Servicio Aéreo Especial


Servicio Aéreo Especial
Para otros usos de este término, véase Servicio Aéreo Especial (desambiguación).
Servicio Aéreo Especial
Special Air Service
Special Air Service in North Africa E 21337.jpg
Patrulla del SAS en el norte de África durante la Segunda Guerra Mundial.
Activa 1 de julio de 19418 de octubre de 1945[1] [2]
1 de enero de 1947 – presente[3]
País Bandera del Reino Unido Reino Unido
Rama Ejército Británico
Tipo Fuerzas especiales
Función Operaciones especiales y contraterrorismo
Tamaño Regimiento de tres batallones:
21 S.A.S, 22 S.A.S y 23 S.A.S.[4] [5]
Parte de Fuerzas Especiales del Reino Unido
Acuartelamiento Londres (21 S.A.S)[6]
Credenhill (22 S.A.S)[6]
Wolverhampton (23 S.A.S)[6]
Comandantes
Comandante actual General Charles Guthrie[7]
Comandantes
notables
Coronel David Stirling
Teniente coronel Paddy Mayne
Brigadier Mike Calvert
Mayor General Anthony Deane-Drummond
General Peter de la Billière
General Michael Rose
Teniente general Cedric Delves
Cultura e historia
Mote SAS, Blades (cuchillas)[8]
Lema Who Dares Wins («Quien arriesga gana»)[9]
Colores Azul[9]
Marcha Rápida: Marche du Regiment Parachutiste Belge (Marcha de los paracaidistas belgas)[9]
Lenta: Lili Marlene[9]
Guerras y batallas

El Servicio Aéreo Especial (en inglés: Special Air Service) o SAS,[11] es un regimiento de fuerzas especiales del Ejército Británico (UKSF). Sus funciones en tiempo de guerra son las operaciones especiales, y en tiempo de paz, principalmente el contraterrorismo.

Junto con el Special Boat Service (SBS), el Special Reconnaissance Regiment (SRR) y, a partir de 2006, del Special Forces Support Group (SFSG) integran las Fuerzas Especiales del Reino Unido.

El regimiento ha servido como modelo para la creación de las fuerzas especiales de muchos países del mundo.[9] [12]

Aunque el Servicio Aéreo Especial tiene su origen en 1941 durante la Segunda Guerra Mundial, ganó su fama y reconocimiento mundial tras el exitoso asalto a la Embajada de Irán en Londres y rescate de los rehenes en 1980 durante la denominada Operación Nimrod, este hecho dio a conocer el SAS fuera de la institución militar, hecho mismo que le dio a la unidad británica un reconocido respeto por lo que se han ganado la fama de ser una de las más respetadas y temidas unidades élite del mundo.[13]

Contenido

Organización

Hay 3 unidades independientes dentro del Servicio Aéreo Especial (SAS):

  • 22 SAS: Regimiento con elementos del ejército regular
  • 21 y 23 SAS: Conocidos como SAS (R), del ejército territorial (TA).

Los Regimientos 21 y 23 dan apoyo al 22 siendo este último la base fundamental del UK Special Forces Group junto a sus "hermanos" SBS de los Royal Marines. Todos los miembros del SAS deben pasar por un proceso de selección muy riguroso, con la salvedad para los integrantes voluntarios civiles a tiempo parcial de los Regimientos 21 y 23 que el periodo es mayor.

Los tres son apoyados por helicópteros del Army Air Corps y por 2 escuadrones del Royal Corps of Signals, que consiste en personal entrenado por los SAS y personal no entrenado.

21 Regimiento SAS (Artists) 22 Regimiento SAS 23 Regimiento SAS
Cuartel general (Regent's Park, Londres) Cuartel general (Credenhill, cerca de Hereford) Cuartel general (Wolverhampton)
Escuadrón A (Regent's Park) Escuadrón A (Creado en 1950 en Malasia, con voluntarios del Ejército) Escuadrón A (Invergowrie/Glasgow)
Escuadrón C (Basingstoke/Cambridge/Southampton) Escuadrón B (Creado en 1950 en Malasia, con ex-SAS reservistas y el 21 SAS) Escuadrón B (Leeds)
Escuadrón E (Newport) Escuadrón D (Creado en 1951 en Malasia) Escuadrón C (Newcastle/Mánchester)
Escuadrón G (Creado en 1967 en Borneo, con Paracaidistas)

Sabre Squadrons

El escuadrón es el elemento operativo del Regimiento SAS, y el que normalmente realiza una operación (aunque las operaciones más comunes son realizadas por unidades inferiores que reportan a su escuadrón). Cada escuadrón, llamado "Sable" (Sabre Squadron, término de la caballería británica, identificando a las unidades de lucha de las de apoyo), engloba unos 64 hombres en funciones de combate más los necesarios para funciones de soporte (en total seis oficiales y 78 soldados).

Rigid Raider de los Royal Marines, empleado también por el Boat troop del SAS y el SBS

Los distintos Regimientos están divididos en escuadrones, el 21 SAS (TA) dispone de HQ, y los escuadrones A, C y E. El 23º SAS (TA) HQ, A, B, C y el 22º SAS HQ, A, B, D, y G además de una sección de inteligencia, otra de investigación, CRW y entrenamiento.

La estructura operativa básica del SAS sigue basada en los grupos de cuatro hombres de David Stirling; cuatro hombres forman una patrulla, cuatro patrullas un grupo (Troop), cuatro grupos un escuadrón (Sabre Squadron) y cuatro escuadrones el regimiento. Esto supone unos 700 hombres en las filas de cada uno de los tres regimientos SAS, incluyendo Plana Mayor, unidad de instrucción, planificación e inteligencia, más diverso personal agregado. Se ha llegado a estudiar aumentar el número de escuadrones del SAS destinados a combate en los próximos cinco años, aumentando de los 500 miembros actuales a unos 1500-2000 debido a los numerosos requerimientos operativos. Últimamente se habla de crear solamente un nuevo escuadrón en el 22 SAS para afrontar esos retos sin disminuir el nivel del entrenamiento y selección.

Troops o equipos SAS

Lynx AH.7 transportando 4 SAS durante un entrenamiento

Cada escuadrón se divide en cuatro grupos, equipos o Troops formados por 16 hombres cada uno, o lo que es lo mismo en cuatro patrullas de 4 hombres. Al mando de cada troop del SAS está un capitán (o un Sargento Mayor si no hay suficientes oficiales). Cada uno de estos grupos (Troops) se especializan en el 22º SAS en un medio distinto:

  • Air Troop: técnicas de inserción en paracaídas en modo HALO/HAHO, así como asalto desde helicópteros.
  • Boat Troop: inserción en botes, en canoas, desde submarinos, submarinismo, demolición submarina y asalto a buques. Esta tareas también es realizada por el SBS, con quien se entrenan. Incluye técnicas de inserción marina saltando desde helicopteros o en paracaidas. Las inserciones desde submarinos son las más arriegadas y que más preparación y entrenamiento requieren.
  • Mountain Troop: especialidad en alta montaña y alpinismo. Algunos elementos del SAS se entrenan en Baviera en la escuela de Alta Montaña del Ejército Alemán. Las habilidades y recnicas de sus miembros se esperan que posibilita al SAS llegar a sitios considerados inaccesibles para así atacar u observar al enemigo desde lugares inesperados.
  • Mobility Troop: incursiones terrestres en profundidad tras las líneas enemigas a bordo de vehículos Land Rover o Light Strike Vehicle (LSV) donde aprenden navegación, conducción y reparaciones de los mismos. A pesar de requerir apoyo logístico (por lo cual se busca que sean lo más autónomas posibles), las posibilidades de patrulla y reconocimiento que ofrecen son considerables.

Estas tareas también son realizadas por el SBS, por ejemplo en Afganistán o Irak. Los integrantes del SAS son regularmente trasladados de un Escuadrón Sabre a otro, asegurando la especialidad de cada uno en distintas técnicas.

La sección CT (anti-terrorismo) del SAS está compuesta por un escuadrón que rota en este rol cada 6/9 meses y permanece en Reino Unido en estado de alerta. En este caso el escuadrón se divide en dos Troops: Red Troop (en lugar de Air Troop/Mountain Troop) y Blue Troop (en lugar de Boat Troop/Mobility Troop). Los grupos Red y Blue forman dos grupos de asalto, apoyados cada uno por un equipo de francotiradores y vigilancia. Un escuadrón del Territorial Army está también en alerta para asistir si fuera necesario al escuadrón del 22 SAS. Este escuadrón, que no debe confundirse con el rol de CRW (Counterrevolutionary Warfare - Lucha Contrarrevolucionaria) en que se entrena todo miembro del SAS, también asiste en operaciones libres y encubiertas por todo el mundo (Special Projects Team). El escuadrón asignado lleva el entrenamiento CRW al extremo, buscando la perfección.

Patrulla SAS

El SAS se mueve normalmente en patrullas de cuatro hombres, tal como David Stirling organizó en su día. Esta forma de trabajar demostró su utilidad en Malasia, donde se probó que las unidades pequeñas desempeñan mejor ciertas tareas y son más discretas y difíciles de detectar por el enemigo. Asimismo permite la evacuación de un herido por dos miembros y el restante daría protección.

El trabajo en grupos de 4 hombres requiere que entre ellos haya un equilibrio en lo que aportan al grupo. Por ello cada miembro se especializa en una función principal. Además debe tener habilidades complementarias en al menos otra de las funciones a desempeñar por la patrulla. Todos los miembros deben tener conocimientos básicos en todas las funciones a desempeñar. Estas funciones en que se requiere especialista son:

  • Comunicaciones: Experto en el manejo de sistemas de radio de alta frecuencia y comunicaciones por radio, radios tácticas (TacRadio) y satélite (SatCom). Asimismo deben saber morse y ser capaces de afrontar interferencias en las comunicaciones. A veces el SAS se vale de miembros del 264 (SAS) Signals Squadron.
  • Enfermero: Se imparte un curso intensivo en Hereford, al que sigue estancias en hospitales. Se trata tanto de asistir a la patrulla como a posibles nativos que apoyen o colaboren.
  • Idiomas: Se imparten cursos en el Army School of Languages, y se fomentan visitas a países donde se hablen esos idiomas.
  • Forward Air Control (FAC)
  • Explosivos: Especialización en demoliciones y manejo de todo tipo de explosivos.

Funciones del SAS

El rol del SAS es actuar en las siguientes situaciones:

  • Obtención de información (Intelligence collection) del enemigo. Esto incluye normalmente operar de modo oculto, estableciendo punos de observación, y durante periodos prolongados tras las líneas enemigas. Esta es la misión fundamenal del SAS, suministrar información acerca de las posiciones enemigas, rutas de suministro e información de valor militar.
  • Sabotajes y ataques dentro de territorio enemigo, preferentemente objetivos y estructuras clave.
  • Operaciones Contraterroristas en Gran Bretaña, apoyando a la policía.
  • Operaciones Contraterroristas fuera de Gran Bretaña.
  • Entrenamiento de ejércitos aliados y guerrillas extranjeras.
  • Guerra Contra-Revolucionaria (CRW).
  • Protección y seguridad de autoridades.
Fusil canadiense Diemaco C8, versión del M-4 americano. Denominado L119A1 en el ejército británico y empleado por el SAS.


Cada Regimiento tiene asignadas funciones distintas. Los Regimientos Territoriales (TA) 21 y 23 están especializados en reconocimientos cercanos de objetivos (CTR o Close Target Recce), mientras que el 22 SAS además realiza las tareas de más peso y riesgo, como la llamada Guerra Contra Revolucionaria (CRW), contraterrorismo (CT) y las típicas acciones directas de una Fuerza de Acción Rápida (QRF). La relación entre los Regimientos es directa y miembros del 22 SAS deben de pasar temporalmente por las filas de los TA. En 1980 se estableció una norma que un oficial del 22 SAS debía de haber servido algún tiempo en los TA.

Durante la guerra del Golfo algunos elementos de del 21 y 23 SAS fueron asignados a las columnas del 22 SAS. La experiencia no cumplió las expectativas y resintió la confianza del 22 SAS en ellos. Esto tuvo repercusiones en el despliegue en Afganistán de 21 y 23 SAS. Sus funciones, pensadas como soporte del 22 SAS en una guerra en Europa deberán revisarse en el entorno actual.

Antes del 11-S, un escuadrón del 22 SAS realizaba, dentro de las rotaciones asignadas, labores de entrenamiento y asesoramiento a ejércitos y gobiernos aliados. En los años 80 y los años 90 el SAS proporcionó el oficial al mando y personal de dirección para la escuela internacional de la patrulla de reconocimiento de la OTAN (ILRRPS) basado en Weingarten (Alemania) así como los hombres para la escuela de entrenamiento británica de la guerra en la selva en Brunéi.

Actualmente algunas funciones del SAS han pasado al Special Reconoissance Regiment (SRR) y a la Joint Special Forces Support Group (JSFSG).

Equipamiento y uniforme

Uniforme

Este regimiento a diferencia del resto del Ejército Británico, permite un cierto grado de elección tanto en las armas como los uniformes (sobre todo en combate). Durante la instrucción y maniobras llevan el uniforme de campaña reglamentario del Ejército Británico pero con su boina de color arena y el emblema del puñal con alas. Los SAS cuando realizan una operación son libres de llevar el uniforme o ropa que crean convenientes así como posibilidad de elección de armas. Para misiones antiterroristas (CT) suelen ir vestidos de negro con lo que consiguen causar una fuerte impresión y sobre todo una menor visibilidad en situaciones de humo o polvo. Archivo:Beret.jpeg

Armamento

Fusil de asalto SA80.
M16/M203, fusil de asalto con lanzagranadas
FN Minimi ametralladora ligera

En cuanto a sus armas, el 22 SAS emplea actualmente el fusil de asalto L119A1 (versión del M4 americano) como arma estándar, debido a razones de seguridad, discreción y a los malos resultados que ha dado el SA80. Las armas empleadas por el SAS incluyen: H&K MP5, MP5SD, MP5k; fusil de asalto H&K G3; pistola Sig-Sauer P226, fusil de asalto M16A2 con lanzagranadas M203; pistola Browning High Power 9mm y ametralladora FN Minimi. Asimismo se emplean las escopeta Remington 870 y Franchi SPAS-12, para lucha urbana y en la selva. En las últimas operaciones en Bagdad el SAS ha empleado fusiles de francotirador Heckler-Koch H&K417, que se une en esta función al rifle L115A3 ya en uso anteriormente y que está siendo reemplazado por el L129. Entre las pistolas destaca el empleo de la pistola silenciada Welrod para eliminar centinelas, diseñada en la Segunda Guerra Mundial y empleada por lo menos hasta 1991.

