Asociación Colombiana de Locutores y Comunicadores


Asociación Colombiana de Locutores y Comunicadores

Asociación Colombiana de Locutores y Comunicadores

La historia de la Asociación Colombiana de Locutores, ACL, debe comprenderse como una parte fundamental del desarrollo de las telecomunicaciones y de la misma trayectoria del país. Son más de 50 años durante los cuales se han vivido momentos difíciles y momentos de gloria.

Los medios, entendidos como las extensiones del hombre, no fructifican si no están creados en el momento justo en que satisfacen una necesidad del género humano. Por eso, a finales del siglo XIX y principios del XX aparecieron tantos inventos basados en el descubrimiento de la energía eléctrica…

La iluminación artificial, el telégrafo, el teléfono, el cine, el gramófono y el servicio de comunicación inalámbrico, más conocido como la radio, son apenas algunas de las herramientas que irrumpieron en el mundo para revolucionar una época que empezó a dejar de ser tremendamente individualista, local y cerrada para volverse global, mundial y cosmopolita. Desde esos remotos años de finales del siglo XIX, el hombre buscó a sus semejantes, ya no solamente al que encontraba en sus cercanías, sino a las masas en general.

Y encontró unos excelentes aliados en los científicos, quienes guiados por su misión de descubrir cosas nuevas y legarlas a la humanidad, pusieron a disposición de los hombres visionarios los medios que empezaron a multiplicar la información para todo el mundo.

Colombia no fue la excepción. A pesar de ser un país eminentemente rural fue uno de los primeros en América Latina en desarrollar la radio.

El 12 de abril de 1923, el presidente de los colombianos, general Pedro Nel Ospina, mandaba un mensaje al inventor Guillermo Marconi, con motivo de la inauguración del telégrafo inalámbrico en Colombia: "Me es singularmente grato presentar a usted un saludo efusivo en esta ocasión; así como mis congratulaciones muy sinceras y mis votos fervientes porque el adelanto que desde hoy va a gozar y a aprovechar Colombia y que la humanidad le debe al soberano genio de usted, sea prenda de mejoramiento moral y material para el pueblo colombiano, que se despierta a las esperanzas y propósitos de una vida de esfuerzo y de conciencia de sus potencialidades y de sus responsabilidades".

En diciembre de 1925, la Voz de Barranquilla, la primera emisora colombiana, inicia sus transmisiones al público en general.

Elías Pellet Buitrago, un experimentado radioaficionado, organizó una emisora, germen de lo que sería una de las actividades colombianas más reconocidas en el mundo: la radiodifusión.

La radio inició así su desarrollo. Y aglutinó a verdaderos talentos y valores de varias especialidades. Inversionistas, ingenieros, técnicos, pioneros y artistas no fueron inferiores al compromiso de hacer del nuevo medio una gran herramienta de comunión.

Esta es la época de los pioneros. Entre los creadores de esa casta de forjadores de la radiodifusión en Colombia se pueden mencionar, entre otros, a Manuel J. Gaitán de la Voz de la Víctor, Julio Bernal de Radio Santafé, Gustavo Sorzano y Francisco Bueno en Bucaramanga, Antonio y Rafael Fuentes en Cartagena y a los hermanos Alford, fundadores de Colombia Broadcasting, luego Emisora Nueva Granada.

Junto a estos hombres de empresa, aparecieron con el mismo tesón quienes se pusieron al frente del micrófono. Eran los animadores de los grandes radioteatros, los radioactores, los lectores de noticias, los locutores deportivos, las voces comerciales, que hicieron gala de talento y creatividad. Una nueva profesión llegaba a la sociedad colombiana: la locución con todas sus especialidades.

En los años 40 surgen las primeras figuras de la voz como Fernando y Carlos Gutiérrez Riaño (Aramis), Tocayo Ceballos, Juan Francisco Reyes, Carlos Arturo Rueda C, entre otros. Ante la conformación de los primeros enlaces, se desarrollaron las nacientes cadenas albergando a esos monstruos de la creatividad y la industria de la radio como fueron Fernando Londoño Henao, en Caracol, Bernardo Tobón De La Roche, en Todelar y los hermanos Roberto y Enrique Ramírez, en R.C.N.

