Emys orbicularis


Emys orbicularis
Commons-emblem-notice.svg
 
Galápago europeo
Emys.jpg
Estado de conservación
Casi amenazado (NT)
Casi amenazado (UICN)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Orden: Testudines
Familia: Emydidae
Género: Emys
Duméril, 1806
Especie: E. orbicularis
Nombre binomial
Emys orbicularis
(Linnaeus, 1758)
Distribución
Área de distribución mundial
Área de distribución mundial

El galápago europeo (Emys orbicularis) es una tortuga de la familia Emydidae y única representante del género Emys que habita en el centro y sur de Europa, Asia occidental, y la zona mediterránea de África. Vive cerca o en cursos de agua cuya corriente sea lenta e inverna durante más de siete meses al año en el fondo del agua.

Contenido

Descripción

Es un galápago de tamaño medio y su longitud varía según las zonas entre 12 y 38 cm. de longitud. Su caparazón es marrón con zonas verdosas y alguna mancha amarillenta.

Hace entre 5000 y 8000 años cuando el clima europeo era más cálido, esta tortuga se podía encontrar más al norte alcanzando la actual zona del sur de Suecia.[cita requerida]


Parásitos

Esta especie puede albergar diversas especies de parásitos, incluidos Haemogregarina stepanovi, monogéneos del género Polystomoides, trematodos vasculares del género Spirhapalum y varias especie de nematodos.[cita requerida]


Subespecies

  • Emys orbicularis trinacris (Sicilia)
  • Emys orbicularis marmorata (del oeste)
  • Emys orbicularis capolongoi (Cerdeña)
  • Emys orbicularis colchica
  • Emys orbicularis eiselti
  • Emys orbicularis fritzjuergenobstii
  • Emys orbicularis galloitalica (Italia)
  • Emys orbicularis hellenica (Oeste de Turquía)
  • Emys orbicularis hispanica (España)
  • Emys orbicularis iberica (Valle de kura)
  • Emys orbicularis lanzai (Córcega)
  • Emys orbicularis luteofusca (Turquía central)
  • Emys orbicularis occidentalis (Norte de África)
  • Emys orbicularis orbicularis (comuna de Europa)
  • Emys orbicularis persica (del este)
  • Emys orbicularis orientalis (del Caspio)


Comportamiento

Son casi completamente acuáticas, pero a veces dejan el agua para descansar y tomar el sol, ya que como tienen sangre fría, necesitan tomar estos baños de sol para regular su temperatura.

Estos reptiles son excelentes nadadores. Durante el día buscan presas para alimentarse e intentan capturarlas. Suelen estar alerta de los depredadores y de la gente y generalmente se asustan y huyen de ellos. Las tortugas suelen lanzarse frenéticamente de las rocas o de donde estén mientras descansan si alguien potencialmente peligroso se acerca a ellas. Durante el día, acostumbran salir del agua, tomar el sol hasta que estén secas y calientes, después se zambullen de nuevo y se refrescan, y vuelven a salir del agua para tomar el sol.

Hibernación

Pueden hibernar en el fondo de estanques o lagos poco profundos durante los meses de invierno.[1] Durante esta época, con el frío, las tortugas entran en un estado de sopor denominado precisamente hibernación, durante el cual dejan de comer y defecar, prácticamente no se mueven y su frecuencia de respiración se reduce.

No se recomienda dejar hibernar a ejemplares que no superen los 5 cm de largo, y sólo deben hacerlo si tuvieron una alimentación y cuidados adecuados durante los meses previos.[1] Si se tiene un ejemplar que fue adquirido recientemente, no se le debe dejar hibernar porque no se conocen los cuidados que pudo tener antes de que se consiguiera, aunque su aspecto sea bueno. Una tortuga demasiado joven, que esté enferma o que no esté bien nutrida podría no soportar el ayuno que conlleva esta hibernación y morir.

Si se quiere poner a hibernar a una tortuga, se necesita un cubo o recipiente con agua, pero no demasiada ya que la tortuga debe poder sacar la cabeza de ella para respirar. Si se colocara demasiada agua, o bien la hibernación no se llevara a cabo correctamente, la tortuga podría morir. Se debe dejar este recipiente en un lugar oscuro, frío y tranquilo. El agua también debe estar fría, entre los 5 y 10 °C. También es posible dejar hibernar a la tortuga en su estanque, pero conlleva un mayor riesgo para la salud del animal, ya que podría esconderse en un lugar fuera del alcance del dueño y si le sucediera algo malo, no se podría actuar.

