Catedral de Sevilla


Catedral de Sevilla

Catedral de Sevilla

Catedral de Sevilla
CatedraldeSevilla2.jpg
Tipo Catedral
Advocación Santa María de la Sede
Ubicación Bandera de España Sevilla, España
Culto Iglesia católica
Diócesis Sevilla
Orden Clero secular
Construcción 1401-1507
Estilo arquitectónico Gótico tardío
Detalle de la Puerta de Campanillas.

La Catedral de Santa María de la Sede de Sevilla es la catedral gótica más grande del mundo y el tercer templo cristiano en cuanto a tamaño tras la Basílica de San Pedro del Vaticano en Roma y la Basílica de Nuestra Señora Aparecida en Brasil.[1] En 1987 fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

El Cabildo Metropolitano ha sido el custodio durante los siete siglos de la historia de la catedral. Para ello mantiene la liturgia diaria, la celebración de las festividades del Corpus y de la Inmaculada y atiende la devoción a la Virgen de los Reyes. También en este templo se encuentra el cuerpo de San Fernando Rey, patrón de la ciudad.

En 2008, la investigadora de la Universidad de Cantabria Begoña Alonso Ruiz encontró el plano más antiguo de la Catedral en el Monasterio de Bidaurreta de Oñate (Guipúzcoa).[2] Este plano, una vez estudiado, ha aportado importantes datos sobre la construcción del edificio, por ejemplo la intención de los primitivos diseñadores de demoler La Giralda, idea que afortunadamente se desechó.[3]

Contenido

Historia

Pix.gif Catedral de Sevilla, Alcázar y Archivo de Indias en Sevilla1
Flag of UNESCO.svg
Patrimonio de la humanidad — Unesco
Sevilla cathedral - tomb of christopher columbus.jpg
Tumba de Cristobal Colón
en la Catedral de Sevilla.
Coordenadas 37°23′08.5″N 5°59′35.0″O / 37.385694, -5.99305637°23′08.5″N 5°59′35.0″O / 37.385694, -5.993056
País Bandera de España España
Criterios i, ii, iii, vi
N.° identificación 383
Región2 Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1987 (XI sesión)
1 Nombre como está inscrito en la Lista del patrimonio de la humanidad.
2 Clasificación según Unesco

Su construcción se inicia en 1401, sobre el solar que quedó tras la demolición de la antigua Mezquita Aljama de Sevilla.

Fases de su construcción

Almohade (1172-1248).

Detalle de la antigua puerta almohade que daba acceso a la mezquita (siglo XII).

Durante la administración musulmana el califa almohade Abu Yacub Jusuf ordenó la construcción de una gran mezquita en Sevilla en los terrenos que actualmente ocupa la Catedral.

Los trabajos se prolongaron entre abril de 1172 y marzo de 1198, aunque se inauguró el 30 de abril de 1182.

La dirección de las obras fue encargada al prestigioso arquitecto de origen andalusí Ahmad Ben Baso, el mismo que edificó los palacios de la Buhayra en Sevilla, el cual construyó un hermoso edificio de planta rectangular de 113 x 135 metros y con una superficie de más 15.000 m².[4] Poseía 17 naves adornadas con arcos de herradura y un amplio patio que aún se conserva con el nombre de Patio de los Naranjos. La actual puerta del Perdón daba acceso al recinto.

Mudéjar (1248-1401)

Tras la conquista de la ciudad por los cristianos el 23 de noviembre de 1248, la mezquita mayor pasó a ser catedral de la archidiócesis con pequeños cambios, como el añadido de una Capilla Real donde se enterraron diferentes monarcas y familiares, entre ellos Alfonso X, Fernando III y Beatriz de Suabia. Esta etapa, que corresponde al uso cristiano de un edificio musulmán, comenzó a cerrarse a fines del siglo XIV cuando, con el pretexto del estado ruinoso de la antigua mezquita, se pensó derribarla para construir una catedral de formas cristianas.

Gótica (1401-1528)

El cabildo de la Catedral decidió el 8 de julio de 1401 construir un nuevo templo, pues la antigua mezquita almohade se encontraba mal conservada después del terremoto ocurrido en 1356 que la afectó gravemente. Según la tradición oral sevillana la decisión de los canónigos habría sido: "Hagamos una Iglesia tan hermosa y tan grandiosa que los que la vieren labrada nos tengan por locos" y según el acta capitular de aquel día la nueva obra debía ser "una tal y tan buena, que no haya otra su igual".[5] Los trabajos comenzaron en 1402 y se prolongaron en esta fase hasta 1506.[6] Se cree que el primitivo proyecto de la obra se debió al maestro Alonso Martínez. A continuación Pedro Dancart, probablemente de origen holandés, firmó un contrato con el cabildo para su continuación. En 1439 el maestro francés Carlín (Charles Gauter de Rúan) se hizo cargo del proyecto con un salario de 1.000 maravedies anuales, creyéndose que estuvo hasta su muerte, hacia 1448. Entre 1498 y 1512 ejerció el cargo de "Maestro Mayor" Alonso Rodríguez.

El resultado final fue un grandioso templo gótico, de dimensiones superlativas, muy austero y riguroso, construido en un tiempo relativamente corto y que se consagró, aunque con algunas obras por terminar, en 1507, sin que se introdujeran cambios significativos en el plan original.

Cuatro años después, el 28 de diciembre de 1511, falló uno de los enormes pilares y se produjo un derrumbe que afectó a la bóveda central que cubría el crucero, todo al parecer causado por el peso excesivo de la estructura. Se destituyó a Alonso Rodríguez y, tras un detenido estudio de las posibles soluciones, el arquitecto Juan Gil de Hontañón, siguiendo el marco estilístico inicial, diseñó una nueva cúpula que se completó en el año 1519.

Renacentista (1528-1593)

La Giralda de la Catedral de Sevilla.

Corresponde al periodo iniciado en 1528, en que se construyeron una serie de dependencias anexas al templo gótico, como la Sacristía Mayor, la Sala Capitular y la Capilla Real y se terminaron otras como la Sacristía de los Cálices y las Capillas de los Alabastros.[7] En estas obras intervinieron los arquitectos Diego de Riaño, Martín de Gainza y Asensio de Maeda. También en esta etapa Hernán Ruiz edificó el último cuerpo de la Giralda. La catedral y sus dependencias quedaron terminadas en 1593.