La presencia de la familia de fusiles M-16 en los SAS ha durado más de 40 años. En 1963 se adquirió para el SAS y otros cuerpos que luchaban en Borneo un gran número de fusiles AR-15 de 5.56mm. La ventaja de este fusil era que era más ligero y permitía transportar más munición que el fusil estándar L1A1 SLR (versión inglesa del FN FAL). El M-16 es conocido en todas sus versiones por el SAS como "Armalite", complementó en Borneo al L1A1 SLR y reemplazó a los subfusiles, ya que era poco más pesado que el Sterling. Desde entonces, y una vez superados ciertos problemas en Adén, el M16A1 se convirtió en el arma oficial del 22 SAS, que ha empleado el M-16 en diversos conflictos y actualmente emplea el L119A1. El fusil estándar SA80, solo es usado por el 22 SAS cuando deben pasar por tropas regulares, aunque es el arma estándar de los 21 y 22 SAS (Territorial Army).

En ocasiones, cuando las circunstancias lo han requerido, el SAS ha hecho empleo de armas más pesadas. Así fue con los misiles antitanque Milan y los misiles tierra-aire FIM-92 Stinger durante la guerra de las Malvinas y la guerra del golfo. En las Malvinas el Stinger oficialmente no era empleado por el ejército inglés, fueron un préstamo de la Delta Force americana, apuntándose el SAS el derribo de un Pucara argentino. También se emplean cohetes antitanques M72 LAW de 66mm y 80mm, empleado en las Malvinas y la Guerra del Golfo contra blindados, bunkers y posiciones fortificadas. Los morteros L16 de 81mm han sido asimismo empleados en Malvinas, Guerra del Golfo y Afganistán, para proporcionar fuego de apoyo en el ataque o aumentar el poder de fuego en defensa.

Medios de transporte

Medios terrestres

Los medios terrestres son empleados por el Mobility Troop, que se mueve en columnas (así operó en el golfo en 1991 y en Irak en 2003). Una columna del Mobility Troop está formada por 8 vehículos. Actualemente una columna estaría formada por 7 vehículos Supacat Jackal HMT 400 con armamento variado y un camión de apoyo, tipo ACMAT o Supacat 600 extendido. Asimismo es complementada por al menos 2 motocicletas o vehículos quads para funciones de punta de columna y reconocimiento.

Supacat Jackal, vehiculo empleado por el SAS en Afganistán y que ha reemplazado al Land Rover.

El Mobility Troop del SAS siempre ha contado con Desert Patrol Vehicle (DPV), los vehículos que usa para su misión, heredada de la que hacía en el Desierto en la segunda guerra mundial. EL Land Rover 110 Desert Patrol Vehicle fue el medio preferido durante años, cuya imagen se asocia siempre al SAS. En Omán se empleó el Land Rover 88, dotandolo de montajes dobles Vickers 0.30 en el frontal y otra ametralladora en la trasera. En 1967-1985 se adoptó el Land Rover 109, pintado de rosa ("Pinkies"), y el armamento preferido comenzó a consistir en ametralladoras Browning 0.50. Entre 1985 y 2005 se cambió al Land Rover 110 HCPU, pintado en marrón, y estos fueron empleados en varios conflictos (Guerra del Golfo, Sierra leona, Afganistán e Iraq).

El SAS cuenta en principio con los medios terrestres estándar del Ejército Británico. Como medios móviles terrestres se empleaban hasta hace poco los Land Rover 110 Defender, armados con ametralladoras del 7,62 y 12,70 mm, así como lanzagranadas de 40 mm y misiles Milan y Stinger. Parece que actualmente el Supacat Jackal HMT 400 es el vehículo estándar de reconocimiento y ataque del SAS (adoptados también por el SASR australiano) y que se comprarán camiones HMT 600 para complementarlos. Sin embargo los Supacat no pueden ser transportados por helicopteros menores a los CH-47, aunque por otro lado cuentan con mejor protección que los Land Rover.

Entre los otros vehículos empleados por el SAS están los Jackal (MWMIK), Land Rover WMIK, Land Rovers 90 y 110, Unimog, ACMAT, Supacat HMT, Honda 350 cc Quad, CRF450X, y motos Honda 250 cc. En Iraq se cree que se empleó también el Bushmaster IMV (en mayo de 2008 Inglaterra compró 24 Bushmaster) así como vehículos Hummer prestados por el US Army.

Cuerpo Aéreo del Ejército

El Cuerpo Aéreo del Ejército (AAC) da apoyo al SAS y resto del UKSF en operaciones de Inserción o Extracción, Vigilancia y de transporte camuflado (aparatos sin distintivos militares) El AAC cuenta con la Joint Special Forces Aviation Wing.

Helicóptero Chinook HC2 de la RAF, algunos están asignados a misiones del SAS/SBS. Los helicópteros HC3 que se compraron en 2001 especificamente para misiones del SAS/SBS nunca llegaron a entrar en servicio por problemas técnicos.

El SAS emplea en exclusiva al 8 Flight Army Air Corps, equipado inicialmente con 4 helicópteros A-109 (dos capturados a los argentinos en la guerra de las Malvinas más dos comprados posteriormente) con esquema de pintura civil para facilitar el desplazamiento discreto del SAS en el Reino Unido. Los sustituyeron 4 Eurocopter AS365 N3 Dauphin y 2 Gazelle de apoyo.

En misiones en zonas de guerra los reemplaza el 657 escuadrón del AAC basado en Odinham. Esta es una unidad de helicópteros Lynx, modificados para las operaciones especiales, cuyas tripulaciones han sido entrenadas para este tipo de misiones. Estos Lynx han sido desplegados en Sierra Leona, Afganistán e Irak.

Royal Air Force

La función de la Royal Air Force (RAF) es transportar al SAS/SBS al campo de batalla y sacarlo del mismo, volando misiones muy detrás de las líneas enemigas. Como resultado de la experiencia ganada en las Malvinas, se formó el 7th Squadron - RAF Special Forces Flight, que cuenta con entrenamiento especial y ha dado soporte al SAS/SBS con sus helicópteros Chinook HC2 en el Golfo Pérsico, Kosovo, Sierra Leona, Irak y Afganistán.

Un C-130 del 47th Squadron de la RAF (Royal Air Force) permanece en estado de reserva en Lyneham, para el caso en que la unidad pudiera requerir sus servicios. Este escuadrón está entrenado para apoyar al SAS/SBS, y de hecho en 1991 voló en misiones de abastecimiento a las columnas del SAS, muy por detrás de las líneas iraquíes. También apoyó al SAS en Malvinas, Kosovo, Irak y Afganistán.

En Afganistán, debido a la escasez de helicópteros británicos, el SAS/SBS ha empleado en sus operaciones helicópteros Mi-8/Mi-17 afganos, aunque pilotados por pilotos del RAF 7th Squadron Special Forces Flight. Los helicópteros fueron equipados con equipos electrónicos occidentales, aunque en 2009 dejaron de operarse por restricciones presupuestarias. Asimismo cuando las circunstancias lo requieren otros escuadrones de la RAF dan apoyo al SAS/SBS. En 2009 se prohibió al SAS/SBS operar con helicópteros Puma de la RAF después que las investigaciones realizadas tras estrellarse en 2007 dos helicópteros en Irak probaran que a iniciativa del SAS se incumplían las normas de seguridad en estas operaciones.

Selección

El SAS se compone de voluntarios de todos los cuerpos del ejército británico, Armada o Aviación. Se busca gente con iniciativa, inteligencia, paciencia y capaz de enfrentar cualquier adversidad. Aunque el Parachute Regiment (Regimiento de Paracaidistas) es el que más soldados aporta al SAS, para poder optar al SAS hay que tener una antigüedad de 2 años en cualquier rama del ejército. El SAS acepta miembros de la Commonwealth y de la República de Irlanda, y entre sus hombres han estado gente de Fiyi, Nueva Zelanda, la antigua Rodesia y Australia.

Entrenamiento con L115A1, fusil de francotirador

La selección es extremadamente dura, sólo un 10% de los candidatos logra superarlas, además los monitores están atentos para descartar a los que aún pasándolas, no se muestren lo suficientemente motivados. El proceso se compone de las siguientes fases:

  • La primera fase (Special Forces Briefing Course) dura una semana, y en ella hay clases físicas, pruebas de decisión, se les somete a ejercicios de stress, etc. Deben de pasar obligatoriamente todas las pruebas.
  • La siguiente fase (Orientación y Capacidad Física) se hace dos veces al año, una en invierno y otra en verano, y tiene lugar en las montañas de Breacon Beacons y las montañas negras del País de Gales, durando tres semanas. La exigencia física es descomunal, van cargando poco a poco sus mochilas e incrementando la distancia y el desnivel de las marchas. Es en esta primera etapa en la que más hombres quedan descartados. Los ejercicios de tiro se suceden con la misma intensidad que las marchas. Es duro, es en la fase que más hombres quedan descartados, y lo prueba de ello es que un miembro del SAS llamado Mike Kealy, héroe de Mirbat, murió por hipotermia durante el recorrido aun cuando sólo lo hacía para probarse a sí mismo.
  • Tercera fase (La Selva): De las montañas de Gales se pasa a la Escuela de Jungla de Ejercito Britanico, en Brunéi, para entrenar en la selva durante cuatro semanas. Los aspirantes aprenden a moverse, combatir y sobrevivir en ese medio. Se les enseña el manejo de los explosivos y siguen realizando ejercicios de tiro. Se les enseña a crear un campamento, como defenderlo, etc. Hay que tener en cuenta que el SAS siempre utiliza balas con munición real en las armas con las que se entrena. Lo primero que hay que hacer es lo que llaman el Standard Battle Fitness Test, una carrera en la que se tiene que recorrer 2,5 km en menos de 11 minutos. La siguiente prueba es llegar hasta un punto en el mapa, dentro de la selva, en el que al partir, no se sabe qué distancia existe entre donde se encuentran y hacia donde se dirigen. Tampoco se pide un máximo de tiempo específico, lo que prueban es la motivación, las horas que duermes, cómo se lo toman, y qué tal se llevan con sus compañeros. La última prueba de esta fase consiste en recorrer unos 65 km por la jungla en menos de veinte horas.
  • La última fase de la selección (Supervivencia en Combate) trata de técnicas de evasión, resistencia, escape y recuperación. Antiguos prisioneros de guerra e interrogadores les cuentan sus experiencias de torturas, presión, de cómo sobrevivieron, etc. El ejercicio final dura 72 horas y en uniformes de la II GM deben de pasar por puntos de control preestablecidos evitando las patrullas formadas por los paracaidistas o gurkhas. En este ejercicio se les mezcla con pilotos de la RAF o de la Royal Navy y aspirantes del SBS. Todos los aspirantes son capturados y se les somete a golpes, posiciones tensas, gritos, burlas, etc. Tras completar esta fase se les hace entrega de la boina del SAS. Los Royal Marines que hayan superado el entrenamiento pueden decidir pertenecer al SAS o seguir con el entrenamiento que les capacita como miembros del SBS en Poole.

Entrenamiento

Una vez que son miembros del SAS deben de pasar el curso CQB, que dura dos meses. Practican los movimientos de limpieza de autobuses, aviones, casas y las acciones de fuego tendentes a neutralizar a sus oponentes. Los contactos con unidades similares se suceden, compartiendo experiencias con la Delta Force, los Rangers, el Sayeret Matkal, el GSG9, el 1 RPIMA, el GIGN, etc. Asimismo se trabaja en colaboración directa con el FBI, la DEA y otras agencias antidroga.

Anualmente se realiza un ejercicio conjunto de todos los SAS, a tres bandas entre el SAS británico, el SASR australiano y el SAS de Nueva Zelanda. Cada año se va rotando de país y es la unidad anfitriona la que diseña las misiones y crea los escenarios.

El período inicial en la unidad es de tres años, la media de permanencia en el SAS es de unos 15 años.

Los escuadrones del SAS se entrenan regularmente para combate en climas árticos en Noruega o Escocia, ya que entre las misiones inglesas en la OTAN estaba la protección del Flanco Norte. Este entrenamiento fue útil en las Malvinas. Kenia se emplea a menudo como lugar para entrenarse en climas cálidos y terreno difícil. Para entrenamiento en la selva se dispone de Brunéi, Malasia y Belice.

Los equipos antiterroristas (denominados SP - Special Projects) realizan entrenamiento especializado en asaltos a todo tipo de objetivos.

Historia

Segunda Guerra Mundial

Norte de África

Elementos del SAS, regimiento francés

En Oriente Medio, al teniente David Stirling, se le ocurrió formar una especie de comando transportado por aire. Su finalidad sería atacar al enemigo en la retaguardia, saquear los almacenes de abastecimiento, asaltar los aeropuertos y otros puntos estratégicos, provocar el máximo daño y confusión y desaparecer en el desierto. La idea principal era que la pequeña fuerza de ataque aterrizara durante la noche, lejos de su objetivo, atacara y escapara por el desierto. Se reunirían con el Grupo del Desierto de Largo Alcance (LRDG) y volverían a la base. La unidad se llamó "Destacamento L del SAS, Brigada", con la intención de confundir al enemigo, que sabía que aquel era el nombre de unas tropas de paracaidistas y así se imaginaría que habían destinado esos batallones a Oriente Medio.[14] [15]

Durante el verano de 1941, la unidad de SAS recibió una preparación muy intensa. La primera misión, en noviembre de 1941, no obtuvo el éxito esperado, pues el fuerte viento y las malas condiciones meteorológicas, hicieron que los hombres se dispersaran al lanzarse en paracaídas. Se necesitaba una manera más precisa de llegar al objetivo y la solución evidente eran los camiones de la LRDG, que se encargarían de recogerlos, llevarlos al lugar de ataque y devolverlos a la base. A partir de entonces, se sucedieron varias operaciones muy exitosas y a principios de 1942 el SAS ya era una de las fuerzas más temidas. Tras una serie de ataques en primavera de 1942, el SAS consiguió sus propios vehículos, similares a los del LRDG.

Europa

Con el final de la campaña en el desierto occidental, el SAS se convirtió en el 1º Regimiento de Servicio Aéreo Especial y fue destinado a Italia. Al mismo tiempo, fueron creándose otros regimientos. El SAS también ayudó a fuerzas de partisanos en Europa del Este, como por ejemplo en Albania. En 1944 el Special Air Service se había convertido en una brigada compuesta de los dos Regimientos SAS, más dos franceses (3º y 4º) (900 hombres) y una compañía belga, la 5º SAS, más una serie de compañías de apoyo y transmisiones.