Si la tortuga vive normalmente en el exterior pero no se desea que hiberne, entonces hay que trasladarla a un acuario interior para que pase ahí el invierno, y cuando la temperatura del ambiente vuelva a aumentar se puede regresar a su estanque del jardín.

Reproducción

El cortejo y las actividades que conlleva el apareamiento ocurren entre marzo y julio, y se llevan a cabo bajo el agua. Durante el cortejo, el macho nada alrededor de la hembra y comienza a sacudir o batir sus extremidades delanteras frente a la cara de la hembra, aparentemente tratando de acariciarla. La hembra continuará nadando hacia el macho y si acepta su proposición, comenzarán el apareamiento. Si no acepta, puede hasta iniciar una pelea con el macho. El cortejo puede durar sólo 45 minutos, pero el apareamiento en sí normalmente lleva 3 horas.

En ocasiones un macho aparentemente estará cortejando a otro macho. Esto en realidad es un signo de predominio y los machos pueden empezar a luchar. Las tortugas jóvenes pueden llevar a cabo la danza de cortejo, pero hasta que no cumplen los 5 años de edad no han madurado sexualmente[2] y son incapaces de aparearse.

Después del apareamiento, la hembra pasará más tiempo tomando el sol con el fin de mantener calientes a los huevos.[2] Puede presentar un cambio de dieta, comiendo únicamente ciertos alimentos o no comiendo tanto como normalmente haría.[2] Esto es normal, pero se le debe seguir ofrecer comida durante el embarazo y tal vez ofrecerle diferentes alimentos a los acostumbrados. El periodo de gestación promedio es de dos meses, pero si la hembra no encuentra un lugar adecuado para colocar sus huevos, puede durar más. Una hembra puede poner de 2 a 20 huevos. Además puede tener varias puestas en una misma temporada de apareamiento. Dependiendo de varios factores, cada puesta se distanciará de dos a cuatro semanas de las otras. Durante las dos últimas semanas de gestación, la hembra pasará menos tiempo en el agua, olfateando y escarbando en la tierra. Esto indica que está buscando un lugar apropiado para poner sus huevos. Si se tiene en cautiverio, se puede poner a la hembra en un embalse con unas 4 pulgadas de tierra para que haga la puesta. Es aconsejable no retirar los huevos del lugar donde hayan sido enterrados, pero si se deseara o fuera necesario hay que hacerlo con mucho cuidado para no romperlos y colocarlos en su nueva localización de la misma forma en que estaban dispuestos en el nido original (es decir, no ponerlos boca abajo, sino con la misma cara hacia arriba). Para hacer el nido, la tortuga excavará cuidadosamente un hoyo en el sitio elegido con sus patas traseras y depositará ahí sus huevos.[3]

Los huevos, que tienen una textura un tanto rugosa, nacerán de 80 a 85 días después de que fueron enterrados. La tortuga abrirá el cascarón con el diente de huevo que se le cae una hora después de haber nacido y nunca vuelve a crecer. Si la tortuga no se siente segura, permanecerá dentro del cascarón después de abrirlo por uno o dos días más. Si son forzadas a salir del cascarón antes de que estén listas, regresarán a él si les es posible. Cuando decidan abandonar el cascarón, tendrán un pequeño saco pegado a su barriga. Este contiene los residuos de lo que le sirvió para alimentarse durante el periodo de incubación y no debe ser removido. Hacerlo podría ser fatal para el recién nacido. El saco se cae solo, y cuando sucede se puede notar una pequeña herida en el caparazón de la tortuga. Ésta sanará por sí misma también y no necesita ser tratada.

Cuidados en cautiverio

Los reptiles son portadores asintomáticos de las bacterias del género Salmonella.[4] Esto genera preocupaciones justificables, dadas las numerosas referencias de infecciones en humanos vinculadas al manejo de tortugas. Para muchos cuidadores, mantener la higiene básica reduce enormemente el riesgo de cualquier tipo de infección en la mayoría de los casos. El potencial riesgo en la salud es otra razón por la que los niños no deberían tener contacto con las tortugas o ser sus cuidadores principales. Si bien portan la bacteria que causa salmonelosis, no es muy preocupante si se tienen las medidas de higiene mínimas. Aunque la realidad es muy distinta, ya que es igual de probable contagiarse de salmonelosis por un perro o gato que por una tortuga.