Barroca (1618-1758)

Artículo principal: Iglesia del Sagrario (Sevilla)

En este periodo se construyó la Iglesia del Sagrario (1618-1663); se trata en realidad de una iglesia independiente de la catedral, aunque se encuentra anexa a la misma y se comunica con ella. A este edificio le acompañaron en el mismo estilo una serie de pequeños agregados en el frente de Poniente.

Académica (1758-1823)

Son obras neoclásicas, realizadas a partir de la propia cultura local o por imposición de la academia madrileña; además de interesantes muebles, se refieren sobre todo al "Muro", conjunto de las dependencias del ángulo suroeste del edificio; entonces, acabada la gran manzana, se inició precozmente el proceso que condujo a su actual "monumentalización", iniciada con la eliminación, entre 1762 y 1797, de los edificios que la unían al caserío inmediato. Los arquitectos fueron Manuel Núñez y Fernando de Rosales.

Neogótica (1825-1928)

Comenzó en 1825 un proceso, que no se cerró hasta 1928, dedicado a la reparación de las obras góticas deterioradas y la terminación o finalización de las partes que habían quedado inconclusas en las etapas anteriores de acuerdo al plan gótico inicial; a partir de la primera década del siglo XX las obras han seguido siendo de restauración, casi siempre dentro de la modalidad de "limpieza estilística", que persigue la separación y la pureza de los estilos. Inició esta etapa el mismo Fernando de Rosales y la cerró Javier de Luque.

Giralda

Artículo principal: Giralda

La Giralda, a pesar de su autonomía, ejerce la función de torre y de campanario de la Catedral de Sevilla. Patrimonio de la Humanidad desde 1987, no sólo destaca por su ubicación e historia, también debemos subrayar su factura arquitectónica, su función a lo largo de los siglos y su significado dentro del casco antiguo de la ciudad. Su base cuadrada se sitúa a 7,12 metros sobre el nivel del mar, teniendo 13,61 metros de lado y una altura de 104,06 metros. Fue construida a semejanza del alminar de la mezquita Kutubia de Marrakech (Marruecos), aunque el remate superior y hermoso campanario que eleva y estiliza su estructura, es renacentista.

Patio de los Naranjos

Patio de los Naranjos (lado de levante), pueden verse los arcos de la antigua mezquita y en el centro la actual Puerta del Perdón.

El Patio de los Naranjos es un espacio a modo de patio interior de la Catedral, primitivamente era el patio de abluciones de la mezquita almohade.

Su forma es un rectángulo de 43 por 81 metros, los lados menores estaban originalmente constituidos por siete arcos gemelos y los mayores contaban con trece arcos, formando dos tandas de seis con un gran arco central. Estos arcos centrales se corresponden con la entrada principal al recinto que aun existe con el nombre de Puerta del Perdón y el acceso a la Sala de Oración de la mezquita, donde hoy se levanta la Puerta de la Concepción.

Las obras del Patio se iniciaron en 1172, siendo acabadas en 1186. A partir de entonces, en el se desarrollaron las actividades típicas de los patios de abluciones musulmanes (sahn). Tras la conquista de Sevilla en 1248 se utilizó para diversas actividades, como cementerio, e incluso hasta 1432 para la celebración de las ferias anuales de la ciudad.

En la actualidad, el Patio de los Naranjos es uno de los anexos más importantes de la Catedral de Sevilla, estando totalmente integrado en ella. A lo largo de los siglos ha sufrido varias modificaciones significativas como la de 1618, cuando se derribó el ala oeste para construir la Iglesia del Sagrario. A partir del siglo XV fue perdiendo poco a poco su connotación cultural, siendo hoy un recinto sin actividades religiosas.

Desde la calle, se accede al patio a través de la puerta del Perdón, que en su exterior presenta decoración de yeserías renacentistas. Las hojas de la puerta, de madera revestida de bronce, están decoradas con lacerías, sobresalen los dos aldabones de bronce fundido y cincelados. Es una importante obra almohade del siglo XII. En el centro del patio se alza una fuente cuya taza superior es visigoda.

Catedral

Exterior del templo[8]

Puerta de Campanillas

Presenta tres portadas en la fachada de los pies, una en cada brazo del crucero y dos en la cabecera, también presenta otra puerta que da al patio de los naranjos, denominada del lagarto y otra que comunica con la iglesia del sagrario:

  • Fachada oeste a la Avenida de la Constitución (de los pies)
    • Portada del Bautismo, es la situada más a la izquierda, fue construida en el siglo XV, se encuentra decorada con la representación del bautizo de Cristo, obra realizada por el taller de Lorenzo Mercadante de Bretaña,[9] también se encuentran esculturas de los obispos de Sevilla, San Leandro y San Isidoro, de Santa Justa y Rufina obras directas de Lorenzo Mercadante y una serie de ángeles y profetas debidos a Pedro Millán.
    • Portada principal o de la Asunción, realizada en el siglo XIX, destacan las figuras de los apóstoles, ejecutadas por Ricardo Bellver entre 1877 y 1898.
    • Portada de San Miguel o del Nacimiento, ya que en la portada se incluye la representación del nacimiento de Cristo, fue construida en el siglo XV y se encuentra decorada con esculturas de barro cocido entre las que destacan San Laureano, San Hermengildo y los cuatro evangelistas, ejecutados por Millán.
  • Fachada sur
    • Crucero: San Cristobal o del Príncipe (1887-1895). Actualmente (2008), delante de esta puerta, está situado una réplica del Giraldillo.
  • Fachada norte, al patio de los Naranjos
    • Crucero: de la Concepción (1895-1927).
    • Puerta del lagarto, comunica con la parte cubierta del Patio de los Naranjos, es la de más simple decoración.
    • Puerta de acceso a la parroquia del Sagrario, realizada por Pedro Sánchez Falconete en el último tercio del siglo XVII
    • Puerta del perdón, Con este nombre se conoce a la puerta de acceso al patio de los Naranjos desde la calle Alemanes y por tanto no es propiamente una puerta de la catedral
  • Fachada este a la Plaza de la Virgen de los Reyes (cabecera)
    • De Palos, en la que se representa la adoración de los Reyes Magos
    • De Campanillas, en la que se representa la entrada de Jesús en Jerusalén.

Interior

Bóveda del crucero.

La Catedral posee cinco naves que se distribuyen, mirando hacia Levante. No cuenta con una cabecera en el sentido gótico habitual en forma de ábside sin girola, ya que su planta salón es un perfecto rectángulo de 116 metros de largo por 76 de ancho,[8] que se corresponde milimétricamente con la de la alhama.

