Coches eléctricos


Coches eléctricos

La cuestión a trabajar se centra en valorar las posturas enfrentadas entorno a los automóviles eléctricos. Partiendo de cuál es el grado de implantación actual, nos preguntamos si son estos la panacea contra la contaminación de los automóviles o, por el contrario, contribuye a su desarrollo.

Desde hace unos añocuestión de la lucha contra el cambio climático. Desde entonces, prácticamente todos los países se han apresurado para no quedarse atrás en la carrera del cuidado del ambiente y, para ello, muchos han mirado hacia la transformación del sector de la automoción. Pero, ¿hasta dónde está llegando su desarrollo? Y, si atendemos a la alimentación eléctrica de la que se nutren los nuevos coches, ¿realmente responde a la demanda de preservar el ambiente? ¿Responde a otros tipos de intereses?

A pesar de que la versión oficial ha realizado toda una apuesta por los mismos, no hay un consenso concluyente. La cuestión afecta a numerosos colectivos, tanto públicos como privados, ya que supone un nuevo mecanismo de producción que conecta no sólo los sectores industriales, energéticos, ambientales y tecnológicos, sino también los sociales, políticos y económicos. Son muchos los intereses en juego, de ahí la complejidad del tema y la continuidad de su debate.


Contenido

Introducción: cambio de rumbo del sector automovilístico

La existencia de automóviles eléctricos que puedan recargarse en un enchufe ordinario, silencioso, que no contaminen las ciudades, con una autonomía suficiente, que contribuyan a una mayor eficiencia de la red eléctrica y que hagan incluso bajar el precio de la electricidad puede ser una realidad emergente cuya oportunidad ha surgido en la crisis del sector automovilístico. En muchos países desarrollados, como Japón, Estados Unidos, Alemania e Israel, están surgiendo desde los sectores público y privado iniciativas para electrificar el transporte por carretera de forma masiva. Y los científicos e ingenieros están convencidos de que la tecnología está casi a punto para el cambio. El primer modelo de vehículo comercial enchufable en una toma de corriente tradicional de 230 voltios fue el Chrysler Volt. En diversos documentos hemos podido conocer que se cargaba por completo en tres horas y su batería era de ion-litio con una vida estimada de tres horas. Con la batería al completo, el Volt podría recorrer cerca de 60 kilómetros, aunque en caso necesario un pequeño motor de gasolina extendería su autonomía a 1000 km con bajas emisiones. Pronto la evolución de esta industria rebasaría todas las previsiones.

Salió al mercado el nuevo modelo Think de origen noruego e impulsado por la compañía española Going Green, el cual se empezó a vender a partir de Octubre de 2009 en España. El Think City se trató del primer turismo eléctrico matriculado y asegurado en España y respondía a un objetivo claro: adelantarse a los grandes fabricantes que preveían hacer sus lanzamientos en el 2011.

Por su parte, en Carolina del Norte, la cadena de comida rápida McDonald’s estrenó el primer punto de recarga para que repostasen los coches eléctricos. Dicha iniciativa tuvo un claro componente promocional pues el modelo de repostaje que se implantó fue el de recargar las baterías del coche mientras el cliente disfruta de su menú. Dejando de lado algo que puede ser anecdótico, no carece de importancia que se empiecen a dar los primeros pasos para fomentar el uso de los coches eléctricos por parte de los ciudadanos de manera habitual, especialmente en la ciudad, donde su uso es más factible debido a uno de sus factores limitantes, el de la autonomía y el tiempo de recarga necesarios.

Bélgica ha inaugurado también la primera estación de recarga comercial de vehículos eléctricos de Europa. Ha sido en la ciudad de Grobbendonk, tiene capacidad para recargar 500 coches al día y esta estación de servicio eléctrica se alimenta de 6.000 paneles solares para recargar los coches.

La empresa encargada de gestionar éste y los futuros puntos de recarga es la norteamericana Coulomb Technologies, el principal fabricante de estas unidades en todo el mundo. Esta empresa ha instalado, como en el caso de McDonald´s, la mayoría de sus puntos de recarga en centros comerciales y zonas próximas a áreas de compras, donde la clientela soluciona sus recados mientras el coche se recarga. La estrategia se percibe clara.