Soldados de la 1ª Brigada del Special Service en Francia, 7 de junio de 1944

A lo largo de la guerra en Europa Occidental, las unidades SAS operan abiertamente. El 2º regimiento de cazadores paracaidistas francés (450 hombres) es lanzado entre el 5 y el 6 de junio de 1944 y los días siguientes en Bretaña, fomentando la rebelión contra las fuerzas alemanas, cortando las líneas de comunicación del enemigo y retrasando la llegada de refuerzos. En las semanas siguientes, el 1º y 2º regimiento SAS británico, el 1º francés y la compañía belga son lanzados en las cercanías de París, las Ardenas y los Vosgos, apoyando la acción de la resistencia francesa, acosando el repliegue de los alemanes, informando a la aviación sobre objetivos enemigos y rescatando a pilotos derribados. El 2º regimiento británico, en agosto de 1944, atravesó Francia desde Rennes a Epinal a bordo de 20 jeeps, desarrollando la llamada "Operación Wallace", en la que sembraron la confusión entre las líneas enemigas. Un mes más tarde, 90 hombres del SAS lograron retener durante tres semanas a toda una división SS en la región de los Vosgos.

Un pequeño número de españoles sirvió en el Servicio Aéreo Especial. Uno, Rafael Ramos, incluso fue condecorado con la Military Medal. Entre ellos estaban Francisco Jerónimo (bajo el nombre de Frank Williams) y Justo Balerdi (bajo el nombre de Robert Bruce, cayó en combate en la Operación Tómbola en 1945).

Refundación

En 1946, el Tactical Investigation Committee de la War Office, observando la posibilidad de utilizar fuerzas de operaciones especiales para una futura guerra en Europa decidió, contra la opinión de muchos veteranos del Ejército Regular, crear una unidad militar en el Territorial Army que realizara estas tareas. Al principio no sabían si mantener el nombre que llevaban desde sus inicios o si sería conveniente cambiarlo, pero finalmente se estableció el nombre de 21st SAS Regiment. El caso es que como el SAS había sido disuelto al acabar la guerra, tuvieron que pedir la ayuda de los veteranos, que vendrían como voluntarios, y conseguir hombres de otro lado.

Aquí es cuando entra en escena un grupo de antiguos voluntarios de guerra, que no habían formado parte del SAS sino de un cuerpo de voluntarios llamado The Artists' Rifles. La mayoría de su personal fue a integrarse en las filas del Regimiento 21 del SAS, junto con veteranos del antiguo SAS, que aportaron conocimiento y tradiciones a los recién incorporados.

El teniente coronel Brian Franks, que había sido oficial del SAS durante la segunda guerra mundial, pasó a ser el primer Comandante Oficial del Regimiento 21 SAS desde su creación el 1 de enero de 1947. Se establecieron en la antigua base de The Artists' Rifles en Duke's Road, Euston.

En 1948 empezó a complicarse la situación en Malasia, y aquí empezaría la historia verdadera del SAS.

En 1959, se creó el 23rd Special Air Service Regiment (Volunteers), la segunda unidad de SAS del Territorial Army.

Malasia

Miembros de la policía interrogan un civil. La fuerza antiterrorista comprendía a policía y ejército.

En 1948 empieza el conflicto en Malasia. Existía ya en Inglaterra el 21º Regimiento SAS (TA). Posteriormente, en 1952, se reorganiza en Malasia el 22º Regimiento SAS formado con integrantes de los Malayan Scouts (cuatro escuadrones) y perteneciente al ejército regular. El 22 Regimiento SAS se había desactivado al final de la Segunda Guerra Mundial para ser reactivado ahora con motivo de la "emergencia malaya" a propuesta del antiguo jefe de los Chinditas, el general Calvert. Allí se convirtieron en una unidad contraguerrillera experimentada y dotada de nuevas armas, tácticas y capacidades, acostumbrada a pasar varias semanas infiltrada en la selva donde se escondían los guerrilleros, expulsándolos o aniquilándolos en sus santuarios.

Ante la petición de MacArthur de que el Reino Unido cooperase en la guerra de Corea se decidió enviar elementos del Regimiento 21 SAS. Sin embargo, nunca llegaron a ir a Corea, se decidió enviar al grupo de SAS a Malaya, donde se integran en las tropas de Calvert.

En 1950 Mike Calvert se encarga de la lucha y así en 1950 se crean los Malayan Scouts para luchar contra la guerrilla. Calvert decidió insertar patrullas de 14 hombres en la jungla, a los que se unían algunos policías locales y personal de enlace de la etnia china. Cada patrulla establecía una base temporal, desde la que secciones de cuatro hombres se internaban en la selva, explorando e interceptando rutas de aproximación de la guerrilla. La doctrina militar establecía un máximo de siete días para una patrulla en la jungla, los SAS llegaron a permancer hasta 103 días en el caso de una patrulla en concreto. Una de las tareas de las patrullas era ganarse el apoyo de la población local, así el SAS estableció puestos sanitarios en los poblados.

Tropas de la Commonwealth armadas con subfusiles Owen.

En 1951-52, tras unos cambios en el mando, el SAS no operaba ya en la selva y apoyaba a la policía. Las operaciones en la jungla se retomaron en febrero de 1952, los tres escuadrones realizaron la Operación Helsby. Esta consisitía en destruir una posición enemiga en el valle Belum, cerca de la frontera con Tailandia, obligando así a la guerrilla a un enfrentamiento abierto en el que destruirlos a ellos y a su base. Se formó una fuerza combinada de SAS, policía y Royal Marines, siendo el papel del escuadrón B lanzarse en paracaidas (el SAS no tenía entrenamiento con paracaidas por lo cual debieron improvisarlo) para bloquear la retirada hasta la llegada por tierra del resto de fuerzas. Aunque la operación fue un fracaso ayudó a establecer una doctrina y nuevos procedimientos.

En noviembre de 1952 el SAS lanzó la operación Hive, con el apoyo de una compañía de Fiyi y dos batallones de 2/7th de Fusileros Ghurkha. Debido a que no se contó con suficientes soldados para sellar la zona y contener a los guerrilleros que se retiraban solo se causó 16 bajas en la guerrilla malaya. Durante estas operaciones se desarrollaron las raciones de jungla de 14 días, que permitían a pequeñas patrullas operar de manera autónoma en la selva, asimismo se emplearon armas mejor adaptadas al combate en la selva.

En 1953 el escuadrón C, SAS Rhodesia, volvió a su país y se creó el escuadrón D. En este periodo el SAS se concentró en ganar la confianza de las tribus locales, conviviendo con ellas y dándoles apoyo de todo tipo, especialmente médico. Asimismo aprendieron su idioma y costumbres.

En 1954 se realizaron varias operaciones para arrebatar a la guerrila el control de amplias zonas de la cordillera montañosa Several. Se establecieron varios puestos y el SAS estuvo en la jungla varios meses, matando a 15 guerrilleros (las estadísticas dan 1.800 horas de patrulla-hombre para causar una baja en la guerrilla). Las patrullas operaban en la selva durante una media de 14 días de esfuerzos extenuantes, perdiendo peso y sufriendo enfermedades tropicales de todo tipo y golpes de calor, así como por falta de contacto con la luz del sol. Todo esto sin perder la disciplina diaria de cuidado de armas y equipo.

En 1955 se une a la lucha el escuadrón del SAS de Nueva Zelanda, 140 hombres de los cuales una tercera parte eran de etnia maorí, estos últimos establecieron valiosos lazos de colaboración con las tribus locales. Otro escuadrón más se crea el mismo año con voluntarios del regimiento paracaidista. Todo esto incrementa las fuerzas del 22 SAS a 560 hombres divididos en cinco escuadrones (cada uno ya organizado en pelotones de 16 hombres). Se establece asimismo la norma de que cada escuadrón debe permanecer dos meses en la selva, descansar dos semanas más otras dos semanas posteriores de reentrenamiento y volver entonces a la selva.

A finales de 1955 la campaña estaba ya perdida por la guerrilla. Desde entonces la actividad del SAS fue decreciendo aunque siguió siendo importante (para 1956 contaban 89 guerrilleros muertos y 9 capturados). Pero en 1958 ya solo estaban activados dos escuadrones de los seis que llegó a tener el SAS. Como la emergencia estaba a punto de finalizar tras la derrota de la guerrilla comunista, y la unidad se había activado específicamente para la misma, parecía que llegaba su fin. Sin embargo gracias a su misión en Omán aseguró su existencia. En cuanto a fallecidos, unos 28 miembros del SAS murieron en Malasia.

Omán - Jebel Akhdar

En 1958 Omán ya llevaba cuatro años en guerra. Muchos nobles y sus seguidores se rebelaron contra el Sultán y su régimen, apoyados por EEUU y la Monarquía de Arabia Saudi debido a intereses petrolíferos (ARAMCO). Los rebeldes se instalaron en las montañas de Jebel Akhdar. Tras varios años los asesores militares británicos decidieron recurrir a la guerra no convencional para derrotar a los rebeldes. Descartado un asalto paracaidista se recurrió al SAS para minimizar las implicaciones políticas de la involucración de soldados ingleses.

A mediados de noviembre de 1958, sin transición previa ni preaviso, llegan desde Malasia a Omán los casi 70 hombres del escuadrón D del 22 SAS (aunque solo 40 eran combatientes), curtidos en la lucha en la jungla malaya. El SAS no sabía muy bien donde se metía y por tanto dedicó las primeras semanas a adaptarse y entrenarse de manera intensiva en el nuevo medio. Más tarde se le añadió un segundo escuadrón.

Además del reto físico que suponía el clima y la topografía, dos condicionantes tácticos suponían retos importantes. La oscuridad de la jungla impuso un ciclo de trabajo en el que la noche se dedicaba a descansar, pero la ausencia de vegetación y las temperaturas diurnas en Omán imponían el movimiento nocturno. Los encuentros en la jungla eran a muy corta distancia y lo importante era el tiro instintivo y armas de corto alcance, pero en las montañas de Omán las distancias de tiro eran mucho mayores por ser el horizonte visible mucho mayor, y se necesitaban otro tipo de armas. Rápidamente los SAS se hicieron con ametralladoras de 7,62 mm de los blindados Ferrret y con morteros de 3 pulgadas de las SAF. Además las patrullas del SAS contaban con el apoyo aéreo de los Venom de la RAF, que aconsejada por el SAS dejo sus ataques indiscriminados sobre el área rebelde. Debido a las circunstancias el apoyo aéreo al SAS era tan cercano que varios miembros del SAS fueron heridos.

De Havilland Venom

El santuario de los rebeldes omaníes, a 2.000 metros de altura, el Jebel, es una meseta inexpugnable y desde allí lanzaban su campaña guerrillera. Se trata de una meseta a la que solo se puede ascender a pie por sendas de montaña que zigzaguean por paredes casi verticales. De sur a norte tiene unas dimensiones medias de 32 km y de este a oeste de 28 km. La ascensión es de unos 700 metros y las sendas están dominadas por las vistas y los puestos de tiro situados en el reborde de la meseta. La meseta está rodeada de altas cumbres, las más altas de la península arábiga, de hasta 3.000 metros de altura y no se trata de un terreno plano. Una vez arriba el territorio está lleno de cerros, barrancos y quebradas y la vegetación es casi inexistente. Las temperaturas diurnas son altísimas mientras las nocturnas bajan de cero grados. El terreno es rocoso y abrasivo, las botas quedan destrozadas en dos semanas. Se estima la fuerza rebelde allí arriba entre 500 y 700 hombres amparados por la población de las aldeas. Desde allí amenazan las comunicaciones del interior con la capital, Mascate, cuya principal carreta corre a sus pies por el este de la meseta

Lo primero que hacen los SAS es acostumbrarse al terreno y conocer al enemigo estableciendo dos bases de patrulla, una al norte del jebel, en Awabi y otra al sur, en Tanuf. Pronto el SAS aprendió a respetar a sus oponentes, el Cabo Swindell (heroe del SAS en Malaya) murió por el disparo de un francotirador rebelde en una de las primeras patrullas y en los primeros encuentros los rebeldes opusieron una feroz resistencia. Se hicieron con uniformes kakis pero los oscurecen porque resaltaban en la roca volcánica. Pasan más de un mes realizando patrullas de reconocimiento de las sendas de ascensión a la meseta y se produjeron encuentros con los enemigos. Finalmente hubo suerte, y encontraron un hueco. De ese modo se consigue establecer una cabeza de puente en el norte de la meseta, pero una vez allí se plantea el problema del abastecimiento. Una de las “troop” ocupa la nueva base de patrulla mientras la otra se dedica a hacer de porteadores, pero eso no es suficiente. Al probar con las mulas locales descubren la utilidad de las mismas.

Desde la nueva base se dedican a patrullar la meseta y se producen encuentros cada vez más violentos. Los rebeldes se atrincheran frente a la posición del SAS bloqueando la puerta de accesos a la meseta. El único motivo por el que los rebeldes no atacan es porque creen que los SAS son muchos más, tanto por su destreza como por la propaganda de Radio Cairo que habla de cientos de bajas británicas.

En diciembre de 1958 el escuadrón D acaba con 20-35 rebeldes, perdiendo solo un hombre. Parecía que de seguir esta proporción se podría acabar con los rebeldes mediante una táctica de desgaste. Los asesores británicos deciden que son necesarios refuerzos para esta táctica y el 12 de enero de 1959 llega el otro escuadrón, el A, para ayudar en la tarea.

El recién llegado escuadrón se hace cargo de la cabeza de puente norte y el D, tras un breve descanso, se concentra en Tanuf. Desde allí siguen buscando vías de acceso desprotegidas hacia el altiplano y la encuentran entre los uadis kamali y Suwaiq. Se trata de una senda muy empinada pero muy poco protegida; es la que se eligen para poner otro pie en el corazón del santuario rebelde. Las tropas británicas debían retirarse en abril, por tanto el tiempo apremiaba.

Para lograr la sorpresa se monta una maniobra de engaño que cubre el asalto nocturno del SAS. Los SAS tienen que salvar casi 700 metros de desnivel con más de 50 kg a la espalda. La escasez de enemigos que encuentran en la meseta demuestra que la maniobra de engaño ha sido exitosa. Aunque los rebeldes reaccionan con rapidez y enseguida comienzan a recibir fuego. Acude la RAF para apoyar si es necesario, en tierra se cuenta con un piloto, ex SAS en Malasia, para dirigir los ataques. Después llega el reabastecimiento aéreo. La moral empieza a resquebrajarse entre los guerrilleros al ver asentada una segunda cabeza de puente en su territorio.