La nave central y la del crucero son más altas que el resto. A las naves exteriores se abren unas capillas situados entre los contrafuertes y que igualan en profundidad a la nave del crucero. Los muros cuentan con poco espesor. Sin embargo, las capillas están separadas por estribos perpendiculares al eje central del templo, terminando en 28 pilares adosados que, con otros 32 exentos, soportan a 68 bóvedas ojivales. Estos pilares son de mampostería, revestidos de piedra. Las bóvedas de carácter ojival, son cuatripartitas en las naves y sixpartitas en las capillas, siendo las del crucero de forma estrellada

La luz natural penetra a través de numerosas vidrieras.

Nave central

Órgano en el interior de la catedral de Sevilla.

La nave central aloja dos edificaciones: el coro, flanqueado por grandes órganos; y la Capilla Mayor, de cuatro plantas, que aloja el retablo mayor. Entre ellos se sitúan tres zonas anexas: la nave de San Fernando Rey, el crucero (cuyas bóvedas son las más altas de todo el conjunto) y el Trascoro. Cada una de estas tres zonas se corresponden con las tres jerarquías de la ciudad medieval: la catedral regia o panteón de los reyes, la catedral eclesiástica o parte reservada al Arzobispo y al Cabildo, y la catedral popular, situada hacia Poniente.

Capillas[10]

Capilla Mayor

La Capilla Mayor, situada en la nave central, está delimitada en los laterales y en el frontal por rejas de hierro dorado, de estilo renacentista. El retablo de esta capilla constituye una de las obras más destacadas de la historia del arte.[11] Su construcción se inició en el año 1480 y en él intervinieron Pierre Dancart, Jorge Fernández Alemán, Roque Balduque y Juan Bautista Vázquez el Viejo que la concluyó. Destaca la escultura de un crucificado, denominado del Millón, obra gótica del siglo XII.

Capillas lado este
  • Altar de la Magdalena

Los patronos de este altar fueron Don Pedro García de Villadiego y su esposa Doña Catalina Rodríguez, los cuales encargaron un retablo en 1537 en cuyo banco se encuentran sus retratos, Don Pedro junto a San Benito y Doña Catalina con San Francisco.

El retablo tiene como tema principal La Anunciación en el ático y La Magdalena a los pies de Cristo Resucitado en el cuerpo principal. Se trata de pinturas de un anónimo discípulo de Alejo Fernández realizadas en torno a 1537.

La esplendida vidriera situada junto a este altar, obra de Arnao de Flandes en 1535, representa a San Sebastián con el rostro del emperador Carlos I.

  • Altar de la Asunción

En el centro del retablo que se encuentra en esta capilla podemos ver un relieve con la representación de la Asunción de la Virgen, obra de autor desconocido que se encuentra enmarcada por pinturas de San Ildefonso y San Diego de Alcalá. En el banco se encuentran las pinturas de los patrocinadores, el jurado Juan Cristóbal de la Puebla y su esposa que lo dotaron en 1593. Todas las pinturas son del artista de la escuela sevillana, aunque nacido en Ronda, Alonso Vázquez , fueron realizadas a finales del siglo XVI.

  • Capilla de San Pedro

En el muro izquierdo se encuentra el sepulcro del que fue Obispo de Sevilla hasta 1523 Diego de Deza, recordado entre otras cosas por ser el gran defensor de las teorías de Cristóbal Colón ante los Reyes Católicos.

El retablo de esta capilla esta dedicado a San Pedro, fue encargado por los Marqueses de Malagón en 1625 al polifacético artista Diego López Bueno arquitecto, escultor y entallador que se encargó de la estructura, mientras que las pinturas son obra de Francisco de Zurbarán realizadas en 1630, destacando la central que es una bellísima Inmaculada, una de las mejores que salió de sus pinceles.

En el banco del retablo diferentes escenas relacionadas con San Pedro, Cristo y San Pedro sobre las aguas , Cristo entregando las llaves a San Pedro y San Pedro curando al paralítico. En el primer cuerpo La Visión de San Pedro, San Pedro Papa y El arrepentimiento de San Pedro. En el segundo cuerpo San Pedro liberado por el ángel, La Inmaculada y Quo Vadis. En el ático aparece una pintura del Padre Eterno, no siendo esta obra original de Zurbaran sino una copia colocada en el siglo XVIII.

Por último destacar la reja que cierra la capilla, obra de Fray José Cordero de Torres terminada en 1780, este artista era religioso lego del convento de San Francisco en el Puerto de Santa María.

  • Capilla Real

La Capilla Real hace las funciones de cabecera de la catedral. Es una especie de ábside renacentista situado donde cabría esperar una gran girola ojival, típica del gótico. En dicha capilla está ubicado el panteón del Rey San Fernando y de su hijo, Alfonso, junto con los sepulcros de algunos otros miembros de la familia real de la época. Asimismo, encontramos en ella a la imagen gótica de Santa María de los Reyes, patrona de la archidiócesis de Sevilla.

  • Capilla de la Concepción Grande
Santas Justa y Rufina por Miguel de Esquivel.

Esta capilla sirvió primitivamente como lugar de enterramiento a los caballeros que acompañaron a San Fernando en la conquista de Sevilla, a partir de 1654 su patronato perteneció a Gonzalo Núñez de Sepúlveda, caballero veinticuatro de Sevilla a quien le fue concedido el derecho a ser enterrado en este lugar tras una importante donación que realizo con motivo de la octava de la Inmaculada Concepción. Actualmente sus restos se encuentran en el muro de la izquierda tras una losa sepulcral con el escudo de armas de los Sepúlveda según diseño del pintor Juan de Valdés Leal. En la reja de la capilla, terminada en 1668, podemos también contemplar el mismo escudo.

En el interior llama la atención un soberbio retablo barroco con gran profusión de adornos y bellas columnas salomónicas que se articula en dos cuerpos, fue realizado por Francisco Dionisio de Ribas en 1656. Las imágenes son obra de Alonso Martínez, excepto el cristo crucificado conocido como Cristo de San Pablo. En el primer cuerpo la imagen central es la Inmaculada Concepción y las laterales corresponden a San José y San Pablo. El segundo cuerpo esta presidido por el ya citado Cristo de San Pablo que es obra del siglo XVI y perteneció posiblemente a la decoración del antiguo retablo, siendo recuperado para colocarlo en su situación actual. Esta imagen gozó antiguamente de gran devoción en la ciudad. A su lado se encuentran las tallas de San Gonzalo y San Antonio de Padua.

