Educación sexual


Educación sexual

Educación sexual

Educación sexual es un término usado para describir la educación acerca de la sexualidad humana, el aparato reproductor femenino y masculino, la orientación sexual, las relaciones sexuales, el uso de anticonceptivos, el sexo seguro, la reproducción y otros aspectos de la sexualidad humana.

"Y el villano la continua acosando" - Una postal de principios del siglo XX muestra la preocupación de las mujeres de la época por los embarazos no deseados.

Las mejores fuentes de educación sexual suelen ser los padres, los programas escolares o las campañas de salud pública. Los muchachos que no reciben información adecuada de estas fuentes frecuentemente llenan ese vacío con consejos inadecuados que oyen de sus amigos y de la televisión.[1]

Aunque la educación sexual se incluye de una u otra manera en muchas escuelas, sigue siendo un tema controversial en muchos países, sobre todo acerca de que tanto y a que edad los estudiantes deben de ser informados sobre el sexo seguro y los métodos anticonceptivos, también si se debería de incluir la educación moral sobre el tema.

La educación sobre la reproducción describe el proceso en el cual un nuevo ser humano nace, incluyendo la fecundación, el desarrollo del embrión y el feto, y el nacimiento del bebe. Usualmente también incluye temas como las conductas sexuales apropiadas, las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y como evitarlas, y el uso y funcionamiento de los diferentes métodos anticonceptivos.

En muchos países de Latinoamérica donde todavía se le da importancia a la virginidad femenina, la educación sexual en las escuelas se limita a recalcar la abstinencia como el único método para evitar el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual.

En Estados Unidos este es un tema muy debatido. Sobre todo si la libertad sexual en los menores es algo positivo o negativo, al igual de que si la información sobre condones y píldoras de control de natalidad reduce o incrementa las posibilidades de embarazos o ETS en los jóvenes.

La existencia del VIH y el SIDA ha dado un sentido de urgencia al tema, de hecho en muchas naciones africanas, donde el SIDA se considera una epidemia, la educación sexual es considerada por los expertos como una estrategia vital para mantener la salud de la población. Algunos organismos internacionales como Planned Parenthood (Paternidad Planeada) ven un beneficio global gracias a los programas de educación sexual, en tópicos como el control de la natalidad y la igualdad sexual.

Definir la sexualidad humana desde perspectiva científica, y describirla desde un punto de vista genético, hormonal, fisiológico, anatómico, psicológico, social, legal, etc., es científicamente interesante, pero resulta insuficiente para entenderla en su totalidad.

La sexualidad humana está caracteriza por su heterogeneidad y complejidad, Está por componentes biológicos, sociales y psicológicos. La valoración y el juicio que sobre ella se hace dependen del contexto histórico y cultural en que se desarrolla. Sus fines y objetos se alejan de aquellos naturales y propios del mundo animal ya que la sexualidad del ser humano va mucho más allá de la reproducción y el coito, ya que en su mayor parte, va dirigida hacia la obtención de placer y a la necesidad de relación, más que a una conducta reproductiva. Se encuentra desde la niñez hasta la edad adulta, significando un ámbito fundamental de realización y satisfacción para las personas en el encuentro con otros y consigo mismo.

Entre los factores que influyen en la conducta sexual se encuentran: el condicionamiento biológico, que viene definido por la dotación genética y hormonal que determina una configuración física y ciertos patrones de conducta; factores educacionales; factores culturales, principalmente los que tienen que ver con la moral y la religión; y factores psicológicos, que contienen todos los miedos, preocupaciones y tabúes relacionados con la sexualidad, aunque todos los estados psicológicos influyen en ésta.

Contenido

Etapas en el desarrollo social y sexual

De 0 a 1 años

La sexualidad en un niño recién nacido, está muy vinculado a la relación con sus padres. Su vivencia a través de los cuidados y las caricias de sus progenitores. A través de ellos se crean lazos afectivos que serán necesarios para el desarrollo social y sexual de estos niños.