Numerosos fueron, y aún hoy continúan siéndolo, los actos para promocionar la viabilidad de los vehículos eléctricos. En el 2009 tuvo lugar uno de los eventos más significativos en la Isla de Man, Reino Unido. Concretamente, en su circuito se celebró el primer Gran Premio de Motociclismo Cero Emisiones, en el que participaron 16 equipos procedentes de siete países y 23 motos eléctricas equipadas con la última tecnología de baterías y propulsión. A través de éste, el nuevo lanzamiento llegó a oídos de todo el mundo y el desarrollo de esta nueva vía de transporte se empezó a experimentar en diversos rincones del Globo. A partir de este momento, comenzó la apuesta internacional por los vehículos eléctricos.


Un diseñador independiente llamado Slavche Tanevski presentó un interesante proyecto para un futuro taxi eléctrico para Mercedes Benz, llamado Nimbus, para el año 2025.

Tenvski dice que creó el Nimbus, también para homenajear a primer …

El proyecto de los vehículos eléctricos en España

Según la Comisión Europea, el transporte es el sector con más rápido crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea (UE). Desde 1990, sus emisiones han aumentado un 38%. Por ello, varios países europeos han puesto en marcha programas y estrategias nacionales de promoción de los coches eléctricos, que van desde el apoyo a la investigación al desarrollo de incentivos para su compra.

En varias ocasiones, el Gobierno español ha declarado públicamente su intención de “posicionar a España como escenario preferente para la introducción de estos vehículos”. También en el contexto europeo, España ha priorizado el fomento de los vehículos eléctricos como uno de sus objetivos estratégicos para la presidencia europea. De forma que el Gobierno de Rodríguez Zapatero está apostando firmemente por la movilidad eléctrica como una forma de mejorar varios frentes: la ecología, la industria, la legislación y la proyección de España en el exterior. España es el tercer productor europeo de coches y, por ello, se busca aprovechar la oportunidad tecnológica en beneficio propio.

Lo que se avecina es un plan estratégico con horizonte en 2014. Se llama Estrategia Integral del Vehículo Eléctrico, una segunda parte del Proyecto MOVELE, y persigue incentivar su industrialización, venta, investigación y desarrollo, formación de profesionales y eliminación de barreras legales.

El objetivo del Plan es introducir en las carreteras españolas, para 2014, 250.000 nuevos coches eléctricos y 1.000.000 de híbridos, y su adquisición se incentivará por parte de las administraciones públicas, flotas privadas y particulares, con incentivos de hasta 6.000 euros por vehículo. También se incentivará la recarga pública mediante la instalación de múltiples puntos de recarga en ciudades de más de 50.000 habitantes, hasta superar ampliamente los 100.000 puntos sin contar las tomas domésticas. La recarga privada se promoverá con tarifas eléctricas especiales, para aplanar la demanda energética.

El Plan también recoge la intervención de las arcas municipales. Los ayuntamientos también colaborarán ofreciendo ventajas adicionales a los primeros usuarios, como permitirles aparcar gratis, usar carriles especiales, quitar restricciones en casco antiguo, rebaja en el impuesto de circulación, etc.

Las primeras ciudades en impulsar este sistema de transporte han sido Barcelona, Madrid y Sevilla. El proyecto piloto hasta el momento ha consistido en el reciclaje de las instalaciones eléctricas de al menos 30 cabinas de Telefónica de las calles de estas tres ciudades para servir como puntos de recarga de 2.000 coches, motos y furgonetas.

En resumen, España pretende quitarle al coche eléctrico los frenos que le impiden prosperar. Sin embargo, España no es el único país que apuesta por esta iniciativa, por lo que ya se ha entrado en una situación competitiva sobre todo a nivel industrial.

Los coches eléctricos y su positivo impacto en la naturaleza

“El coche eléctrico es la solución tecnológica que ofrece una respuesta a aspectos como el calentamiento climático, la contaminación y el ruido urbano”. Ésta es una afirmación habitual entre aquellos que defienden el uso de este tipo de vehículos para proteger el ambiente. IDAE ofrece alguna de las claves de la sostenibilidad de los coches eléctricos.

En primer lugar, el informe apunta por una mera cuestión de ahorro energético. Los motores de los coches eléctricos tienen una eficiencia que ronda el 75%, mientras que en el caso de los clásicos motores de combustión apenas llega al 20-25 por ciento, pues parte de la energía se pierde en forma de calor.