Dieta

Los gálapagos europeos son omnívoros[4] y se les puede proporcionar una gran variedad de alimentos diferentes incluyendo plantas y otros animales. Esta gama de comida incluye el alimento prefabricado que venden en cualquier tienda de mascotas, algunas plantas acuáticas, vegetales, insectos, peces y a veces alguna golosina como camarón o fruta, así como un suplemento vitamínico ocasional. El calcio (necesario para la salud del caparazón) también es importante y debe ser administrado como parte de la dieta.[5] Se les puede dar a través del llamado hueso de jibia o de sepia, que les ayuda a recibir esta dosis fundamental de calcio y al mismo tiempo a afilar sus labios (al no tener dientes, utilizan los labios para partir su comida). El hueso de sepia puede dejarse flotando libremente sobre el agua y esperar a que lo atrapen. Estos huesos, formados por pequeños cefalópodos marinos, se encuentran habitualmente en pajarerías, ya que las aves de jaula los usan también para afilar sus picos.

Las tortugas más jóvenes tienden a ser carnívoras[6] (comen más proteína animal), y cuando crecen se vuelven más herbívoras. Cuando tienen menos de 3 años, necesitan recibir muchas proteínas pues están en una etapa crucial de su crecimiento. En la naturaleza suelen alimentarse de grillos, caracoles de agua, guppys, lombrices de tierra y otros pequeños animales, que si se les pueden proporcionar en cautiverio, es mucho mejor.[5] Estos pequeños animales pueden ser criados en casa o se pueden conseguir en cualquier tienda especializada en reptiles. En cuanto a la carne, es conveniente ofrecérsela cruda .También se les puede ofrecer pescado, procurando que sea apto para el consumo humano. También se les puede suministrar artemia viva, que mantendrá activas a las tortugas a la hora de cazarlas. Los camarones del género Gammarus se venden deshidratados como comida ocasional para este animal, pero no deben tomarse como la base de su dieta. Se les pueden ofrecer frutas (ocasionalmente), siempre y cuando no sean ácidas, y vegetales, pero debe tenerse cuidado con la lechuga pues si ingieren demasiada actuará como laxante.

La frecuencia con que deben ser alimentadas depende especialmente de su edad. Mientras más pequeña sea, con más frecuencia se les debe dar de comer (hasta tres veces al día). A los ejemplares adultos se les puede proporcionar alimento 1 vez al día, 6 días a la semana. En cuanto a las raciones, lo mejor es darle alimento hasta que se rehúse a comer más, para asegurarse de que quede satisfecha.

Las tortugas necesitan estar en el agua para tragar la comida ya que no producen saliva. Pueden tomar alimentos que estén en tierra pero se los llevarán dentro del agua para consumirlos. Además, conviene alimentar a la tortuga en un contenedor separado pues esto propicia un hábitat más limpio que requerirá menos mantenimiento y cambios de agua menos frecuentes. Hacer esto crea un ambiente más saludable.

Cuando la temperatura del ambiente está por debajo de los 10 °C (50 °F), las tortugas pueden hibernar y no comen. Cuando está entre los 10 °C y los 20 °C (68 °F), pueden ser alimentadas una vez al día. Cuando se encuentra entre los 20 °C y los 30 °C (86 °F), se les puede dar de comer 2 ó 3 veces al día. Las tortugas necesitan mucho alimento en los días de verano en que la temperatura supera los 30 °C.

Instalación

La tortuga debe conservarse en un acuario o tortuguera u otro recinto siempre en proporción a su tamaño. El tamaño del tanque es el primer aspecto sumamente importante que hay que tomar en cuenta. Una pauta usada por muchas personas para determinar el tamaño adecuado del tanque es, como mínimo, 10 galones de agua por cada pulgada de longitud del caparazón (15 litros por cada centímetro). De esta forma, un solo adulto de esta especie requerirá entre 90 y 120 galones (unos 400 litros) de agua en su tanque. El nivel de agua debe ser tan alto como sea posible, pero no lo suficiente como para que escapen.

