Extintor


Extintor
Extintor tipo ABC.

Un extintor, extintor de fuego, o matafuego es un artefacto que sirve para apagar fuegos. Consiste en un recipiente metálico (bombona o cilindro de acero) que contiene un agente extintor de incendios a presión, de modo que al abrir una válvula el agente sale por una manguera que se debe dirigir a la base del fuego. Generalmente tienen un dispositivo para prevención de activado accidental, el cual debe ser deshabilitado antes de emplear el artefacto.

De forma más concreta se podría definir un extintor como un aparato autónomo, diseñado como un cilindro, que puede ser desplazado por una sola persona y que usando un mecanismo de impulsión bajo presión de un gas o presión mecánica, lanza un agente extintor hacia la base del fuego, para lograr extinguirlo.

Los hay de muchos tamaños y tipos, desde los muy pequeños, que suelen llevarse en los automóviles, hasta los grandes que van en un carrito con ruedas. El contenido varía desde 1 a 250 kilogramos de agente extintor.

Según el agente extintor se puede distinguir entre:

  • Extintores hídricos cargados con agua y un agente espumógeno, espuma AR-AFFF Altamente efectivos por su capacidad de potencializar el poder humectante del Agua, los hay biologicamente activos que encapsulan los gases y vapores generados por el fuego rompen las moleculas de los hidrocarburos,inibiendo la reignicion,(flash back), no contaminan el medio ambiente, ni dañan a las personas.
  • Extintores de polvo químico seco (multifunción: combatiendo fuegos de clase ABC)
  • Extintores de CO2 (también conocidos como Nieve Carbónica o Anhidrido Carbónico) Fuegos de clase BC.
  • Extintores para metales: (únicamente válidos para metales combustibles, como sodio, potasio, magnesio, titanio, etc)
  • Extintores de halón (hidrocarburo halogenado, actualmente prohibidos en todo el mundo por afectar la capa de ozono y tiene permiso de uso hasta el 2010.
  • Multiextintor instantáneo (antes extintor de explosión) se trata de una herramienta de salvamento de incendios de uso profesional, que consiste en un recipiente elastómero, que contiene retardante de llamas, y aloja en su interior un elemento pirotécnico unido a una mecha rápida, que al contacto con el fuego, rompe el recipiente y crea una burbuja carente de oxígeno que apaga el fuego, al tiempo que enfría la zona en un radio de unos cinco metros.

Por su tamaño los extintores se dividen en portátiles y móviles. Extintores portátiles serían los que tienen un peso de hasta 20 kg de peso en total, considerando, a su vez, entre los mismos extintores portátiles manuales, hasta 20 kg y extintores portátiles dorsales hasta 30 kg.

Cuando un extintor pese más de 30 kg se considera móvil y debe llevar ruedas para ser desplazado.

Esto no es óbice para que existan extintores que colocados sobre ruedas y por lo tanto movilizados pesen menos de 30 kg. De hecho, para favorecer su manejo, los extintores de 50 kg se suelen instalar sobre ruedas.

La división tiene que ver con el máximo admitido para usarse de una u otra forma, es decir, un extintor que pese más de 20 kg obligatoriamente tendrá que tener un apoyo dorsal.

El problema de los extintores (salvo en los muy grandes) es que el agente se agota rápidamente, por lo que su utilización debe hacerse aprovechándolo al máximo. Su tiempo en descarga continua es de 18 a 20 segundos.

Asimismo, se distinguen por los fuegos que son capaces de apagar: de origen eléctrico, originados por combustibles líquidos u originados por combustibles sólidos, lo que depende del agente extintor que contienen. Las posibilidades que tienen deben venir escritas de modo bien visible en la etiqueta, atendiendo a la clase de fuego normalizada. Pueden servir para varias clases.

Contenido

El fuego o combustión

El fuego también denominado combustión, es una reacción química. Al observar las llamas nos encontramos en presencia de una reacción química violenta, de mayor velocidad de su proceso. En este tipo de reacciones tiene lugar un cambio de substancias por otras, más simples o mas estables, originándose absorción o emanación de calor en algunos casos y generación de electricidad en otros. Los últimos estudios en la materia califican a las llamas, como uno de los procesos de reacción en cadena similares a aquellos producidos por la transformación violenta de la materia.

