República Social Italiana


República Social Italiana

República Social Italiana

Repubblica Sociale Italiana
República Social Italiana

Estado títere de Alemania Nazi

Flag of Italy (1861-1946).svg 1943–1945

Flag of Italy (1861-1946).svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Himno nacional: Giovinezza
Ubicación de Italia
Localización inicial, la frontera sur se fue desplazando al norte conforme iban avanzando los aliados
Capital Roma (de iure), Saló (de facto)
45°36′N 10°31′E / 45.6, 10.517
Idioma oficial Italiano
Religión Ninguna oficial
Gobierno Dictadura fascista
Jefe de Estado
 • 1943-1945 Benito Mussolini
Ministro de Defensa
 • 1943-1945 Rodolfo Graziani
Período histórico Segunda Guerra Mundial
 • Establecimiento 23 de septiembre de 1943
 • Captura de Mussolini 25 de abril de 1945
Miembro de: Fuerzas del Eje

La República Social Italiana (en italiano, Repubblica Sociale Italiana), llamada por muchos historiadores República de Saló o República Social Fascista de Saló, fue un Estado creado por Benito Mussolini en el norte de Italia, ocupado por la Wehrmacht alemana, cuando las fuerzas aliadas tomaron el sur del país.[1] Tenía virtualmente su capital en la ciudad de Roma (en Saló, estaba la Agenzia Stefani, que enviaba de allí sus mensajes oficiales a la prensa), y existió entre 1943 y 1945. Mussolini fue su primer y único jefe de Estado.

De régimen fascista, albergaba militares nazi-fascistas de toda Europa: los ultra-derechistas franceses, los nazis alemanes o los cruces flechadas de Hungría, aliados de Hitler.

Su politica economica fue la socialización fascista.

Contenido

Historia

Antecedentes

La República Social Italiana comenzó a gestarse tras la maniobra palaciega que culminó en la destitución y arresto de Mussolini el 25 de julio de 1943. Desde el mismo momento en que tuvo noticia de estos hechos, el dictador alemán Hitler desconfió del nuevo Gobierno de Pietro Badoglio y comenzó a preparar su respuesta ante la inminente capitulación de Italia ante los aliados. Los planes de Hitler incluían, como punto fundamental, la liberación de Mussolini y su restablecimiento en el poder, pese a las reticencias de muchos jerarcas nazis al regreso del Duce: Hitler prefería que un nuevo Estado fascista facilitara la acción de la Wehrmacht en territorio italiano antes que una abierta ocupación que obligara a sus tropas a moverse entre un frente de vanguardia y otro de retaguardia.

Así pues, tras el anuncio oficial de la rendición italiana (8 de septiembre de 1943 [la firma del acta de capitulación se había producido, en realidad, cinco días antes]), las tropas alemanas entraron en Italia, tomando por sorpresa a su desprevenido ejército, mientras el rey Víctor Manuel III y el mariscal Badoglio huían de Roma, dejando el campo abierto al avance germano.

El 12 de septiembre (cuatro días después de anunciarse la capitulación de Italia), un comando alemán, dirigido por el capitán de las SS Otto Skorzeny llevó a cabo la operación Roble, esto es, la liberación de Mussolini de su prisión en Gran Sasso (Apeninos), más concretamente el hotel-refugio de Campo Imperatore donde se hallaba retenido el antiguo dictador. Una vez liberado, Mussolini fue llevado a Alemania, desde donde anunció la creación del Partido Fascista Republicano y, tres días después, la reanudación de la guerra al lado de Alemania y Japón.

El nuevo régimen fascista

De regreso a Italia, Mussolini formó un nuevo Gobierno, compuesto por partidarios del llamado régimen del ventenio (1922-43), el día 23 de septiembre, aunque no pudo cumplir su propósito de situar su capital en Roma, pues los intereses militares alemanes lo desaconsejaban, de forma que la sede del gabinete quedó establecida en Saló (provincia de Brescia).

Al principio, el nuevo Estado de Mussolini se extendía desde la frontera norte de Italia hasta la ciudad de Nápoles. Sin embargo, el día 2 de octubre, la población napolitana se levantó contra las tropas del Eje, obligándolas a retirarse. Por consiguiente, la frontera sur de la República mussoliniana quedó fijada en la línea Gustav, establecida por los alemanes a la altura de Cassino para cerrar a los aliados el camino hacia Roma.

El 1 de diciembre de 1943 el nuevo Estado de Mussolini adoptó oficialmente el nombre de República Social Italiana.

A partir de ahí, el nuevo régimen dictatorial se dedicó a la organización de sus Fuerzas Armadas, a cargo del ministro Rodolfo Graziani, quien sólo logró formar cuatro divisiones de soldados reclutados, en su mayoría, a la fuerza (y, por tanto, propensos a la deserción), que serían adiestrados en Alemania, y que acabarían sirviendo, en la práctica, más para la lucha contra la resistencia partisana que para combatir en el frente, salvo muy contadas excepciones. Además de este ejército regular, se formaron grupos de soldados de la nueva República fascista del más variopinto origen y organización, si bien todas (excepto la división Legione X, creada de forma independiente por el príncipe Valerio Borghese, admirador de los nazis, y a las órdenes directas de éstos) se encuadraban en el marco competencial del Ministerio de Graziani. Mussolini llegó, incluso, a militarizar el propio Partido Fascista, con la creación de las Brigadas Negras Móviles, el 21 de junio de 1944.