En el muro derecho se encuentra un sepulcro de mármol en estilo neogótico realizado en 1881, en el esta enterrado el que fuera arzobispo de Sevilla Cardenal Francisco Javier Cienfuegos Jovellanos, nacido en Oviedo en 1766 que estuvo al cargo de la diócesis de Sevilla desde 1824 hasta su destierro a Alicante por motivos políticos el 18 de febrero de 1836.

Hasta 1810 estuvo expuesto en esta capilla una de las mejores obras de Murillo, El Nacimiento de la Virgen. Este cuadro fue objeto de un robo perpetrado por el mariscal francés Soult durante la Guerra de la Independencia y actualmente se encuentra en el Museo del Louvre en Paris.

  • Altar de Santa Bárbara

Destaca el cuadro que representa a las Santas Justa y Rufina, obra de Miguel de Esquivel realizada en 1620, se tienen pocos datos de este artista, pues esta es su única obra conocida, se sabe que murió muy joven en 1621. Las Santas están representadas a ambos lados de La Giralda. Santa Justa mira hacia el cielo, mientras que Santa Rufina parece meditar con la mirada baja. Es muy interesante la detallada representación de la Giralda, pues se pueden observar entre otros detalles las pinturas con diferentes santos que entonces la adornaban y actualmente han desaparecido.

Existe también en este altar un pequeño retablo con pinturas de un discípulo de Antonio de Alfían y una imagen de San Antonio sin demasiado interés artístico.

  • Altar de Santa Justa y Santa Rufina

Su patronado se debe a los hermanos Bécquer en 1622. En el se encuentra una destacada escultura de las santas que fue realizada en 1728 por Duque Cornejo. Estas imágenes proceden de la Iglesia del Salvador (Sevilla) y procesionan anualmente en la festividad del Corpus.

Capillas del lado sur
  • Capilla del Mariscal o de la Purificación
La Purificación de la Virgen de Pedro de Campaña.
Retrato de Don Diego Caballero.
Retrato de Doña Leonor de Cabrera.

Esta capilla debe su nombre a su patrono, Don Diego Caballero, rico mercader y armador, mariscal de la Isla de la Española desde 1536, el cual entregó al Cabildo de la Catedral de Sevilla en 1553 la importante suma de 26.000 maravedíes para fundar una capellanía y construir el magnifico retablo pictórico que podemos ver en la actualidad, sin duda una joya del arte renacentista.

El retablo es obra del pintor Pedro de Campaña, que contó con la colaboración del entallador Pedro de Becerril para la imaginería y arquitectura y del pintor Antonio Alfíán para la policromía de la estructura arquitectónica, el trabajo se comenzó en 1555 y se prolongó a lo largo de 8 meses.

Consta en total de 10 tablas distribuidas de la siguiente forma:

En el banco o parte inferior, a la izquierda retratos de Don Diego Caballero, su hijo y su hermano Don Alonso, en el centro Jesús entre los doctores, a la derecha retratos de Doña Leonor de Cabrera (esposa de Don Diego) y su hermana doña Mencia (esposa de Don Alfonso) con sus hijas.

En el cuerpo principal la tabla central es La Purificación de la Virgen, a su derecha Santo Domingo (arriba) y Santiago en la batalla de Clavijo (abajo), a su izquierda La imposición de la casulla a San Ildefonso (abajo) y La estigmatización de San Francisco (arriba).

En el ático La Resurrección y más arriba en el remate El Calvario.

La tabla principal como ya se ha comentado corresponde a la Purificación de la Virgen, esta escena relatada en el evangelio de San Lucas, también es conocida como la Presentación de Jesús en el Templo. Según la ley de Moisés todos los judíos debían consagrar a sus hijos en el templo, pero la parturienta se consideraba impura y solo se le permitía la entrada en la Casa de Dios 40 días después del alumbramiento, por eso esta festividad se celebra 40 días después del 25 de diciembre, es decir el 2 de febrero.

La tabla tiene unas dimensiones de 330 por 240 cm y esta inspirada según algunos autores en un grabado de Alberto Durero. En primer plano aparece un invalido en el suelo que extiende su brazo mientras que un niño le ofrece una fruta, detrás la Virgen y Simeon con el niño en brazos, una serie de figuras femeninas envuelven la escena, cada una de ellas es una alegoría de las diferentes virtudes de la Virgen.

En primer plano La Caridad con dos niños en sus brazos, detrás La Templanza con una jarra, La Justicia con una balanza, La Fortaleza con la cabeza de un león en un broche, La Prudencia con un espejo, La Fe con una cruz en la mano y La Esperanza que inclina la cabeza hacia arriba.

  • Capilla de San Andrés
Cristo de la Clemencia.

El elemento artístico más importante de este espacio es sin duda el Cristo de la Clemencia (1603) de Juan Martínez Montañés, también llamado Cristo de los Cálices por el lugar de la catedral en que antes se encontraba, es una obra cumbre de la escultura barroca. Se trata de un bello crucificado que inspira una enorme serenidad. Tiene la particularidad de estar unido a la cruz con 4 clavos en lugar de los 3 habituales.

A la derecha se encuentran cuatro sepulcros góticos de gran antigüedad que fueron realizados alrededor de 1400 posiblemente en el taller toledano del escultor Ferrán González. En ellos están enterrados Don Álvaro Pérez de Guzmán, su padre, su esposa Doña Elvira de Ayala y su hijo.

Podemos contemplar también dos cuadros de gran interés atribuidos a Lucas Jordán que fueron pintados alrededor de 1700, en el primero se representa El traslado del Arca de la Alianza y en el segundo El Cántico de la profética María, es decir la escena en la que la hermana de Moisés canta acompañada de otras mujeres israelitas en acción de gracias por haber podido atravesar el Mar Rojo. En la parte superior esta colocada una copia del Martirio de San Andrés de Juan de Roelas, el original se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

  • Capilla de los Dolores

A través de esta capilla se accede a la Sacristía de los Cálices, dentro de sus elementos artísticos destaca una imagen de la Virgen de los Dolores situada en el banco del retablo, es obra realizada por Pedro de Mena en 1670.

En el muro frontal encontramos el sepulcro del que fuera arzobispo de Sevilla y cardenal Marcelo Spínola, el cual esta representado en actitud de oración. Fue esculpido por Joaquín Bilbao en 1906. En la parte superior podemos admirar una soberbia pintura de Valdés Leal, se trata de Los Desposorios de la Virgen y San José fechada en 1657.

