Intento de toma del Liceo de La Glorieta


Intento de toma del Liceo de La Glorieta

Es el intento de toma violenta del Liceo Militar Teniente Edmundo Andrade, que funciona en el Castillo de la Glorieta en las afueras de la ciudad de Sucre. Como parte de la lucha para la aprobación de la Constitución Política del Estado de Bolivia de 2009 en Bolivia. Ésta concluiría con la aprobación en grande de la nueva constitución política, la fallida toma del liceo de la glorieta y el repliegue de toda la fuerza policial de Sucre a Potosí 48 horas después, con el saldo de tres muertos, casi tres centenares de heridos y media docena de instalaciones policiales consumidas por el fuego. Estos hechos se llevaron a cabo entre el 23 y 25 de noviembre de 2007.

Contenido

Antecedentes

Fuerzas de oposición de derecha al Gobierno de Evo Morales, ya desde inicio de la Asamblea Constituyente, se oponían a la aprobación de una nueva Carta Magna en Bolivia. A pesar de sus oposición, en Noviembre del 2007 el documento preliminar estaba listo para su aprobación, lo que llevo a la oposición a lanzar un último ataque para detener la aprobacion de la nueva constitución. Durante el mes de Noviembre los asambleistas del partido en el gobierno sufrieron ataques físicos y verbales por parte de grupos irregulares. Es por ello que la Presidencia de la Asamblea Constutyente decidió trasladar a la Asamblea a un lugar seguro donde esta pueda funcionar, para ello se elige el Liceo Militar Teniente Edmundo Andrade que funciona en el Castillo de la Glorieta en las afueras de Sucre, donde bajo el resguerdo del instituto de educación escolar/militar poder dar fin a las seciones de la Asamblea Consituyente con la aprobación en Grande de los distitos articulos de esta.

Cronología

Preparativos del Asalto

El director del Hospital Santa Bárbara de Sucre, Gonzalo Medina, reveló una semana antes del conflicto, que el centro médico se preparaba para una “gran contingencia”. Una de las enfermeras del Hospital señaló, a condición del anonimato, que se había mencionado la cifra de 300 ó 400 muertos y que se instruyó el acopio adicional de “paquetes globulares”, que no es otra cosa que el almacenamiento de mayores cantidades de donaciones de sangre.

Desde el viernes 23 por la tarde, con “maniobras de guerrilla urbana”, vehículos de la Alcaldía de Sucre y la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado Sucre (ELAPAS) distribuyeron “cupos” de dinamita, alcohol y coca, viejos neumáticos y leña entre los "manifestantes" para que éstos les prendan fuego y ardan sobre el asfalto formando enormes barricadas humeantes por toda la ciudad.

Con esa estrategia se cortó el tráfico de vehículos y se impidió el abastecimiento de pertrechos y refuerzo de hombres entre las unidades policiales atacadas. Como parte de la estrategia del Comité, se bloquearon los principales accesos a la ciudad desde las provincias y el interior del país y se tomó el Aeropuerto Juana Azurduy de Padilla.

El día 23

El cabildo del viernes 23 de noviembre resolvió la apertura de libros de firmas para la autonomía de Chuquisaca y la capitalidad, declarar ilegal a la Asamblea Constituyente y la llamar a la desobediencia civil al nuevo texto constitucional que emerja del foro. Como la estrategia de violencia ya estaba en marcha, fue el propio presidente del Comité, Jaime Barrón, quien llevó a la turba a iniciar las tomas.

Cuando el cabildo expiraba, al mediodía del viernes 23, Barrón lanzó una arenga a la multitud que se concentró en la Plaza 25 de mayo: “Tenemos que apurarnos porque hay problemas en el Teatro Gran Mariscal”, dijo pese a que aquello no era evidente. Más que como un comentario, la multitud tomó las palabras de Barrón como una orden y se dirigió rumbo a esas instalaciones para tomarlas y la refriega con la fuerza pública empezó.

La Policía soportó el ataque a todas sus instalaciones repartidas en diferentes puntos de la ciudad desde la tarde del viernes 23 de noviembre. En la madrugada del domingo, tras intensos enfrentamientos con la turba, la defensa se hizo insostenible y empezaron a caer en manos de la multitud que se extendía por varios kilómetros a la redonda.

La primera de ellas, la de Bomberos, donde funciona también el Batallón de Orden y Seguridad de la Policía, cayó a las 03.50 de la madrugada del sábado 24 de noviembre.

Bomberos fue tomado por incitación del Canal de Televisión Universitaria de Sucre. El director del canal, Roger González, se puso al frente de las pantallas llamando a la población a aportar gasolina y botellas para la fabricación de bombas caseras, comida y alcohol para los “guerreros” que se encontraban en El Tejar y que se dirigían rumbo al Liceo Militar Teniente Edmundo Andrade.

González repentinamente dijo que había la información de que la Policía quería tomar el canal y que el contingente se aprestaba a salir de la Unidad de Bomberos, muy cerca de allí. “No podemos permitir que nos acallen por decir la verdad”, expresó el ejecutivo en una transmisión al aire, al tiempo de incitar a la población a dirigirse a aquella repartición. Apenas una docena de jóvenes bomberos se hallaba en su unidad, con muy pocos elementos químicos para defenderse.

El día 24

Por la mañana, un grupo de presidiarios se amotinaron en el Penal de San Roque, lo que desató una refriega e intercambio de disparos con la Policía. Radio Patrullas fue tomada a las 11.15, la custodia del Penal de San Roque fue abandonada al promediar las 13.00, lo que permitió la salida de decenas de presos de la cárcel. Pocos minutos después se entregaba a la multitud de manifestantes el Comando Departamental de Policía. Con cada cuartel caído, se dejaba a la ciudad a merced de la turba. Los "manifestantes", entre ellos muchos enviados desde la ciudad de Santa Cruz y Tarija, miembros de grupos de choque de derecha, recibían permanentemente alimentos, agua y dinamita, para que el combate sea de forma sostenida. Es en esos momentos que la Policía de Sucre ordena el repliegue de toda la fuerza policial a la ciudad de Potosí.