La reacción de un elemento con el oxígeno, da lugar a la formación de un óxido. La gran afinidad del primero para reaccionar con otros elementos, es el factor preponderante en las combustiones, a la cual podemos calificar igualmente como una reacción acelerada con gran desprendimiento de calor, entre una materia combustible y el óxigeno del aire o atmósfera.

El oxígeno es un factor constante de la combustión del aire. en una proporción aproximada a un quinto del volumen de auqel; por ello no existen combustión o fuego si no existe aire u oxígeno, salvo aquellas substancias como el la nitrocelulosa, que contienen en sí su propio oxígeno para desarrollar una combustión y otros casos especiales, fuera de los límites de nuestro interés.

La velocidad de combustión del oxígeno influye en las características de la combustión dependiendo de la mayor riqueza o existencia del mencionados elemento y de la subdivisión y separación entre las partes que componen la materia combustible. Por ello las masas compactas arden más lentamente y en los líquidos no arde el volumen total sino la superficie libre de éstos, principalmente los gases o vapores desprendidos por la elevación de la temperatura. Esta particularidad de los líquidos inflamables que no arden, ni explotan en sí mismos sino por los gases evaporados o gasificados, destaca la importancia de mantenerlos en recipientes cerrados o expuestos lo menos posible al aire o calor.

No obstante que la combustión es una reacción con oxígeno, se observa en algunos casos que no llega a producirse sí no es en presencia de parte de agua. El agua resulta un factor catalítico y hasta el hierro no se oxida en una atmósfera de oxígeno puro. Recordemos que factor catalítico es aquel que actúa únicamente por presencia, pudiendo hallarse tal cual luego del proceso. Un terrón de azúcar no se enciende por contacto de la llama. Si no espolvoreamos con ceniza de un cigarrillo prende más fácilmente. Esto tiene importancia para interpretar en la presención industrial o doméstica, la autocombustión de aceites vegetales, linoleums o plásticos susceptibles de rápida oxidación.

El desarrollo del fuego requiere:

  • Presencia de oxígeno: no existiendo este elemento no es posible el fuego y disminuyéndolo se extinguirá gradualmente. El carbón se apaga cuando el porcentaje de oxígeno es menor del 9 %. Envolver una persona con las ropas encendidas con una frazada es el medio más práctico de socorrerla. El gas carbónico de los matafuegos forma una nube que separa la superficie ardiente del aire, por ser de mayor peso que éste.
  • Cantidad de calor: todas las materias inflamables poseen una determinada temperatura crítica de inflamación. La mayoría de ellas desprenden gases inflamables, antes de llegar a la temperatura crítica o de inflamación
  • Combustible: sea la materia en sí o los gases o vapores desprendidos de ella son necesarios para la iniciación y mantenimiento de la combustión o fuego. Soplar un fósforo es separar violentamente la llama de la materia combustible. Cerrar la llave de paso de un gas combustible finaliza la combustión. Actuando el combustible, en llamas, del resto de la mercadería. Una espátula lo suficientemente ancha puede separar la llama de un combustible contenido en una recipiente de boca ancha.

Historia

El extintor fue un invento de William George Manby, un capitán al que se le ocurrió crear un instrumento que apagase el fuego con una mayor efectividad. al observar la incapacidad de un grupo de bomberos de Edimburgo para alcanzar los pisos superiores de un edificio en llamas.

El primer extintor era un aparato con cuatro cilindros, tres con agua y otro con aire comprimido, que servía para que el líquido saliese a presión. Fue patentado en el Reino Unido en 1839. Este dispositivo fue modificado en 1905 cuando se sustituyó el agua por bicarbonato sódico.