Al D/22 SAS le seguía el A/22 SAS, una sección desmontada de los Life Guards con las ametralladdoras de sus vehículos, una compañía de los TOS y un grupo de irregulares. Desde Awabi, al norte del jebel amagan un ataque las SAF e irregulares. Ya solo quedaba la tarea de limpieza de la meseta. En esta fase el SAS sufrió otras tres bajas. La rebelión ha sido aplastada en tres meses, con un conflicto estancado durante 4 años.

Borneo

En diciembre de 1962 las guerrillas comunistas, llamadas el Ejército Nacional de Kalimantan del Norte (North Kalimantan National Army) empezó su revuelta contra el Sultán de Brunéi, apoyadas por el dictador indonesio Sukarno. Por ello días después el Teniente-Coronel John Woodhouse, 22 SAS, y un ayudante para el tema de comunicación por radio y Morse radio llegaron a Borneo. Tres días después el escuadrón A del 22 SAS se desplegó en Borneo.

Soldado australiano en un puesto de guardia, Borneo 1965

Los pocos hombres del escuadrón y algunos del SBS se desplegaron en los 1.500 km de frontera entre Indonesia, Malasia y Brunéi (Kalimantan and Sarawak and Sabah). Ayudados por tribus locales, las patrullas de cuatro hombres del SAS vigilaban la jungla buscando indicios de actividad de tropas de Indonesia. Esto permitía a los ingleses transportar tropas por helicóptero que se adelantaran a los movimientos indonesios. Para ganarse la confianza de las tribus cada equipo tenía un sanitario que proporcionaba ayuda médica a los poblados y así ganar su confianza.

En mayo de 1963 el escuadrón D relevó al A. Dado el aumento creciente en la intensidad del conflicto se formó un nuevo escuadrón del SAS, el B, que en enero de 1964 se desplegó en la zona. Tras el ataque del ejército de Indonesia en Kalabakán, los escuadrones B y D ya estaban suficientemente bien establecidos, por lo que se decidió realizar incursiones en el lado indonesio de la frontera, para intimidar al enemigo forzando pequeñas batallas. Patrullas del SAS guiados por locales cruzaron la frontera armados con armas del Ejército regular británico, para ser más díficilmente identificados como miembros del SAS. Estas patrullas en la selva duraban tres semanas, todos los pertrechos y municiones fueron reducidos al mínimo para facilitar la movilidad y rapidez de movimientos.

En junio de 1964 el Ejército regular británico se unió a las operaciones al otro lado de la frontera, guiados por el SAS que así sumó esta responsabilidadad a la de patrulla. Eran las denominadas operaciones Claret, mantenidas en el más estricto secreto. Algunos elementos del SAS fueron heridos y otros murieron en las operaciones de Borneo. Un miembro del SAS se creee que fue capturado por los indonesios y torturado hasta la muerte.

En abril de 1965, el ejército de Indonesia atacó a una compañía paracaidista británica en Plaman Mapu. El ataque fue rechazado, y además decidió el Estado Mayor a autorizar que las tropas británicas operaran abiertamente en Indonesia. Tropas Ghurkha y del Ejército regular británico penetraron en Kalimantán los meses siguientes, matando a unos 100 soldados indonesios y perdiendo a cuatro soldados propios. Indonesia lanzó un último ataque en marzo de 1966 que fracasó. Al poco tiempo se comenzó a negociar la paz, firmandose un acuerdo el 11 de agosto de 1966.

Adén

En 1962 un golpe de estado expulsa a Imam al-Badr del gobierno en Yemen del Norte y el ejército instaura un régimen nacionalista árabe. El gobierno británico había acordado en 1964 otorgar la independencia a la entonces colonia británica de Adén. Yemen del Norte y Egipto, con ayuda de la U.R.S.S., promovieron la rebelión en Adén apoyando a la guerrilla tribal que operaba en la zona desertica y montañosa del Radfan. La situación se degradó rápidamente y el escuadrón A del 22 SAS se desplazó desde Borneo a Adén, con la excusa de entrenarse en las montañas Radfan. La primera operación del SAS no fue éxito, ya que una patrulla del SAS fue descubierta y dos de sus miembros murieron, siendo sus cadáveres decapitados por los rebeldes. El escuadrón A volvió a Borneo y le sucedieron sucesivamente el resto de escuadrones del SAS durante su periodo anual de entrenamiento, también con la excusa de entrenarse en el desierto.

Helicóptero Westland Scout del 8 Flight en Habilayn, Radfan 1967. Un Scout, XT635 del 13 Flight, se perdió en Aden en 1967 durante una inserción nocturna muriendo el miembro del escuadrón D del SAS Gilbert Francis Farley

En lugar de una campaña para ganarse el apoyo de la población local el SAS siguió la táctica de infiltrar sus equipos (frecuentemente mediante saltos nocturnos en paracaidas) en la zona enemiga para dirigir ataques aéreos y de artillería contra las líneas de comunicación de los rebeldes. Los SAS se ocultaban en las montañas y establecían puestos de observación sobre los pasos montañosos por los que debían pasar las columnas rebeldes.

En el Sur de Adén el SAS se encontró con un tipo de lucha que le era nueva hasta entonces, guerrilla urbana. Para combatirla el SAS adaptó su táctica habitual al entorno urbano, denominandola "Keeni-Meeni" (palabra Swahili para describir como se mueve una serpiente). Peter de la Billiere, comandante entonces del escuadrón A, entrenó a pequeños grupos del SAS en combate cercano, empleando pistolas. Estos pequeños grupos se movían por la ciudad buscando objetivos a los que eliminar, y ocasionalmente tomando prisioneros. Otra táctica normal del SAS era apostar un hombre de uniforme que atrajeran a la guerrilla, para ser emboscados por otros miembros del SAS camuflados con ropas árabes. Asimismo miembros del SAS vestidos como árabes se situaban cerca de las zonas normales de ataque de las guerrillas o en las previsibles rutas de escape, esperando objetivos a los que emboscar. Los miembros del SAS que provenían de Fiyi eran los preferidos para estas misiones, debido a su color de piel. Con el tiempo el SAS entrenó a otras unidades para realizar estas misiones, dejándolas en sus manos.

En 1967, el Reino Unido se retiró finalmente de Adén. Seis miembros del SAS murieron en Adén, muriendo 57 soldados británicos en total.

En Yemén del Norte Reino Unido, Arabía Saudí y Jordania apoyaron a los realistas en una guerra encubierta hasta 1970. En esta guerra ex-miembros del SAS apoyaron la guerrilla realista como "asesores" (en 1964 eran al menos unos 48 antiguos miembros del SAS, a los que añadir los mercenarios franceses y de otras nacionalidades). El ejército británico permitió a algunos miebros del SAS una excedencia temporal del servicio activo para unirse a estos mercenarios. El ejército británico suministró armas, municiones y pertrechos a la guerrilla y las tribus que la apoyaban. Tras la retirada egipcia de Yemen en 1967 el apoyo a la guerrilla empezó a ser menor, hasta que en 1970 la guerra en el Norte terminó.

Omán - Dhofar

Vista aerea del puesto del BATT, Mirbat.

A finales de 1967, en Noviembre, los británicos se retiraron de Adén y se estableció la República Popular del Yemen del Sur, con un gobierno de corte marxista. El nuevo gobierno del Sur del Yemen apoyaba a los guerrilleros Dhofaries, que ahora tenían una ruta para el suministro de armas y suministros y una base segura al otro lado de la frontera. La U.R.S.S y China apoyaron a los rebeldes, ahora transformados en Frente de Liberación del Ocupado Golfo de Arabia, PFLOAG.

Helicóptero Whirlwind de la RAF, empleado por el SAS en varios conflictos.

Los oficiales británicos que dirigían el Ejército del Sultán de Omán se esforzaban por lograr que los guerrilleros entrasen en combate en campo abierto, pero la guerilla atacaba en la llanura y desaparecía rápidamente en las montañas. En agosto del 69 los rebeldes capturaron la principal localidad del Dhofar Occidental, Rakkhuyt, aprovechando una tormenta monzónica que hizo que fuera imposible mandar cualquier tipo de refuerzo por mar o aire a los defensores. En Febrero del 70 un destacamento británico tuvo que ser enviado a reforzar la defensa de la Base de la RAF en Salalah tras ser atacada con morteros por los rebeldes. El 23 de julio de 1970, un golpe palaciego incruento destronó al Sultán y puso en su lugar al hijo. En esa época llegaron a Dhofar las primeras unidades del SAS, designadas oficialmente como Equipo de Entrenamiento Británico para las fuerzas Armadas del Sultán de Oman (BATT-British Army Training Team), para disimular ante la opinión publica la presencia de unidades de combate. La larga experiencia del SAS en operaciones contra-insurgencia hizo que los británicos aconsejaran al Sultán que junto con las medidas militares promoviera una serie de proyectos de desarrollo e inversiones en Dhofar, al mismo tiempo se proclamaba una amnistía para todo aquel que cambiara de bando. Estas medidas obtuvieron un éxito inmediato y se inició un lento goteo de desertores que se adherían al gobierno. El SAS no tardó en organizar a estos desertores en compañías, el Firqat, que operaban en las montañas contra sus antiguos compañeros. El SAS se dividió en dos grupos, uno en la zona costera de Salalha, entrenando al ejército, y otra en el interior, organizando el Firqat y ganando el apoyo de las tribus locales.

Los Strikemaster omaníes realizaron misiones de apoyo cercano apoyando a los ingleses.

Poco a poco el SAS fue ganando terreno, en este caso se puso especial enfasis el ganarse la población local (por ejemplo, el SAS mostraba respeto al Islam, al contrario que la guerrilla que pohibía cualquier práctica religiosa). Al principio la táctica fue establecer un puesto en un pueblo, donde se ganaba el apoyo local y desde donde se establecían patrullas y organizaban emboscadas a la guerrilla. Se elegía una casa del pueblo y se fortificaba, siendo la base local del BATT, que proporcionaba organización y suministros al Firqat local. En Octubre de 1971 se lanzó la Operación Jaguar, El escuadrón G con tropas locales y del Firqat, para ganar el control de la zona montañosa y establecer bases permanentes. Asimismo se trajo del Reino Unido el Escuadrón B, como fuerza de reserva. Tras una dura batalla de cuatro días con la guerrilla los SAS lograron forzar la retirada de este y establecerse en la zona. Se crearon puestos fortificados para cortar el suministro a la guerrilla desde Yemen. El SAS tuvo muchas bajas durante esta fase, pero también la guerrilla, que para 1972 había perdido gran parte de la zona montañosa. En julio de 1972, los rebeldes lanzaron un ataque contra la posición de Mirbat. Las guerillas tenían necesidad de un éxito militar y propagandistico importante para invertir la tendencia de deserciones en sus filas y recuperar el apoyo de las tribus de las montañas. Planearon atacar al amparo del Monzón, lo que dejaría inmovilizadas a la fuerzas del Sultán por el mal tiempo. El ataque lo llevarían a cabo cerca de 300 guerrilleros armados con AK-47, ametralladoras pesadas y cañones sin retroceso. Mirbat era defendida por 10 hombres del SAS británico al mando del Capitan Mike Kealy, que contaba además con menos de 100 hombres entre soldados, policías y miembros de la Firqat.

Kealy defendió la posición de forma casi heroica hasta que le llego ayuda por aire. Los guerilleros habían subestimado la capacidad de los pilotos británicos de helicópteros para volar en condiciones extremadamente difíciles, casi imposibles. Para suerte del SAS el escuadrón G estaba preparado, aquel día tenía previstas realizar prácticas de tiro a la misma hora del ataque a Mirbat. En pocos minutos 22 miembros del SAS se equiparon para la batalla y salieron para Mirbat en tres helicópteros. Cuando llegaron los refuerzos los rebeldes sufrieron una derrota completa.

Asimismo se establecieron enre 1973 y 1975 las "Dianas", puestos fortificados de observación que impidieran a la guerrilla recurrir a artillería de largo alcance para atacar la base de la RAF en Salaha. Estaban dirigidos por miembros del SAS.

Irlanda del Norte

Fusil G3A3, empleado por el SAS en Irlanda del Norte debido a su poder de penetración (mayor que el del M-16).
Fusil Armalite AR-18, un lote fue comprado por el IRA en EE.UU. a inicios de la década de 1970 y símbolo del IRA en esos años
Fusil AK-47 más de 1.000 fueron donados por Muammar al-Gaddafi al IRA en la década de 1980).

El SAS empezó a actuar en apoyo de la Unidad de Apoyo Móvil del Cuartel General, la Rama Especial o unidades secretas del ejército. En 1969 el Escuadrón D del 22 SAS actuó durante un mes en el condado de Down, intentando detener a los terroristas protestantes. Hasta 1972 no se volvió a desplegar ningún miembro del SAS.

Se cree que hasta 1976 algunos miembros, a nivel individual, asignados al Servicio de Información, por toda Irlanda del Norte para intentar poner orden en todo el caos reinante durante aquellos años en la lucha contra el IRA. Durante aquellas operaciones, las unidades del SAS establecieron una serie de puestos camuflados de observación, manteniendo a los sospechosos bajo constante vigilancia. Si es seguro que miembros del SAS fueron asignados a la 14th Intelligence Company en sus comienzos.

En 1976 un escuadrón del SAS comenzó a actuar por toda Irlanda del Norte, rotando cada seis meses. Durante los años siguientes, a medida que la capacidad de vigilancia de las fuerzas de seguridad mejoraba considerablemente, el SAS reducía su participación y comenzó a ser utilizado exclusivamente para la acción "ejecutiva", eliminar a los comandos del IRA. El 2 de mayo 1980 el Capitán Herbert Westmacott muere al asaltar una casa donde se escondía un comando del IRA. A finales de la década de 1980, la presencia del SAS había quedado reducida a un destacamento dedicado a asaltos y emboscadas, compuesta por miembros del regimiento especialmente seleccionados.

Los equipos del SAS se vieron implicados en un gran número de emboscadas a las unidades especiales del IRA; entre 1976 y 1987, 40 miembros del IRA murieron en estas emboscadas. En comparación, en el mismo período de tiempo las tropas uniformadas mataron a 9 miembros del IRA. En la emboscada más espectacular protagonizada por el SAS, 10 hombres del IRA murieron cuando intentaban volar la comisaria de Loughgall, en mayo de 1987. En 1988 tres terroristas del IRA que se disponían a cometer un atentado en Gibraltar cayeron en una emboscada del SAS. Y la última emboscada del SAS tuvo lugar en 1992; en ella 5 hombres del IRA resultaron muertos y otros 2 capturados cuando estaban a punto de atacar la comisaria de la Real Policía del Ulster en Coalisland, con una ametralladora pesada de 12,70 mm. instalada en un camión.