De 1 a 3 años y medio

En la segunda etapa, el niño tiene un estrecho vínculo con su familia, esto hace que su pensamiento se vaya enriqueciendo. En esta etapa se oponen a las reglas que imponen sus padres, como una forma de afianzar su independencia. En esta etapa se experimentan más sensaciones de placer al controlar los esfínteres y a evacuar, con lo que empiezan a conocer su cuerpo, lo que necesitan y lo que le produce placer.

De 3 años y medio a 6 años

En la tercera etapa, se caracteriza por la exploración del mundo, tanto a nivel físico, como social, con lo que refuerzan los vínculos con su familia y amigos. Por ello, comienzan a descubrir su sexualidad y nos encontramos con el periodo de enamoramiento del padre del sexo opuesto o en algunos casos hasta del mismo sexo "complejo de Edipo" y "complejo de Electra". Por otro lado se aprenden a relacionarse con otros y a ensayar sus roles sociales así como a identificar su propio sexo. Es importante que los padres no coaccionen las conductas que puedan ser del sexo opuesto.

De 6 a 9 años

En la etapa cuarta, comienzan el crecimiento físico va equilibrándose con el desarrollo afectivo, permitiendo que surja el interés de conocer y saber sobre el mundo y sus fenómenos. De la misma manera, es fundamental el reconocimiento de las personas de su entorno hacia ellos, y como afecta esto a la concepción de su propia imagen.

El interés sexual se centra en el conocimiento del cuerpo y de los órganos sexuales. Los juegos sexuales, mixtos o entre miembros del mismo sexo, forman parte de esta etapa y son un elemento clave para la formación de la identidad sexual. Los valores de la sociedad y de la familia sobre la sexualidad influyen mucho en esta etapa.

De los 10-14 años

Las hormonas sexuales se activan en esta etapa, estas son las que determinaran los cambios físicos y psicológicos. Al principio el cuerpo sufre un crecimiento acelerado. Después surgen una serie de cambios de forma: a las chicas le crecen las caderas, los pechos, les sale vello en la pelvis y a los chicos: les cambia la voz, les crecen los genitales y les sale vello en el pubis.

Hay cambios en la apariencia pero psicológicamente aún no han madurado. Las niñas se desarrollan antes que los niños. Es la etapa de la rebeldía con los padres.

Preadolescencia

En esta etapa se alcanza la madurez biológica, psicológica y social. En este periodo el preadolescente experimenta emociones contradictorias. Por una parte aún no ha abandonado su parte de niño, pero experimenta a su vez sensaciones propias de adulto.

Adolescencia

Artículo principal: Adolescencia

En este periodo, la búsqueda de una identidad propia es la tarea central. Se crean conflictos e inseguridades. Los conflictos con los padres son numerosos, ya que suelen presionarle y empujarle a tomar decisiones según sus definiciones. Los jóvenes hacen duras críticas a la sociedad y a sus padres. Se crean amistades sólidas.

En este momento los jóvenes comienzan a establecer relaciones de pareja. Los padres deben establecer una serie normas de forma consensuada con sus hijos. A partir de ahí los jóvenes pueden tomar sus propias decisiones siempre que respeten los valores y normas de las personas.

Declaración Universal de los Derechos Sexuales

Declaración del 13º Congreso Mundial de Sexología, 1997 Valencia, España. Revisada y aprobada por la Asamblea General de la Asociación de Sexología, Was, 26 de agosto de 1999, en el 140º Congreso Mundial de Sexología, Hong Kong:[2]

  1. El Derecho a la Libertad Sexual.
  2. El Derecho a la Autonomía Sexual, Integridad Sexual y la Seguridad del Cuerpo Sexual.
  3. El Derecho a la Privacidad Sexual.
  4. El derecho a la Equidad Sexual.
  5. El Derecho al Placer Sexual.
  6. El Derecho a la Expresión Sexual Emocional.
  7. El Derecho a la Libre Asociación Sexual.
  8. El Derecho a Tomar Decisiones Reproductivas, Libres y Responsables.
  9. El Derecho a la Información basada en Conocimiento Científico.
  10. El Derecho a la Educación Sexual Comprensiva.
  11. El Derecho a la Atención Clínica de la Salud Sexual.