Es necesario que haya suficiente agua en su recinto. No obstante, para las tortugas más jóvenes el nivel del agua les debe permitir pararse y alcanzar el tope del agua con la cabeza, si no llegaran a la superficie estirando el cuello podrían ahogarse por no poder salir a respirar. Aunque puede ser que la tortuga no quiera nadar al principio, aprenderá muy rápidamente. La filtración y calidad del agua también son aspectos importantes en un ambiente bien mantenido. El agua limpia reduce en gran medida la aparición de infecciones y el crecimiento de algas y hongos. La presencia y el desarrollo de bacterias dañinas y desechos debe ser supervisada regularmente para que no surjan problemas más tarde.

Un área de descanso en la que la tortuga pueda secarse debe incluirse en su hábitat. Una lámpara de calor también es ampliamente recomendada para las tortugas que vivan bajo techo o donde no reciban directamente los rayos del sol. Si la lámpara se usa dentro, las tortugas deben tener acceso a ella por tres o cuatro horas diarias. El agua debe mantenerse a una temperatura constante que oscile entre los 24 y los 26 grados Celsius (75-79 °F); aguas con menor temperatura pueden inducir a la tortuga a hibernar. Un buen filtro de acuario generalmente ayuda a controlar este problema, al igual que usar un tanque de alimentación separado, pero un frecuente cambio de agua es muy necesario para asegurar su buena salud. Para las tortugas adultas (entre los 20-30 cm de longitud de caparazón) se acepta un tanque con un volumen de por lo menos 500 litros (aproximadamente 132 galones). Otra posibilidad es conservar a la tortuga en un estanque en el jardín o en una pequeña alberca de plástico siempre y cuando esté cerrada por la parte superior para protegerla de los posibles depredadores, como perros o gatos callejeros.

Otro requerimiento es que el área de descanso esté equipada con una lámpara de rayos UV, que simula los rayos del sol y le da a la tortuga las vitaminas que necesita para metabolizar el calcio y mantener su caparazón saludable, así como una fuente de calor sobre esa zona de descanso, para que salga a asolearse, de tal forma que tenga una temperatura entre 30-33 grados Celsius (86-91 °F)

Referencias

  1. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada hibernar
  2. a b c «Reproducción». Consultado el 21 de julio de 2007.
  3. Loza V., Antonio. «Trachemys scripta elegans (Tortuga de orejas rojas)». Consultado el 21 de julio de 2007.
  4. a b Iglesias, Isabel. «Tortuga de orejas rojas». Consultado el 21 de julio de 2007.
  5. a b «Alimentación». Consultado el 21 de julio de 2007.
  6. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada principal

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Emys orbicularis — Europäische Sumpfschildkröte Europäische Sumpfschildkröte (Emys orbicularis) Systematik Ordnung: Schildkröten (Testudinata) Unterordnung …   Deutsch Wikipedia

  • Emys orbicularis — Cistude Cistude …   Wikipédia en Français

  • Emys orbicularis — …   Википедия

  • Emys — Cistude Cistude …   Wikipédia en Français

  • Emys — Taxobox name = Emys image width = 250px image caption = European Pond Terrapin regnum = Animalia phylum = Chordata classis = Reptilia subclassis = Anapsida ordo = Testudines subordo = Cryptodira superfamilia = Testudinoidea familia = Emydidae… …   Wikipedia

  • Emys — Emys …   Wikipédia en Français

  • emys — ˈēmə̇s, ˈem noun Usage: capitalized Etymology: New Latin, from Greek emys freshwater tortoise : a small genus of turtles (family Emydidae) including the common European pond tortoise (E. orbicularis) and a No. American tortoise (E. blandingii) …   Useful english dictionary

  • Европейская болотная черепаха — ? Европейская болотная черепаха …   Википедия

  • Europäische Sumpfschildkröte — (Emys orbicularis) Systematik Ordnung: Schildkröten (Testudinata) Unterordnung …   Deutsch Wikipedia

  • Sumpfschildkröte — Europäische Sumpfschildkröte Europäische Sumpfschildkröte (Emys orbicularis) Systematik Ordnung: Schildkröten (Testudinata) Unterordnung …   Deutsch Wikipedia


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.