Aún así, hay que considerar muchos factores a la hora de hablar de eficiencia energética. En el caso de los coches eléctricos hay que considerar todo el ciclo, es decir, desde que se produce la electricidad hasta que es consumida por el coche. En este caso los porcentajes no son tan favorables al coche eléctrico, pues parte de la energía se pierde durante la producción, transformación, transporte y recarga de las baterías. En definitiva y de manera global, el rendimiento de los vehículos eléctricos frente a los vehículos térmicos es de un 29 frente a un 20 por ciento.

España es un país deficitario de energía, es decir, producimos menos energía de la que consumimos, lo que nos convierte en un país energéticamente dependiente. Como indican desde el IDAE, “al reducir el consumo de combustibles para el transporte (100 por cien dependientes del exterior) y pasar a consumir electricidad, con un grado de dependencia inferior”, se reduce también la dependencia energética.

La energía eléctrica se genera según las necesidades de consumo de los usuarios. De este modo, no es de extrañar que durante el día el consumo de energía alcance los valores más altos, mientras que por la noche los más bajos. De imponerse el modelo de los coches eléctricos la mayoría se recargarían durante la noche, lo que aplanaría la curva de consumo eléctrico. Esto permitiría “la introducción de energías renovables en las horas de valle, especialmente importante en la producción eólica”, explican.

Basándose en el mix de consumo energético de nuestro país, el IDAE afirma rotundamente que “el coche eléctrico reduce las emisiones contaminantes de CO2”. Además, al no quemar los combustibles en las ciudades se reduce la emisión de otros gases nocivos como por ejemplo, los compuestos de azufre y el nitrógeno.

Por otro lado, los coches eléctricos son más silenciosos que los de motor de combustión. A este respecto, lo que para algunos es una ventaja, para otros no lo es, pues vehículos demasiado silenciosos pueden aumentar el número de atropellos al no intuir el peatón el peligro y la cercanía del coche.

Todas estas características anteriores son en las que fundamentalmente se basan la mayoría de los organismos públicos y privados internacionales para sostener la necesidad de desarrollo de los vehículos eléctricos. A ello se suma, la inmensa cantidad de intereses políticos, estratégicos y, sobre todo, económicos que mueve este tipo de industria.

La enfermedad y la cura de los autos eléctricos

Un asunto muy interesante acerca del coche eléctrico son las posiciones tan distintas que mantienen los diferentes grupos ecologistas sobre esta alternativa de movilidad. Muchas de estas consideran que las actuales políticas de la UE no ofrecen ninguna garantía de que introducir más vehículos eléctricos en las carreteras europeas conducirá, en los próximos años, a un ahorro en emisiones de carbono.

Para averiguar el impacto sobre el clima de la introducción del coche eléctrico en el mercado europeo, Greenpeace, Amigos de la Tierra Europa y Transport & Environment ha realizado una investigación4, publicada con motivo de los primeros pasos de la Unión Europea para desarrollar su iniciativa y su plan de acción para el fomento de los vehículos eléctricos, a través de la cual se analiza el impacto de los vehículos eléctricos en el sector energético europeo y las emisiones de CO2 y, además, se evalúa cómo se deberían cambiar las políticas europeas con el fin de maximizar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero debidas a la introducción de los vehículos eléctricos.

El estudio demuestra que los vehículos eléctricos pueden, en principio, contribuir sustancialmente a la reducción de las emisiones de carbono del transporte de viajeros por carretera. Sin embargo, el aumento del número de vehículos eléctricos sin un cambio en la legislación actual podría resultar en “un aumento del consumo de petróleo y de las emisiones de CO2 en el sector automovilístico europeo, comparado con un escenario sin vehículos eléctricos” y “un aumento de la producción de electricidad a partir de carbón y nuclear, en lugar de un aumento en la producción de energía procedente de fuentes renovables”.

Entre las principales conclusiones del informe y sus recomendaciones para garantizar que los vehículos eléctricos se conviertan en una herramienta eficaz para reducir las emisiones de CO2 podemos destacar las siguientes:


1. Es necesario garantizar que los vehículos eléctricos reduzcan las emisiones de CO2 del sector automovilístico”.


Los llamados “supercréditos” para los vehículos eléctricos permiten a la industria automovilística vender 3,5 coches de emisiones elevadas por cada coche eléctrico que vendan, sin que esto afecte al cumplimiento de su objetivo legal de reducción de las emisiones medias de CO2 de su flota. El informe muestra que esto tiene como consecuencia el aumento del consumo de combustible y de las emisiones de CO2 asociadas, en comparación con un escenario sin vehículos eléctricos.