En 1997 y en el condado de South Armagh un equipo mixto del SAS y la 14th Company detuvo a un comando de francotiradores del IRA que había acabado con 7 soldados y 2 policías.

Malvinas

El 2 de Abril de 1982, Argentina envió 600 soldados a las islas Malvinas. Los SAS tuvieron un papel relevante en la recuperación de las islas, destruyendo aviones argentinos y recogiendo información sobre el terreno. Hubo 18 bajas reconocidas del SAS (casi todos del 19 Mountain Troop, escuadrón D) en el accidente de un helicóptero Sea King que volaba del HMS Hermes al HMS Intrepid. Asimismo hubo varias bajas en combate, aunque solo una mortal (Capitan Hamilton). El escuadron B que se encontraba en Ascensión para tomar parte en la Operación Mikado fue lanzado en paracaidas para cubrir las bajas.

Los Escuadrones B, D y G del Regimiento 22 tomaron parte en las Malvinas, en los siguientes roles:

  • Escuadrón B: Preparación del asalto a la base aerea de las islas. Al ser cancelado pasan a reforzar al resto del SAS en Malvinas.
  • Escuadrón G: Reconocimiento en islas Malvinas, junto al SBS. Apoyo al avance tras los desembarcos.
  • Escuadrón D: Toma de islas Georgias, junto al SBS y Royal Marines. Posteriormente reconocimiento en islas Malvinas. Apoyo al avance tras los desembarcos.
Soldados del escuadrón B del SAS saltan de un C-130 sobre el agua cerca del HMS Cardiff en las Malvinas
Desembarco británico del 3 Commando Brigade de los Royal Marines en San Carlos.
Fusil L1A1, reglamentario durante años en el ejercito británico y empleado por el SAS en varias campañas. En las Malvinas cada patrulla del SAS contaba con un miembro armado con uno, el resto con ottras armas.

Toma de las Islas Malvinas

La noche del 1 de mayo, en cuanto las Malvinas estuvieron dentro del radio de operaciones de los helicópteros, fuerzas de reconocimiento del SBS y del escuadrón G del SAS (el D estaba ocupado en las Georgias) llegaron a las islas para ocultarse y recoger información acerca del despliegue argentino. Los SBS se desplegaron en zonas costeras y el SAS en el interior.

Dado que el terreno no ofrecía escondites las patrullas de 4 hombres del SAS se vieron obligados a buscar huecos,o a cavarlos, donde pudieran ocultarse, añadiendo redes de camuflaje para mejorar la ocultación. La regla era evitar contacto pero si se veían en peligro podían combatir o pedir apoyo. Una patrulla dirigió varios ataques aéreos sobre bases avanzadas de helicópteros, cambiando para ello de escondite cada noche. Otra patrulla vigilaba desde su escondite Goose Green, dirigiendo ataques aéreos contra los depositos argentinos que pudieron localizar. Una patrulla fue descubierta por los argentinos, muriendo en el enfrentamiento el Capitán Hamilton, miembro del SAS.

El ataque británico a las instalaciones argentinas en Pebble Island es una de las operaciones más conocidas del SAS de todas las que desarrolló durante la Operación Corporate (Guerra de las Malvinas). Los argentinos, al poco de invadir el archipiélago, establecieron La base aeronaval "Calderón", aprovechando la pequeña pista ya existente, destinada a impedir el acceso por la boca Norte del Estrecho. A dicho aeródromo fueron asignadas al menos una decena de aeronaves, entre ellas varios aviones de ataque ligero IA-58 Pucará y Turbo Mentor. Estos aviones suponían un peligro para las operaciones de la Royal Navy durante su aproximación a East Falkland, así como para las tropas británicas que fueran desembarcadas. Esto hizo necesario que se decidiera la neutralización de dichos aviones, así como del aeródromo, por tropas del Escuadrón D, del 22 SAS, que se encontraban a bordo del HMS Hermes, que serían apoyadas por la fragata HMS Broadsword y el destructor HMS Glamorgan.

Originalmente la misión tenía como objetivo destruir las aeronaves, una estación de radar así como atacar a las tropas de la guarnición y a las tripulaciones de las aeronaves y el personal de apoyo. Sin embargo, tras el reconocimiento realizado, se descubrió que los fuertes vientos dominantes en la zona harían que el vuelo en helicóptero hasta la isla consumiese más tiempo, lo que hacía que la duración del ataque tuviese que ser recortada de los 90 minutos originalmente previstos a tan solo 30 minutos, de manera que el ataque debía centrarse en destruir las aeronaves, dejando en un segundo plano el resto de los objetivos.

La noche del 14 de mayo dos helicópteros Sea King partieron del HMS Hermes con 45 miembros del Escuadrón D a bordo. Las aeronaves dejaron a sus pasajeros a seis kilómetros del aeródromo. El ataque fue encomendado a la Sección de Montaña del Escuadrón, mientras que el resto de las tropas quedó como fuerza de protección, asegurando los accesos al aeródromo y formando una reserva operativa. Las tropas del SAS estaban armadas con fusiles de asalto M-16A1, algunos equipados con lanzagranadas M203, y lanzacohetes M72 Viper, además de cargas explosivas así como morteros L16 de 81mm (cada integrante del equipo portaba al menos dos granadas de mortero para los mismos).

Durante la aproximación de la sección encargada del ataque a la pista vieron un centinela argentino, que no descubrió a los atacantes. Estos llegaron hasta los aviones colocando cargas explosivas en siete de ellos. Tras esto los atacantes se retiraron a una distancia de seguridad desde donde detonaron las cargas y abrieron fuego con fusiles de asalto y cohetes anticarro contra todas las aeronaves. Tan pronto los SAS comenzaron el ataque el HMS Glamorgan comenzó a disparar sus cañones contra las posiciones argentinas alcanzando un polvorín así como un depósito de combustible. Los defensores buscaron protección en sus refugios mientras los SAS se retiraban bajo el fuego de cobertura de la fuerza de protección. La única reacción argentina fue detonar las cargas colocadas para destruir la pista, ya que pensaron que se trataba de un ataque dirigido a ocupar el aeródromo. La detonación de dichas cargas hirió a uno de los SAS participante en el ataque.

Las tropas británicas retornaron al punto de encuentro con los helicópteros a la hora prevista y se decidió volver al Hermes antes de la salida del sol en lugar de atacar a las tropas argentinas. La misión fue todo un éxito pues fueron destruidos 6 Pucarás, 4 Mentor así como un avión de transporte Skyvan y los depósitos de combustible y municiones, en el curso de una misión similar a las que el SAS originario había desarrollado cuarenta años antes, disminuyendo sensiblemente los medios aéreos destinados a la defensa.

El SAS lanzó asimismo un ataque de distracción en Goose Green la noche previa al desembarco en San Carlos. 60 hombres del escuadrón D atacaron Goose Green simulando ser un batallón entero. Tras 20 horas de marcha alcanzaron las colinas al norte de Darwin y atacaron a los argentinos con morteros, cohetes LAW, misiles Milan, ametralladoras y fusiles. La mañana siguiente se retiraron para enlazar con el avance inglés, al que cubrieron con sus Stinger desde el Monte Osbourne.

A finales de mayo los miembros del escuadrón D del SAS, en una operación de apoyo al avance del 42 Commando, se enfrentaron en Monte Harriet y Monte Kent a la compañia de comandos 602 comandada y a una sección de ametralladores del Regimiento de Infanteria 4 del Ejercito Argentino, sufriendo bajas.

Asimismo, indicar que un avión IA-58A "Pucará" argentino fue derribado durante el desembarco de San Carlos por un misil FIM-92A Stinger disparado por escuadrón G. Los misiles Stinger, fusiles M-16A2, lanzagranadas M-79, y otros equipos para las SAS fueron un "prestamo" del Delta Force americano. Todas estas armas llegaron a isla Ascensión en aviones de la USAF, junto con miembros del SAS que se encontraban entrenandose en Fort Bragg.

El 14 de junio el teniente-coronel Michael Rose, comandante del 22 SAS, llegó en helicóptero a Port Stanley para negociar la rendición argentina.

Toma de las Georgias del Sur

El primer paso de la recuperación de las Malvinas era hacerse con el control de la isla de Georgia del Sur, para establecerse de manera segura cerca del territorio en disputa.

El escuadrón D, junto al SBS y a los Royal Marines fueron los encargados de recuperar las islas Georgias del Sur. Se planeó inicialmente que fuerzas del SAS y del SBS se infiltrarían en la isla Georgia del Sur mediante helicópteros del RFA Tidespring y del destructor HMS Antrim para recuperar las Georgias del Sur, para ello los SAS (el mountain troop del escuadrón D) debían llegar en helicóptero hasta el glaciar Fortuna, el pico más árido de la isla desierta. Dos helicópteros Wessex HU.Mk.5 de transporte despegaron con los 19 miembros del SAS, escoltados por un helicóptero Wessex HAS.Mk.3, cuyo sistema de navegación servirá para que la misión encontrara su rumbo entre las nubes y la nieve. Sin embargo, poco después de haber descendido al glaciar, los miembros de las fuerzas especiales quedaron expuestos a una violenta tormenta de nieve que puso en peligro sus vidas. Durante la misión de rescate, los dos helicópteros de transporte quedan atrapados en medio de una tormenta de nieve y pierden toda visibilidad. Se estrellaron, con lo que 10 miembros de las SAS y los pilotos de los dos helicópteros accidentados quedaron atrapados en el glaciar. Rescatar a los comandos atrapados costó tres helicópteros, hasta que finalmente 16 hombres agotados y helados lograron aterrizar en el HMS Antrim a bordo de un último helicóptero cargado muy por encima de sus especificaciones.

En la mañana del 25 de abril, el mayor Sheridan decidió poner orden y preparó el desembarco definitivo. Ordenó que el escuadrón D del SAS se preparara para dominar las alturas de Monte Brown y Bore Pass Valley, que en ausencia de patrullas argentinas permitirían acceder rápidamente hacia Grytviken desde dos direcciones. Rápidamente, el SAS fue desembarcado en las posiciones previstas, un equipo estableció un puesto de observación donde el capitán Chris Brown, de la 148º Battery del 29º Commando Artillery Regiment de los Royal Marines, se encargaría de dirigir el fuego de artillería de los buques. Finalmente, las tropas comenzaron a avanzar, los SAS tomaron las posiciones de combate para establecer puestos de observación y de fuego de apoyo. Los Royal Marines, divididos en dos grupos, uno a cada lado de Grytviken, tomaron las posiciones previas al asalto. Pronto los SAS encontraron posiciones sospechosas y ordenaron al equipo Milan de la unidad que los atacara. El ataque fue un fracaso, las supuestas posiciones estaban ocupadas por dos inofensivas focas que murieron allí. Otros misiles se dispararon a continuación, la guarnición argentina estaba ya alertada. A las 17:05 horas el mayor Sheridan se percata de que los edificios en Grytviken lucían banderas blancas, por lo que ordenó detener el fuego. Sin embargo, el SAS continuó el avance, para evitar cualquier imprevisto, y Sheridan solicitó que un helicóptero Wasp HAS.Mk.1 lo recogiera para trasladarlo a Gritvyken y reunirse con los comandantes argentinos para obtener la rendición.

Operación Mikado: ataque a base naval de Río Grande

El gabinete de guerra de Margaret Thatcher decidió tras el ataque al HMS Sheffield que los misiles Exocet debían ser descubiertos y destruidos. Después de analizar todas las opciones, se pensó que una operación del estilo de Entebbe era la ideal. La misión recayó en el escuadrón B (55 SAS y 3 Land Rovers artillados) en una operación secreta que bautizaron Mikado.

Debían volar desde Ascensión hasta la base naval de Río Grande, en Tierra del Fuego. Tras aterrizar en dos Hércules C-130, destruir los misiles y los aviones Super Etendar, matar a los pilotos y refugiarse en Chile. El escuadrón empezó a entrenar en las montañas de Escocia. El general Peter de la Biliere, jefe del SAS, pensaba mandar un helicóptero de avanzada al territorio argentino para el reconocimiento del objetivo, la ubicación de los aviones y del combustible. Pensaban que los Hércules británicos serían detectados unas 30 millas antes por el radar y recibirían una bienvenida de misiles antiaéreos. El 17 de mayo de 1982 partió desde el Invencible un helicóptero con comandos del SAS. Armados, con equipos de comunicación satélite, el grupo se dirigía hacia Río Grande cuando el radar mostró a 20 kilómetros del objetivo que habían sido detectados, por lo que decidieron abortar y avanzar hacia el oeste, rumbo a Chile, en dirección a Punta Arenas. La orden que llegó desde los cuarteles de Hereford fue terminante, la misión se pospone. Los ensayos del ataque realizados en Inglaterra habían sido un desastre, y posteriormente se descubrió que la base estaba mejor protegida de lo que se pensaba, por lo cual se evitó así un desastre.

Guerra del Golfo

En agosto de 1990 llegó a Arabia Saudí un primer destacamento de SAS y SBS, este incluía a los escuadrones G y D, que dedicaron semanas a entrenarse en Omán. Poco después de las navidades de 1990, elementos adicionales del SAS se desplazaron a Arabia Saudí en el mayor despliegue en mucho tiempo del regimiento, ya que se destacó a todos los hombres de tres escuadrones (A, D y B), quedando el escuadrón G en rotación de funciones anti-terrorista en Inglaterra. A estos se unieron algunos elementos del SAS signals y de los 21 y 23 SAS sumando en total unos 400 hombres. Dado que los americanos ya estaban realizando patrullas en profundidad de la zona de Kuwait no estaba claro cual sería el papel del SAS.

Light Strike Vehicle (LSV), empleados por el SAS. En 1991 se prefirieron los Land Rover 90 y 110, mejor adaptados a la misión.
Tanque Scorpion del 7th Brigade Royal Scots en la Guerra del Golfo).
Lanzador misiles Scud

A mediados de enero de 1991 el comandante del SAS presentó a su unidad voluntaria para realizar ataques de distracción detrás de las líneas enemigas, destruyendo instalaciones de comunicación, líneas de fibra óptica e interceptando el abastecimiento de los iraquies. Grupos de los escuadrones A y D del SAS fueron infiltrados en Irak, desplegandose a partir de la noche del 22/23 de enero, primero en búsqueda de objetivos camuflados y, tras los ataques a Israel, de lanzaderas móviles de misiles Scud. Los hombres del SAS experimentaron la dureza del desierto iraquí, seco y arido, así como la poca protección para esconderse del enemigo y las temperaturas extremas que les causaron deshidratación y leves congelaciones. Cuatro miembros del SAS murieron durante la guerra. En la tarea de localizar Scuds hubo éxito, ya que lograron detener los ataques sobre Israel (El SAS se atribuyó una tercera parte de los Scud destruidos).