También centró el nuevo Gobierno mussoliniano gran parte de sus energías en la represión de los antiguos miembros del Gran Consejo Fascista que habían derrocado al dictador en julio de 1943: el proceso de Verona (8-10 de enero de 1944) supuso la condena a muerte y ejecución de 5 de los citados ex-jerarcas fascistas que se hallaban en poder de sus antiguos correligionarios (un sexto procesado fue condenado a 30 años de reclusión). Entre los ejecutados se encontraba el conde Ciano, yerno del propio Mussolini, contra quien había votado el año anterior. Los 13 antiguos miembros del Gran Consejo Fascista que se hallaban en paradero desconocido fueron condenados a muerte en rebeldía.

Durante la existencia de la República Social Italiana, Mussolini mantendría varias entrevistas con Hitler, siendo la última conocida la que tuvo lugar el 20 de julio de 1944, la tarde posterior al atentado contra el dictador alemán. El Duce solía regresar de tales entrevistas con renovados ánimos sobre un posible vuelco de la situación militar. Sin embargo, la realidad no tardaba en devolverle al más completo pesimismo, acentuado por la evidencia de lo escaso de su autoridad real, así como la de su Gobierno, subordinados a los designios de Berlín, dictados en atención a los intereses estratégicos de la Alemania Nazi, y a menudo incompatibles con los intereses de sus teóricos aliados.

En tal situación, Mussolini trataba de ganarse al pueblo con medidas populistas (muy frecuentemente de imposible realización práctica) como las anunciadas 18 aperturas sociales de Verona, al tiempo que la hiperbólica propaganda organizada por Roberto Farinacci sólo conseguía desacreditar aún más al régimen y aumentar el ya de por sí creciente apoyo del pueblo italiano a los aliados. Las continuas huelgas paralizaban la economía del Estado fascista.

La caída de Mussolini

Tras varios contactos infructuosos del dictador con los partisanos para tratar de negociar la rendición de su Gobierno ante los aliados (contactos que contaron con la mediación del arzobispado milanés), que se vieron impulsados, pese a las reticencias de Graziani, por la noticia de que las tropas alemanas en Italia negociaban su propia rendición a espaldas de Mussolini, el 25 de abril de 1945, coincidiendo con la entrada de los aliados en el valle del Po, estalló la insurrección partisana general en el norte de Italia, que culminó con la toma del poder por parte del Comité de Liberación Nacional de la Alta Italia que, tras proclamar el estado de emergencia, puso fuera de la ley a los dirigentes fascistas, para quienes decretó la pena de muerte.

Mussolini disolvió su Gobierno y trató de escapar a Suiza disfrazado de soldado alemán. Sin embargo, fue reconocido y capturado por un grupo de partisanos el 27 de abril, siendo ejecutado al día siguiente junto con su amante Clara Petacci, que le acompañaba en su frustrada huida.

El 29 de abril de 1945, el mariscal Graziani, que había sido capturado por los aliados, rubricó por poderes la llamada rendición de Caserta, capitulación oficial de las tropas alemanas en Italia, así como del ejército de la República Social Italiana (siendo este último punto el de incumbencia de Graziani). Este documento selló el fin de la República fascista.

Referencias

  1. «1945: Mussolini fuzilado» (en portugués). Deutsche Welle 27.04.2006 (2006). Consultado el 25/12/2007.

Véase también

Enlaces externos

Commons

Obtenido de "Rep%C3%BAblica Social Italiana"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • República romana tardía — República de Roma ← …   Wikipedia Español

  • República de La Boca — Saltar a navegación, búsqueda Casa típica del barrio La Boca República de La Boca es la denominación de varias asociaciones civiles culturales y recreativas que históricamente tuvieron como sede el barrio de La Boca de la ciudad de …   Wikipedia Español

  • República de Ragusa — Saltar a navegación, búsqueda Respublica Ragusina Dubrovačka Republika República de Ragusa …   Wikipedia Español

  • República romana media — Contenido 1 Expansión Mediterránea República romana media (281 a. C. – 148 a. C.) 1.1 Desequilibrio económico y social 1.2 Guerra Pírrica (280–275 a. C.) …   Wikipedia Español

  • Resistencia italiana — Saltar a navegación, búsqueda Para otros usos de este término, véase Resistencia. Bandera de los Arditi del Popolo. Este grupo formó parte de la Resistencia italiana. Su símbolo era el hacha que corta los fasces (símbolo, a su vez, del fascismo) …   Wikipedia Español

  • Aeronáutica Cobeligerante Italiana — Aeronautica Cobelligerante Italiana Activa Septiembre de 1943 País …   Wikipedia Español

  • Aviación Cobeligerante Italiana — Saltar a navegación, búsqueda La Aviación Cobeligerante Italiana (Aviazione Cobelligerante Italiana, o ACI), o Fuerza Aérea del Sur (Aeronautica del Sud), fue la Fuerza Aérea del gobierno realista de Badoglio. La ACI fue formada en el sur de… …   Wikipedia Español

  • Repubblica Sociale Italiana — significa literalmente República Social Italiana , pero en los libros de historia se le llama República de Saló. Fue creada por Benito Mussolini y estableció como capital la ciudad de Saló, donde se exiliaba Mussolini. Esta república era fascista …   Enciclopedia Universal

  • Salò, República de — ► Nombre de la República Social Italiana (septiembre 1943 marzo 1945) fundada por Mussolini en la población lombarda de Salò …   Enciclopedia Universal

  • Alternativa Europea-Liga Social Republicana — AE LSR sistematizó su ideario en el libro “Fascismo Rojo” (1998) y en el texto “Un Modelo de Partido”. En estos documentos se desvela su inspiración en el fascismo radical y su admiración por la República Social Italiana del Mussolini más… …   Enciclopedia Universal


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.