera. Para ello contaba con la ayuda de tropas inglesas tras haber firmado recientemente una alianza con el joven Ricardo II.

El 17 de julio de ese año, una escuadra portuguesa de 23 galeras al mando de Juan Alfonso Tello (cuñado del rey) se enfrentó a otra castellana de 17 mandada por Tovar en la Batalla de Saltés (una pequeña isla cercana a Huelva). En ella se puso de manifiesto la sobresaliente inteligencia táctica de Tovar como marino: mediante una hábil estratagema logró invertir la situación de desventaja inicial, haciendo que la formación enemiga se dispersara, de forma tal que sus navíos entraran en combate con los castellanos con mínimas posibilidades de éxito. Al final la victoria fue absoluta: todos los barcos portugueses menos uno, junto a sus respectivas tripulaciones, fueron capturados por los hombres del Almirante de Castilla, que regresaron a su base de Sevilla exhibiendo sus presas y siendo aclamados por los habitantes de dicha ciudad.

En marzo de 1382 zarpó de la costa cantábrica una flota de 26 naos. De Sevilla hizo lo propio otra de galeras. Ambas se unieron después en una sola que, al mando de Sánchez de Tovar, penetró por la desembocadura del Tajo y llegó a la capital lusa el día 20. Ante una débil oposición, los hombres que transportaba desembarcaron en sus proximidades y saquearon poblaciones vecinas, como Embregas, Frielas, Vila Nova, Palmela y Almada. El almirante también sometió a Lisboa a un bloqueo naval que impedía proveer de armas, caballos y paga a las tropas inglesas estacionadas allá desde el año anterior. Sin dichos recursos no podían acometer con eficacia ninguna incursión en territorio enemigo, bien protegido por las guarniciones castellanas fronterizas. La consiguiente frustración de los soldados ingleses les llevó a cometer robos y abusos contra los civiles. Así las cosas, al rey portugués no le quedó más remedio que firmar el Tratado de Elvas (agosto de 1382), que ponía fin a la guerra entre los dos reinos peninsulares. Por este acuerdo Castilla se comprometía a repatriar con sus barcos a los anglosajones, labor que fue encomendada a Tovar.

A finales de 1382 seis galeras de la flota de Tovar, dirigidas por Fernán Ruiz Cabeza de Vaca, se desplazaron a Flandes para apoyar a las fuerzas de Carlos VI de Francia en su lucha contra el rebelde Philip van Artevelde.

Crisis de 1383-1385

La muerte, sin herederos varones, de Fernando I dio comienzo en Portugal a la llamada Crisis de 1383-1385. A la inicial designación, como nuevo ocupante del trono luso, de Juan I de Castilla, se opuso un grupo de nobles encabezado por el Maestre Juan de Avis, quien en 1383 tomó la capital del reino y se proclamó soberano. Esta facción reconstruyó la Armada, que al mando de Gonzalo Rodríguez de Sousa realizó en 1384 algunos ataques a las costas de Galicia, hasta que se retiró a Oporto cuando llegó a la zona la flota castellana de Sánchez de Tovar.

En ese mismo año Juan de Castilla decidió volcar todas las energías en la conquista de Lisboa, y el cerco se formalizó hacia mediados de mayo, por tierra y mar. De lo segundo se encargaría Sánchez de Tovar con unas 40 embarcaciones, entre galeras y naos, estas últimas a las órdenes de Pero Afán de Rivera. La única posibilidad de los sitiados de prolongar la resistencia pasaba por recibir víveres, y estos sólo podía proporcionárselos la escuadra de Oporto rompiendo el cerco.

En junio, el marino Ruy Pereira decidió intentarlo. Tras partir de Oporto y cargar las provisiones en Cascais, el día 17 embocó el Tajo para realizar la misión. La formación se componía de una vanguardia de cinco naos (cuatro gruesas y una reforzada en punta, capitaneada por el mismo Pereira), un centro de 17 galeras y una retaguardia de 12 barcos cargados con los abastecimientos. Salió a su encuentro la flota castellana, y se produjo un choque entre ambas vanguardias, en el que los contrincantes se batieron con ferocidad. La San Juan de Arenas, capitana de Castilla en la que iba Tovar, abordó a su homóloga portuguesa. De igual forma se dio la lucha entre las demás naves, aferrándose unas a otras. El resultado de esta intensa pelea fue aparentemente favorable a los castellanos, pues hundieron cuatro naos y causaron casi 2.000 bajas al enemigo. Sin embargo, al tiempo que se dirimía este enfrentamiento, las galeras portuguesas avanzaban hacia el interior de la ensenada escorándose progresivamente hacia la costa, protegiendo de este modo a los cargueros que navegaban a continuación. Y finalmente éstos, aprovechando la confusión reinante en el punto de combate, consiguieron tocar tierra y entregar sus preciadas mercancías a la guarnición lisboeta. Pereira sabía que tendría que sacrificar parte de su formación para cumplir con el objetivo (en el fondo logístico) que se había propuesto, y obró en consecuencia. A la postre, la operación fue decisiva para el desarrollo de la guerra, pues de haber capitulado la ciudad (cosa que estaba muy cerca de ocurrir) se habrían multiplicado las posibilidades de victoria definitiva para Juan de Castilla.