Otros cuadros de interés que adornan esta capilla son La Negación de San Pedro y El Entierro de Cristo, obras francesas anónimas del siglo XVII y Jacob bendiciendo a sus hijos, pintura flamenca también del XVII atribuida a Pieter van Lint.

  • Altar de la Piedad
  • Altar de la Concepción
Virgen de la Antigua.

Según la leyenda, antes de la conquista de Sevilla por los cristianos, un ángel condujo al Rey San Fernando al interior de la mezquita principal de la ciudad, donde detrás de un muro que se hizo transparente, pudo ver la imagen de la Virgen de la Antigua que permanecía allí oculta desde hacia siglos, pocos días después se rindieron las fuerzas musulmanas y San Fernando entró triunfante en la ciudad el 22 de diciembre de 1248.

La capilla actual esta presidida por un retablo en cuyo centro hay una imagen pintada al fresco de la Virgen de la Antigua, realizada según los historiadores en el siglo XV, sobre un muro de la antigua mezquita que ocupaba el espacio de la actual catedral. La Virgen sostiene a su hijo con la mano izquierda y con la derecha una rosa, mientras que el Niño sujeta un pájaro. Sobre su cabeza dos ángeles mantienen en el aire una corona que fue realizada en 1929 con motivo de la coronación canónica de la imagen y más arriba otro ángel muestra la inscripción “Ecce Maria venit”. El retablo esta realizado en mármol y las diferentes esculturas que posee están talladas por Pedro Duque y Cornejo.

En el muro izquierdo podemos contemplar el bello sepulcro del cardenal Diego Hurtado de Mendoza que fue confeccionado en Italia por Domenico Fancelli en 1510. En el muro derecho la sepultura del Arzobispo Luis de Salcedo y Azcona, obra esculpida por Duque Cornejo entre 1738 y 1740. Otro elemento destacado son las numerosas lámparas de plata del siglo XVIII que adornan la capilla.

  • Capilla de San Hermenegildo
Sepulcro del Cardenal Cervantes.

Este fue el lugar elegido por el Cardenal Juan de Cervantes para descansar eternamente. El Cardenal Cervantes nació en Lora del Río, (Sevilla), en el año 1382 y fue obispo de la ciudad durante 5 años, desde 1449 hasta el 25 de noviembre de 1453. Lorenzo Mercadante de Bretaña labró en 1458 el magnifico sepulcro gótico realizado en alabastro blanco que podemos contemplar en la actualidad y estampó su firma “Lorenzo Mercadante de Bretaña entallo este bulto”. En la parte frontal destaca el escudo de armas del cardenal sostenido por ángeles, arriba la estatua yacente de un enorme realismo sobre un catafalco.

Dentro de la capilla existe también un retablo realizado por Manuel García de Santiago sobre 1750 presidido por una imagen de San Hermenegildo tallada por Bartolomé García de Santiago.

  • Capilla de San José
Vidriera de La Adoración de los Pastores (Capilla de San José de la Catedral de Sevilla).

El altar neoclásico que preside esta capilla fue diseñado por el arquitecto Juan Pedro Arnal y construido entre 1785 y 1800, la escultura principal que representa a San José es obra de José Esteve y las restantes fueron realizadas por Alfonso Giraldo Bergaz.

En el muro de la derecha se encuentra el sepulcro del Cardenal Manuel Joaquín Tarancón y Morón arzobispo de Sevilla entre 1857 y 1862.

Entre los cuadros que adornan los muros se puede destacar La Cena del rey Baltasar, obra del pintor flamenco Frans Francken el Joven.

Tras el altar, podemos contemplar un espléndido retablo pictórico realizado en 1504 y dedicado a San Bartolomé. Es de autor desconocido, aunque un análisis detallado de sus características ha determinado que el trabajo es obra de dos artistas que no ha sido posible identificar.

En el banco del retablo aparecen distintas escenas de la pasión de Cristo, Flagelación, Camino del Calvario, Crucifixión, Descendimiento y La piedad. En el primer cuerpo pinturas de varios santos que corresponden a Santiago el Mayor, San Blas,San Bartolomé, San Nicolás y San Sebastián. En el segundo cuerpo dedicado a María están representados San Juan Bautista, Santa Ana, La Virgen con el niño, Santa Marta y San Miguel Arcángel.

Otro elemento destacable de esta capilla es la imagen pintada sobre tabla del Cristo de Maracaibo, realizada en 1560 y atribuida a Pedro de Villegas Marmolejo. Modernamente se integró en un retablo realizado por Joaquín Bilbao en 1919.

En el muro derecho está el sepulcro del que fuera arzobispo de Sevilla y Cardenal Don Luis de La Lastra y Cuesta, esculpido por Ricardo Bellver en 1880. La figura del Cardenal se encuentra de rodillas apoyada sobre un reclinatorio.

  • Capilla de San Laureano[10]

Esta capilla fue la primera parte de la catedral que se construyó. Contiene el sepulcro del arzobispo Alonso de Egea que fue enterrado en 1417 y el del Cardenal Joaquín Lluch y Garriga fallecido en 1882.

El retablo dedicado a San Laureano es de autor desconocido, consta de dos cuerpos, en la hornacina central se representa a San Laureano vestido de obispo con un cuchillo en la mano que simboliza su martirio, a su derecha se representa al Santo orando y a la izquierda la aparición del ángel que le indicó que partiera de Sevilla. En la parte superior se representa el martirio de San Laureano flanqueado por ángeles enmarcados en columnas salomónicas.

Los boveda de la capilla fue en su momento decorada por Lucas Valdés, pero estas pinturas se perdieron. Actualmente podemos ver sin embargo cinco cuadros de Matías de Arteaga y Alfaro realizadas entre 1700 y 1702 que representan las siguientes escenas:

La resurrección de un joven en Marsella por intervención de San Laureano.
San Laureano en Roma ante el Papa Virgilio.
La curación de un enfermo en Roma por la intervención de San Laureano.
El martirio de San Laureano.
La entrega de la cabeza de San Laureano al clero de Sevilla.

Sobre la reja que cierra la capilla hay una vidriera realizada por Enrique Alemán en 1485 en la que se representa a Santa Catalina, Santa María Magdalena, Santa Marta y Santa Margarita.

En el interior de la capilla se puede contemplar otra vidriera de Vicente Menardo realizada en 1572 compuesta por las imágenes de San Isidoro, San Laureano y San Leandro, los tres santos arzobispos de Sevilla en la época visigoda.