El modo de lucha del SAS fue constituir columnas motorizadas(Desert Fighting Columns), que se infiltraban profundamente en Iraq, moviendose de noche y ocultandose de día. Los escuadrón A y D del SAS se dividían cada uno en dos columnas, equipada cada una con un camión Unimog en funciones de nodriza. El resto de la columna se componía de 8 a 12 Land Rovers fuertemente armados (ametralladoras Browning 0.50, lanzagranadas Mark 19 de 40mm, misiles Milan, lanzacohetes LAW, misiles Stinger, morteros de 81 mm)para poderse enfrentarse a cualquier cosa que pudieran encontrar. Las columnas operaron durante toda la guerra, efectuando emboscadas a columnas de transporte y obteniendo información sobre el terreno. Se rumoreó en su momento que una de las columnas del Escuadrón A llegó a internarse en Iraq hasta llegar a unos 18 kilomeros de Bagdad. Las distancias hicieron que hubiera que solucionar el problema de abastecer a las patrullas, ya que los Chinook de la RAF no daban abasto,por lo que se constituyó una unidad temporal, el escuadrón E. Esta unidad de abastecimiento se componía de diez camiones y una escolta de Land Rovers 90 fuertemente armados, cedidos por el escuadrón B, que se internaron hasta unos 150 km dentro de Iraq para llevar sus suministros al SAS en el punto de reunión fijado (el SAS operaba todavía más lejos de la frontera).

Además el escuadrón B formó las Road Watch Patrol, que consistían en grupos de ocho hombres insertados detrás de las líneas enemigas mediante un helicóptero Chinook del 7 Squadron de la RAF (que destacó tres aparatos a la base de Al Jouf, Arabia Saudí). Establecían puestos de observación en las rutas principales a la espera de lanzaderas de Scud o columnas de vehiculos. Cuando las localizaban solicitaban ataques aereos para su destrucción. Sin embargo, una de las patrullas, la Bravo Two Zero, tuvo muchos problemas desde el principio y su misión acabó en desastre. La patrulla Bravo Two Zero fue enviada al norte de Iraq, a unos 300 kilómetros de la frontera con Arabia Saudí y a 120 kilómetros de Siria, para colocar dos puestos de observación. la patrulla fue descubierta y solamente uno de los 8 hombres logró escapar, Chris Ryan, mientras que cuatro fueron capturados y tres resultaron muertos.

Otros elementos del SAS fueron más afortunados. Hacia el final de la campaña aerea las dos columnas del escuadrón A se unieron para atacar a una torre de comunicaciones supuestamente relacionada con los misiles Scud, denominada Victor Two. La instalación se creía debilmente defendida, pero los SAS encontraron a cientos de iraquís cuando empezó el combate, a pesar de ello lograron destruir la torre.

Sierra Leona

En la década de los noventa, Sierra Leona era un país desolado por una guerra civil despiadada, que dejó miles de muertos. El ejército de Sierra Leona (ESL) había quedado diezmado cuando sus soldados se unieron a los grupos rebeldes. Los SAS se encontraba en Sierra Leona como parte del despliegue británico, teniendo entre sus funciones reconvertir a estos soldados rebeldes.

El 25 de agosto de 2000, 11 miembros del “Regimiento Real Irlandés” y un oficial vinculado al ejército de Sierra Leona, fueron secuestrados en Occra Hills, territorio de los West Side Boys. Los West Side Boys (Muchachos del lado oeste) eran un grupo rebelde armado guiado por el “Brigadier” Foday Kallay, un ex-oficial del ejército y un asesino muy conocido. Dos días después de que los rehenes fueron capturados, Kallay comenzó a hacer públicas sus demandas, incluyendo la renuncia del gobierno de Sierra Leona y la liberación de sus camaradas encarcelados. Luego de cinco días de negociación, los miembros más jóvenes del grupo británico fueron liberados.

A diferencia de las operaciones sigilosas con las que las fuerzas SAS estaban familiarizadas, la “Operación Barras” involucraba un asalto completamente frontal al campamento de los West Side Boys. Si eran descubiertos, los helicópteros se convertirían en objetivos fáciles para los rebeldes armados. Para garantizar la seguridad de los rehenes y el éxito de la misión, la operación dependía de la coordinación, la velocidad y el factor sorpresa.

Asi que al amanecer 130 integrantes de la compañía A del 1st Battalion del regimiento paracaidista, el escuadrón D del SAS y elementos del SBS asaltaron desde helicópteros el campamento. En apenas veinte minutos, todos los rehenes habían sido rescatados y se encontraban de camino al barco británico atracado en Freetown, la capital de Sierra Leona. La lucha feroz entre la SAS y los doscientos miembros del grupo rebelde se saldó con al menos 25 West Side Boys muertos y 18 capturados, incluyendo a Foday Kallay, su líder. Un paracaidista británico fue muerto y 12 resultaron heridos.

Balcanes

Bosnia

Como soporte a la misión de Naciones Unidas, en la participan soldados ingleses, el escuadrón D del SAS se desplegó en Bosnia. El jefe de la misión de la ONU era el general británico Sir Michael Rose, un ex-SAS. Cuando los musulmanes y croatas bosnios estaban cerca de firmar la paz entre ellos el general Rose pidió tropas del SAS adicionales, así el escuadrón A llegó a la zona para, haciéndose pasar por oficiales de las tropas de la ONU, recoger información y ayudar a trazar los mapas de las zonas en disputa en unos pocos días.

Sus operaciones más relevantes fueron:

  • Sarajevo: Elementos del SAS esquivaron el asedio serbio para desde la ciudad dirigir ataques aéreos de la OTAN.
  • Gorazde: El SAS destacó siete miembros a la ciudad para informar sobre su situación, muriendo uno de ellos (Cpl. F.M. Rennie) por las heridas sufridas. Un miembro del SAS murió al pisar su Land Rover una mina. El SAS además dirigió ataques aéreos de la OTAN y rescató a un piloto de la Royal Navy derribado por los serbios.
  • Maglai: Un helicóptero holandés realizó una inserción nocturna de miembros del SAS, para que informaran de la situación.

Tras la guerra se realizó la Operación Tango en julio de 1997. Miembros del SAS fueron transportados a Prijedor en helicopteros Black Hawk del US Army. Su objetivo era arrestar a dos líderes serbios acusados de crímenes de guerra. Uno de los objetivos se resistió al arresto y fue abatido.

Kosovo

Miembros del escuadrón D se infiltraron en Kosovo el 21 de marzo de 1999, horas antes de que la OTAN empezara los ataques aéreos. Su misión era recoger información sobre el terreno, identificando posibles objetivos para los aviones (convoyes, unidades militares, posiciones antiaéreas y baterías de misiles SAM). Se cree que alguna unidad del SAS fue detectada por los serbios y que hubo combates, aunque esto nunca se confirmó públicamente.

En junio de 1999, durante la guerra de Kosovo, un Hercules del 47 Squadron de la RAF se estrella en la base aérea de Kukes, Albania. El avión llevaba a tropas del SAS cuya misión era tomar el aeropuerto de Pristina antes que lo tomara una columna de paracaidistas rusos. No hubo muertos en el accidente.

Irak

Irak ha sido uno de los escenarios más duros en que se ha desenvuelto el SAS en los últimos años, tanto por la intensidad como por la duración del conflicto. Las UK Special Forces han sufrido al menos 8 muertos (2 en combate, 4 en accidentes aéreos y 2 en accidentes de coche) y 47 heridos graves en sus operaciones en Irak, matando a cientos de insurgentes iraquíes. También, debido a los compromisos del SAS en numerosos despliegues, en Irak el SAS ha rozado el punto critico, ofreciéndose a miembros que han acabado sus 22 años de servicio una prolongación. Por otro lado se estima que el SAS detuvo a unos 3.500 sospechosos y mató a unos 200-350 iraquíes en sus operaciones. Para poder lograr estos resultados el SAS libró una lucha con los políticos del Ministerio para poder asumir su rol dentro de la TF black.

Además en Irak, por primera vez los SAS han hecho publica su crítica, tanto acerca de como se gestionaba la guerra como de los procedimientos de los americanos, bajo cuyo mando estaban. Sin embargo los SAS finalmente olvidaron sus tacticas desarrolladas en el Ulster, convencidos por su jefe el Teniente-Coronel Richard Williams, y se integraron en la lucha contra la insurgencia siguiendo las tacticas diseñadas por el general estadounidense McChrystal de ataques continuos cada noche. Los asaltos continuos por un lado presionaban a los insurgentes y por otro lado permitían recoger información para más ataques. Asimismo, en 2006 el soldado de la SAS Ben Griffin se negó a combatir en Irak y abandonó el Ejército por las tácticas ilegales de las tropas americanas, más concretamente los interrogatorios a prisioneros. Esta ha sido la primera ocasión en la que un soldado de la SAS se ha negado a entrar en combate y abandona el Ejército por motivos morales.[cita requerida]

Invasión de Irak

Se cree que el papel del SAS era neutralizar posibles objetivos que pudieran contener armas de destrucción masiva. Hay rumores de enfrentamientos con la Guardia republicana en Qaim, cerca de la frontera siria, en el asalto a una supuesta instalación de investigación nuclear. Se cree que mismo papel lo realizaba en el norte de Irak el escuadrón C del SBS, que fue emboscado por una columna del ejército iraquí y hubo de ser evacuado por helicópteros CH-47 de la RAF.

El 21 de marzo de 2003 una fuerza combinada de SAS (escuadrones B y D del 22 SAS británico y escuadrón 1 del SASR) infiltrandose por tierra y aire ocupó las bases aéreas H2 y H3 en el Oeste de Irak, cerca de la frontera jordana. Los SAS llegaron en sus Land Rovers y tras neutralizar a los guardas y posiciones defensivas limpiaron los hangares y edificios de soldados iraquíes. Soldados del 45 Commando de los Royal Marines y del 75th Ranger Regiment establecieron un perímetro defensivo alrededor de las bases, que se convirtieron en bases avanzadas para las operaciones del SAS. Posteriormente el SASR australiano tomó la base aérea H-3 (Al Assad), con apoyo aéreo de los F-18 de la RAAF.

Cuatro helicopteros Pumas de la RAF estuvieron basados en Bagdad, dando apoyo a las operaciones del SAS.

Los SAS pasaron posteriormente a buscar lanzadores Scud, para evitar su empleo contra Israel, y cualquier otro objetivo que pudiera tener importancia militar. Ocasionalmente las columnas de Land Rover del SAS solicitaron apoyo aéreo de los Harriers GR7 de la RAF. Asimismo se emplearon aviones Predator de la USAF para detectar amenazas en la ruta de avance del SAS.

Posteriormente el escuadrón G del SAS también se destinó a Irak para apoyar al ejército británico en el sur, reemplazando al ODA554 americano con el que se habían tenido algunos roces.

Ocupación de Irak

Después de derrocar a Saddam Hussein se ha divulgado que un escuadrón del SAS fue asignado a un grupo de operaciones especiales que funcionaban en el país, conocido como Task Force 145 (TF-145). Después renombrado TF-88, consistía en varios elementos:

  • TF Black (más tarde Task Force Knight)- compuesto de un escuadrón del SAS, apoyado por una compañía de SFSG (TF maroon). Se añade algún miembro del SBS (el SBS parece que se centró en Afganistán y el SAS en Iraq). Basado en "The Station", en la zona verde de Bagdad. Como con sus otras comisiones de servicio, el SAS rotaba un escuadrón cada semestre. Ocasionalmente un segundo escuadrón se desplegó en el sur, para prevenir la infiltración iraní y entorpecer el suministro de armas desde Irán.
  • TF Blue- SEALs de la marina de los E.E.U.U. del DEVGRU (Team SEAL 6)
  • TF Green- Destacamento Delta Force.
  • TF Orange.

El papel primario de TF-88 era buscar a miembros de Al-Qaeda en Irak. En respuesta a los secuestros de occidentales, el rol de TF-88 se amplió para incluir esta amenaza. El despliegue llegó a incluir 400 miembros de la UKSF en Bagdad (SAS, SBS, Special Reconnaissance Regiment, Special Forces Support Group, SAS Signal Squadron y RAF), que se especializaron en asaltar objetivos de la insurgencia iraquí, preferentemente por la noche.

Land Rovers WMIKs británicos en Iraq, ocultos en un Wadi.

En julio de 2003, un equipo del SAS realizó un reconocimiento de una residencia en Mosul, sospechosa de albergar a Uday y Qusay Hussein, hijos de Saddam. Los británicos piden que el SAS ataque la casa pero es una fuerza combinada de Delta Force y la 101ª Division Aerotransportada que asalta el edificio y mata a los dos hijos.

En noviembre de 2004 el Escuadrón D recibió ordenes expresas de no participar en el asalto a Fallujah.

En julio de 2005 un equipo de francotiradores del SAS neutralizó a una célula suicida de insurgentes antes de que pudieran alcanzar sus blancos en Bagdad. El mismo enero de 2005 la insurgencia derribó cerca de Bagdad un Hercules C-130 del 47 Squadron de la RAF, que colaboraba el SAS, y que buscaba zonas de aterrizaje para extraer tropas del SAS. Solo unas pocas horas antes el mismo C-130, matricula XV179, había transportado a 50 hombres del escuadrón G a Bagdad, procedentes de la base americana de Balad, desde la que el SAS lanzaba sus incursiones en el triangulo sunita.

En Septiembre de 2005 dos soldados ingleses, asociados al SAS y camuflados como locales, son detenidos en Basora y llevados a una comisaria. Los detenidos aparecen en televisión y los miembros del SAS son rapidamente movilizados, asaltando la comisaria y una villa de la milicia chiita para rescatar a los detenidos. En este caso el Escuadrón A montó la operación de rescate en contra de las ordenes de gobierno británico, que la había prohibido.

En marzo de 2006, en una operación incruenta, el SAS rescató el activista británico, Norman Kember, y a 2 canadienses que habían sido secuestrados en Bagdad. En noviembre de 2006 muere un sargento del SAS en Basora, en combate con la guerrila, primera baja mortal del SAS en Irak.