No obstante, Sánchez de Tovar no se dio por vencido, y habiendo reunido una fuerza de hasta 61 naos y carracas, 16 galeras, una galeaza y varios leños menores, un mes más tarde lanzó una ofensiva contra el adversario. El 27 de julio ejecutó una operación anfibia de llegada al litoral, desembarco y ataque incendiario, pero la sólida defensa lisboeta, que se valió de barcos barrenados y estacas para formar una barrera, logró rechazar finalmente el asalto. Sin embargo, el almirante sí tuvo éxito, mediante esos mismos medios navales, en la toma del pueblo y la fortaleza de Almada, en la orilla sur del río y frente a Lisboa.

A pesar de todo lo acontecido, lo que realmente obligó al fin a los castellanos a levantar el sitio fue el brote de peste que surgió en sus posiciones y que mermó gravemente a sus tropas. La enfermedad terminó afectando también a los altos oficiales, entre ellos Cabeza de Vaca, Juan Martínez de Rojas, los mariscales Pedro Ruiz Sarmiento y Fernán Álvarez de Toledo, y el propio Tovar. Todos ellos militares de gran valía, cuya ausencia se haría notar durante el resto de la campaña, que terminaría con el desastre de Aljubarrota. Fue primero el ejército terrestre quien se retiró de la capital, y más tarde, el 17 de agosto, Juan I, junto a la escuadra de Castilla que aún permanecía en el Tajo, dio orden de partir definitivamente hacia Sevilla.

Fernando Sánchez de Tovar falleció en su capitana. En ella, enlutada, fue trasladado su cadáver hasta Sevilla, y sepultado en la capilla de San Clemente de la Catedral de Santa María. En su tumba figuraba un epitafio, hoy desaparecido, que así decía:

Aquí yace el bueno e honrado cavallero D. Ferrant Sanchez de Tobar, Almirante de Castilla que Dios perdone, e finó sobre Lisboa en el año de MCCCLXXXIV, e mandole fazer esta sepultura Juan de Tobar su viznieto, en el año de MCCCCXXXVI.[2]

Notas

  1. Pero López de Ayala: Crónica de D. Juan I, Cap. I, Año 1380.
  2. Recogido por Gonzalo Argote de Molina en Nobleza de Andalucía (1588). Citado por Fernández Duro (ver bibliografía).

Bibliografía

  • Batista González, Juan: España estratégica. Guerra y diplomacia en la historia de España (cap. 6: El camino hacia la unificación), Madrid, 2007, ISBN 978-84-7737-183-0
  • Cervera Pery, José: El poder naval en los reinos hispánicos: la marina de la Edad Media, Madrid, 1992, ISBN 84-7140-291-2
  • Condeminas Mascaró, Francisco: La marina militar española, Ed. Aljama, Málaga, 2000, ISBN 84-930472-4-4
  • Fernández Duro, Cesáreo: La marina de Castilla, Madrid, 1995, ISBN 978-84-86228-04-0
Obtenido de "Fernando S%C3%A1nchez de Tovar"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Fernando Sánchez de Tovar — Infobox Military Person name= Fernando Sánchez de Tovar caption= born= died= 1384 placeofbirth= Castile placeofdeath= Lisbon, Portugal nickname= allegiance= branch= serviceyears= 1357–1384 rank= Admiral unit= commands= Atlantic expeditionary… …   Wikipedia

  • Fernando Sánchez de Tovar — Fernando (o Fernán) Sánchez de Tovar († Lisboa, 1384). Militar y marino castellano. Hizo sus primeras armas sustituyendo a Diego Pérez Sarmiento como Adelantado Mayor de Castilla, en la guerra entre Pedro I y el aspirante al trono Enrique de… …   Enciclopedia Universal

  • Fernando Sánchez — Saltar a navegación, búsqueda Fernando Sánchez es el conjunto de un nombre propio Fernando y primer apellido Sánchez que puede referirse a varios personajes: Fernando Sánchez (1935 2006), diseñador de moda español; Fernando Sánchez (1976 ),… …   Wikipedia Español

  • Tovar — Tovar, usually preceded by the particle de (meaning from ), was the surname adopted in the Middle Ages by a Castilian noble house of gothic ancestry that received the lordship of the village of Tovar from Fernando III. It has since spread to… …   Wikipedia

  • Tovar (desambiguación) — Tovar puede referirse a: Lugares el municipio Tovar en Mérida; la ciudad de Tovar, capital de dicho municipio; el municipio Tovar en Aragua. Personas Antonio Tovar Fernando Sánchez de Tovar Oscar Tovar agrostólogo peruano …   Wikipedia Español

  • Fernando Delgado — Saltar a navegación, búsqueda Fernando Delgado Nombre real Fernando Martínez Delgado Nacimiento 28 de junio de 1930 …   Wikipedia Español

  • Joaquín Sánchez de Toca Calvo — Nacimiento 1852 Madrid …   Wikipedia Español

  • Joaquín Sánchez de Toca Calvo — Pour les articles homonymes, voir Joaquín Sánchez et Sánchez de Toca. Joaquín Sánchez de Toca Calvo, né à Madrid en 1852 et mort à Pozuelo de Alarcón (province de Madrid) en 1942, est un avocat, écrivain et homme politique conservateur espagnol.… …   Wikipédia en Français

  • San Fernando de Henares — Saltar a navegación, búsqueda San Fernando de Henares Escudo …   Wikipedia Español

  • List of colonial governors of Fernando Póo — List of Colonial Heads of Equatorial Guinea (Fernando Poo/Spanish Guinea) (Dates in italics indicate de facto continuation of office) Tenure Incumbent Notes 7 June 1494 to 1 June 1778 ..., Governor   1 June 1778 to 14 November 1778 Felipe de …   Wikipedia


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.