Europa y Australia

En Europa y Australia los incendios se clasifican en 6 grupos:

  • Clase A: incendios que implican sólidos inflamables que dejan brasas, como la madera, tejidos, goma, papel, y algunos tipos de plástico.
  • Clase B: incendios que implican líquidos inflamables o sólidos licuables, como el petróleo o la gasolina, aceites, pintura, algunas ceras y plásticos.
  • Clase C: incendios que implican gases inflamables, como el gas natural, el hidrógeno, el propano o el butano.
  • Clase D: incendios que implican metales combustibles, como el sodio, el magnesio, el potasio o muchos otros cuando están reducidos a virutas muy finas.
  • Riesgo de electrocución (antiguamente conocida como clase E): incendios que implican cualquiera de los materiales de las clases A y B, pero con la introducción de electrodomésticos, cableado, o cualquier otro objeto bajo tensión eléctrica, en la vecindad del fuego, donde existe un riesgo de electrocución si se emplean agentes extintores conductores de la electricidad.
  • Clase F: incendios que implican grasas y aceites de cocina. Las altas temperaturas de los aceites en un incendio excede con mucho las de otros líquidos inflamables, haciendo inefectivos los agentes de extinción normales (en España ya existe esta clase).

Estados Unidos

En los Estados Unidos, los incendios se clasifican en cuatro grupos: A, B, C y D, y la subclase K.

  • Clase A: incendios que implican madera, tejidos, goma, papel y algunos tipos de plástico.
  • Clase B: incendios que implican gasolina, aceites, pintura, gases y líquidos inflamables y lubricantes.
  • Clase C: incendios que implican prioridad vida humana y equipos energizados menores a 25 kW (uso eléctrico y domésticos) y cualquiera de los materiales de la clases A y B; pero no es recomendable por la cantidad de equipos necesarios aumentaría en 7 veces la cantidad de los equipos de agentes clase A (aguas y espumas) y B (agentes químicos) pero con la introducción de electrodomésticos, y cableado o cualquier otro objeto que recibe energía eléctrica en su sistemas en la vecindad del fuego presencia eminente del fuego o altas temperaturas en ellos.
  • Clase D: incendios que implican metales combustibles, como el sodio, el magnesio o el potasio u otros que pueden entrar en ignición cuando se reducen a limaduras muy finas.
  • Clase K: se refiere a los incendios que implican grandes cantidades de lubricantes o aceites. Aunque, por definición, la clase K es una subclase de la clase B, las características especiales de estos tipos de incendios se consideran lo suficientemente importantes para ser reconocidos en una clase aparte.

Agentes extintores especiales:

Extintor clase "H" halogenados en sustitución del gas halón (que daña la capa de ozono y sólo está autorizado en algunas aplicaciones militares), recomendado en ambientes cerrados sin presencia de vida o personal en el área. Agente sofocante (desdobla el oxigeno)

Extintores de clase "N" neutralizantes a formación de gases por agente químicos o armas de destrucción masiva a base de la impulsión de polvo micropulverizado con un agente neutralizante al producto lease "antídoto específico para cada producto"

Agua a presión: los extintores de agua bajo presión son diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de fuego clase A (combustibles sólidos). Aplicaciones típicas: carpintería , industrias de muebles, aserraderos, depósitos, hospitales, etc.

Agua pulverizada: los extintores de agua pulverizada son diseñados para proteger todas las áreas que contienen riesgos de fuegos clase A (combustibles sólidos) de forma eficiente y segura.

Agua desmineralizada: los extintores de agua desmineralizada (3 veces destilada - oxigenada en algunos casos) para fuegos de clase C equipos conectados. también se usan para incendios químicos o riesgos bacteriológicos.

Aplicaciones típicas son: servicios aéreos, edificios de departamentos, bancos museos oficinas, hospitales, centro de cómputos, industrias electrónicas, centro de telecomunicaciones, escuelas, supermercados, etc. No contamina el ambiente: no afecta la capa de ozono (O.D.P.=0) y no produce calentamiento global (G.W.P.=0). Agente limpio: no es tóxico, no produce problemas respiratorios y no deja residuos posteriores a la extinción. Eficiente desempeño: manga diseñada para brindar al operador una mayor visibilidad y una fácil maniobrabilidad. La boquilla genera un spray muy fino que aumenta el poder refrigerante, no produce shock térmico ni conducción eléctrica.

Extintor de dióxido de carbono (nieve carbónica).