Sexualidad y genitalidad

En esta sociedad se suelen confundir el significado de estos términos, y a menudo se reduce la sexualidad a genitalidad.

La genitalidad solamente es una parte de la sexualidad, aunque sigue siendo importante. Algo parecido ocurre con la simplificación del concepto sexualidad, limitándolo a la copulación e inseminación.

De esto deriva la negación de algunos de los padres a que sus hijos reciban educación sexual en la escuela.

Masturbación

Artículo principal: Masturbación

Debemos comenzar diciendo que en la actualidad, tanto los hombres como las mujeres no hablan de la masturbación con facilidad, aunque son estas últimas las más propensas a no hablar de ello, por ello este tema se ha convertido en un tema tabú.

Pero, ¿Qué es la masturbación?

Frecuencia de la masturbación

Cambia según la edad del individuo, por ejemplo, los niños de 4 a 5 años exploran y descubren el cuerpo lo que conduce a menudo a la masturbación inquietando a los padres que terminan por ir al pediatra que les tranquiliza.

En la adolescencia la frecuencia máxima puede llegar a varias veces al día para chicos y 3 o 4 veces por semana para las chicas, disminuyendo con la edad. Existen periodos en los que el porcentaje aumenta.

Técnicas

Las técnicas de masturbación son numerosas en función de las costumbres y experiencias pasadas, pero generalmente, consiste en la estimulación directa de los órganos externos.

En el hombre, la manipulación del pene consiste en extender el cuerpo de la verga con las manos y en efectuar movimientos bastante vigorosos de adelante hacia atrás (con o sin cubrir el glande por el prepucio). La estimulación directa del glande y la parada puede hacerse al principio pero se convierte rápidamente muy sensible y desagradable cuando la excitación es fuerte.

En la mujer, la estimulación directa se hace al nivel de los pequeños labios (sobre todo internos) y alrededor del clítoris, evitando el glande clitoridiano que es también muy sensible en cuanto la excitación es fuerte. Los movimientos manuales de la mujer son mucho más lentos y suaves que los del hombre. Lo más común es que la mano de la mujer pase de los pequeños labios a la región clitoridiana y hacia la entrada de la vagina y la otra

Petting

Al hablar de relaciones sexuales, se crea una asociación de forma inconsciente al hecho de que tenga que haber penetración, ya que el coito es el método que normalmente se usa para la reproducción. El petting es un intercambio de caricias, placer, afecto,… pero sin que tenga que haber necesariamente penetración. Debemos de comprender la sexualidad de una forma más extensa, ya que la penetración es solo una pequeña parte de esta.

En este tipo de relaciones sexuales no necesitas usar ningún método anticonceptivo, y puedes disfrutar de la sexualidad sin riesgo de embarazo.

Por ello, debemos realzar la importancia de que las relaciones afectivo sexuales sean lo más placenteras posibles y a su vez seguras, ya que esto evita un miedo y una incertidumbre posterior muy molestos. Si entendemos la sexualidad como un intercambio de sensaciones, de sentimientos, de caricias,… podemos trasmitir este afecto de muchas formas ya sea con o sin penetración, y considerar la relación sexual tan completa como si hubiera habido penetración, ya que esta es una parte pero no un todo.