El 5 de septiembre de 2007 un equipo de 30 hombres del SAS asaltó una casa que Inteligencia había establecido claramente como la localización de un jefe de Al-Qaeda. La misión fue un éxito pero cuesta la vida de un miembro del SAS, el sargento Collins. En noviembre de 2007 dos miembros del escuadrón A del SAS mueren y dos resultan gravemente heridos al estrellarse un helicóptero Puma de la RAF durante una operación en Bagdad. A finales de 2007 un escuadrón adicional del SAS se despliega en el sur de Irak junto al SAS australiano,en la zona de frontera con Irán, para cortar el suministro de armas a las milicias chiitas. Se realizan varias operaciones en las que se acaba con varios traficantes de armas, y algun supuesto agente iraní.De acuerdo al general McChrystal, en 2007 el escuadrón A en su de rotación (6 meses) realizó 175 misiones contra la insurgencia iraquí. Este mismo año, tras derribar en mayo los insurgentes chiitas un helicóptero Lynx como culminación a un incremento en ataques contra las tropas inglesas, se despliega en el sur un segundo escuadrón del SAS, para contrarrestrar la infiltración iraní. Se realizan incursiones al otro lado de la frontera para acabar con el contrabando de armas desde Irán.

El 26 de marzo de 2008 muere un soldado del SAS durante una operación contra-insurgencia en una ciudad en el norte de Irak. Asimismo este año se conoce el empleo de perros adiestrados, equipados con camaras realizan tareas de reconocimiento para el SAS. Al menos dos de estos perros murieron, Thor y Scotty, durante la campaña contra los comandos de bombas suicidas de Al-Qaeda en Bagdad. En Hereford existe un monumento en su memoria.

En 2009 se hace publico que el SAS ha empleado saltos nocturnos en paracaidas en varias de sus misiones de asalto, particularmente en Sadr City, para de este modo lograr sorprender a sus objetivos. Se cree que este año 2009 el SAS terminó su despliegue en Irak, siendo el escuadrón residente en bagdad destinado a Afganistán.

Afganistán

Invasión 2001

En 2001 Washington pidió al primer ministro Tony Blair el envío a Afganistán de todos los hombres de las SAS para ayudar a los soldados norteamericanos, por lo cual dos escuadrones completos del SAS, A y G, son desplegados junto a miembros del SBS como parte de la operación Determine, un número de efectivos nunca empleado por Gran Bretaña en un mismo conflicto desde 1991.

En Afganistan se hicieron de nuevo claras las diferencias doctrinales entre el SAS (tanto británico como australiano y de Nueva Zelanda) y sus equivalentes americanos. El SAS se entrena para poder pasar largos periodos operando tras las lineas enemigas desplazandose a pie de modo discreto. Esto se complementó con las técnicas americanes de inserción y extracción aereas, en la que se pasan periodos cortos tras las lineas enemigas.

Patrulla de Land Rovers del SAS australiano, Afganistan, octubre de 2009

El primer trabajo del SAS fue preparar el terreno a las tropas de tierra haciendo una avanzada de inteligencia y marcando blancos para los bombardeos aéreos. Los americanos eran reacios al empleo de tropas de tierra, prefiriendo confiar en la potencia aérea coordinada con las tropas de la Alianza del Norte, por lo que el 5 de noviembre de 2001 los primeros SAS llegan a luchar junto a la Alianza. Al parecer, cuatro días antes de la ofensiva terrestre, a cargo de las fuerzas Ranger estadounidenses, unos 12 soldados de las SAS se infiltraron al sur de Kandahar para efectuar tareas de reconocimiento y preparar el terreno para las tropas norteamericanas. Sin embargo esto parece dudoso, dado que los americanos se guardaron los objetivos y misiones de primera fila, dejando a los países aliados los secundarios.

En noviembre de 2001, tras la intervencoón personal de Tony Blair para que el SAS recibiera misiones de más entidad, el SAS recibió órdenes de atacar una instalación del almacenaje del opio y base de grandes proporciones de Al-Qaeda, situada en la provincia de Helmand, cerca de la frontera meridional con Pakistán. Los americanos preferían ataques aéreos, pero los ingleses insistieron en un ataque terrestre para así obtener información. En la batalla participaron unos 120 miembros de SAS y SBS, con cerca de 36 Land Rovers y Acmats. Aunque la táctica habitual es actuar en pequeños grupos, en este caso el objetivo requirió cambiar la forma de actuar del SAS respecto al número de hombres. El grupo llegó en varios C-130 y al amparo de la noche y dotados con gafas de visión nocturna, recorrieron la distancia al objetivo y ocuparon posiciones en espera de la llegada del alba. La potencia de fuego de las armas automáticas y morteros del escuadrón G inmovilizó a los defensores mientras se iniciaba una maniobra envolvente por parte del escuadrón A. Aviones F-18 Hornet de la US Navy apoyaron el ataque, destruyendo varios bunkers y almacenes. El resultado del combate de cuatro horas entre los miembros del Al-Qaeda fue: 60-100 muertos, 30 heridos y 30 capturados. Entre los SAS solo hubo cuatro heridos.

Este tipo de acción no gustó a los miembros del SAS, ya que los Royal Marines o los paracaidistas debían de estar capacitados para enfrentarse a ese tipo de situaciones y no recaer en ellos el asalto frontal. Las nuevas unidades del Special Reconnaissance Regiment (SRR) y la Joint Special Forces Support Group (JSFSG) descargan actualmente al SAS de las misiones de reconociemiento especial y le refuerzan en las de asalto.

Según la prensa inglesa en diciembre de 2001 miembros del SBS y un escuadrón del 22 SAS acompañaron a las fuerzas especiales americanas en el ataque al complejo de cuevas de Tora-Bora. Sin embargo la participación del SAS es falsa, solo 12 hombres del SBS, pertenecientes al 18 SFUK, participaron en la batalla.

Operaciones posteriores

En el reparto de tareas era el SBS quien tenía asignado desde 2001 el despliegue en Afganistán, mientras el SAS se dedicaba a Iraq desde 2003. En 2003 se hizo publico que, debido a los crecientes compromisos del 22 SAS en Irak y otras zonas, elementos del 21 y 23 SAS operaban en Afganistan, realizando misiones de reconocimiento lejano (long range reconnaissance). También asumen más tarde funciones de entrenamiento de la policía y el ejército afgano.

Patrulla conjunta anglo-americana en Sangin, Afganistan, 2007.
Operación militar en Helmand, 2007.

En junio de 2006 dos miembros del SAS mueren en una emboscada de los talibanes en Sangin, en el Sur de Afganistan. Una fuerza conjunta del SAS y paracaidistas había realizado un asalto nocturno a una aldea donde se creía se celebraba una reunión de jefes talibanes. En el posterior repliegue los SAS fueron emboscados por un nutrido grupo de guerrilleros. Los paracaidistas ingleses que acudieron al rescate, ante la feroz defensa de los talibanes, se vieron obligados a solicitar apoyo de artillería y ataques aereos para poder sacar a los SAS de allí.

En enero de 2007 los SAS capturan al lider taliban Mohammed Nabi en una de sus incursiones en la provincia de Helmand. En 2007 el SAS y SBS eliminan a seis comandantes talibanes. Una de las misiones del SAS es eliminar a lideres talibanes.

En 2008 el jefe del escuadrón D del 23 SAS, Mayor Sebastian Morley, dimite por la muerte, en una explosión, de tres miembros del 23 SAS. El 23 SAS en Afghanistan todavía circulaba en Land Rover, ligeramente blindados y totalmente anticuados e insuficientes para la misión en Afganistán y las emboscadas con minas. También se queja por la falta de gafas de visión nocturna, equipos de comunicación deficientes y otras carencias de equipamiento. Asimismo este año se hace publico que el 21 SAS dedica parte del Fondo de donaciones privadas a comprar equipamiento que le faltaba para sus misiones en Afganistán (la finalidad del fondo era ayudar a las familias de SAS, como fue el caso de las familias de los fallecidos del 23 SAS). Más tarde en 2010 el Lt. Gen. Sir Graeme Lamb, ex-jefe de las Fuerzas Especiales británicas, denuncia en su despedida la falta de equipos del SAS en Afganistán e Irak, lo cual llevó entre otras cosas a la perdida de dos helicópteros Chinook en operaciones del SAS/SBS contra los talibanes. Anteriormente el comandante del 22 SAS, Richard Williams, también había dimitido como protesta ante las trabas y faltas de medio que afrontaba el SAS para cumplir sus misiones con exito.

En 2009 se desplega el escuadrón retirado de Iraq, asignandose simultaneamente dos escuadrones del SAS a combatir en el sur de Afganistán. El SAS se encuadra en la Task Force 42 dedicada a capturar o eliminar lideres talibanes. Asimismo el SAS participa en operaciones contra el opio, fuente de financiación de los talibanes. En la ciudad de Baram Chah se incautan seis toneladas de opio y 100kg. de heroina. Durante una operación nocturna en Sangin en octubre de 2009 un Chinook del US Army es derribado, y 20 miembros del SAS y 30 comando afganos se ven rodeados por la guerrilla Talibán. Miembros del regimiento Black Watch, con apoyo de aviones A-10 y helicópteros Apache, acuden al rescate y se lográ rescatar a los soldados y recuperar el helicóptero. Anteriormente en agosto dos Chinook de la RAF se encontraban realizando una misión de inserción nocturna del SAS en la zona de Helmand cuando uno de los Chinook de la RAF fue alcanzado por una granada RPG talibán. La misión fue abortada, aunque no hubo bajas en el SAS. No pudiendose recuperar el helicóptero se destruyó.

En 2010 el SAS participa en la operación Moshtarak, infiltrandose por delante del ataque principal para acabar con lideres talibanes. Asimismo se encarga al SAS (junto al Special Reconnaissance Regiment) que acabe con un equipo de francotiradores taliban que opera en el valle de Sangin y ha matado al menos siete soldados británicos. En agoso acaban con ellos, localizando sus posiciones y dirigiendo a ellos ataques aereos con bombas de precisión. Asimismo el 21 y 23 SAS abandonan su rol en primera línea y pasan a vigilar las instalaciones del Foreign Office en el país.

En Febrero de 2011 miembros del SAS/SBS interceptan un convoy cargado con armas iraníes en la provincia de Nimruz. En el ataque mueren varios Talibanes. En 2011 se hace publico que con la previsión de reducir las tropas britanicas y las necesidades de seguridad de los Juegos Olimpicos de Londres las tropas del 22 SAS volverán a Inglaterra, donde ya han realizado ejhercicios contraterroristas en terrenos la villa olimpica.

El Servicio Especial Aéreo (SAS) y el Special Boat Squadron (SBS), han realizado cientos de operaciones contra los líderes talibanes desde 2007 (al menos unos 50 comandantes talibanes se estima que han sido eliminados por el SAS hasta la fecha). Hasta ahora las UK Special Forces han perdido a unos 80 hombres en Afganistán: más de 70 heridos muy graves y unos 12 muertos, lo que supone las peores pérdidas en combate desde la Segunda Guerra Mundial. Entre los fallecidos de las fuerzas especiales hay efectivos del SBS, SAS, tres reservistas del 23 SAS, del Regimiento Especial de Reconocimiento (SRR) y de las Fuerzas Especiales del Grupo de Apoyo (SFSG). El desgaste actual del SAS en Afganistán se debe a que llevan ya realizados cientos de operaciones durante varios años.

Libia

Hasta la caida de Tripoli, en agosto, no se confirma oficialmente la presencia de unos 30 miembros del SAS y 20 del SRR en suelo libio desde hacía semanas partipando activamente en la toma de Tripoli, infiltrandose en la capital para señalar objetivos a la OTAN y asi "ablandar" las defensas para el ataque final. La realidad es que miembros del SAS/SBS ya estaban presentes en Libia en febrero, antes de que comenzara la intervención de la OTAN, siendo reaprovisionados desde Chipre por aviones C-130 del 47 Squadron de la RAF. Tras comenzar la intervención de la OTAN unos 100 miembros del Special Forces Support Group (SFSG) y unos pocos del 18(UKSF) Signals Regiment se enviaron para apoyar en las operaciones al SAS. Oficialmente no ha habido confirmación del numero exacto de equipos del SAS que se han desplegado en Libia, asi como los medios con que contaban. El SAS habría actuado junto a fuerzas especiales de Francia y Qatar, asi coomo con unos 200 voluntarios libios entrenados sobre el terreno por ellos. En Libia se cree que operaban también fuerzas especiales de Jordania, Egipto, Emiratos Arabes y EE.UU..

Al inicio de la revuelta, en febrero de 2011, efectivos del SAS/SBS particparon en la evacuación aerea de ciudadanos británicos que se encontraban trabajando en pozos de petroleo en el interior de Libia. En estas operaciones iniciales un equipo del UKSF fue capturado en Bengasi cuando escoltaba a diplomaticos britanicos.

Durante la intervención internacional contra Gadafi miembros del SAS han apoyado los ataques aereos: señalando objetivos a la aviación e identificando posibles objetivos de interés (baterías antiaereas, concentraciones de tropas, puntos camuflados, columnas del ejercito libio, etc) asi como dirigiendo ataques aereos para allanar el avance de los rebeldes. Otras tareas realizadas fueron la coordinación de los rebeldes con la OTAN, proporcionar información para facilitar los ataques rebeldes, entrenamiento y asesoramiento militar de los rebeldes. No hay informes acerca de combates con tropas libias, dado que la misión principal era recabar información y señalar objetivos.

Algunas fuentes periodísticas ya citaban que miembros del SAS estaban presentes en el asedio de Misrata para señalar los objetivos a los aviones y helicopteros de ataque de la OTAN. No está muy claro si se trataba de miembros en activo o ex-soldados del SAS que trabajan para compañías privadas de seguridad. Asimismo apoyaron a los rebeldes en la toma de Sirte.

Segun algunas fuentes las bajas del SAS y sus aliados durante la campaña ascendieron a entre 21 y 35 soldados. La mayor parte de las bajas se dieron en el asalto a Tripoli y al estrellarse un helicoptero en la frontera con Argelia cuando se dirigía a la zxona de Nafusa, donde el SAS apoyaba y asesoraba a los rebeldes locales.

Contraterrorismo

Archivo:Sim Harris.jpg
Sim Harris escapando por el balcón de la embajada de Irán, a su derecha un miembro del SAS

Después de la masacre de la olimpiada de Múnich, en septiembre de 1972, las autoridades británicas decidieron la creación de unidades antiterroristas del SAS especialmente adiestradas. El nuevo servicio del SAS se llamó Counter Revolutionary Warfare Department. La unidad se entrenó en Hereford, donde fue pionera en utilizar edificios reales para entrenar incursiones y se estudiaron a fondo los medios de transporte, especialmente aviones y barcos.