Las recomendaciones políticas que brindan son “la abolición de los llamados “supercréditos” y “garantizar objetivos ambiciosos y vinculantes de reducción de las emisiones de CO2 de automóviles y vehículos comerciales ligeros para 2020”.


2. Es necesario asegurar que la recarga de vehículos eléctricos se genere con una generación adicional de electricidad renovable.


Las emisiones de carbono de los vehículos eléctricos dependen del tipo de electricidad que consumen. Cuando se recargan con electricidad renovable, los vehículos eléctricos tienen unas emisiones de gases de efecto invernadero casi nulas. Por el contrario, si se recargan con electricidad producida con carbón sus emisiones pueden ser iguales o superiores a vehículos convencionales.

Se prevé que la demanda adicional de energía para los vehículos eléctricos, sin gestión alguna, puede reducir la contribución de estos vehículos para alcanzar el objetivo de transporte de la Directiva Europea de Energías Renovables, que exige que el 10% del suministro de energía para el sector del transporte en 2020 proceda de fuentes renovables (biocarburantes y electricidad renovable).

Las recomendaciones políticas a las que aluden son “alentar a los Estados Miembros a aumentar sus objetivos de electricidad renovable” y “obligar a los Estados Miembros a informar de la proporción estimada de electricidad renovable realmente utilizada en los coches eléctricos”.


3. Es necesario hacer posible el uso de electricidad renovable en los vehículos eléctricos.


Para permitir una mayor participación de la electricidad renovable en el mix y en los vehículos eléctricos, el sistema eléctrico debería ser más flexible para permitir la integración de energía generada a partir de fuentes renovables variables, como la eólica y la solar. Los vehículos eléctricos pueden desempeñar un papel importante en este desarrollo, ya que combinan largos periodos de conexión a la red con una gran capacidad de almacenamiento en sus baterías. Pero solo lo harán si están equipados con sistemas de medición a bordo (contadores). Estos les ayudarían a gestionar la entrada de electricidad y, principalmente, se cargarán cuando estarán disponibles en la red excedentes de electricidad, en su mayoría de fuentes de energía renovables como la eólica y solar. A menos que se gestione adecuadamente su recarga, los vehículos eléctricos no desempeñarán un papel para que el futuro sistema energético 100% renovable se haga realidad.

Las recomendaciones políticas que ofrecen son “desarrollar coches inteligentes y redes inteligentes capaces de intercambiar datos y de favorecer el uso de electricidad renovable” y “estandarizar la tecnología de recarga para asegurar que todo conductor pueda recargar en cualquier lugar de Europa”.

Ventajas y problemas que presentan los vehículos eléctricos

Ventajas

1.Respetan el medioambiente, produce menos cantidad de CO2 que un vehículo convencional.

2.No hacen apenas ruido, su motor evita la contaminación acústica.

3.Según Francisco Laverón, Miguel Ángel Muñoz y Gonzalo Sáenz de Miera, dos economistas y un ingeniero de la compañía Iberdrola, un coche consigue una eficacia de un 77% si la electricidad procede de fuentes renovables, mientras que 42 % si procede de energía eléctrica basada en gas natural. Además estos autores aseguran que uno coche eléctrico podría recorrer casi el doble de kilómetros que uno de gasolina.

4.Su uso permite prescindir de combustible y ahorra así petróleo, una materia prima ilimitada y se puede dedicar a otras materias también necesarias.

Desventajas y problemas

1.Duración de las baterías, estas tienen para un máximo de 160 km.

2.Seguirán contaminado, ya que en algunos casos la electricidad utilizada para recargar las baterías produce que materias primas contaminantes como el carbón. En España, por ejemplo, la electricidad utilizada para las baterías supone unas emisiones de dióxido de carbono de 0,276 kg/KWeh generado.

3.Menor autonomía que un coche convencional dado necesita recargas frecuentes.