Heterosexualidad - Homosexualidad - Bisexualidad

Con respecto a los modelos de conducta sexual muchos científicos y personas de leyes han asumido que las personas son "heterosexuales" u "homosexuales, como dos caras opuestas y que hay un grupo de "bisexuales" que estaría en un punto intermedio. Pero en la realidad no se define por dos puntos extremos. De hecho, existe una proporción considerable de la población en cuyas historias se combinan la heterosexualidad y la homosexualidad. Para explicarlo mejor, nos expondremos el Continuo de Kinsey, el cual realizó el más amplio estudio llevado a cabo sobre Conducta Sexual Humana y que dio como resultado un modelo en que se situarían los diferentes individuos en una escala del 0 al 6 en función de su historia y vivencia sexual previa.

Según este modelo no podríamos decir que un individuo “es” heterosexual, bisexual u homosexual, sino que en determinado momento de su vida o en toda ella, mantiene conductas de un tipo u otro.

0. Exclusivamente heterosexual.

1. Predominantemente heterosexual y solo incidentalmente homosexual.

2. Predominantemente heterosexual y con experiencias homosexuales más que incidentales.

3. Igualmente heterosexual y homosexual (bisexual).

4. Predominantemente homosexual y con experiencias heterosexuales más que incidentales.

5. Predominantemente homosexual y solo incidentalmente heterosexual.

6. Exclusivamente homosexual.

Existen múltiples estudios en el que los porcentajes totales de mujeres que reconocen actividad abiertamente homosexual, parece ser bastante menor que en el grupo de los varones. Ante esto, también debemos tener en cuenta que la percepción de determinadas conductas como conductas con o sin contenido sexual, puede que sufra un sesgo importante por nuestros condicionantes culturales, que otorgan más permisividad tanto afectivamente como en el contacto físico a las mujeres.

Otras conductas sexuales

Conductas sexuales “normales”

Dejando a un lado las valoraciones morales, el concepto normalidad no es más que un concepto estadístico. Según esto, es normal lo que porcentualmente es habitual en la población de referencia. Es debido a esto que lo que es normal en una cultura, región o grupo, no tiene por qué serlo en otra y viceversa.

Parafilias

Ocurre que algunas prácticas no se consideran “normales” y reciben el nombre de parafilias. Determinadas prácticas sexuales pueden ser o no calificadas de parafilias, en función de: la intensidad de las mismas, la exclusividad de las mismas y el respeto a la libertad sexual de los otros

Según el DSM IV, son desórdenes sexuales caracterizados por fantasías sexuales especializadas, así como necesidades y prácticas sexuales intensas, que suelen ser repetitivas y generan molestias o ansiedad en el individuo. Se refieren a comportamientos sexuales caracterizados por la excitación del sujeto ante objetos y situaciones que no son patrones normativos o se alejan de estímulos sexuales. En las perversiones o parafilias, encontramos anormalidades tanto en la cualidad de los impulsos sexuales como en el objeto. Es así como el sadismo, el masoquismo, el voyeurismo y el exhibicionismo muestran perturbada la naturaleza del impulso sexual. En cambio, en la pedofilia y la zoofilia, el objeto normal ha sido reemplazado, lo que lo convierte en “anormal”. (Gutiérrez González, 2008) Existen infinidad de parafialias: las filias como ocurre con las fobias son tan extensas y variadas como individuos que puedan proponerlas, imaginarlas o sentirlas.