Agua y espuma (AFFF): los extintores de agua con AFFF bajo presión son diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de fuego clase A (combustibles sólidos) y clase B (combustibles líquidos y gaseosos). Aplicaciones típicas: plantas de manufactura, gasolineras, almacenes comerciales, hoteles, hospitales, escuelas, talleres de pintura y mecánicos, áreas de calderas, industria química, petrolera, laboratorios, autotransporte de carga y de pasajeros. Actualmente son los de uso seguro ya que no contaminan el medio ambiente, y su contenido no daña a las personas ni a la fauna del lugar.

Dióxido de carbono (CO2): los extintores de dióxido de carbono son diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de incendio clase B (combustibles líquidos) y clase C (corriente eléctrica). Aplicaciones típicas: industrias, equipos eléctricos, viviendas, transporte, comercios, escuelas, aviación, garajes, etc.

Polvo químico universal - ABC: los extintores de polvo químico seco (fosfáto mono amonico al 75% y otros como sales pulverizadas) (ABC) se utilizan para combatir fuego clase A (combustibles sólidos), clase B (combustibles líquidos), clase C (corriente eléctrica). Su uso es de alto riesgo, el polvo quimico es un supresor de oxigeno y altamente corrosivo: actualmente se utiliza en muchos lugares indebidamente. Se usaron en forma generalizada debido a que no se conocía otro sistema portatil de combatir el fuego.

Polvo químico seco - BC: los extintores de polvo químico son diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de incendio clase B (combustibles líquidos) y clase C (corriente eléctrica). Aplicaciones típicas: industrias, equipos eléctricos, viviendas, transporte, comercios, escuelas, aviación, garajes, etc.

Polvo químico - D: los extintores de polvo químico seco (por ejemplo: púrpura k)son diseñados para proteger áreas que contienen riesgos de fuego clase D (metales combustibles) que incluye litio, sodio, aleaciones de sodio y potasio, magnesio y compuestos metálicos. Está cargado con polvo compuesto a base de borato de sodio. Al compuesto se lo trata para hacerlo resistente a la influencia de climas extremos por medio de agentes hidrófobos basados en silicona.

Clasificación de extintores

En esta clasificación conforman los siguientes extintores

  • Extintor soda-ácido:

El extintor de soda-ácido ha sido el tipo de matafuego más común, en el cual la substancia extintora, es expelida bajo presión. Las substancias químicas que intervienen en su carga, son el bicarbonato de sodio y el ácido sulfúrico. El bicarbonato de sodio se disuelve en el agua contenida y esta solución constituye en la verdadera substancia extintora. El ácido sulfúrico concentrado es contenido en un frasco que pende en el centro de la parte superior del aparato, cerrado por un tapón holgado de vidrio o de cerámica, en forma que pueda caer Archivo:fácilmente de su asiento en el cuello del frasco.

Al poner en acción el aparato, invirtiendo su normal posición, el ácido y el bicarbonato se mezclan químicamente produciendo suficiente gas carbónico para desarrollar considerable presión y expeler el agua dando al chorro un alcance de 10 a 12 metros.

La reacción que se produce se puede expresar en la siguiente ecuación:

H2SO4 + 2 NaHCO3 = Na2SO4 + 2 CO2 + 2 H2O

Con el matafuego en posición normal, el nivel del agua y el bicarbonato no debe sobrepasar la marca existente expresada como "nivel del agua". Estos extintores deben ser recargados anualmente. En la recarga todas las partes deben ser lavadas con agua e impulsar agua a través de la manguera de descarga, si la tuviera, para lavarla perfectamente. Es conveniente, al realizar la descarga anual dar la opoertunidad al personal de realizar esta operación en el marco de un pequeño simulacro de incendio. La recarga anual es recomendado que las substancias químicas se deterioran en este tiempo. La solución de bicarbonato se descompone lentamente dejando escapar gas carbónico, especialmente cuando el extintor está expuesto a altas temperaturas. El ácido sulfúrico absorbe la humedad ambiente, comienza a diluirse y ocacionalmente puede rebasar de su frasco o en su manipuleo puede derramar parte del contenido. Al efectuar la recarga el bicarbonato de sodio debe ser diluido en agua tibia (no caliente) fuera del extintor, en un balde o recipiente, asegurñandose que el bicarbonato quede bien diluido. Luego debe colocarse el canasto portador del frasco o botella y finalmente ésta con su tapón. Ciérrese el aparato, colocando la tapa y estará listo para funcionar.