4. Velocidad menor que un coche tradicional.

5. La diferencia en los precios. En algunos casos el precio de un coche eléctrico triplica al de uno coche convencional. Ejemplo: Un Toyota Corolla, gama alta de Toyota, puede costar en torno a 17.000 euros con lo básico, un vehículo eléctrico como el THINK City alcanza en el mercado los 30. 114 euros.

Conclusiones

Realmente no se conoce exactamente hacia dónde nos dirigirá el uso de los vehículos eléctricos, pero ya es una realidad: desde hace tiempo en Europa se ha desatado la fiebre. Tras el proceso de documentación, resulta asombroso ver la rapidez con la que los responsables políticos y los medios económicos y científicos se han puesto de acuerdo sobre la cuestión. Sin embargo, también se denota una grieta en el sistema, pues el debate sobre los vehículos eléctricos empezó a descontrolarse con el hundimiento de las ventas del sector automovilístico en el mundo. ¿Por qué es ahora cuando se pretende el uso masivo de estos vehículos?

Después de realizar el presente trabajo de investigación he elaborado mi propia conclusión a cerca del tema. En la actualidad todo se rige por los intereses económicos y realmente el cuidado del ambiente queda en segundo plano. Las páginas anteriores han dado a relucir que son diversos los vacíos que existen en el proyecto de los automóviles eléctricos, vacíos que dejan sin protección al ambiente.

De forma sintética, podríamos decir que las principales desventajas de los autos eléctricos son su precio, la baja autonomía, la ausencia de puntos de recarga, la desinformación e incertidumbre de los posibles clientes, los bajos volúmenes de producción, la todavía inmadura tecnología, las pocas opciones de elección, la competencia de los vehículos de combustión interna y, aunque es menor, todavía continúa la producción de CO2 (recordemos que la eliminación total de las emisiones de CO2 era la causa principal que propició el desarrollo de la iniciativa). Además, el sector del vehículo eléctrico no tendrá ninguna salida si no es con grandes impulsos gubernamentales.

Todo ello hace que la desconfianza depositada en el proyecto crezca. Es necesario, por tanto, introducir numerosas modificaciones en la legislación de los vehículos eléctricos para que realmente se consiga la protección del ambiente. Al no ser el objetivo de este estudio, no han sido mencionados otros cambios necesarios para alcanzar la sostenibilidad en el transporte, sin embargo, no se pueden obviar con la excusa de la tan extendida necesidad de introducir el vehículo eléctrico…:

  1. Reducir la necesidad de desplazamiento
  2. Favorecer los modos de transporte más eficientes
  3. Incrementar la eficiencia de los vehículos
  4. Aplicar al transporte el concepto de “quien contamina paga”
  5. Menos infraestructuras y mejor ordenación del territorio

Estos factores podrían ser estudiados más a fondo por las instituciones públicas y privadas internacionales para complementar y reforzar la sostenibilidad de los medios de transporte. Asimismo, podrían introducirse en los debates de la opinión pública generados por los medios de comunicación para dar cabida no sólo a las iniciativas de los grandes grupos empresariales, sino a proyectos alternativos que también pueden resultar efectivos.

Anexos

Anexo 1

EL MERCADO POTENCIAL DE LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS Y LOS OBJETIVOS DE LA ESTRATEGIA INTEGRAL DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO.

En la imagen se plasman los resultados obtenidos a partir de estudios de mercados realizados a principios de 2009, con una matriculación constante de 1,5 millones de vehículos. Asimismo, se muestran las previsiones incluidas en la Estrategia Integral del Vehículo Eléctrico. [1]

Anexo 2

INFRAESTRUCTURA DE CARGA DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS INCLUÍDAS EN LA ESTRATEGIA INTEGRAL DEL VEHÍCULO ELÉCTRICO.

Engloba la infraestructura de carga lenta o rápida situada en aparcamientos públicos; de empresas, de centros comerciales y en la vía pública así como a los servicios de carga e intercambio de baterías. [2]

Anexo 3

PRONÓSTICO DEL USO DE PRODUCCIÓN ENERGÉTICA EN LOS PRÓXIMOS 20 AÑOS EN LA UE.