Métodos anticonceptivos

  • El anillo anticonceptivo mensual: Es un anillo de plástico flexible que la mujer coloca en la vagina como si fuera un tampón higiénico. En la vagina el anillo libera las hormonas anticonceptivas en una dosis muy baja y constante sin picos de hormonas, que pasan a la sangre e impiden la ovulación, por eso, el anillo es eficaz.
  • El parche anticonceptivo semanal: Es un parche que se coloca sobre la piel limpia y seca y a través de la piel el parche libera hormonas anticonceptivas que impiden la ovulación. Vigilar todos los días que el parche esté bien pegado.
  • La píldora: La píldora contiene hormonas que impiden la ovulación y se toma una vez al día durante 21 días y hay que tener 7 días de descanso.
  • Implante hormonal: Es un método anticonceptivo a largo plazo. Consiste en la inserción bajo la piel del brazo de una pequeña varilla de plástico flexible, que libera una hormona en dosis muy baja.
  • El DIU: Funciona impidiendo el paso de los espermatozoides en su trayecto intrauterino, evitando así la fecundación y también, la implantación del ovulo en el útero.
  • Preservativo femenino y masculino: Aunque el preservativo es eficaz frente a embarazos, no es tan seguro como un método anticonceptivo hormonal. Por eso, se usa una combinación de métodos, que se conoce como doble protección. Consiste en usar conjuntamente un método de barrera (preservativo) con un anticonceptivo hormonal (la píldora, el anillo o parche), el primero como protección frente a ETS y el segundo para evitar embarazos no deseados.
  • Otros métodos anticonceptivos: coito interrumpido, calendario u Ogino-Knauss, temperatura basal, moco cervical o método Billings, espermicida, diafragma, inyección de progestágeno y la píldora del día después (sólo en caso de emergencia)
  • Anticoncepción irreversible: ligadura de trompas, dispositivos intratubáricos y vasectomía.

Infecciones de transmisión sexual

Las infecciones de transmisión sexual se adquieren a través del contacto sexual, una de las personas que lo realizan está infectada.

A este tipo de infecciones se les conoce como ITS. Son infecciones muy frecuentes y se transmiten fácilmente entre dos personas. Las más frecuentes son la gonorrea y la sífilis. La sífilis se presenta frecuentemente, aunque en una menor magnitud. El VIH sida, es una ITS cuyos porcentajes han aumentado en los últimos años, siendo una infección bastante conocida en la actualidad.

En los últimos años se han observado bastantes casos de unas ITS difíciles de diagnosticar, se trata de las llamadas uretritis no gonocócicas. Es un ETS cuyos síntomas se parecen a la gonorrea, aunque se trata de una enfermedad diferente.

Otras ITS serían la clamidia, papiloma humano, herpes genital, tricomoniasis,… Para prevenir estas y otras infecciones de transmisión sexual es importante el uso del preservativo en las relaciones sexuales, así como una higiene adecuada. Estas medidas reducen de forma considerable la transmisión de ITS.

Valores de la sexualidad

A partir de la axiología que hemos presentado y en diálogo con el mismo profesor podemos indicar una descripción del valor sexual y una articulación de los valores sexuales que nos permita hablar e investigar sobre los mismos.

Podemos describir el valor sexual como una cualidad real o ideal, deseada o deseable por su bondad, cuya fuerza estimativa orienta la vida humana, desde su dimensión comunicativa y simbólica.

Así se pude afirmar que el valor sexual dinamiza el crecimiento personal. En la apropiación creativa de valores sexuales se va ensanchando el horizonte de nuestra vida como un continuo estar-dando-de-sí nuestra propia realidad personal, para bien nuestro, de quienes nos rodean y de la entera humanidad.

La estructuración –siempre pedagógica- de las categorías de valores sexuales que utilizamos para un cuestionario sobre valores sexuales de los futuros profesionales de la Educación en la Facultad de Ciencias de la Educación de Granada es la que presentamos ahora: valores sexuales corporales, intelectuales, afectivos, estéticos, individuales-liberadores, morales, sociales instrumentales e integrales.