Capillas del lado oeste
  • Altar del Nacimiento

En el retablo se encuentran varias obras del pintor de la escuela sevillana Luis de Vargas que se realizaron a partir de 1555. La escena central corresponde a La Adoración de los Pastores, uno de sus mejores trabajos de clara influencia italiana. Esta representación sirvió de base para elaborar una vidriera por la casa Maumejean que esta situada en la Capilla de San José de esta catedral. El resto de las pinturas corresponden a La Anunciación, La Presentación, San Juan, San Lucas, San Mateo, San Marcos y La Adoración de las Reyes.

  • Altar de Nuestra Señora de la Cinta
Altar de la Virgen del Madroño.
San Leandro en el retablo de la capilla de su nombre.
  • Capilla de San Isidoro

En su interior encontramos un retablo realizado por Bernardo Simón de Pineda con esculturas de autor desconocido que representan a San Isidoro, San Leandro, San Francisco y San Diego de Alcala. La reja exterior fue realizada en Amberes en 1660.

  • Altar de la Virgen del Madroño

Contiene una esplendida composición escultórica realizada en piedra policromada en la que se representa a la Virgen con el Niño. A sus pies un ángel arrodillado en actitud de admiración. Se cree que el conjunto fue realizado por Lorenzo Mercadante de Bretaña alrededor de 1455.

  • Altar del Ángel de la Guarda

Podemos admirar en este altar el bellísimo cuadro El Angel de la Guarda, pintado por Murillo alrededor de 1655.

  • Altar del Consuelo

Su elemento principal es el cuadro La Virgen del Consuelo realizado en torno a 1720 por el pintor de la escuela sevillana Alonso Miguel de Tovar.

  • Altar del Niño Mudo

Recibe este nombre popularmente por una imagen del Niño Jesús que fue tallada sobre 1650, probablemente por un discípulo de Martínez Montañes.

  • Capilla de San Leandro

Destaca una magnifica portada barroca en piedra tallada obra de Matías de Figueroa y Diego de Castillejo que fue realizada en 1773. En el interior encontramos un retablo obra de Manuel de Escobar confeccionado en 1730 con tallas de Pedro Duque y Cornejo. La figura principal del mismo es San Leandro flanqueado por San Antonio Abad y San Fulgencio. En la parte superior podemos ver la talla de Santo Domingo de Guzmán.

  • Altar de Nuestra Señora de Alcobilla
  • Altar de la Visitación

En 1566 el pintor Pedro de Villegas recibió el encargo de realizar el retablo de esta capilla que fue costeado por el capellán de la catedral Diego de Bolaños el cual aparece representado en el banco del mismo junto a sus familiares.

El espacio central esta dedicado a una pintura de La Visitación, es decir representa la visita de la Virgen Maria embarazada de Jesús a su prima Santa Isabel que estaba a su vez embarazada de San Juan Bautista.. Esta flanqueado por las imágenes de San Blas, El bautismo de Cristo, Santiago y San Sebastián. Este conjunto nos muestran las claras influencias manieristas y flamencas que existen en la obra de Villegas.

En el banco se puede contemplar un relieve de San Jerónimo fechado en 1566 que se considera una de las mejores obras del escultor Jerónimo Hernández.

  • Capilla de los Jácomes
Capillas del lado norte
La visión de San Antonio por Murillo (1656).
  • Capilla de San Antonio[10]

Es la Capilla Bautismal de la Catedral, en el centro se sitúa una magnífica pila bautismal renacentista del siglo XVI realizada en marmol blanco, al fondo enmarcado por una moldura tallada obra de Bernardo Simón de Pineda el cuadro La Visión de San Antonio. Esta obra de grandes proporciones data de 1656 y es una de las creaciones cumbre de Murillo. En la parte inferior del cuadro San Antonio en medio de la penumbra con los brazos extendidos dirige su mirada a la parte superior del lienzo donde se representa al Niño Jesús en el centro de una intensa luz y rodeado por nubes y numerosos angeles. Este cuadro ha sufrido diversos avatares a lo largo de la historia, en 1810 estuvo a punto de ser robado por el mariscal Soult del ejército de Napoleón, el cabildo de la Catedral consiguió hacerlo desistir entregándole a cambio El Nacimiento de la Virgen también de Murillo que actualmente se encuentra en el museo del Louvre. El 4 de noviembre de 1874, unos desconocidos mutilaron la obra para apoderarse de la figura de San Antonio, afortunadamente un anticuario de Nueva York se hizo con el fragmento y lo devolvió a la catedral Sevillana. Tras un proceso de restauración, volvió a exponerse en el año 1875. En la parte superior del retablo esta colocada otra obra de Murillo, El bautismo de Cristo que fue realizado en 1668. También se encuentran en esta capilla entre otros los siguientes cuadros La Imposición del palio a San Isidoro de Lucas Valdés, cuatro pinturas que componen un ciclo sobre la creación del pintor Simon de Vos, La Creación del Mundo, La creación de los animales, La separación de la luz de las tinieblas y La separación de las aguas de la tierra.

  • Capilla de Scalas

Debe su nombre a Baltasar del Rio, que fue canónigo de la Catedral y durante uno de sus viajes a Roma consiguió que el papa León X le nombrara obispo de la modesta diócesis de Scalas en el Reino de Nápoles.[12] En 1517 el cabildo sevillano le cedió una capilla libre de patronato para que pudiera construir su mausoleo, el cual fue terminado durante su vida como podemos contemplar en la actualidad. En 1540 en su testamento especificó su deseo de ser enterrado allí, desgraciadamente falleció poco después en Roma el 1 de enero de 1541 y la magnifica tumba quedo vacía para siempre.

Detrás del sepulcro podemos ver un retablo de mármol en el que se representa la venida del Espíritu Santo enmarcada por dos columnas corintias. En el banco diversas escenas talladas, el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, el obispo en actitud de oración y su escudo de armas. El conjunto fue realizado alrededor de 1539 y se atribuye al taller del escultor italiano Gagini de Bissone. Otra obra importante conservada en esta capilla es el relieve de la Virgen de la Granada que esta atribuida a Andrea della Robbia (siglo XV), en el se representa a la Virgen con el niño acompañada por San Sebastián, San Francisco, Santa Casilda y Santo Domingo. Entre los lienzos, destaca La Adoración de los Pastores, única obra firmada por su autor, el pintor Francisco Antolínez.

Virgen del Cojín.