La energía nuclear, el gas natural y el carbón de lignito protagonizan el mayor crecimiento en el 2020 y 2030. En cambio, las energías renovables, como la eólica o la solar, apenas si son perceptibles. [3]

Referencias

Noticias y artículos:

http://yakey.com/

http://automovilesid.suite101.net/article.cfm/el_coche_electrico_mito_o_realidad

http://cordis.europa.eu/fetch?CALLER=ES_NEWS&ACTION=D&SESSION=&RCN=31749

http://www.ecoticias.com/motor/22414/noticias-medio-ambiente-medioambiente-medioambiental-ambiental-definicion-contaminacion--

http://www.ecodes.org/notas-de-prensa/vehiculos-electricos-una-alternativa-en-beneficio-del-medio-ambiente

http://eco13.net/2010/01/primera-estacion-de-recarga-electrica-de-europa/

http://economiaurbana.wordpress.com/tag/espana/

http://www.elmundo.es/elmundomotor/2009/05/13/usuarios/1242203074.html

http://www.elmundo.es/elmundomotor/2010/04/15/conductores/1271347474.html

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/coche/electrico/pone/pilas/elpepisoc/20080601elpepisoc_1/Tes

http://www.elpais.com/articulo/deportes/carrera/coche/electrico/elpepidep/20090829elpepidep_8/Tes

http://www.elperiodico.com.gt/es/20090927/opinion/116548/

http://www.greenpeace.org/eu-unit/press-centre/reports/green-power-for-electric-cars-08-02-10

http://habitat.aq.upm.es/boletin/n28/aasan2.html

http://www.motorpasion.com/hibridosalternativos/nuevo-espaldarazo-del-gobierno-al-coche-electrico

http://www.publico.es/ciencias/303801/gobierno/quiere/coches/electricos/circuland

http://www.rtve.es/noticias/20100207/apuesta-vehiculo-electrico-centra-debate-europeo-san-sebastian/316597.shtml

http://www.18pulgadas.es


Estudios, estadísticas e investigaciones:

  1. Estadística sobre energía y transporte en 2009, Comisión Europea.
  2. Estrategia Integral para el impulso del vehículo eléctrico en España. Ministerio de Industria, turismo y comercio.
  3. Cuestiones frecuentes relacionadas con el vehículo eléctrico y el proyecto MOVELE. Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).
  4. Electricidad verde para los coches eléctricos. Greenpeace, Amigos de la Tierra Europa y Transport & Environment.


Publicaciones impresas:

  1. Automóviles eléctricos. Larrodé, Emilio.


Documentales:

  1. Who killed the electric car? Autor desconocido.

Véase también


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Vehículo eléctrico — Este artículo o sección necesita una revisión de ortografía y gramática. Puedes colaborar editándolo (lee aquí sugerencias para mejorar tu ortografía). Cuando se haya corregido, borra este aviso por favor …   Wikipedia Español

  • Propulsión alternativa — Vehículo con propulsión alternativa …   Wikipedia Español

  • Materfer — Material Ferroviario Lema Poder tecnológico argentino …   Wikipedia Español

  • Vehículo híbrido eléctrico — El Toyota Prius es un vehículo híbrido de gasolina y electricidad y el modelo híbrido más vendido en el mundo hasta 2010. Un vehículo híbrido es un vehículo de propulsión alternativa combinando un motor movido por energía eléctrica proveniente de …   Wikipedia Español

  • Renault — Saltar a navegación, búsqueda Renault Eslogan FR: Créateur d automóviles ES: Creador de Automóviles Tipo Sociedad Anónima Fundación No Oficial: 1898 Oficial: 1899 …   Wikipedia Español

  • Who Killed the Electric Car? — Este artículo o sección sobre películas necesita ser wikificado con un formato acorde a las convenciones de estilo. Por favor, edítalo para que las cumpla. Mientras tanto, no elimines este aviso puesto el 16 de abril de 2009. También puedes… …   Wikipedia Español

  • Slot (modelismo) — Tramo de rally en un club profesional …   Wikipedia Español

  • Vehículo eléctrico de batería — Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección. En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto. Para otros usos de este término, véase VEB …   Wikipedia Español

  • Tesla Roadster — Este artículo o sección necesita una revisión de ortografía y gramática. Puedes colaborar editándolo (lee aquí sugerencias para mejorar tu ortografía). Cuando se haya corregido, borra este aviso por favor …   Wikipedia Español

  • Material rodante — Antigua locomotora de aire comprimido utilizada en minas, California. Dentro del transporte por ferrocarril se llama material rodante a todos los tipos de vehículos dotados de ruedas capaces de circular sobre una vía férrea, considerándolos como… …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.