En los 50 llegan a la radio los nombres que se consagraron como íconos de la locución. Verdaderos profesionales que llevaron a los hogares colombianos los momentos más intensos de la vida nacional. Se citan solo algunos nombres, porque la lista completa sería demasiado extensa: Teresa Gutiérrez, Otto Greffeinstein, Carlos Pinzón, Humberto Martínez Salcedo, Hernán Castrillón Restrepo, Jorge Antonio Vega, Pastor Londoño, Gabriel Muñoz López, Sofia Morales, Julio Eduardo Pinzón y Julián Ospina.

Es en 1954 cuando Carlos Pinzón Moncaleano decide crear la Asociación Colombiana de Locutores para profesionalizar la nueva actividad, adquirir conciencia gremial y, lo más importante, para dar brillo a la principal herramienta de los locutores: el idioma español. Con el propósito de cumplir esa misión llamó a su amigo Julio E. Sánchez Vanegas quien fue el primer secretario. Poco a poco lo que se inició como un club de amigos fue adquiriendo fuerza y hacer parte de la ACL se ha convirtió en todo un honor.

De estos dos hombres se pueden escribir muchas páginas relacionadas con la historia de oro de las comunicaciones en Colombia.

Carlos Pinzón ha sido un hombre de mil empresas. Y en todas ha tenido éxito. Podríamos decir que es una especie de Rey Midas de las comunicaciones en Colombia. Inició su actividad profesional en 1948. Ha sido locutor en emisoras de Tunja, Bogotá,

Medellín, Girardot e Ibagué. Ha dirigido pequeñas emisoras y grandes cadenas. Principió como apuntador de un compañía teatral española en Tunja y al presentarse la ausencia de algunos actores, desempeñó papeles secundarios.

Hablar de la trayectoria de Pinzón es relacionarse con toda la actividad de las comunicaciones en Colombia. Fue impulsor del rock and roll, traído de los Estados Unidos en los 50, cuando aquí sólo se transmitían boleros, porros y música vernácula. En los 60 creó grandes programas musicales radiales dedicados a la juventud. En los 70 creó y desarrolló la gran empresa Teletón para dotar a los minusválidos colombianos de un gran centro de rehabilitación. Posteriormente, Pinzón creó el Club de la Televisión una excelente muestra de cómo se pueden utilizar los medios de comunicación en beneficio de los desprotegidos y de la ciudadanía en general.

Julio E. Sánchez Vanegas, hombre de radio, cine y televisión ha sido gran impulsor de las transmisiones internacionales que le han permitido al pueblo colombiano disfrutar los mejores espectáculos del mundo.

Cuenta que en la transmisión de Miss Universo, desde Atenas, había un triple enlace satelital para hacer posible la llegada de la señal a Colombia y estando en plena tarea, luego de una reflexión sobre las dificultades para hacerla posible, se le ocurrió la famosa frase: “Hoy desde Atenas, mañana desde cualquier lugar del mundo”, que se convirtió en el eslogan de su compañía, Producciones JES, en transmisiones internacionales.

Esa reunión de amigos ha recogido frutos permanentemente. La imagen de la ACL se consolida día tras día en Colombia y el exterior.

Después de esa gestión inicial de los fundadores, los presidentes que los han sucedido han sabido dejar muy en alto el nombre de los locutores en Colombia, en su lucha por dignificar la profesión.