Al atardecer del 24 de noviembre chocaron en El Tejar, un barrio de ex trabajadores ferroviarios, la experimentada Unidad Táctita de Operaciones Policiales (UTOP) de La Paz y miles de manifestantes. Frente a frente, conformaron una línea de batalla desigual. Unos 150 hombres de la UTOP contra la ciudad entera que se volcó para alcanzar el Liceo Militar “Teniente Edmundo Andrade” para impedir que sesione la plenaria de la Asamblea.

El embate de la turba hizo retroceder a la UTOP. Fueron en esas circunstancias que cayeron mortalmente heridos el abogado Gonzalo Durán y el universitario Carlos Serrudo, entre causas aún no investigadas, según informes forenzes "murieron por heridas de bala, recibidas por la espalda". La UTOP contuvo a la ciudad por más de 12 horas continuas en la zona de El Tejar y retrocedió paulatinamente hasta La Calancha, en las puertas del Liceo Militar.

El día 25

La situación estaba fuera de control. Entre la noche del sábado y las primeras horas del domingo 25, en ese momento el objetivo de la multitud estaba a una distancia de dos kilómetros. Les restaba sólo cien metros para coronar su misión. A la cabeza de las grandes masas compactas estaban los estudiantes de la Universidad San Francisco Xavier, el brazo fuerte y “armado” de las movilizaciones del Comité Interinstitucional Chuquisaca.

El domingo 25, los estudiantes y la población ya habían tomado con éxito el Teatro Gran Mariscal de Sucre, el emblema de la Asamblea Constituyente, y el histórico edificio de la Prefectura. Sus custodios cedieron las instalaciones tras resistir el ataque de la ciudad por casi una hora, mientras el prefecto David Sánchez permanecía “desaparecido”.

En la madrugada del domingo 25, las instalaciones de la Dirección de Impuestos Internos sufrieron un grave incendio provocado por una bomba molotov. Los propios manifestantes destruyeron la puerta y apagaron las llamas.

En medio de los choques dos policías fueron enviados a pedir refuerzos y corrieron en medio de la noche los cien metros de asfalto que los separaba del Liceo Militar Teniente “Edmundo Andrade” y los miles de manifestantes que amenazaban con romper la última línea que sus camaradas exhaustos defendían.

Los dos policías lograron hablaron con el coronel Víctor Tordoya, comandante del Liceo. “Mi coronel, mi coronel, no podremos resistir otra media hora de combate. Mi general le pide que ordene a su hombres que nos apoyen, porque si no lo hacen entrarán aquí”. El militar, en una interminable pausa, respira hondo y responde: “Aquí no entra nadie, aquí no entra nadie carajo”.

Los policías no huyen y resisten valientemente durante horas. Cansados, sin refuerzos y medios, no podían contener a la turba y los militares se preparan para lo peor.

Dentro del cuartel aguardaban unos 300 hombres armados, uniforme camuflado y pintura de guerra en el rostro, que habían desplegado docenas de cajas con miles de balas dispuestas a ser utilizadas para proteger a los asambleístas que acababan de aprobar el proyecto del texto constitucional en su estación “en grande”.

“Los policías vinieron a eso de la una de la mañana del domingo por apoyo. El Ejército no se lo dio, porque adentro había un estado total de guerra con armamento pesado y ametralladoras desplegadas y dispuestas a ser usadas. Si ingresaba la turba al cuartel, que es lo que buscaba en definitiva el Comité Interinstitucional, estuviéramos hablando no de tres muertos, sino de una masacre”, relató en ese entonces el periodista Jhonatán Condori, de la red Erbol, que se hallaba dentro de la instalación militar.

“Emputados con la respuesta del coronel Víctor Tordoya”, los dos policías retornaron a la refriega, donde sus camaradas ya no tenían elementos químicos para repeler a la turba.

En medio de densas cortinas de humo, los uniformados de la UTOP empezaron a retirarse y cuando ya se había impartido la orden de ceder el terreno de forma definitiva y dejar la posta a los militares del otro lado del campo, los manifestantes también empezaron a retroceder. Los "manifestantes" estaban agotados a pesar de haber desarrollado constantemente una táctica de relevos.

Una vez terminada la batalla con la fallida toma del Liceo de la Glorieta. Al interior de la Asamblea Constituyente se llevo a cabo la aprobación en Grande de la Nueva Constitución Política, que fue enviada posteriormente para su aprovacion por el pueblo de Bolivia en referendum nacional.

El balance de los tres días de violencia entre el 23 y 25 de noviembre dio como saldo de tres muertos, casi tres centenares de heridos y media docena de instalaciones policiales bajo el fuego y el repliegue de toda la fuerza policial de Sucre a la ciudad de Potosí, no retornando a Sucre, si no hasta que los líderes del Comite Interinstitucional se comprometieron a actuar por la via pacífica 48 horas después.

Enlaces externos

http://www.youtube.com/watch?v=rH0VNji9q2k


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Historia de Bolivia — Época prehispánico Tiahuanaco Collasuyo …   Wikipedia Español

  • La Coruña — Para otros usos de la palabra Coruña, véase Coruña (desambiguación). A Coruña La Coruña …   Wikipedia Español

  • Miguel de Cervantes — «Cervantes» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Cervantes (desambiguación). Miguel de Cervantes …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.