Lo primero que llama la atención de esta capilla es un cuadro de grandes dimensiones pintado por Juan de Roelas en 1609 en el que se representa a Santiago combatiendo contra los musulmanes en la Batalla de Clavijo, donde según la tradición su apoyo fue fundamental para que las tropas cristianas lograran la victoria. El lienzo se encuentra enmarcado en un retablo realizado por Bernardo Simón de Pineda en 1663. En la parte superior del mismo se sitúa una pintura dedicada al martirio de San Bartolomé, obra de Juan de Valdés Leal fechada en 1663.

También podemos contemplar el sepulcro gótico esculpido en alabastro en 1401 del Arzobispo Gonzalo de Mena. Sobre el sepulcro un precioso relieve realizado en barro vidriado de la virgen con el niño que se conoce como La Virgen del Cojín, por encontrarse el niño apoyado sobre un cojín, es una obra del florentino Andrea della Robbia del siglo XV.

  • Capilla de San Francisco

Destaca en el retablo el cuadro de 1657 de Francisco Herrera el Mozo, "La apoteosis de San Francisco" y en el remate pintura de Valdés Leal de 1661 que representa La imposición de la casulla a San Ildefonso.

  • Altar de Nuestra Señora de Belén

Destaca el retablo de Jerónimo Franco fechado en 1622 en el que se encuentra una pintura de la Virgen de Belén realizada por Alonso Cano en 1631.

  • Altar de la Asunción
  • Capilla de las doncellas

Esta capilla también llamada de las Vírgenes, fue la sede de una cofradía dedicada a socorrer a las doncellas carentes de recursos económicos para casarse. Fue fundada por Micer García de Gibraleon en 1535. Esta iluminada por una vidriera obra de Arnao de Vergara realizada en 1543, que representa en su parte superior La Asunción de la Virgen y en la parte inferior La Virgen de la Misericordia protegiendo a las doncellas, una iconografía similar a la de la Virgen de los Mareantes con la que no se debe confundir. Dentro de la capilla destaca un retablo realizado por José Rivera en 1771, en la hornacina central del mismo se representa La Anunciación de la Virgen , flanqueada por pinturas de San Bartolomé, San Pedro, Santo Tomás y Santiago el Menor. En el ático del retablo vemos una representación del Calvario flanqueada por San Ambrosio y San Agustín. En la parte exterior una reja de gran calidad fechada en 1579 protege la entrada.

  • Capilla de los Evangelistas
Representación de Santa Catalina y Santa Bárbara por Hernando de Esturmio.

El elemento principal de esta capilla funeraria es el retablo central que contiene interesantes pinturas del artista de origen holandes, vecino de Sevilla desde 1539, Hernando de Esturmio.

Se trata de un conjunto de 9 tablas dispuestas de la siguiente forma: En el banco Santa Catalina con Santa Bárbara, San Sebastián con San Juan Bautista y San Antonio y Santas Justa y Rufina. En esta última tabla debemos observar el fondo de la obra, donde entre otros detallas puede verse La Giralda tal como era antes de su última reforma.

En el primer cuerpo La misa de San Gregorio flanqueada por San Marcos y San Lucas.

En el segundo cuerpo La Resurrección de Cristo en el centro y a sus lados San Juan y San Mateo.

Esta capilla perteneció primitivamente a los caballeros aragoneses que acompañaron al Rey San Fernando en la conquista de Sevilla. A partir de principios del siglo XVI la dotó Francisco Pinelo[13] que fue un mercader genovés residente en Sevilla, sirviendo de enterramiento a su familia.

Tiene esta pequeña capilla dos altares, el principal de estilo barroco fechado a finales del siglo XVII posee una escultura de excepcional valor que representa a la Virgen del Pilar, fue realizada por Pedro Millán alrededor del 1500. El segundo retablo también de finales del XVII tiene en su centro una escultura de San Antonio Abad flanqueada por las imágenes de Santa Inés y San Antonio de Padua.

Capillas de los Alabastros

Se llaman así por el material en el que están construidas. Son cuatro pequeñas capillas situadas en los muros laterales del coro. Fueron realizadas a partir de 1515, intervinieron en su construcción el maestro Juan Gil de Hontañón y desde 1530 el arquitecto Diego de Riaño que replanteo el interior de las mismas sustituyendo el estilo gótico en que estaban proyectadas por el renacentista.[7] A continuación se mencionan de forma independiente. Se trata de la Capilla de la Inmaculada, Capilla de la Encarnación, Capilla de la Virgen de la Estrella y Capilla de San Gregorio.

  • Capilla de la Inmaculada
Talla de La Inmaculada realizada por Martínez Montañés conocida como La Cieguecita.

El 14 de febrero de 1628 Jerónima Zamudio viuda del jurado Francisco Gutiérrez de Molina le encarga al escultor Martínez Montañés un retablo con una imagen de la Inmaculada Concepción para colocarlo en esta capilla funeraria.

Tras algunos retrasos en la ejecución y el consiguiente pleito, Martínez Montañés justificó la tardanza en terminar la obra con la siguiente frase “será de las primeras cosas que haya en España y lo mejor que el susodicho ha hecho”. El tiempo le ha dado la razón, puesto la talla de la Inmaculada que preside el retablo que fue por fin inaugurado el 8 de diciembre de 1631 esta considerada una obra de excepcional valor. Popularmente se la conoce como La Cieguecita por su mirada baja con los párpados apenas abiertos.

El retablo en su conjunto consta de banco en el que están colocados los retratos de los patronos de la capilla antes citados que fueron pintados por Pedro Pacheco en 1631. La hornacina central con la imagen de la Inmaculada esta flanqueada por tallas de San Gregorio Papa y San Juan Bautista así como relieves de San José, San Joaquín, San Jerónimo y San Francisco.

La Cieguecita esta realizada en madera de cedro, mide 164 cm y esta concebida según el modelo que describió Pedo Pacheco en su libro Tratado del arte de la pintura. Se trata por tanto de una Virgen niña con una larga melena que cae sobre la espalda .Viste larga túnica ceñida con un cíngulo que simboliza su doncellez y un manto sobre los hombros que se recoge con el brazo izquierdo produciendo numerosos pliegues. La cabeza se adorna con una corona de 12 estrellas que aluden a las doce tribus de Israel. En la peana aparecen los rostros de tres ángeles sobre un dragón que representa el pecado.

  • Capilla de la Encarnación

Esta presidida por un retablo atribuido a Francisco de Ocampo y Felguera que fue realizado en torno a 1630 con el tema principal de La Anunciación. En el banco del mismo existen relieves de San Juan Bautista, San Juan Evangelista, Santo Domingo, San Francisco y San Antonio.