Característica de fabricación

El recipiente del extintor debe ser realizado en chapa de hierro Nº 16 o sea de 1,59 mm, de espesor soldado a la autógena en sus costados longitudinales y uniones de la cúpula y del fondo. Debe ser probado a presión hidráulica, operación fundamental ya que en su funcionamiento se originan presiones interiores. De no contar con esta prueba podría darse el caso, ya experimentado, de reventar en su parte mas débil, soldadura o picaduras de la chapa, con las lamentables consecuencias previsibles para el operador o asistente. Por ello debe comprobarse que cada matafuego posea la garantía del fabricante, de haber realizado la prueba hidráulica.

La prueba hidráulica de este tipo de extintores debe repetirse cada cinco años. Para ellos es menester contar con una bomba de potencia suficiente para desarrollar una presión interior de 24 atm. durante 5 minutos. Los extintores con ruedas o de mayor capacidad deben ser llevados a una presión interior de 27,5 kilogramos por centímetro cuadrado.

Los extintores de soda-ácido responden a las normas IRAM, sigla del Instituto Racionalizador Argentino de Materiales, que son observadas por casi todas las reparticiones nacionales, provinciales y muchos usuarios industriales particulares. Estos matafuegos además de ajustarse a estas disposiciones que fijan sus dimensiones, materiales de fabricación, etc., están revestidos interiormente con plomo o estaño depositado por baño electrolítico, lo cual asegura la conservación de la chapa. El canasto que sostiene la botella de ácido es también de material anticorrosible. La tapa es de bronce con guarnición para evitar pérdidas de presión.

Véase también

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos:

Mira otros diccionarios:

  • extintor — |eis...ô| adj. 1. Que extingue. • s. m. 2. Aparelho portátil que serve para extinguir incêndios …   Dicionário da Língua Portuguesa

  • extintor — extintor, ra adjetivo 1. Que extingue: espuma extintora para apagar el fuego. sustantivo masculino 1. Aparato que se utiliza para apagar el fuego: Los extintores tienen que pasar una revisión anual …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • extintor — extintor, ra 1. adj. Que extingue. 2. m. Aparato para extinguir incendios, que por lo común arroja sobre el fuego un chorro de agua o de una mezcla que dificulta la combustión …   Diccionario de la lengua española

  • Extintor — ► adjetivo 1 Que extingue o sirve para extinguir. ► sustantivo masculino 2 TECNOLOGÍA Aparato que se utiliza para apagar fuegos o conatos de incendio: ■ es obligatorio tener extintores en lugares públicos. * * * extintor, a adj. y n. m. Se aplica …   Enciclopedia Universal

  • extintor — {{#}}{{LM E17161}}{{〓}} {{[}}extintor{{]}} ‹ex·tin·tor› {{《}}▍ s.m.{{》}} Aparato que se usa para extinguir un fuego, y que contiene un líquido o un fluido que dificulta la combustión: • Debes enfocar el extintor a la base de la llama.{{○}} …   Diccionario de uso del español actual con sinónimos y antónimos

  • extintor — ex|tin|tor Mot Agut Adjectiu variable …   Diccionari Català-Català

  • extintor — sustantivo masculino matafuego. * * * Sinónimos: ■ matafuego …   Diccionario de sinónimos y antónimos

  • extintor — ra adj. Que extingue. m. Aparato para extinguir el fuego que comúnmente arroja sobre él un chorro de agua o una mezcla para dificultar la combustión. m. Matafuego …   Diccionario Castellano

  • extintor mуvil — m Aparato portбtil empleado para la extinciуn inmediata de un fuego incipiente; contiene un agente extintor que se selecciona segъn el tipo de fuego …   Diccionario de Construcción y Arquitectur

  • Agente extintor de incendios — Se llama agentes extintores a las sustancias que, gracias a sus propiedades físicas o químicas, se emplean para apagar el fuego (generalmente en los incendios). Modo de actuación Los agentes pueden actuar de cuatro modos o como combinación de… …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.