  • Valores sexuales corporales: aquellas cualidades relacionadas con la sexualidad humana cuya fuerza o centro principal es el cuerpo como materia viva de la persona.
  • Valores sexuales intelectuales: cualidades cuya referencia central es la naturaleza racional del hombre, en cuanto contenido, proceso o resultado, en relación con la sexualidad.
  • Valores sexuales afectivos: cualidades sexuales cuyo contenido afecta a nuestras reacciones psíquicas de agrado: a los estados de emoción, sentimiento o pasión.
  • Valores sexuales estéticos: cualidades sexuales que son deseadas o deseables por su belleza en sus manifestaciones en las personas, en el arte o la naturaleza.
  • Valores sexuales individuales-liberadores: los valores sexuales individuales-liberadores son cualidades sexuales que prioritariamente refieren el aspecto singular y autónomo de la persona, así como sus consecuencias.
  • Valores sexuales morales: los valores sexuales morales se centran en la estimación ética: la bondad o maldad de las acciones sexuales en cuanto tales, atendiendo al fin o al deber.
  • Valores sexuales sociales: afectan directamente a las relaciones sexuales sociales e institucionales, en su contenido y en el procedimiento o finalidad.
  • Valores sexuales instrumentales: son aquellos que estimamos más como medios que como fines, relacionados con los beneficios que reportan en nuestro crecimiento sexual.
  • Valores sexuales integrales: se refieren principalmente a varias o a todas las dimensiones sexuales de la persona, mostrando percepciones más globales.

Mitos sobre la sexualidad

Los mitos sexuales, están muy presentes en nuestra sociedad, son un reflejo del "oscurantismo" con el que nuestra sociedad trata la sexualidad y en cierto modo relacionado con la falta de información, que hace que se creen creencias erróneas.

Los mitos y falacias sexuales atentan contra la forma de vivir la sexualidad de las personas, llevándonos a pensar que somos inadecuados, inadaptados o anormales, aún encontrándonos en circunstancias parecidas a las de otras personas.

¿Qué son los mitos y porque se crean?

Generalmente, es un conjunto de creencias que tienen un fuerte carácter o pretensión de ser verdaderas y se encuentran envueltos por la ignorancia. Suelen explicar lo que nadie explica y protegen de la ignorancia, de muchas personas tienen con respecto a la sexualidad.

Finalidad de la educación sexual

Debemos de partir de algo fundamental, como la consideración de la persona en su totalidad y no limitarse sólo al componente sexual de esta.

La finalidad última de la educación sexual, debe ser la integración y la maduración de la sexualidad del niño y del adolescente.

La maduración de la sexualidad requiere orientación en el proceso de maduración, tiene que surgir de la propia persona y su aprendizaje individual.

Bibliografía

  • Guía de métodos anticonceptivos. Organon. Organon España, S.A. ctra. Hospitalet 147-149. Cityparc - Edificio Amsterdam • 08940 Cornellá de Llobregat (Barcelona) España.
  • Manual de salud reproductiva en la adolescencia. Aspectos básicos y clínicos. Edición patrocinada por laboratorios Wyeth - lederle para su distribución gratuita a profesionales de la medicina. 1ª edición 2001. Cáp. 22 anticoncepción en la adolescencia. Métodos de barrera, naturales y DIU. Cáp. 23 antivonvepvión hormonal en la adolescencia.
  • Gervilla Castillo, E. (2000), Un modelo axiológico de educación integral, en Revista Española de Pedagogía, n-215,58, pp. 39-57.
  • Gervilla Castillo, E.(1998), Educación y valores, en Filosofía de la Educación hoy. Temas. Madrid: Dykinson, pp 399-426
  • Zapata Boluda, R.M. (Coord.) (2008) Educación para la salud sexual. Almería: Sistemas de oficina de Almería, S.A.
  • Zapata Boluda, R.M. y Marín Zapata, R.M. (2008) Mitos sexuales en adolescentes. En R.M. Zapata Boluda, (Coord.) Educación para la salud sexual. Almería: Sistemas de oficina de Almería, S.A.
  • Gutierrez Gonzalez, C. (2008) Conducta sexual humana. En R.M. Zapata Boluda, (Coord.) Educación para la salud sexual. Almería: Sistemas de oficina de Almería, S.A.
  • Zapata Boluda, R.M. y Marín Zapata, R.M. (2008) Embarazo no deseado y adolescencia: Intervenciones educativas y promoción de salud. En R.M. Zapata Boluda, (Coord.) Educación para la salud sexual. Almería: Sistemas de oficina de Almería, S.A.
  • Familume, María Angélica. Discapacidad y educación sexual. Se encuentra en la página web: salud.discapnet.es/Castellano/Salud/educacion/educacion_sexual/Paginas/pagina_principal.aspx
  • López Sánchez, Félix. Educación sexual y discapacidad. Se encuentra en la página web: www.integrando.org.ar/investigando/edu_sexual.htm
  • Torices R., I y Ávila G., G (2007). Orientación Sexual para personas con discapacidad. Aspectos generales y específicos. Se encuentra en la página web: www.eduforma.com
  • Vélez Laguado, Patricia (2006). La sexualidad en la discapacidad funcional. Revista Ciencia y Cuidado. http://www.estimulosadecuados.com.ar/ses.htm