En esta tarea los máximos esfuerzos se desplegaron para combatir al IRA , tanto en Gran Bretaña como en Irlanda del Norte, pero no fue hasta noviembre de 1976 que el gobierno británico anunció públicamente la utilización de un escuadrón completo en la región de South Armagh. Durante aquellas operaciones, las unidades del SAS establecieron una serie de puestos disimulados de observación para mantener a los sospechosos terroristas bajo constante vigilancia. En 1978 una unidad del SAS (Special Air Service) que prestaba servicio en Irlanda del Norte comenzó a actuar por toda la provincia. Los equipos del SAS se vieron implicados en un gran número de emboscadas a unidades del IRA (Ejército Republicano Provisional Irlandés); entre 1976 y 1987, 40 miembros del IRA murieron en estas emboscadas. El 8 de mayo de 1987, con información proporcionada por la RUC, soldados del Servicio Aéreo Especial emboscaron y mataron a ocho miembros del IRA mientras que intentaban detonar una bomba en una comisaría de Loughall y causaron dos bajas civiles.

En mayo de 1977 ayudaron a infantes de marina holandeses y a la policía a tomar un tren cargado de rehenes asaltado por terroristas surmoluqueños y cinco meses más tarde un equipo de dos personas aporto su experiencia a la brigada antiterrorista alemana GSG9 para liberar a los rehenes atrapados en un avión secuestrado.

En 1977 dos miembros del SAS colaboraron con el GSG-9 y fueron los primeros en utilizar granadas aturdidoras tipo "flash bang" durante el asalto de un avion secuestrado en Mogadiscio. La utilización de estas granadas inéditas por aquel entonces contribuyó al éxito de la operación.

El 6 de mayo de 1980 tropas del SAS vestidas de negro tomaron por asalto la embajada de Irán en Londres, liberando a 26 rehenes que habían sido retenidos por un grupo de 6 hombres armados. La operación fue grabada por la televisión, haciendo saltar a la fama publica a la unidad.

Asesoramiento en otras campañas

Desde los años cincuenta el SAS empezó a entrenar junto con las Fuerzas Especiales de EEUU. El prestigio del SAS entre los norteamericanos era tal que, enfangados en Vietnam, pidieron que los asesores del SAS entrenaran a sus tropas especiales para el combate en la jungla. Asimismo copiaron su estructura para crear los Delta. El gobierno británico siempre ha negado que el SAS peleara en Vietnam durante el programa de intercambio con las Fuerzas Especiales Estadounidenses. Oficialmente, solamente el SAS de Australia y Nueva Zelanda pelearon allí, logrando una actuación realmente impresionante: 500 bajas enemigas, sin ninguna muerte propia en su haber.

En los años 1980 algunos de sus miembros asesoraron al Gobierno Vasco en la creación de la Ertzaintza, con resultados muy positivos.

En 1988, la BBC reveló al público que el Special Air Service no había dudado en torturar a sus prisioneros en cada una de las campañas desarrolladas desde hacía 30 años en Kenia, Irlanda del Norte, Omán, Yemen, Chipre y en otros países. Luke Thomson, un ex-oficial de Boinas Verdes, explicaba que las tropas de elite estadounidenses y británicas seguían un programa de entrenamiento común sobre técnicas de tortura en Fort Bragg.

Los asesores británicos también se dice que entrenaron a los rebeldes afganos en su lucha contra la invasión soviética en los años 80, especialmente en el uso del moderno equipamiento antiaéreo de fabricación americana y en técnicas de emboscada. Para evitar que los rusos capturaran a miembros de la CIA o agentes americanos se pidió ayuda al SAS para que entrenara a la guerrilla, hasta que en 1982 los rusos encontraron dos pasaportes británicos al alsatar un campamento guerrillero. A partir de ese momento se establecieron centros de entrenamiento en Escocia.

Margaret Thatcher envió al SAS en 1984 a Camboya para entrenar allí mismo a los Khmers Rojos de Pol Pot.

Comandos del SAS formaron a los militares peruanos que asaltaron en la Embajada japonesa en Lima y mataron a todos los guerrilleros del MRTA, en una acción similar a la de la Embajada iraní en Londres.

Algunas operaciones

Ataques a aeródromos alemanes e italianos e incursiones sobre barcos y puertos.

Jeep del SAS, otoño de 1944.

Operaciones en Italia, Cerdeña y Sicilia, incluyendo ataques a líneas férreas, carreteras y aeropuertos, rescate de prisioneros de guerra y neutralización de 3 cañones que amenazaban el éxito del desembarco aliado en Sicilia (Operación Husky).

Numerosas operaciones en Francia e Italia, incluida recogida de información ataques a ferrocarriles y carreteras y hostigamiento a las fuerzas del Eje.

Se llevan a cabo misiones de ataque y de apoyo en varios países, entre los que se encuentran, Italia, Alemania, Holanda y Noruega

Reorganización del SAS para poder combatir contra los terroristas en Malasia. después del asesinato de varios ciudadanos británicos y algunos de sus empleados. El SAS se convirtió en experto en la guerra en la jungla

Se envían a Omán dos escuadrones para sofocar la rebelión en la fortaleza natural montañosa del Yebel Ajdar.

El SAS vuelve a combatir en la jungla contra fuerzas indonesias y la guerrilla rebelde, que se oponen a la creación de la federación Malaya.

En la zona de Radfán se realizaron operaciones sencillas de contraguerrilla, búsqueda y lucha contra tribus rebeldes y también contra los guerrilleros.

Apoyo al Ejército Británico y a la Real Policía del Ulster, realizando operaciones de espionaje y antiterrorismo contra el IRA. La mejor operación contra el IRA del SAS fue una emboscada en Loughall que consiguió aniquilar a la brigada East Tyrone.

Soldado del 21 SAS trás un ejercicio de salto nocturno, 1955

El SAS combate contra las guerrilas comunistas que trata de derrocar al gobierno local.

El SAS debe liberar a rehenes dentro de la Embajada de Irán en el Reino Unido. Fue un éxito, considerado hoy un ejemplo de como llevar a cabo una operación de rescate con Rehenes.

Un golpe de estado se produce en Gambia y el SAS entre otras cosas ayuda a restablecer al presidente Jawara

Tras el desembarco por parte de las fuerzas armadas argentinas en las Islas Malvinas. Se envía al SAS para llevar a cabo operaciones de incursión contra las fuerzas argentinas. Las principales misiones fueron la reconquista de Grytviken, en Georgia del Sur y la incursión a la isla de Pebble, el SAS tuvo poco éxito en esta guerra, perdió 18 hombres al estrellarse accidentalmente un helicóptero, y fueron mantenidos en vilo por una unidad de francotiradores de la Compañía de Comandos 601 del Ejército Argentino en la batalla de Monte Longdon.

Se envía al 22º SAS a Colombia para tomar parte en la lucha contra las drogas, después de que el gobierno del Reino Unido recibiera una petición de ayuda militar. Entre la ayuda constaba entrenar a las fuerzas colombianas y realizar operaciones antidroga.

Se envía al SAS en apoyo a la campaña de la ONU. Destruyen misiles iraquíes Scud y su infraestructura de apoyo.

Land Rover del SAS, conservado en el British motoring heritage museum.

Se envía un pequeño destacamento para recoger información sobre los serbios y buscar objetivos para designarlos a los bombarderos de la RAF.

Equipo de 4 hombres para rescatar al cooperante británico Robert Welch, el equipo lo localiza y posteriormente se dirige a la costa utilizando vehículos Land Rover, al llegar a la costa les esperaban 2 helicópteros, uno les proporcionó fuerza de cobertura y otro los sacó del país junto a los vehículos y el equipo de rescate.

Al invadir Serbia Kosovo se envían SAS para asignar blancos a la OTAN y rescatar aviadores derribados. También apoyan al Ejército de Liberación de Kosovo.

Se envían equipos de demostración de fuerza, en apoyo a la misión de paz de la ONU. Pero una milicia llamada <<West Side Boys>> captura a un grupo de soldados británicos. En respuesta a esto se monta una espectacular operación de rescate, conjuntamente con el Primer Batallón de Paracaidistas (1 PARA) y liberan a los soldados con solo una baja.

Se envían el SAS como fuerza antiterrorista del Reino Unido, llevan a cabo misiones de reconocimiento y designación de objetivos talibán y de Al-Qaeda. Ayuda a la Alianza del Norte y busca lugares para el despliegue de material de ayuda humanitaria. El SAS tuvo un papel importantísimo operando en condiciones difíciles, su trabajo fue satisfactorio.

Se envían pequeños equipos en busca de Osama bin Laden y de miembros de la red terrorista Al Qaeda que habían huido de Afganistán.

Se envían el SAS como fuerza de avanzada del Reino Unido, llevan a cabo misiones de reconocimiento y designación de objetivos en el Desierto Occidental. Luego realizan tareas anti-insurgencia en apoyo de el ejercito de EE.UU..

Alianzas

El SAS tiene vínculos con las siguientes unidades:

SAS en los videojuegos

  • En videojuegos como Counter Strike se puede manejar un personaje modelo basado en el SAS como antiterrorista.
  • En Call of Duty 4: Modern Warfare controlamos a John Soap MacTavish, miembro del 22º Regimiento del SAS, su mision principal es asesinar a IMRAN ZAKHAEV quien controla la russia ultranacionalista. En Call of Duty: Modern Warfare 2 controlamos en el mismo equipo a Gary "Roach" Sanderson bajo el mando de Soap y en las últimas misiones a Soap, aunque ya no como un miembro del SAS, sino como de las Fuerzas Especiales 141.
  • En Medal of Honor: Allied Assault controlamos a un agente de la SAS
  • Existe un videojuego dedicado especialmente a esta unidad: SAS Secure Tomorrow. En el se usa el equipo SAS reglamentario (granadas M84, Carabina M4, Etc...). No disponible en el reino unido.
  • En Battlefield 2: Special Forces(Pack de expansión para PC) es posible jugar con los SAS en varias misiones.
  • El Juego Hidden&Dangerous ambientada en la segunda guerra mundial

Referencias

  1. (Molinari, 2007, p. 22)
  2. (Shortt y McBride, 1981, p. 16)
  3. (Shortt y McBride, 1981, p. 18)
  4. «Brief history of the regiment» (en inglés). Special Air Service Association. Consultado el 21-1-2011.
  5. «UK Defence Statistics 2009». Defence Analytical Services Agency. Consultado el 26-3-2010.
  6. a b c Sean Rayment (28-12-2003). «Overstretched SAS calls up part-time troops for Afghanistan» (en inglés). The Daily Telegraph. Consultado el 18-3-2010.
  7. Cole Moreton (11-12-2007). «Lord Guthrie: 'Tony's General' turns defence into an attack» (en inglés). The Independent. Consultado el 18-3-2010.
  8. (Ryan, 2009, p. 216)
  9. a b c d e (Griffin, 2006, pp. 150–152)
  10. http://www.rtve.es/noticias/20110825/confusion-sobre-otan-esta-ayudando-los-rebeldes-busqueda-gadafi/457192.shtml
  11. (Wiseman, 2002, p. 8)
  12. (Adams, 1987, p. 102)
  13. (Thompson, 1994, p. 8)
  14. (en inglés) «Obituary:Lieutenant-Colonel David Danger: SAS radio operator», The Times, 31 de marzo de 2009. Consultado el 28 de marzo de 2010.
  15. (en inglés) «Obituary:Major Roy Farran», The Times, 6 de junio de 2006. Consultado el 28 de marzo de 2010.
  16. a b T. F. Mills. . Regiments.org. Archivado desde el original, el 11-8-2007. Consultado el 4-2-2011.

Bibliografía

  • Adams, James (1987) (en inglés). Secret Armies. Hutchinson. ISBN 0553281623. 
  • Griffin, P.D. (2006) (en inglés). Encyclopedia of Modern British Army Regiments. Sutton Publishing. ISBN 075093929x. 
  • Molinari, Andrea (2007) (en inglés). Desert Raiders: Axis and Allied Special Forces 1940-43. Osprey Publishing. ISBN 9781846030062. 
  • Ryan, Chris (2009) (en inglés). Fight to Win. Century. ISBN 9781846056666. 
  • Shortt, James; McBride, Angus (1981) (en inglés). The Special Air Service. Osprey Publishing. ISBN 0850453968. 
  • Thompson, Leroy (1994) (en inglés). SAS: Great Britain's Elite Special Air Service. Zenith Imprint. ISBN 0879389400. 
  • Wiseman, John (2002) (en español). El Manual de Supervivencia Del S.A.S. Editorial Paidotribo. pp. 570. ISBN 848019653X. http://books.google.com/books?id=Yp2AVhjdV4QC. 

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Servicio Aéreo Especial (desambiguación) — Servicio Aéreo Especial puede referirse a: Servicio Aéreo Especial (SAS), unidad de fuerzas especiales del Ejército Británico. Regimiento de Servicio Aéreo Especial (SASR), fuerzas especiales del Ejército Australiano. Servicio Aéreo Especial de… …   Wikipedia Español

  • Regimiento de Servicio Aéreo Especial — El Regimiento de Servicio Aéreo Especial, en inglés: Special Air Service Regiment (SASR), es un regimiento de fuerzas especiales modelado a partir del SAS británico, manteniendo las tradiciones del comando Unidad Especial Z de la Segunda Guerra… …   Wikipedia Español

  • Servicio Aéreo de la Guardia Civil — Eurocopter EC 135P 2+ del SAGUCI transportando a miembros de la Unidad Especial de Intervención (UEI). Activa 1973 presente …   Wikipedia Español

  • Servicio Marítimo de la Guardia Civil — Activa 1991 actualidad. País …   Wikipedia Español

  • Servicio de Medios Aéreos — Escudo del Servicio de Medios Aéreos. Activa 1979 presente País …   Wikipedia Español

  • Servicio de Protección de la Naturaleza — SEPRONA Escudo del Servicio de Protección de la Naturaleza Activa 1988 actualidad País …   Wikipedia Español

  • Servicio de Transportes Eléctricos del Distrito Federal — Red de Servicio de STE DF Lugar …   Wikipedia Español

  • Servicio de Vigilancia Aduanera — ADUANAS Servicio de Vigilancia Aduanera Escudo de Aduanas …   Wikipedia Español

  • Servicio Penitenciario Federal Argentino — El Servicio Penitenciario Federal Argentino es una fuerza de seguridad de la Nación cuya misión consiste en la custodia y guarda de las personas procesadas por la Justicia Penal, y a la ejecución de las sanciones penales privativas de libertad de …   Wikipedia Español

  • Unidad Especial de Intervención — (UEI) Eurocopter EC 135P 2 del Servicio Aéreo de la Guardia Civil transportando sobre los patines a dos agentes de la UEI. Activa 1982 actualidad …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.