Doña Gloria Valencia de Castaño, la primera dama de la Televisión Colombiana, fue la primera mujer que rigió los destinos de la ACL y quien gestó su personería jurídica. Posteriormente han sido presidentes de la ACL: Eucario Bermúdez, hombre de radio, quien al alternar con la televisión, se convirtió en uno de los más enconados defensores de la música nacional desde su programa Tierra Colombiana; Alberto Piedrahita Pacheco, aún hoy es un especialista en las transmisiones deportivas, todo un caballero y modelo para las nuevas generaciones de comunicadores; Fernando González Pacheco, el mejor animador de la televisión colombiana, excelente entrevistador, actor, cantante, animador, torero, narrador taurino, etc., en fin, el hombre más popular de Colombia; Juan Harvey Caicedo, presentador de noticias, cultor del folclor llanero, una connotada voz que permanecerá siempre en el corazón de los colombianos; Javier Hernández Bonett, destacado comentarista deportivo de la radio y la televisión. Y la presidenta actual, Magda Egas, merecedora de todos los galardones establecidos en el país, incansable luchadora, ha logrado comprometer a sus colegas en el objetivo de plasmar una Asociación deliberante que enaltezca la profesión y, a la vez, defienda el idioma dentro de los medios de comunicación del país. Consciente de la importancia del grupo de profesionales que lidera, ha impulsado, para las nuevas generaciones, el desarrollo de varios seminarios sobre el cuidado y manejo de las dos herramientas esenciales del locutor: la voz y el idioma. Gestionó, con el apoyo decidido de la primera dama, doña Lina María Moreno de Uribe y de la ministra de comunicaciones, Martha Elena Pinto de De Hart, ante la Administración Postal Nacional, la edición de una estampilla conmemorativa de los 50 años de la fundación de la ACL, que circuló a finales del 2004.

El talento de los locutores colombianos. se reconoce en todos los continentes. Las principales cadenas y emisoras del mundo han visto pasar y cuentan actualmente entre su nómina a numerosos locutores colombianos: La BBC de Londres, la CNN, la Deutche Welle de Alemania, la RAI de Italia, la Voz de los Estados Unidos, la Voz de Rusia y numerosas estaciones hispanoamericanas fueron y son presentadas por voces colombianas. Entre estas se destacaron y se destacan nombres tales como los de Guillermo León Ruiz, Octavio Rocha, Alejandro Oramas, Luis Carlos Sánchez, René Figueroa, Bernardo Hoyos, Baltasar Botero, Juan Clímaco Arbeláez (quien murió en plena transmisión de un noticiero de la BBC de Londres), Eduardo Aponte Rodríguez, Armando Plata Camacho, Angela Patricia Janiot, Ilia Calderón, Beatriz Gómez, Andrés Salcedo, Eucario Bermúdez, Manolo González, Florentino Mesa y Ricardo Espinosa, entre muchos otros.

Este año de 2005, la Asamblea General de la Asociación aprobó incluir entre sus socios a los comunicadores, profesionales íntimamente vinculados a la locución. De esta manera se fortalece aún más la ACL.

La historia de Colombia no se podría escribir hoy sin mencionar a la ACL, pues las voces de sus locutores han estado presentes en los momentos más importantes de la vida nacional.

Actualmente la Junta Directiva está conformada por: Presidenta: Madga Egas Rivera, Vicepresidente: Jorge Antonio Vega, Secretaria General: Laura Inés Nieto, Tesorero: Jairo Humberto González, Vocales: Juan Monroy Reyes, María Ligia Herrera, Ernesto Castellanos, Alberto Cepeda Zubieta, Amparo Pérez, Adriana Serna, John Anselmo Vargas, Director Ejecutivo: Julio Echeverry, Fiscal: René Figueroa e Intendente: Camilo Contreras.

Nuevos Socios Activos:

Diane E. Coppini Periodista de Entretenimiento y Locutora, con experiencia en la radio desde mayo de 2006, actualmente es presentadora y directora del programa EL BRUNCH de www.superestación.fm que se transmite de 10AM a 12M hora oficial para Colombia (+5GMS) y que es escuchado en más de 60 países a través de la red.

Obtenido de "Asociaci%C3%B3n Colombiana de Locutores y Comunicadores"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Gloria Valencia de Castaño — Este artículo o sección sobre biografías y televisión necesita ser wikificado con un formato acorde a las convenciones de estilo. Por favor, edítalo para que las cumpla. Mientras tanto, no elimines este aviso puesto el 25 de marzo de 2011 …   Wikipedia Español

  • Javeriana Estéreo — Música sin fronteras Área de radiodifusión Departamento de Cundinamarca Departamento del Valle del Cauca Eslogan Música sin fronteras Frecuencia Bogotá = 91.9 FM Cali = 107.5 FM …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.