Véase también

Notas y referencias

  1. Editorial publicada en el portal SexualidadSana.com por una pareja de médicos-psiquiatras católicos.
  2. Declaración de los Derechos Sexuales Versión integral.

Enlaces externos

Obtenido de "Educaci%C3%B3n sexual"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Centro Nacional de Educacion Sexual — Das Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX; span. für Nationales Zentrum für Sexualaufklärung) ist eine von der Regierung geförderte Einrichtung in Kuba. Das Zentrum ist sehr bekannt dafür, Toleranz gegenüber schwul lesbischen, bi und… …   Deutsch Wikipedia

  • Centro Nacional de Educación Sexual — Das Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX; span. für Nationales Zentrum für Sexualaufklärung) ist eine von der Regierung geförderte Einrichtung in Kuba. Das Zentrum ist sehr bekannt dafür, Toleranz gegenüber schwul lesbischen, bi und… …   Deutsch Wikipedia

  • Educación infantil (España) — Saltar a navegación, búsqueda …   Wikipedia Español

  • Educación para la Ciudadanía — Saltar a navegación, búsqueda Educación para la Ciudadania y los Derechos Humanos (EpC) es el nombre de una asignatura diseñada para el último ciclo de la Educación Primaria y toda la Educación Secundaria en España por el Parlamento Español de… …   Wikipedia Español

  • Educación ética — Saltar a navegación, búsqueda La educación ética no sólo contempla la instrucción ética en el sistema de enseñanza. Cada sociedad forma una idea de aquello en que consiste la riqueza del hombre y cual vida es digna o indigna de llamarse humana.La …   Wikipedia Español

  • sexual — adjetivo 1. Del sexo o la sexualidad: educación sexual, deseo sexual, hormonas sexuales, órganos sexuales, relaciones sexuales. Eres un obseso sexual. acoso* sexual. acto* carnal / sexual. vida* sexual. Locuciones 1. perversión* sexual. 2 …   Diccionario Salamanca de la Lengua Española

  • sexual — (Del lat. sexualis, femenino.) ► adjetivo 1 BIOLOGÍA Del sexo: ■ deseo sexual. 2 SICOLOGÍA De la sexualidad: ■ educación sexual. * * * sexual (del lat. «sexuālis») adj. De [o del] sexo. V. «amor sexual, apetito sexual, deseo sexual …   Enciclopedia Universal

  • Educación ética — Es la educación en ética que se imparte en los centros de enseñanza. Puede articularse a través de asignaturas como filosofía, religión, catequesis, ciencias sociales y ética, además de formaciones específicas (educación sexual, para la no… …   Enciclopedia Universal

  • Educación sentimental — o educación emocional es un tópico literario o concepto definido literariamente, que se refiere a la formación de la personalidad durante la infancia y la juventud, muy influenciada por las costumbres y convenciones sociales y por el imaginario… …   Wikipedia Español

  • Edad de consentimiento sexual — Edad mínima legal para la emancipación erótica masculina en Europa y Turquía (2006) …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.