  • Capilla de la Virgen de la Estrella

Debe su nombre a una imagen renacentista de la Virgen que se cree fue realizada por el escultor Nicolas de León en torno a 1530. Esta talla se encuentra situada en un retablo barroco de Jerónimo Franco fechado en 1695.

  • Capilla de San Gregorio

Se llama así por una escultura de San Gregorio colocada en una hornacina. El santo porta un libro en el que se encuentra la firma de su autor Manuel García de Santiago (siglo XVII).


  • Capilla Real

Su nobre se debe a que en su interior esta situada la urna de plata de Fernando III el Santo o "San Fernando" así como Alfonso X el sabio y su mujer. También se encuentra en ella la patrona de Sevilla y su Archidiócesis la Virgen de los Reyes

Otras dependencias

Casa de cuentas o sala de ornamentos

Antigua oficina de cuentas, rentas y valores del cabildo, situada junto a la sala capitular, se encuentra sin decoración, precedida por una portada de manierista

Antecabildo

Situado también junto a la sala capitular, se accede a ella por la capilla del mariscal. Fue diseñada por Hernán Ruiz II, en el año 1564, la planta es rectangular, con bóveda de cañón labrada en piedra con casetones y linterna en su parte central. Consta de un programa iconográfico con una serie de esculturas clásicas que representan las virtudes y aparecen una serie de relieves que ejemplifican dichas virtudes como los modelos de buena conducta que tendrían que tener los canónigos para el buen gobierno de la Catedral.

Sala capitular
Sacristía mayor
Cúpula de la Sacristía Mayor.

La Sacristía Mayor es una esplendida construcción renacentista que fue realizada en el siglo XVI según proyecto del arquitecto Diego de Riaño, con rica ornamentación plateresca y soluciones técnicas novedosas para su época.[7] Alberga en su interior algunas de las mejores obras de arte de la catedral.

Sacristía de los Cálices
Artículo principal: Sacristía de los Cálices

En ella la que se encuentra la pintura de Francisco de Goya Santas Justa y Rufina, fechada en 1817.

Iglesia del Sagrario

Artículo principal: Iglesia del Sagrario

Tesoro catedralicio

Artículo principal: Tesoro Catedralicio

Cabe destacar también los tesoros del templo y una gran cantidad de pinturas de Murillo, como los retratos de San Isidoro o San Leandro; cuadros como Santa Teresa, de Zurbarán y la cabeza esculpida de San Juan Bautista. La tumba de Cristóbal Colón, obra de Arturo Mélida situada en el brazo derecho del crucero, donde reposan los restos del famoso descubridor de América.

Referencias

  1. Catedral de Sevilla andalunet.com [5-7-2008]
  2. Un tesoro entre las piedras.
  3. ABC de Sevilla (ed.): «Los diseñadores originales de la Catedral pensaron e derruir la Giralda» (24-4-2009). Consultado el 24-4-2009.
  4. Antonio Almagro Gorbéa. La piedra postrera, V centenario de la Catedral de Sevilla (1987). ISBN 978-84-611-6044-0
  5. Juán Agustín Cean Bermudez: Descripción artística de la Catedral de Sevilla. Casa de la Viuda de Hidalgo y Sobrino. Sevilla (1804)
  6. Jane Turner (Editor). Grove Dictionary of Art (1996, 34 vols.). ISBN 1-884446-00-0
  7. a b c Arquitectura del Renacimiento en España 1488-1599. Victor Nieto, Alfredo J Morales, Fernando Checa. ISBN 84-376-0820-1
  8. a b Cardoso Bueno, Diego A. Sevilla, el casco antiguo. Historia, arte y urbanismo. Guadalquivir ediciones. ISBN 84-8093-154-X.
  9. «HISPALIS.NET: Catedral de Sevilla. Fachadas».
  10. a b c La Catedral de Sevilla. Enrique Valdivieso. ISBN 84-86080-60-6
  11. Alfredo Morales, María Jesus Sanz, Juan Miguel Serrera y Enrique Valdivieso, Guía artística de Sevilla y su provincia, página 60. ISBN 84-7798-210-4
  12. Los fantasmas de la catedral de Sevilla. Carlos Ros. ISBN 84-8058-045-3
  13. Compendio histórico descriptivo de la muy noble y muy leal ciudad de Sevilla por Don Fermín Arana de Varflora. Impreso en Sevilla en la imprenta de Vázquez e Hidalgo en el año de 1790.

Bibliografía

  • Alfredo Morales, María Jesús Sanz, Juan Miguel Serrera y Enrique Valdivieso: Guía artística de Sevilla y su provincia. ISBN 84-7798-210-4

Véase también

Enlaces externos

Wikilibros

Obtenido de "Catedral de Sevilla"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Catedral de Sevilla — También conocida, aunque no tanto, como Catedral de Santa María de la Sede. El viernes 8 de julio de 1401, al acabar el cabildo que decidió iniciar el actual edificio de la catedral hispalense, uno de los canónigos pronunció una frase que resume… …   Enciclopedia Universal

  • Sacristía Mayor de la Catedral de Sevilla — Saltar a navegación, búsqueda Busto relicario de San Laureano …   Wikipedia Español

  • Catedral de Lima — Saltar a navegación, búsqueda Basilica Catedral Metropolitana de Lima Basílica Catedral de Lima Edificio Tipo Iglesia Estilo Renacentista y neoclásico Localización …   Wikipedia Español

  • Catedral Metropolitana de la Ciudad de México — Saltar a navegación, búsqueda Este artículo trata sobre una catedral mexicana localizada en la Ciudad de México. Para otras catedrales metropolitanas, véase Catedral Metropolitana. Catedral Metropolitana de la Asunción de María Ciudad de México,… …   Wikipedia Español

  • Catedral Nueva de Salamanca — Saltar a navegación, búsqueda Catedral Nueva de Salamanca Tipo Catedral Advocación …   Wikipedia Español

  • Catedral de Canarias — Saltar a navegación, búsqueda Catedral de Canarias Tipo Catedral …   Wikipedia Español

  • Catedral de María Inmaculada de Vitoria — Saltar a navegación, búsqueda Catedral de María Inmaculada de Vitoria Tipo Catedral …   Wikipedia Español

  • Catedral de Murcia — Saltar a navegación, búsqueda Catedral de Murcia Tipo Catedral Advocación Santa María …   Wikipedia Español

  • Sevilla — Para otros usos de este término, véase Sevilla (desambiguación). Sevilla …   Wikipedia Español

  • Catedral de Santa María de Toledo — Saltar a navegación, búsqueda Catedral de Santa María de Toledo …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.